November 22, 2021
De parte de Nodo50
137 puntos de vista


Albino Prada, Consejo Cient铆fico de Attac. Publicado originalmente para infoLibre.

Analistas de ordinario l煤cidos estos d铆as asumen el relato de la escasez para definir la situaci贸n post pand茅mica cuando se refieren a los camioneros, a los contenedores, a los microprocesadores, al gas natural y a numerosos productos. Porque no hay suficientes o se encarecen de forma alarmante. O las dos cosas a la vez.

Quiz谩s podr铆a uno tranquilizarse considerando todo este foll贸n un mero desajuste temporal. A causa de que el desplome de actividad, movilidad y consumo fue tan dr谩stico durante 2020 (pandemia y medidas de confinamiento) que acomodar de nuevo toda la maquinaria productiva y log铆stica en la segunda mitad de este a帽o 2021 para recuperar a toda pastilla el ritmo previo se enfrentar铆a a cuellos de botella f谩cilmente comprensibles. Si todo se redujera a eso, como nos quieren hacer creer algunos Bancos Centrales y organismos multilaterales, la cosa ser铆a manejable. Despu茅s de las turbulencias, volver铆amos a la normalidad.

Pero es justo ese regreso a la normalidad lo que supone una contradicci贸n y una amenaza, que los actuales 鈥渃uellos de botella鈥 intentan transmitirnos. 驴No ser铆a m谩s sensato interpretarlos como recordatorios de nuestros despilfarros estructurales m谩s que de una escasez coyuntural? 驴No estaremos, con el relato de la escasez, neg谩ndonos a ver otros caminos, otras alternativas que el regreso al pasado? Intentar茅 explicarme refiriendo los s铆ntomas que estos d铆as creo que aparecen desenfocados.

Algunos s铆ntomas

Se habla de que en toda Europa hay una escasez galopante de camioneros para cubrir las necesidades log铆sticas del transporte por carretera. Pero, digo yo, 驴no ser谩 que esas necesidades est谩n desbocadas en la medida en que el ferrocarril no tiene la cuota que el sentido com煤n y la transici贸n energ茅tica nos reclaman? 驴No ser谩 que por la flexibilidad y devaluaci贸n laboral del cami贸n condenamos a la desaparici贸n a un medio alternativo que ahorra combustible y da帽os ambientales? Un medio alternativo que s铆 nos permitir铆a de inmediato evitar unos combustibles f贸siles que, adem谩s, van a ser disputados a cara de perro por la eclosi贸n de la demanda asi谩tica.

驴No ser谩 que estamos generando una burbuja de distribuci贸n minorista online puerta a puerta mientras mantenemos los centros comerciales con aparcamientos masivos y reducimos el comercio de proximidad apenas a bares, peluquer铆as y, de momento, farmacias? S铆, donde otros anotan problemas de escasez para distribuir lo que necesitamos yo observo un descomunal despilfarro.

Se habla de que se est谩n disparando los costes del tr谩fico de contenedores por v铆a mar铆tima y los retardos en el mismo por problemas de escasez de cajas y de embarcaciones. 驴Y no ser谩 m谩s bien que tenemos un modelo de deslocalizaci贸n global 鈥揷entr铆peto hacia el Pac铆fico鈥 basado en buscar salarios de miseria y normativas (ambientales, sociales, fiscales, etc.) permisivas que nos ven铆amos saltando gracias a un modelo de transporte depredador de recursos f贸siles y del equilibrio clim谩tico del planeta? Por ejemplo para disfrutar del 煤ltimo modelo de zapatilla deportiva que promociona el actual campe贸n deportivo fulanito.

Ser谩 que padecemos una escasez de microchips (para coches, videoconsolas, electrodom茅sticos,鈥)鈥 驴o un derroche por obsolescencia programada de los modelos que dejan de ser los que marcan la referencia de prestigio para el consumismo? Un consumismo que supone un despilfarro de materiales y recursos energ茅ticos que dif铆cilmente podemos generalizar al conjunto de una poblaci贸n mundial que animamos a participar en el fest铆n navide帽o, vacacional (aqu铆 con el regreso bul铆mico a un derroche de transporte a茅reo 鈥渂arato鈥 imposible de racionar) o permanente online.

De nada nos va a valer el haber trasladado todo esto a la f谩brica asi谩tica del mundo si por la otra puerta hemos catapultado a China como el mayor importador de petr贸leo y de gas natural del mundo.

Es entonces que el descontrol del precio del cada vez m谩s escaso gas natural no ser铆a m谩s que la punta del iceberg de una m谩xima presi贸n combinada sobre unos recursos f贸siles que siguen siendo el gran negocio de los oligopolios globales de los carburantes y de la electricidad. Siendo el gas natural el recurso que cierra a escala global el actual dilema entre los m谩s contaminantes (carb贸n, fuel, gasolinas) y las ahora llamadas energ铆as limpias (que mezclan lo nuclear con las renovables) para producirla. Un dilema especulativo incluso con los llamados derechos de emisi贸n. Con el efecto inducido de una bomba de inflaci贸n que amenaza con extenderse por todas nuestras econom铆as.

La enfermedad

En todo lo que precede nos vemos arrastrados por sistemas log铆sticos a la medida de un suministro just-in-time, es decir evitando al m谩ximo los costes del almacenamiento de stocks, pero con grav铆simos problemas de resiliencia (como padecimos en la pandemia) ante shocks externos y que, a mayores, desplazan como 鈥渋neficientes鈥 otras alternativas de transporte menos despilfarradoras de recursos naturales.

Una organizaci贸n de la producci贸n (sistemas y suministros) al servicio de unas cadenas de automatizaci贸n que consiguen sus m铆nimos costes a costa de una depredadora y despilfarradora gesti贸n de los recursos materiales, energ茅ticos y humanos. Y no digamos del equilibrio clim谩tico del planeta.

No estamos ante una m谩s o menos 贸ptima gesti贸n de la escasez como mantienen con arrogancia los economistas sist茅micos, sino de un can贸nico 鈥Despilfarro de las Naciones鈥 como titul茅 recientemente en un ensayo. Sosten铆a Gandhi que 芦si la mitad de los recursos del planeta han sido necesarios a Gran Breta帽a para ser lo que es actualmente, 驴cu谩ntos planetas ser铆an necesarios para la India?禄. A帽ado yo, 驴cu谩ntos para que en China alcancen ese consumismo?

No queda otra que darnos una cura social de humildad en relaci贸n a nuestro consumismo bul铆mico, al tiempo que cambiamos una globalizaci贸n nada resiliente al servicio de una minor铆a de milmillonarios, por una relocalizaci贸n de proximidad de los bienes y servicios que consideremos esenciales. Sin duda los alimentarios, pero tambi茅n los energ茅ticos, los sanitarios o los del mundo digital. Para hacerlo tenemos que considerar despilfarro lo que nos quieren hacer creer que es escasez.

ATTAC no se identifica necesariamente con las opiniones expresadas en los art铆culos, que son responsabilidad de los autores de los mismos.




Fuente: Attac.es