November 8, 2021
De parte de Jjmlsm
366 puntos de vista


Georges Yvetot (Vida y obra)

Georges Louis François Yvetot (1898-1942). Nació el 20 de julio de 1868 en Paris, Isla de Francia, (Francia) y murió el -11 de mayo de 1942 en Paris, Isla de Francia, (Francia).

Fue un tipógrafo francés, anarcosindicalista y antimilitarista. Fue secretario general de la â€œFederación de las Bolsas de travail” (Federación de Consejos Obreros) y secretario general de adjunto de la Confederación General del Trabajo (CGT) en el período m previo a la Primera Guerra Mundial (1914-1918). Mantuvo un perfil bajo durante la guerra y en 1918 fue destituido de la dirección de la CGT. Después de la guerra contribuyó a muchas revistas anarquistas. Murió en la pobreza durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945).

Primeros años

Georges Louis François Yvetot nació en París, Isla de Francia, (Francia) el 20 de julio de 1868 de padre de origen normando. Nació en el cuartel de Minimes, donde su padre era gendarme. Su madre murió, y luego su padre, cuando él era joven. Fue criado por los “Hermanos de la Doctrina Cristiana y el centro Auteuil” para aprendices de huérfanos, donde se formó como tipógrafo de 1880 a 1887. Contrajo tuberculosis pulmonar y, por lo tanto, no fue obligado a servir en el ejército. De 1887 a 1894 trabajó como tipógrafo para â€œLa Patrie” , aceptando un salario por debajo del estándar.[1]

Líder sindical de antes de la guerra

Yvetot se convirtió en anarquista bajo la influencia de Fernand Pelloutier, a quien ayudó como tipógrafo en el â€œOuvrier des Deux Mondes”. Trabajaba en el â€œPetit Soir” cuando murió Pelloutier, y lo sucedió como secretario general de la â€œFédération des Bourses” el 22 de mayo de 1901.[1] Fue nombrado con la ayuda de los socialistas Jean Allemane y Paul Brousse.[2] Fue reelegido en este puesto, con títulos ligeramente diferentes, por cada congreso hasta el comienzo de la Primera Guerra Mundial (1914-18). Su comportamiento agresivo y apariencia física le valió el apodo de “bulldog”. Era un seguidor de Pierre-Joseph Proudhon como anarquista, y siguió siéndolo después de convertirse en sindicalista. Se mostró muy reacio a la fusión de la â€œFédération des Bourses” con la CGT en el 9º congreso de Niza, Alpes Marítimos, Provenza-Alpes-Costa Azul, (Francia) en septiembre de 1901.[1]

Desde el Congreso de Montpellier, Hérault, Occitania, (Francia) de la CGT en septiembre de 1902, el secretario de la sección â€œBourses” fue automáticamente secretario del GCT, y así en el título fue el segundo en la dirección sindical. Yvetot presentó el informe sobre la Federación o Sección de las â€œBolsas” en los congresos de la CGT en Niza, Alpes Marítimos, Provenza-Alpes-Costa Azul, (Francia) (septiembre de 1901), Argel, (Argelia), (septiembre de 1902), Bourges, Cher, Centro-Valle del Loira, (Francia), (septiembre de 1904) y Amiens, Somme, Alta Francia, (Francia), (octubre de 1906). No asistió al congreso de Marsella, Bocas del Ródano, Provenza-Alpes-Costa Azul, (Francia) en octubre de 1908 desde que fue encarcelado. Asistió a los congresos de la CGT en Toulouse, Alto Garona, Occitania, (Francia), (octubre de 1910) y Le Havre, Sena Marítimo, Normandía, (Francia), (Septiembre de 1912). En estos dos congresos también se informó sobre la â€œVoix du Peuple”. Yvetot representó al sindicalismo francés en varias conferencias internacionales en los años de entreguerras.[1]

En diciembre de 1902, Yvetot fue uno de los fundadores de la â€œLigue antimilitariste”, junto con sus compañeros anarquistas Henri BeylieParaf-JavalAlbert Libertad y Ã‰mile Janvion. Esta se convertiría en la sección francesa de la “Association internationale antimilitariste” (AIA), que fue objeto de una intensa vigilancia policial. [3] La AIA estaba abierta a trabajadores de todas las inclinaciones políticas, incluidos socialistas, sindicalistas y anarquistas. Yvetot escribió en el boletín de la AIA:

“No hay necesidad más urgente que la propaganda antimilitarista … Por eso, fuera de los grupos políticos, fuera incluso de los grupos económicos, la AIA realmente tiene su razón de ser”. [4] 

Del 26 al 28 de junio de 1904, la AIA celebró su congreso de fundación en Amsterdam, Holanda Septentrional, (Países Bajos), con una delegación de 12 miembros de Francia. â€œL’Ennemi du Peuple” informó que hubo 4.500 asistentes en la última reunión pública, pero esto probablemente sea una exageración. El congreso estuvo dominado por anarquistas, pero también incluyó a sindicalistas y comunistas. La cuestión de si la denegación del servicio militar debería ser una estrategia de AIA fue objeto de debates acalorados. Yvetot y Miguel Almereyda (Eugène Vigo) lideró la sección francesa y formaron parte del comité de la AIA. [4]

Aunque técnicamente no está vinculado a la CGT, la AIA trasladó su sede al edificio de la CGT y tenía muchos de los mismos miembros. [2] No todos los miembros de la CGT compartían el antimilitarismo intransigente de Yvetot. Así, Louis Niel escribió en 1905 que “en caso de guerra, no creo que hoy sea posible una huelga general”.[5] Niel pensó que valía la pena luchar por las libertades que se logró en el país de uno cuando estaban amenazados de destrucción por un país más reaccionario. Yvetot rechazó esto, afirmando sin rodeos:

“Los trabajadores pueden ser patriotas si tienen el temperamento de los perros”.[6] 

En el congreso de Amiens de 1906 de la CGT, Yvetot logró aprobar una moción fuertemente antipatriótica, a pesar de la resistencia de la dirección. [1]

Yvetot se opuso al arbitraje obligatorio y exigió la libertad de huelga. Yvetot siempre defendió enérgicamente la independencia del sindicalismo de los partidos políticos y se opuso a cualquier acuerdo con el Partido Socialista. A menudo fue arrestado y condenado por su propaganda y pasó varios períodos en prisión. [1] Así, en 1906, Yvetot, Louis Grandidier y Gustave Hervé fueron encarcelados por actividades antimilitaristas.[7] 

Yvetot dirigía una organización llamada â€œSou du Soldat”.(El cuarto del soldado) que en teoría ayudó a los jóvenes sindicalistas enviándoles pequeñas cantidades de dinero cuando fueron reclutados en el ejército. La policía vio que el objetivo de la organización era difundir propaganda revolucionaria entre las tropas. 

En la primavera de 1913, los reclutas se manifestaron contra una extensión de la duración de su servicio militar, y el 1 de julio de 1913 Yvetot y otros líderes de la CGT fueron arrestados. Fueron puestos en libertad, pero el 26 de marzo de 1914 fueron juzgados en rebeldía y Yvetot fue condenado a un año de prisión y una multa de 100 francos. Una apelación estaba pendiente cuando estalló la guerra. [8]

El 28 de julio de 1914, Yvetot y los líderes sindicalistas León Jouhaux, Georges Dumoulin y Alphonse Merrheim se reunieron en la â€œSalle Wagram”, [La Salle Wagram es un auditorio histórico en el distrito 17 de París, Isla de Francia,(Francia),] donde se oponían a la guerra, y el Comité Confederal de la CGT declaró que “En la situación actual, la CGT recuerda a todos que se opone absolutamente a cualquier guerra. La guerra no es la solución a ningún problema. Es y sigue siendo la más aterradora de las calamidades humanas. ¡Abajo la guerra! ¡Viva la paz!”[9] Unos días después, Francia estaba en guerra. Muchos líderes de la CGT se vieron afectados por el auge del patriotismo y apoyaron activamente la defensa de las libertades republicanas contra la agresión alemana.[10]

Años después

Durante la Primera Guerra Mundial, Yvetot mantuvo su título, pero renunció a su trabajo sindical y aceptó un trabajo como tipógrafo. Poco después aceptó el liderazgo de la “Asociación Nacional de Huérfanos de Guerra” en Ã‰tretat, Sena Marítimo, Normandía, (Francia) y se dedicó a ayudar a los niños. Fue a Montenegro y Serbia en 1915 para recoger a los huérfanos yugoslavos cuando las Potencias Centrales ocuparon ese país.

Fue destituido de la dirección de la CGT en 1918.[1]

En el período de entreguerras, Yvetot ya no era militante, aparte de las campañas pacifistas con las que estaba asociado. Ayudó con muchas publicaciones periódicas anarquistas en Francia y Bélgica. Estos incluyeron â€œle Combat” (1926-1929), â€œLa Conquête du pain” (1934-1935), â€œLa Patrie humaine” (1931-1939), â€œLe Raffut” (1921-1922), â€œLa Revue anarchiste” (1929-1936), â€œLe Semeur” (1923-1936). Trabajó como corrector de pruebas para “Le Journal” y â€œl’Información”. Se afilió al sindicato de correctores de pruebas el 1 de mayo de 1918 y estuvo en el comité sindical entre 1920 y 1932. Fue secretario general del sindicato de 1921 a 1925 [1].

En vísperas de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), Yvetot firmó un manifiesto titulado â€œPaz inmediata”. Debido a su salud evitó el enjuiciamiento. Ya no estaba activo en la CGT después de que comenzara la guerra. 

En 1940 fue sometido a una grave operación y perdió su trabajo. Se acercó a la indigencia. Fue brevemente presidente del â€œComité ouvrier de secours immédiat”, creado en marzo de 1942, que ayudó a las familias trabajadoras afectadas por los bombardeos aliados. En general, se la consideraba una organización colaboracionista.

Georges Yvetot murió repentinamente el 11 de mayo de 1942 en París, Isla de Francia, (Francia). Fue incinerado el 15 de mayo de 1942 y sus cenizas fueron depositadas en el cementerio de Père Lachaise de Paris, Isla de Francia, (Francia) en una ceremonia a la que asistieron doscientas personas.[1]

Publicaciones Seleccionadas

Referencias

  1. ↑ i Dubief, 2014 .
  2. ↑ b Miller , 2002 , p. 45.
  3. ^ Miller 2002 , p. 38.
  4. ↑ b Miller , 2002 , p. 41.
  5. ^ Papayanis 1985 , p. 12.
  6. ^ Papayanis 1985 , p. 13.
  7. ^ Goldman y col. 2005 , pág. 244.
  8. ^ Cecil y Liddle2003 , p. 679.
  9. ^ Papayanis 1985 , p. 22.
  10. ^ Papayanis 1985 , p. 24.

Fuentes




Fuente: Jjmlsm.wordpress.com