November 16, 2022
De parte de Nodo50
158 puntos de vista

Con la excepci贸n de un periodo golpista en 2019-2021, el partido pol铆tico Movimiento Al Socialismo (MAS) ha encabezado el gobierno de Bolivia desde el inicio de la presidencia de Evo Morales en 2006.

Por WT Whitney Jr | Peoples World

El gobierno del MAS, ahora encabezado por el presidente Luis Arce y el vicepresidente David Choquehuanca, anunci贸 el 12 de julio que su Censo de Poblaci贸n y Vivienda cada diez a帽os se trasladar铆a del 16 de noviembre de 2022 a alg煤n momento de 2024.

Los portavoces atribuyeron el cambio a las dificultades que conllevaron la pandemia, la necesidad de traducciones a los idiomas ind铆genas, la incertidumbre de los recursos financieros y el tiempo adicional requerido para los cambios 鈥渢茅cnicos鈥.

Los l铆deres del departamento de Santa Cruz, en las tierras bajas orientales de Bolivia, el m谩s grande del pa铆s, exigieron de inmediato un censo en 2023, no en 2024. El gobernador del departamento Luis Camacho y R贸mulo Calvo, presidente del Comit茅 C铆vico de Santa Cruz, advirtieron que sin un acuerdo sobre el censo, iniciar铆an un paro destinado a desbaratar la econom铆a del departamento, y con ello la econom铆a nacional.

En respuesta, 鈥渕谩s de un mill贸n de bolivianos se movilizaron鈥 el 25 de agosto en apoyo al gobierno y en contra de un grupo de liderazgo regional que es la vanguardia de la oposici贸n al gobierno socialista e ind铆gena de Bolivia. Aun as铆, la huelga comenz贸 el 22 de octubre. La historia boliviana reciente sugiere que otro golpe podr铆a estar a la vista.

Los resultados del censo ayudan a determinar la distribuci贸n nacional de los servicios y recursos proporcionados por el gobierno y son la base para la representaci贸n de cada departamento en la Asamblea Legislativa nacional. Las fuerzas de oposici贸n en Santa Cruz ven la operaci贸n del censo nacional, tal como est谩 constituido actualmente, como beneficioso para su lado, particularmente para las elecciones nacionales de 2025.

Ellos ven una ventaja en el aumento del n煤mero de pueblos ind铆genas que migran recientemente desde las tierras altas asoladas por la pobreza de Bolivia a Santa Cruz, que cuenta con recursos econ贸micos. Esa ventaja radica en que los pueblos ind铆genas se presenten en el censo con una identidad distinta a la ind铆gena.

El censo nacional de 2012 gener贸 controversia cuando mostr贸 que muchos ind铆genas se identifican como mestizos y no como pertenecientes a una naci贸n ind铆gena en particular. Eso fue alentador para los l铆deres reaccionarios y racistas de Santa Cruz, que no tienen entusiasmo por aumentar la representaci贸n ind铆gena en la asamblea legislativa nacional.

El gobierno de Arce, por el contrario, se opone a un recuento insuficiente de ind铆genas y especialmente en los departamentos de las tierras bajas orientales, donde su n煤mero est谩 aumentando.

La categor铆a de mestizo no apareci贸 en el censo de 2012 y no forma parte del censo en disputa ahora. Los l铆deres de Santa Cruz insisten en que esa identidad mestiza se incorpore al censo. Se busc贸 el asesoramiento de expertos en 2012 y el gobierno de Arce ahora propone lo mismo.

Las peculiaridades de Santa Cruz son centrales en esta historia. Por un lado, los cuatro departamentos m谩s orientales de Bolivia, particularmente Santa Cruz, producen la mayor parte de la riqueza de Bolivia. Santa Cruz alberga operaciones agr铆colas a escala industrial e instalaciones para la producci贸n de petr贸leo y gas natural. Esta regi贸n de tierras bajas representa la mayor parte de los ingresos de exportaci贸n de Bolivia.

Las realidades son estas: Santa Cruz por s铆 sola representa el 76% de la producci贸n de alimentos del pa铆s, toda su producci贸n de sorgo y aceite de girasol, el 99% de sus productos de soya, el 92% de su ca帽a de az煤car, el 75% de su trigo, el 72% de su arroz, y el 66% de su ma铆z. En 2021, los agricultores pose铆an 4,6 millones de cabezas de ganado, m谩s de un mill贸n de cerdos y 130 millones de pollos.

Entre los departamentos, Santa Cruz consume el 39% del combustible di茅sel del pa铆s y contiene la mayor parte de las reservas de gas natural de Bolivia, que se ubican como las segundas m谩s grandes de Sudam茅rica . El Financial Times elogia el crecimiento explosivo de la econom铆a de Santa Cruz y las grandes inversiones extranjeras. Menciona a la ciudad de Santa Cruz como una de las 谩reas urbanas de m谩s r谩pido crecimiento en el mundo.

Tambi茅n es relevante para la historia de la huelga la naturaleza reaccionaria y racista de los l铆deres de la oposici贸n en Santa Cruz. Est谩n utilizando al 鈥淐omit茅 C铆vico鈥 del departamento para organizar el paro y a la Uni贸n de J贸venes de Santa Cruz para realizar acciones callejeras violentas al estilo paramilitar. El gobernador Luis Camacho anteriormente encabez贸 el Comit茅 C铆vico de Santa Cruz.

Los comit茅s c铆vicos de todos los departamentos se originaron hace d茅cadas como respuesta a las tensiones nacional-regionales. Miembros de antiguas familias de Europa del Este, algunos de ellos grandes terratenientes, pertenecen al comit茅 c铆vico de Santa Cruz. Muchos trajeron consigo la ideolog铆a fascista cuando emigraron a Bolivia despu茅s de la Segunda Guerra Mundial.

En la 煤ltima de tres grandes manifestaciones en Santa Cruz, Camacho anunci贸 el 30 de septiembre el inicio el 22 de octubre de un paro antigubernamental de duraci贸n 鈥渋ndefinida鈥. En funcionamiento, la huelga ha llevado a la colocaci贸n de barreras en las principales carreteras para impedir las exportaciones y las entregas de productos b谩sicos en el pa铆s, principalmente alimentos. Los l铆deres de la huelga han obligado a cerrar f谩bricas y centros comerciales clave.

La Uni贸n de J贸venes y otros matones han realizado manifestaciones antigubernamentales y luchado en las calles contra los simpatizantes del MAS y la polic铆a nacional. Ha habido heridos, violaciones de derechos humanos y un muerto. El paro ha tenido poca repercusi贸n en los dem谩s departamentos del oriente.

Con presencia en los pasos fronterizos, los huelguistas han reducido dr谩sticamente el tr谩nsito de mercanc铆as exportadas. El 27 de octubre, las autoridades gubernamentales, anticip谩ndose a la escasez interna de alimentos, prohibieron todas las exportaciones de Santa Cruz de productos de soya, carne de res, az煤car y aceite vegetal.

El gobierno y los activistas del MAS organizaron un mitin y una marcha de cientos de miles de personas antes de que comenzara la huelga, y otra al d铆a siguiente. En La Paz, el 26 de octubre, un enfrentamiento entre oficialistas y una marcha opositora dej贸 20 heridos.

El gobierno realiz贸 el 25 de octubre un 鈥淓ncuentro Plurinacional por un Censo Consensuado鈥. Asistieron funcionarios de todo el pa铆s. Surgi贸 una propuesta que permitir铆a a una comisi贸n t茅cnica determinar una fecha para el censo nacional.

Camacho la rechaz贸, pero los l铆deres opositores R贸mulo Calvo y Vicente Cu茅llar aceptaron la propuesta. En entrevista, Camacho asever贸 que el federalismo sigue siendo la 煤nica soluci贸n a la 鈥渇isura鈥 presente desde la 鈥渇undaci贸n de la Rep煤blica鈥.

El 1 de noviembre, el presidente Arce, refiri茅ndose a las amenazas a la 鈥渋ntegridad nacional鈥, llam贸 a los mandos militares a 鈥済arantizar y defender la independencia, unidad e integridad de nuestro territorio鈥. Un vocero presidencial indic贸 que Arce favorec铆a nuevas negociaciones sin fecha establecida para el censo y sin condiciones.

Los eventos en Santa Cruz se alinean con una historia sombr铆a. El acceso al poder del presidente Evo Morales en 2006 fue la culminaci贸n de la antigua resistencia ind铆gena contra los colonialistas europeos y del reciente retroceso contra los ataques neoliberales infligidos por facilitadores locales de los objetivos de la clase dominante estadounidense y europea.

Las conquistas sociales logradas por el gobierno liderado por el MAS y su programa de modesta distribuci贸n de la riqueza parecieron cimentar su lugar en la historia y ciertamente inflamaron las animosidades de los reaccionarios en Santa Cruz y a nivel nacional.

Mientras se redactaba una nueva constituci贸n, que fue aprobada en 2009, Santa Cruz y los departamentos orientales vecinos protagonizaron una revuelta separatista alimentada por el racismo. Un complot fallido de asesinato contra Morales en 2008 fue parte de ello. Durante este per铆odo, el gobierno de Morales expuls贸 a un embajador de EE. UU. y a la Agencia Antidrogas de EE. UU.

El gobierno de los EE. UU. y la Organizaci贸n de los Estados Americanos, al servicio de los Estados Unidos, facilitaron el golpe que derroc贸 al gobierno de Morales en 2019 despu茅s de su elecci贸n para un cuarto mandato. Luis Camacho de Santa Cruz lider贸 el golpe y supuestamente entreg贸 el dinero estadounidense utilizado en varios sobornos. Participaron militares de Bolivia.

La presidenta del gobierno golpista, Jeanine 脕帽ez, ahora est谩 en prisi贸n, en parte debido a los abusos contra los derechos humanos y los asesinatos cometidos por soldados durante su mandato.

El actual gobierno encabezado por el MAS naci贸 en 2020 tras la victoria electoral en primera vuelta de Arce y Choquehuanca. Su 铆ndice de aprobaci贸n actualmente es del 51% . El presente paro ha hecho retroceder los esfuerzos gubernamentales para restaurar una econom铆a nacional devastada por las reformas neoliberales del gobierno golpista y por los efectos de la pandemia.

Arce, al informar a la Asamblea Legislativa el 8 de noviembre, indic贸 que 鈥渢enemos plena certeza de que nuestro pueblo nos respalda plenamente y reconoce un gobierno nacional patri贸tico que vela por el bienestar nacional, que est谩 por encima de los intereses sectarios y regionales. 鈥 Observ贸 que 鈥渆n tiempos de crisis, siempre son los pobres los que terminan perdiendo m谩s, o perdi茅ndolo todo鈥.




Fuente: Nuevarevolucion.es