April 14, 2022
De parte de Avispa Midia
2,432 puntos de vista

La comunidad gar铆funa de San Juan y Tornab茅, de la ciudad de Tela, solicit贸 ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) una condena al Estado de Honduras por el despojo, la falta de protecci贸n de sus territorios ancestrales y la amenaza a sus l铆deres. 

Durante la audiencia p煤blica y virtual de la Corte IDH, llevada a cabo a principios de abril, los testimonios que se presentaron coincidieron en la exigencia al Estado del t铆tulo de propiedad colectiva y que se reconozca la totalidad de sus tierras y territorios ancestrales.

En 1997 la comunidad de San Juan present贸 una solicitud de titulaci贸n por toda la extensi贸n de sus tierras y territorios adjuntando la documentaci贸n correspondiente, pero el Estado argument贸 el extrav铆o del expediente. 

En el 2003 las comunidades gar铆funas acudieron al sistema interamericano para buscar la reivindicaci贸n de sus territorios y su derecho a la consulta en la ejecuci贸n de proyectos y dem谩s decisiones. 

La demanda actual alega que en el 2000 el Instituto Nacional Agrario otorg贸 un t铆tulo reconociendo una porci贸n del territorio ancestralmente reclamado, pero el Estado no ha cumplido con titular la totalidad del territorio de la comunidad, lo cual ha impedido que los gar铆funas usen y gocen de sus tierras en forma pac铆fica. 

En este escenario de falta de seguridad jur铆dica, los t铆tulos se han dado a terceros ajenos a la comunidad y con proyectos hoteleros; para la ampliaci贸n del casco urbano de la Municipalidad de Tela; y la creaci贸n de un Parque Nacional en el territorio reivindicado por la comunidad.

Jorge Mesa, Coordinador de Casos en la Corte, explic贸 que de acuerdo a los testimonios de los l铆deres, recolectados de sus ancestros, la comunidad de San Juan ocup贸 hist贸ricamente una extensi贸n de 1.770 hect谩reas 鈥渃on l铆mites claramente establecidos鈥. 

En el 2000 el Estado otorg贸 un t铆tulo de propiedad de 328 hect谩reas pero solo titularon 63 y el resto permanece en manos de particulares como empresas y personas no ind铆genas. Mientras los proyectos de particulares se establecieron sin una consulta previa, libre e informada. 

A esto se suman hechos de violencia cometidos a miembros de la comunidad por la reclamaci贸n de su tierras y la ejecuci贸n extrajudicial de dos de sus miembros por parte de agentes estatales.

No son escuchados

Se dice que la comunidad gar铆funa lleg贸 a Honduras en el siglo XVIII con los esclavos africanos y naufragaron cerca de la isla de San Vicente, a 140 kil贸metros de distancia por carretera, de San Juan. 

Esmeralda Arz煤 Herrera naci贸 y ha vivido durante sus 60 a帽os de vida en la comunidad San Juan tambi茅n conocida Dur煤buguti-Beibei (debido a la abundancia de uvas de playa). 

Esmeralda fue la primera testigo ante la Corte IDH en la pasada audiencia donde dijo desconocer el mapa de la delimitaci贸n de su comunidad que le presentaron, pues no hubo una consulta para realizarlo. Explic贸 que como pueblos ancestrales los l铆mites de sus territorios tienen referencia al norte del Mar Caribe, al sur con la l铆nea f茅rrea, al este con la Barra de San Juan. 

鈥淓l territorio es importante para la comunidad, es nuestra vivienda, todo lo que est谩 dentro: el lago, el mar, la tierra. No nos escuchan. Se hicieron gestiones pero no se ha resuelto por el Estado鈥, a pesar de realizar lo correspondiente en el Ministerio P煤blico. 

En la participaci贸n de otro miembro activo de la comunidad, Wilfredo Guerrero, de nuevo se trat贸 el tema del racismo, la omisi贸n de sus denuncias, 鈥渘o nos escuchan鈥; as铆 como la migraci贸n forzada por estos conflictos y que, adem谩s, no se les permite ni pescar. Hizo especial hincapi茅 en el asesinato de integrantes de su comunidad. 

El 26 de febrero de 2006, Gino Eligio L贸pez y Epson Andr茅s Castillo, miembros de la comunidad, murieron asesinados por agentes policiales. El uso de la fuerza letal no pudo ser justificado, adem谩s de ser calificado como innecesario, desproporcionado y carente de un fin leg铆timo. 

En esta audiencia el representante del Estado, Nelson Molina, confirm贸 que el expediente agrario con las mediciones hechas por el gobierno de Honduras se encuentra extraviado.

225 a帽os y sigue el hostigamiento

鈥淓s un hecho no controvertido que la comunidad gar铆funa de San Juan no cuenta con un t铆tulo de propiedad colectiva que reconozca la totalidad de sus tierras y territorios ancestrales鈥, concluy贸 la Corte Interamericana. 

A menos de 24 horas de la audiencia, celebrada el 4 y 5 de abril, se presentaron agentes de seguridad nacional en la comunidad de San Juan con un citatorio por usurpaci贸n. 鈥淧ara el Poder Judicial somos garinagu extranjeros, basta ya de expulsi贸n鈥, public贸 en redes sociales Organizaci贸n Fraternal Negra Hondure帽a (Ofraneh). 

El 12 de abril, la comunidad gar铆funa cumpli贸 225 a帽os de su presencia en Honduras y 鈥渓a expulsi贸n sigue鈥, expuso Ofraneh, 鈥渆s claro el mensaje brindado por el Poder Judicial al entregar una citatoria en Durugubuti, San Juan Tela, acusando de nuevo a la comunidad por invadir su propio territorio鈥.

Miriam Miranda, defensora de los derechos humanos, record贸 que son m谩s de dos siglos del pueblo gar铆funa en el pa铆s centroamericano, sin embargo no se concede el derecho sobre el territorio, 鈥渘o hay nada que celebrar, pero s铆 much铆simo por qu茅 luchar鈥, exclam贸. 

El a帽o pasado en el 224 aniversario de la presencia del pueblo Gar铆funa en Honduras, la Ofraneh denunci贸 amenazas sobre un tercer destierro violento e intencional por parte del Estado de Honduras para favorecer intereses econ贸micos.

De forma previa (2021), la Corte emiti贸 dos sentencias condenatorias contra el Estado de Honduras con el caso de Punta Piedra y Triunfo de la Cruz, que no han sido cumplidas a la fecha.




Fuente: Avispa.org