October 7, 2021
De parte de SAS Madrid
301 puntos de vista


El consejero de Sanidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, se ha negado a responder este jueves en el pleno de la Asamblea regional sobre el superávit de 821 millones de euros con el que cerró el Servicio Madrileño de Salud (Sermas) el año de la pandemia. Preguntado por el diputado de Más Madrid Eduardo Gutiérrez, aseguró que el dato, publicado por infoLibre, es “falso” y producto de una “filtración interesada”. La información se basa en la cuenta de resultados y la memoria que la propia consejería distribuyó entre la veintena de miembros del consejo de administración del Sermas.

Según Ruiz Escudero, el documento tiene un “logo antiguo”, de hace seis años, que no se corresponde con la actual denominación de la viceconsejería de asistencia sanitaria. Lo que el consejero no mencionó es que los metadatos de ese PDF indican, sin posibilidad de falsificación, que fue creado por una funcionaria de ese departamento cuatro días antes de que se celebrara el consejo de administración donde se aprobaron las citadas cuentas, el pasado 24 de mayo. Y que ésos fueron los documentos que recibieron sus miembros, desde directores generales hasta presidentes de colegios profesionales del ámbito sanitario y representantes sindicales. “¿Significa eso que la consejería ha engañado al consejo de administración del Sermas?”, preguntó el diputado de Más Madrid al consejero.

Ruiz Escudero no negó el resultado positivo de 821 millones de euros, sino que se limitó a explicar la diferencia entre contabilidad financiera y presupuestaria y a acusar a Eduardo Gutiérrez de “mezclar” ambos conceptos. También aseguró que el dato era “una información sin contrastar”. Este periódico intentó durante tres semanas obtener una confirmación de la consejería, que en ningún momento proporcionó.

Eduardo Gutiérrez acusó al consejero de Sanidad de haber “guardado en una caja” los 821 millones de euros mientras en Madrid se vivía una auténtica “tragedia” por culpa del covid. “¿Para que ha guardado ese dinero, para las rebajas fiscales que le exige Vox o para pagar las deudas con los concesionarios de los hospitales privados?”, volvió a preguntar el diputado, para quien el comportamiento del Gobierno regional “merece no sólo una sanción ética, sino también judicial”.

El Sermas no sólo terminó el año de la pandemia con superávit, sino que además fue el mejor resultado en muchos años, pese al enorme gasto que le supuso el covid-19. Las cifras llaman más la atención si se comparan con los números rojos de 886,85 millones con que cerró 2019. El Sermas no había cerrado con unas cifras tan abultadas ni siquiera en los años en que acabó el ejercicio en negro. Según los informes de fiscalización de la Cámara de Cuentas autonómica, en 2018 ganó 43,85 millones, en 2017 57,27 millones y en 2016, 11 millones de euros. En 2015 perdió 192 millones.

Provisiones de otros 837 millones

La consejería no explicó en su día a infoLibre ni este jueves en la Asamblea el origen de ese resultado y por qué no se gastó en medio de la tormenta que sufrió la sanidad madrileña el año pasado. En su memoria financiera, el Sermas sólo menciona la obviedad de que “los ingresos han sido superiores a los gastos”. En efecto, los ingresos totales del Sermas crecieron en 2020 un 32,06%, pues sumaron 2.782,46 millones más que en el ejercicio anterior. A su vez esa alza se debe a que las transferencias y subvenciones se elevaron un 22,72%: 1.955,61 millones más que en 2019. Otra partida que creció el año pasado fueron los “excesos de provisiones”, que alcanzaron los 837,12 millones de euros.

Por su parte, los gastos totales ascendieron a 10.638,85 millones, un 11,23% más que en 2019. De ellos, corresponden a gastos de personal 3.965,37 millones de euros, por lo que aumentaron un 7,88% en el ejercicio de la pandemia. También aumentaron los aprovisionamientos, una factura de 4.065,68 millones de euros que creció un 18,6%, más del doble que los gastos de personal.

Enlace relacionado InfoLibre.es (07/10/2021).




Fuente: Sasmadrid.org