February 27, 2021
De parte de Algrano Sembrando La Duda
170 puntos de vista


En nombre de la ASOCIACIÓN CULTURAL GRIMALROCK, queremos mostrar nuestro apoyo a la Plataforma No a la Mina de Cañaveral y a las asociaciones ecologistas y defensoras de la naturaleza ( Adenex, Amus, Anser, Dema, Ecologistas en Acción en Extremadura, Ecologistas Extremadura, El sabio mudo, Grus y la Sociedad Extremeña de Zoología ) que en estos días han mostrado su preocupación y oposición al proyecto relativo a la instalación de una mina de litio en el paraje de Las Navas, ubicado en el término municipal de la localidad Cañaveral.

En nombre de nuestra Asociación, ubicada en la localidad de Grimaldo, queremos mostrar nuestro más absoluto rechazo hacia la mina por todos los impactos ambientales que la misma crearía, tanto a nuestro medio natural más cercano como a nuestra localidad.

Además de esto, como conocedores de nuestra zona, queremos exponer, basándonos en el Documento de Inicio para Evaluación de Impacto Ambiental presentado por la empresa en mayo de 2020, todos los motivos por los que consideramos la apertura de esta mina una catástrofe medioambiental, así como aclarar algunos argumentos que se han utilizado para contar con el visto bueno de buena parte de la población de la zona, y que no son del todo ciertos.

Exponemos lo siguiente:

1. Se trata de una zona con una gran biodiversidad de fauna y flora, que cuenta con terreno
adehesado, zonas de vegetación de ribera, así como con zonas de cubierta arbórea y arbustiva más densa que sirven de refugio a una gran diversidad de especies. Toda esta biodiversidad se vería afectada por las actuaciones de dicha mina.

Esta gran riqueza natural se debe, entre otras cosas, a que se trata de una zona que sirve de enlace y corredor ecológico entre varias zonas protegidas, como son la Reserva de la Biosfera de Monfragüe, la ZEPA Monfragüe y las Dehesas del Entorno y la ZEC Monfragüe a unos 3 kilómetros al noreste de la zona de explotación de la mina, y la ZEPA Canchos de Ramiro y Ladronera a menos de 1 kilómetro al sudoeste de la misma.

A continuación queremos hacer un repaso de parte de la flora y fauna que habita la zona y que se vería afectada por la mina:

En el caso de la flora, estamos hablando de una zona que cuenta con una buena cubierta arbórea formada por encinas y alcornoques, varios de ellos centenarios, con una densidad bastante aparente en la mayor parte del terreno, por lo que esta actuación afectaría a una cifra muy elevada de árboles.

Además, la mayor parte de la explotación se ubica sobre el hábitat de interés comunitario “Dehesas perennifolias de Quercus spp.” (6310), protegido por la Directiva Hábitats.

En cuanto a la fauna, la zona afectada por dicha mina, cuenta con bastantes especies incluidas en el Catálogo Regional de Especies Amenazadas de Extremadura, como son:

– Entre los mamíferos: el tejón, la gineta, el erizo europeo…
– Entre las aves, existen nidos de águila calzada y águila culebrera

En la zona se han observado cigüeñas negras que utilizan las charcas de la zona como área de recreo y alimentación. También destacar que han sido avistados en la zona juveniles de águila imperial ibérica por lo que se trata de una posible área de dispersión de la especie.
Ambas especies se encuentran en peligro de extinción.

Además de las anteriormente mencionadas, existen un sin fin de especies de aves incluidas en dicho Catálogo que utilizan esta zona como área de alimentación o recreo, como son: la espátula común, la garceta grande, la carraca europea, la garza real, la garza imperial, la garcilla bueyera, la cigüeña común, el busardo ratonero, el cernícalo vulgar, el cernícalo primilla, el cuco común, el cárabo común, el abejaruco europeo, la abubilla, el pico picapinos, el pito real, la lavandera blanca, el petirrojo, el ruiseñor común, el colirrojo tizón, el colirrojo real, la tarabilla común, el mirlo común, el herrerillo común, el carbonero común, el alcaudón común, el rabilargo ibérico, el milano negro…

– Entre el resto de grupos animales podemos nombrar: el sapo común, la culebra bastarda, la culebra de escalera…

Podríamos mencionar bastantes más, tanto protegidas como no protegidas, que se han podido ver ocasionalmente, y algunas que seguro aún están por descubrir en la zona. No obstante, esperamos que sean suficientes las aquí mencionadas para hacerse una idea de lo que se puede llegar a perder.

Además, no solo se verían afectadas las especies ubicadas en el terreno a explotar, sino que esta explotación afectaría a toda la fauna ubicada en las zonas colindantes (incluyendo la de los espacios protegidos mencionados anteriormente) debido al gran impacto acústico ocasionado por la explotación de la mina, en la que además del ruido ocasionado por la maquinaria y las instalaciones, una de las principales artes a emplear sería la voladura con explosivos, ocasionando el abandono de decenas de especies de la zona y áreas aledañas.

2. Una vez más el pueblo de Grimaldo sería el más damnificado.
Tras la construcción en la sierra de Grimaldo del túnel correspondiente al tramo subterráneo del AVE, y a consecuencia de la rotura de los acuíferos presentes en la sierra por dicha obra, el caudal de agua que abastecía a la localidad se vio mermado en un más de un 50%, llegándose a secar por completo algunos de los arroyos permanentes que atravesaban el pueblo y sus zonas aledañas. A día de hoy, y debido a que no se ha procedido al sellado del túnel para favorecer la recuperación de los acuíferos, este problema es cada vez más grave en la época estival, en la que se tienen serios problemas para poder abastecer de agua al pueblo, tanto para uso doméstico como para riego en las escasas huertas existentes, quedándose el arroyo principal seco cuando se tienen que abastecer los requerimientos de agua del pueblo, cosa que antes de la construcción del túnel no pasaba nunca, ni siquiera en los años más secos.

Tras esta pequeña introducción, en la que contamos la precaria situación de nuestra localidad, en cuanto a recursos hídricos se refiere, vamos a exponer por qué nos afectaría, una vez más, negativamente la explotación de la mina.

Tal y como se aprecia en el Documento de Inicio anteriormente mencionado, la construcción del pozo para la captación de agua, se ubicaría en el seno de nuestra sierra, lo que conllevaría, a consecuencia de la elevada cantidad de agua necesaria en este tipo de explotaciones, que se terminaran por extinguir nuestros ya reducidos recursos hídricos. Si se llegara a esta extremo, sería prácticamente imposible la habitabilidad en la localidad debido a la falta de un recurso imprescindible para la vida, contribuyendo a la desaparición de la misma.

No queremos dejar de repetir que en dicha explotación se emplearía de forma continua, durante toda la vida del proyecto, la voladura con explosivos, afectando de forma notable, debido a la escasa distancia a la localidad, a la habitabilidad de la zona, pudiendo incluso llegar a producir vibraciones en la misma si la explotación llegase a estar a 250 metros, como indica la zona de interés de la explotación.

Otro impacto a destacar sería la presencia permanente de polvo en suspensión.

3. Otro impacto con graves consecuencias para el municipio de Grimaldo es la
contaminación que traería esta explotación hacia el mismo.
La zona de interés para la mina estaría a tan solo 250 metros de la localidad, la parte que se quiere explotar a cielo abierto aproximadamente a 1,5 kilómetros, la planta de tratamiento del mineral a unos 2 kilómetros y la escombrera permanente a menos de 700 metros.

A parte de la escasa distancia a la localidad, nos preocupa sobremanera que los vientos dominantes (sudoeste y oeste) arrastrarían toda la contaminación producida por la explotación (principalmente los contaminantes químicos procedentes de la planta de tratamiento) hacía los residentes en la misma, ya que la localidad se ubica al noreste de la mina. Esta exposición continua y prolongada a dichos contaminantes conllevaría unos graves problemas de salud a los habitantes de este municipio. Hacemos hincapié en que también se quiere ubicar una escombrera permanente a menos de 700 metros de nuestro municipio, con el enorme impacto paisajístico que eso conllevaría.

4. Inminente colmatación del arroyo principal de la zona.
La ubicación de una escombrera permanente en una zona de elevada pendiente orientada hacia un cauce de agua, en este caso el arroyo principal de la zona (Rivera de Holguera), podría producir la colmatación de este curso de agua, debido al arrastre de los áridos aquí depositados por las aguas de escorrentía procedentes de las lluvias, ya que dichos vertidos estarían a tan solo 100 metros del cauce. Este acontecimiento sería, además de un grave problema ambiental, perjudicial para las personas que utilizan estas aguas para abrevar el ganado u otros usos en el transcurso del mismo.

También afectaría negativamente al cauce el trasiego de la maquinaria para acceder desde la explotación a la escombrera permanente.

Tememos también que una parte de nuestra historia se viera dañada, como es el conjunto de molinos del siglo XVIII ubicados a lo largo de todo el recorrido de este curso de agua, y que estarían situados entre la escombrera temporal y la permanente, pudiendo verse afectados tanto por el trasiego de la maquinaria como por el arrastre de escombros por las aguas de lluvia.

5. Pérdida de los numerosos beneficios sociales, recreativos y económicos que ofrece dicho entorno, principalmente por tratarse la mayor parte de la zona afectada de un Monte de Utilidad Pública (M.U.P)

Entre los usos que se perderían en este M.U.P si la mina se realizase están: la recolección de hongos y espárragos, la observación ornitológica, el aprovechamiento de las leñas por los vecinos para autoabastecimiento, el uso de este espacio público por la gente de la zona, que acude al mismo para la celebración de tradiciones en nuestra provincia, como son los calbotes…

Además, este M.U.P produce rentas importantes para la administración, como es la procedente del alquiler de los pastos o la venta de leñas a los vecinos, rentas que se obtienen de una forma sostenible e indefinida en el tiempo, todo lo contrario a las procedentes de una mina.

También afectaría muy negativamente a las numerosas hospederías y servicios relacionados con el turismo rural, produciendo la quiebra de varios negocios a causa de la destrucción del entorno natural que la gente espera encontrar en este tipo de turismo.

6. Una vez más, y tal y como ocurrió con la obra del AVE, se está volviendo a jugar sucio para ganar la aprobación de los habitantes de la zona hacia la apertura de la mina. Una vez más se aprovechan de la necesidad económica de la gente en una zona con elevada tasa de desempleo para vendernos falso progreso y empleos estables.

Dicho esto, y tal y como se puede leer en el Documento de Inicio al que hemos hecho referencia anteriormente, decimos que es imposible que se vaya a emplear a un elevado número de personas de la zona durante toda la fase de explotación y exponemos el por qué:

– Como desventaja de la explotación subterránea, en el proyecto se cita lo siguiente:
«Necesidad de personal más cualificado, no pudiendo contratar personal local».

Dicha frase se ha cogido tal cual del Documento de Inicio presentado por la empresa. Si lo analizamos sacamos una clara conclusión. La duración total de dicha explotación sería de 24 años (incluyendo explotación a cielo abierto, subterránea y restauración). Tal y como ellos dicen, solo se podría contratar personal local (por no estar el mismo cualificado ni formado en el sector minero) durante la fase de explotación a cielo abierto, la cual duraría solamente
6 años de los 24 que duraría la explotación. Dicho esto queda bastante claro que de la zona se contrataría a poco personal y por un corto periodo de tiempo, por lo que animamos a la gente a que se informe y no se deje vender un resurgir económico de la zona con cientos de puestos de trabajo de larga duración a cambio de dejarnos destruir nuestro entorno y nuestra salud, ya que eso nunca llegaría, lo dejan bien claro en su proyecto, solo contratarían
personal local en la fase de explotación a cielo abierto, la cual es la fase de menor duración (6 años de 24). Con la obra del AVE nos vendieron que iban a acabar con gran parte del desempleo de todas las localidades colindantes y eso nunca pasó, destruyeron nuestro entorno, perjudicaron nuestra calidad de vida (destruyendo nuestros acuíferos utilizados para el sustento de agua de Grimaldo, entre otras cosas) y todo eso a cambio de no más de 10 puestos de trabajo (entre todos los municipios del entorno) durante toda la duración de la obra, ya que las empresas trajeron todo su personal de fuera de nuestra zona.

Ya nos engañaron una vez, no dejemos que sean dos.

Vivimos en una zona con escasos servicios y comodidades, en el caso de Grimaldo, que sería la localidad más afectada por la mina, ni siquiera disponemos de farmacias, consultorio médico, tiendas… en la que lo único que nos queda es un medioambiente de calidad, no dejemos que destruyan lo poco que nos queda.

Anexo con imágenes del proyecto de la mina:

Localización del pozo de captación por encima de la localidad de Grimaldo
En color verde encontramos los Hábitats de Interés Comunitario afectados por la mina
La zona verde representa el Monte de Utilidad Pública afectado
La zona amarilla rayada ubicada al sudoeste de la mina, y a menos de 1 km de esta, representa la ZEPA Canchos de Ramiro y Ladronera, mientras que la zona azul – verdosa con rayas lilas al noreste de la mina, y a 3 kilómetros de esta, representa la Reserva de la Biosfera de Monfragüe, la ZEPA Monfragüe y las Dehesas del Entorno y la ZEC Monfragüe.

ASOCIACIÓN CULTURAL GRIMALROCK

Colectivos Locales, es una categoría genérica para las publicaciones de artículos interesantes de colectivos y plataformas que nos parece relevante compartir pero que no tienen vinculaciones con Algrano. En todas las publicaciones aparecerá la autoría propia así como enlaces para buscar mas información relacionada sobre los colectivos y las plataformas.




Fuente: Algranoextremadura.org