March 29, 2021
De parte de Kurdistan America Latina
68 puntos de vista


Las Fuerzas de Seguridad Interna del norte y del este de Siria iniciaron ayer una operación humanitaria y de seguridad en el campamento de refugiados de Al Hol, con el apoyo de las Fuerzas Democráticas de Siria (FDS) y las Unidades de Protección del Pueblo (YPG/YPJ).

Las fuerzas de autodefensa de Rojava intentan “limpiar” el campamento de mercenarios del Estado Islámico (ISIS), para lo cual desplegaron a seis mil milicianos. Al final del primer día de la operación, se confirmó la detención de nueve personas vinculadas al grupo terrorista. Entre los detenidos se encuentra Abu Seed El Iraqi, uno de los principales reclutadores de ISIS.

Durante esta jornada, las Fuerzas de Seguridad Interna revelaron el descubrimiento de un túnel secreto excavado dentro del campamento, que consta de ocho distritos. Además, en el operativo de hoy se detuvo a muchos sospechosos asociados a ISIS, se confiscó la ropa militar que escondían los mercenarios y se incautaron numerosos ordenadores portátiles y teléfonos.

En una entrevista con la agencia de noticias ANF, el portavoz de las YPG, Nuri Mehmud, recordó que en Al Hol viven familias de ISIS que se encontraban en las zonas de Baghouz y Hajin, donde el Estado Islámico fue derrotado militarmente. “La mentalidad del ISIS sigue existiendo aquí –aseguró Mehmud-. Hay células clandestinas del ISIS en el campamento. Una gran parte de los habitantes del campamento son niños que corren el riesgo de ser influenciados por ISIS. Si no se controla, existe el riesgo de que una nueva generación de terroristas crezca aquí”.

El portavoz de las YPG indicó que la actual operación “está dirigida contra las actividades terroristas en el campamento. Los miembros de ISIS crearon sus propios tribunales de justicia, lo que es extremadamente peligroso para la población del campamento. Existe el riesgo de que el terror se extienda fuera del campamento. 47 personas han sido asesinadas desde principios de año. La operación que hemos lanzado está dirigida contra este riesgo potencial”.

“Al mismo tiempo –agregó Mehmud-, se pretende acabar con la influencia de ISIS en la población del campamento. Esencialmente, se trata de proteger a la gente de la mentalidad del ISIS. Ese es nuestro objetivo”.

El portavoz de las YPG consideró que la operación durará, al menos, dos semanas. “El campamento de Al Hol no es una prisión –detalló-. Organizaciones internacionales y periodistas vienen a visitarlo. Debe haber un sistema legal internacional para el campamento. Una gran parte de la población del campamento no procede de Siria, sino del extranjero. Desde el punto de vista del derecho internacional, su situación no está clara y muchos de ellos siguen ideas peligrosas. Se han tomado serias precauciones de seguridad. La Administración Autónoma (AANES) se ocupa del campamento según sus posibilidades. Se trata de una pesada carga para la Administración Autónoma y las fuerzas de seguridad”.

Mehmud advirtió que ante lo que sucede en el campamento, “la comunidad mundial no asume su responsabilidad” y “toda la carga recae sobre” la AANES. “Muchas personas en el campamento sufren de angustia psicológica y fobias, algunas incluso creen que cualquiera que no esté de acuerdo con ellos debe morir –puntualizó-. Se necesita mucha fuerza para evitar este peligro. Eso no puede dejarse solo en manos de la Administración Autónoma, a las FDS, las YPG o las YPJ. La comunidad mundial debe encontrar una solución para ello. Eso no ha ocurrido hasta ahora”.

En la actualidad, más de 60.000 personas permanecen en el campamento de Al Hol, y los niños constituyen la mayoría de la población. En el lugar, los policías de ISIS -llamados Al Hesbe- establecieron sus propios tribunales especiales. Al mismo tiempo, enseñan a los niños del campamento los preceptos del Estado Islámico. Para la AANES, esto representa una gran amenaza para la región y el mundo.

Para ver video, click aquí

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

<!–

–>




Fuente: Kurdistanamericalatina.org