October 29, 2021
De parte de La Haine
168 puntos de vista

El eventual triunfo del candidato del pacto Apruebo Dignidad (AD), Gabriel Boric, a solo semanas de la primera vuelta presidencial en Chile (19 de noviembre), ha generado, como era de esperar, una feroz reacci贸n de parte de los grandes grupos econ贸micos y medi谩ticos del pa铆s, tild谩ndolo de falta de experiencia, de extremo, de ignorante, sin conocimiento en econom铆a y de tantos otros lugares comunes de la derecha tecnocr谩tica neoliberal.

Incluso, ante la desesperaci贸n de estos grupos dentro de un momento pol铆tico completamente adverso a sus intereses, luego de las aplastantes derrotas que ha tenido la derecha institucional en las 煤ltimas elecciones, est谩n levantando e inflando cada vez con m谩s fuerza, la candidatura de ultraderecha de Jos茅 Antonio Kast, representante del pinochetismo y del negacionismo, a trav茅s de un discurso de odio de manual, que busca la polarizaci贸n del pa铆s entre dos supuestos bandos (patriotas versus anti-patriotas).

El problema para ellos es que, m谩s all谩 del intento descarado de posicionar a Kast en las encuestas, estos comicios no son como cualquier otro. M谩s all谩 de que vuelvan a usar la b谩sica estrategia de campa帽a del terror, de que llegado Boric a la presidencia nos convertiremos r谩pidamente en la Venezuela de Maduro, o en un pa铆s dominado por la violencia de ciertos grupos, no solo no es cre铆ble sino que se desenmascar贸 completamente con la masiva revuelta social del a帽o 2019.

Por lo mismo, resulta atemporal que Kast y los grandes grupos econ贸micos crean que se debe 鈥渞ecuperar鈥 Chile, a trav茅s de una necropol铆tica del orden p煤blico, que niega derechos humanos b谩sicos y propone la reducci贸n del Estado al m铆nimo, buscando as铆 proteger los privilegios de una elite que ha secuestrado la democracia por m谩s de 30 a帽os.

Lo que se ha estado pidiendo en Chile es justamente lo contrario, m谩s a煤n en este contexto de pandemia. Es decir, desconcentraci贸n del poder pol铆tico y econ贸mico, fortalecimiento del Estado, apoyo real a las peque帽as empresas, fin a las AFP, consideran un derecho humano el agua, el fin de la deuda universitaria, un sistema universal de salud, el reconocimiento de los pueblos ind铆genas, el fin a las zonas de sacrificio, y la refundaci贸n del cuerpo de Carabineros.

No ver aquello es negarse a un proceso en curso, sin vuelta atr谩s, en donde los movimientos sociales y millones de personas llevaron a la clase pol铆tica a generar las bases institucionales para que el pueblo decidiera si quer铆a o no una nueva Constituci贸n, devolvi茅ndole as铆 la dignidad perdida con el golpe de Estado de 1973 y luego con una transici贸n democr谩tica pactada, que fue m谩s una transacci贸n entre la derecha y una izquierda social de mercado.

Ante esto, el tremendo apoyo que est谩 recibiendo Gabriel Boric tiene relaci贸n con su propia lucha contra el neoliberalismo, al haber sido parte fundamental del movimiento estudiantil universitario del a帽o 2011 contra el lucro en la educaci贸n, como vocero de la Confederaci贸n de Estudiantes de Chile (CONFECH), en compa帽铆a de dirigentes como Giorgio Jackson y Camila Vallejo, con quienes llegar铆a despu茅s a ser diputado.

Asimismo, el apoyo que ha recibido tiene relaci贸n tambi茅n con su propia procedencia de la regi贸n de Magallanes, la cual lo ha llevado a tener un discurso cr铆tico del centralismo en Chile, el cual viene desde los inicios del Estado Unitario de Chile, en donde Santiago ha impuesto su orden y ha saqueado las riquezas naturales del resto de las regiones.

De ah铆, que haya tomado las banderas de la educaci贸n p煤blica y la descentralizaci贸n todos estos a帽os en el Parlamento, y se haya sumado a otras luchas tambi茅n (feminista, disidencias sexuales, socioambiental, mapuche), formando primero el Frente Amplio (FA) y luego siendo parte del Pacto Apruebo Dignidad (Partido Comunista, Revoluci贸n Democr谩tica, Convergencia Social, Comunes, Federaci贸n Regionalista Verde Social, Movimiento Unir, Fuerza Com煤n, Acci贸n Humanista, Izquierda Cristiana de Chile).

No es de extra帽ar, entonces, que el plan de gobierno que propone Boric se planteen demandas hist贸ricas, como un nuevo modelo econ贸mico justo y sustentable, una reforma tributaria que apunte a los s煤per ricos, un sistema nacional de cuidados, un sistema de seguridad Social, la transici贸n energ茅tica, una cultura de cuidados colectivos de salud mental, y un plan nacional de derechos sociales LGBTIAQ+, entre muchas otras.

No obstante, se hace fundamental tambi茅n en la campa帽a presidencial darle mucho m谩s 茅nfasis a lo que est谩 pasando en la Convenci贸n Constituyente en curso, la cual ya se encuentra trabajando en los contenidos a trav茅s de distintas comisiones, para contrastar as铆 la campa帽a de desprestigio de los grandes grupos medi谩ticos a este nuevo 贸rgano democr谩tico, en donde Kast ha sido uno de sus principales voceros.

Si bien se entiende que Gabriel Boric no quiere interferir en ese proceso constituyente, es fundamental mostrar el car谩cter hist贸rico de lo que est谩 pasando en Chile, y c贸mo la pr贸xima elecci贸n presidencial es quiz谩s la m谩s importante de todas, ya que quien salga elegido ser谩 quien firme la nueva Constituci贸n, luego de ser aprobada por el pueblo en un nuevo plebiscito.

En consecuencia, seremos testigos del fin de la Constituci贸n de Augusto Pinochet y de la transici贸n, la cual no se quiso cerrar por d茅cadas. Ahora es el momento de cambiar Chile y sumarse a este proyecto transversal y transformador de Apruebo Dignidad, encabezado por Gabriel Boric, dejando de lado purismos ideol贸gicos e identitarios de ciertas izquierdas, que pareciera que tampoco entienden el momento hist贸rico que estamos viviendo como pa铆s.

La Haine




Fuente: Lahaine.org