March 30, 2021
De parte de ANRed
214 puntos de vista


Funeral del manifestante Kyaw Win Maung en Mandalay, el pasado domingo. Foto: Reuters

A casi dos meses del golpe de estado, ocurrido el pasado 1 de febrero, la violencia sigue escalando d铆a a d铆a en Myanmar. Las personas asesinadas por el gobierno militar ya son mas de 500. La semana pasada las fuerzas armadas celebraron el d铆a del ejercito mientras muchas familias velaban a sus seres queridos asesinados. Por su parte, grupos 茅tnicos armados dieron hoy un ultim谩tum a la junta militar en el que amenazan con anular su acuerdo de alto el fuego si contin煤a la matanza indiscriminada de manifestantes. Por Ramiro Giganti (ANRed).


Mientras se desarrollaba otra jornada sangrienta, registrando la cantidad de muertes en un d铆a, el pasado fin de semana la junta celebr贸 el d铆a del ejercito incrementando a煤n mas la indignaci贸n. Mientras tanto la represi贸n sigui贸 creciendo, al igual que la resistencia. Las fuerzas represivas avanzaron sobre barricadas reprimiendo con balas de plomo y hasta armas de guerra, incluso granadas. As铆 lo informa un corresponsal del medio Frontier Myanmar que afirma haber visto como un soldado arrojaba una granada contra manifestantes el pasado domingo 28.

El ejercito reprime una barricada en el distrito de Dagon, en el sur de Yangon. Foto: Frontier Myanmar

Ya son, al menos, 512 personas las que han perdido la vida durante las protestas contra el golpe militar. De esta cifra 141 murieron el s谩bado 27 de marzo, el d铆a m谩s sangriento de los disturbios, seg煤n reporta el grupo de defensa de la Asociaci贸n de Asistencia a Presos Pol铆ticos (AAPP).

A pesar de la masacre ocurrida el fin de semana, hoy, martes, se siguen desarrollando las llamadas 芦huelgas de desobediencia civil禄 que han paralizado varios sectores de la econom铆a. Los manifestantes piden a la gente que tiren basura en las calles, con el fin de intensificar la presi贸n.

Los manifestantes tiran desechos en una calle despu茅s de que los activistas lanzaran un 芦ataque de basura禄 contra el gobierno militar en Yang贸n, Myanmar. 30 de marzo de 2021. Foto: Stringer / Reuters

La represi贸n esta generando miles de personas refugiadas de distintas etnias que son forzosamente desplazadas, al que no es novedad por la historia de enfrentamientos que tiene el pa铆s, y que incluso ocurri贸 durante el gobierno derrocado de Aung San Suu Kyi, cuando cientos de miles de personas de la comunidad rohiny谩 fueron desplazadas y refugiadas en el vecino pa铆s Bangladesh.

Durante el fin de semana, varios aviones militares de Myanmar bombardearon a insurgentes de la etnia karen, por lo que cerca de 3.000 personas huyeron a Tailandia. M谩s tarde, el Gobierno de este pa铆s neg贸 las acusaciones de algunos manifestantes de que los refugiados estaban siendo obligados a regresar, incluso, un funcionario tailand茅s dijo que el Ej茅rcito le estaba diciendo a las personas que regresaran a Myanmar porque se consideraba seguro de ese lado de la frontera. Sin embargo, a m谩s de una docena de personas se les permiti贸 cruzar a Tailandia para recibir tratamiento m茅dico, seg煤n dijeron testigos a la agencia Reuters.

Familias de la etnia Karen refugiadas en el bosque para protegerse de los bombardeos a茅reos por parte del ej茅rcito. Se estima que 3000 personas cruzaron la frontera hacia Tailandia. Foto: AP

El ultim谩tum de los grupos armados

Tres de los principales grupos 茅tnicos armados de Myanmar estar铆an dispuestos a romper con el acuerdo de alto el fuego pactado con la junta militar. Se trata del Ej茅rcito de Arakan, el Ej茅rcito de Liberaci贸n Nacional Taang y el Ej茅rcito de la Alianza Democr谩tica Nacional de Myanmar. Los grupos firmaron un comunicado conjunto en el que advirtieron al Ej茅rcito birmano de colaborar con los manifestantes en las protestas de la llamada 鈥楻evoluci贸n de la primavera鈥 si las tropas no detienen sus acciones violentas en las calles.

Hace dos semanas, un grupo denominado Comit茅 de Representantes de la Asamblea de la Uni贸n (CRPH) pidi贸 a los grupos 茅tnicos armados del pa铆s 鈥渦nir fuerzas鈥 contra la junta golpista.

Manifestante muestra balas de plomo utilizadas por el ejercito durante una represi贸n en Yang贸n. Foto: Frontier Myanmar

Entre el silencio expectante y el tibio repudio de la comunidad internacional

Lentamente occidente empieza a visibilizar y repudiar la brutalidad del gobierno militar en Myanmar. Estados Unidos y Gran Breta帽a empiezan a tomar medidas de ruptura de acuerdos comerciales, algo que ya hab铆an hecho Australia y Nueva Zelanda. Mientras que la ONU justifica su inacci贸n para, por ejemplo, tomar medidas a trav茅s del Consejo de Seguridad, en el poder de veto que tienen Rusia y China a quienes se les acusa por su 芦silencio c贸mplice禄 frente a esta situaci贸n.

El relator especial de la ONU, Tom Andrews, pidi贸 una cumbre internacional de emergencia.

Desfile por el D铆a de las Fuerzas Armadas, el pasado s谩bado en el que se escuch贸 un discurso del l铆der golpista Min Aung Hlaing, el pasado s谩bado 27. Foto: EPA

Rusia se mantiene expectante, sin repudiar el golpe ya que esta crisis podr铆a suponer oportunidad para ganar terreno en la regi贸n. China por su parte tiene numerosos intereses comerciales afectados y su involucramiento se ver铆a mucho mas atado a cuestiones econ贸micas que el de cualquier otro pa铆s en el mundo.

Aunque China hab铆a establecido buenas relaciones con el Gobierno de Suu Kyi, no ha condenado el golpe, que considera un 鈥渁sunto interno鈥 birmano, y evita posicionarse.  Sin embargo, el ataque a f谩bricas y negocios chinos en Yang贸n 鈥攍a capital comercial鈥 el pasado domingo 20 de marzo, con los manifestantes acusando a Pek铆n de connivencia con el golpe, provoc贸 una violenta respuesta por parte del Ej茅rcito (matando a m谩s de 40 personas en la jornada m谩s sangrienta hasta ese entonces, previo a la masacre del pasado fin de semana) y ha desatado una severa respuesta por parte de Pek铆n. China ha asegurado que podr铆a considerar 鈥渁cciones m谩s dr谩sticas鈥 para defender sus intereses en Myanmar, desde oleoductos y gasoductos a proyectos de redes de transporte.

La inacci贸n ante un golpe de estado que ya se cobr贸 mas de 500 vidas parece estar vinculada a intereses econ贸micos, poniendo nuevamente en evidencia la prioridad de los estados en 芦hacer negocios禄 ante la defensa de los Derechos Humanos, algo que verbalmente muchas veces dicen defender, y hasta en nombre de la 芦defensa de la democracia禄 utilizan ese discurso para justificar otros golpes de estado y hasta bombardeos a otros pa铆ses.

Ni Rusia, ni China, ni la ONU, ni las potencias de occidente, como Estados Unidos, hab铆an tomado medidas hace pocos a帽os cuando en ese mismo pa铆s, y bajo el gobierno 芦democr谩tico禄 liderado por Aung San Suu Ky, se realizaron masacres y desplazamientos durante una 芦limpieza 茅tnica禄 contra el pueblo rohiny谩. Dicho accionar hab铆a sido realizado por la misma junta militar que a帽os despu茅s realiz贸 este golpe de estado, que ya cumple dos meses, cientos de personas asesinadas. y miles de familias desplazadas.





Fuente: Anred.org