July 7, 2022
De parte de ANRed
161 puntos de vista

El grupo Enfermería para la Asistencia Humanitaria (ENASHU) – Grupo Multidisciplinario de Salud exige al gobernador de Salta, Gustavo Sáenz, apoyo logístico para brindarle asistencia sanitaria a la Comunidad Indígena Ava Guaraní Tape Iguapegui – cuyas familias viven en más de diez parajes ubicados a la vera del Río Grande de Tarija, límite natural entre la Argentina y el Estado Plurinacional de Bolivia -, en el marco del 26° Operativo Sanitario al Norte Argentino, que proyectan del 4 al 9 de septiembre. «Hablamos de brindarle ayuda mediante la asistencia sanitaria básica a 350 familias abandonadas a su suerte en materia de salud en donde ENASHU llevaría un grupo de profesionales de la salud acompañados por una farmacia de campaña, material descartable y equipo biomédico. La provincia sólo tiene que llevarnos y luego ir a buscarnos para que nosotros realicemos el trabajo que el Ministerio de Salud y el Ministerio de Desarrollo Social de Salta no hacen. En esta zona las personas se enferman y transitan su enfermedad sin tratamiento alguno. Hay testimonios de fallecimiento de personas por hantavirus, tuberculosis, mordeduras de reptiles, chagas, leishmaniasis, cólera, paludismo y fiebre amarilla», denuncian. Por ANRed.


«Las personas se enferman y transitan su enfermedad sin tratamiento alguno»

Así lo comunicó el grupo Enfermería para la Asistencia Humanitaria (ENASHU) – Grupo Multidisciplinario de Salud en un comunicado titulado «Silencio en Salta: negligencia, impericia o racismo… Lo complejo de llevar asistencia humanitaria a la Provincia de Salta«: «hace unos meses le dimos prioridad a uno de los pedidos de ayuda que recibimos. Este pedido vino de la organización ‘Nietos Tartagal’, quienes nos contaron la difícil situación que viven unas 350 familias argentinas, pertenecientes en su mayoría a la Comunidad Indígena Ava Guaraní Tape Iguapegui, las cuales viven en más de diez parajes ubicados a la vera del río Grande de Tarija, límite natural entre la Argentina y el Estado Plurinacional de Bolivia. Esta población está dentro de la jurisdicción del municipio de General Mosconi, en el departamento San Martín, provincia de Salta, Argentina, y no cuentan con caminos por suelo argentino para poder ir a otros poblados de su país, por lo cual tampoco pueden ir a un hospital para tener un acceso básico a la salud pública o comprar alimentos. Para movilizarse deben cruzar el río Tarija en chalanas hasta territorio boliviano, transitar un largo trecho por la ruta nacional 33 hasta el Puente Internacional de Aguas Blancas, en dónde vuelven a pasar a territorio argentino o bien cruzar el río Bermejo en caso de pasar en forma clandestina», relatan desde ENASHU.

En esta zona, denuncian, «las personas se enferman y transitan su enfermedad sin tratamiento alguno. Si tienen suerte pueden aliviar el dolor y los síntomas con algún analgésico que alguien pueda tener; otros fallecen y no ingresan a ninguna estadística del Ministerio de Salud de la provincia. Así encontramos en estos días testimonios de fallecimiento de personas por hantavirus, tuberculosis, mordeduras de reptiles, chagas, leishmaniasis, cólera, paludismo y fiebre amarilla; todas enfermedades que pueden ser tratadas y evitar o demorar la llegada de la muerte si se puede acceder a un centro de salud preparado y con fármacos», sostienen.

En este complicado contexto, destacan que «desgraciadamente, las autoridades locales y provinciales engañan sistemáticamente a las personas que viven en esta o otras situaciones similares. Les mienten generando expectativas de que un ‘puesto sanitario’ con un/a enfermero/a y/o agente sanitario es ‘la solución’ y para nada lo es. Estos profesionales solos en medio de la nada sin el acompañamiento de un/a médico/a formado/a para este tipo de lugares y sin los elementos básicos biomédicos para una atención, no pueden hacer nada, sólo se transforman en la cara de un sistema de salud precario en donde su principal función ante una urgencia o emergencia es llamar por radio (si la tienen) y pedir una derivación al hospital más cercano».

En la misma línea, el ENASHU agrega: «no hay ambulancias suficientes. Las que hay en su mayoría no son 4×4, las que funcionan no tienen mantenimiento y a veces no hay quien la conduzca, y en otras ocasiones no tiene combustible para moverse. O sea, si alguien necesita ayuda sanitaria su supervivencia dependerá de la suerte de que se alineen los planetas en su favor ese día. Ante esta aberrante situación comenzamos a trabajar para realizar un operativo sanitario en el mes de septiembre del corriente año», cuentan, en referencia a la asistencia que planean llevar a la zona en el marco del 26° Operativo Sanitario al Norte Argentino, que proyectan realizar del 4 al 9 de septiembre.

«No ir no es una opción»

«El primer problema que debemos sortear es buscar la forma de llegar por tierra de alguna forma. Nos acompañan en la mayoría de los operativos sanitarios que realizamos en Chaco y Salta personas preparadas y con experiencia en la conducción de vehículos 4×4, perteneciente al Club Ranger 4×4 Argentina y al grupo Amigos sin Fronteras, pero sin un sendero o camino por donde pasar es inviable, por lo cual deberíamos ir por vía aérea, porque no ir no es una opción: hay 350 familias que necesitan ayuda en Estado Provincial y el Estado Nacional hace décadas que no se la brindan«, explican.

Y agregan: «dentro del trabajo invisible que lleva armar un operativo sanitario la logística es clave y si alguien nos puede orientar y ayudar en esto es Vialidad Nacional y/o Vialidad de Salta. Al contactarnos con ellos el primero (Vialidad Nacional) nos dijo que no le corresponde y nos derivó a un 0800 y del segundo aún esperamos su respuesta. Entonces, decidimos escribirle al Gobernador de Salta, Sr. Gustavo Sáenz, del cual seguimos esperando la respuesta. Ante este silencio comenzamos a publicar una segunda carta al gobernador en redes sociales y ahí tuvimos un resultado positivo. Alguien nos respondió. Â¿Quién nos respondió? Nos llamaron telefónicamente el 14/06/2022 desde la Subsecretaría de Asuntos Institucionales de Salta para avisarnos que este ‘pedido de ayuda’ tenía el número de expediente 226-128330, con fecha del día 09/06/22; el cual derivarían a ‘Vialidad de Salta’ para obtener alguna respuesta de la factibilidad de ir por tierra a esta zona sin pasar por territorio boliviano. Esta respuesta, para nosotros, no es aceptable, ya que desde 2013 a hoy tenemos al menos 20 números de expediente de diferentes pedidos a diferentes Ministerio de esa provincia y jamás llegaron a nada«, sentencian.

Foto: ENASHU

Ante esta situación general, desde ENASHU cuentan que comenzaron a buscar por medio de las redes sociales a otras personas que puedan ayudar con información para poder acceder a esta zona, de alguna forma, por territorio argentino: «dos personas nos mencionaron que se puede acceder desde Coronel Cornejo (Municipio de General Mosconi) y tomar la ruta provincial de ripio N°141 hasta el Yacimiento Ramos Pluspetrol, para luego tomar un viejo camino de tierra que usaba YPF para bombear agua desde el río Tarija hacia el Yacimiento Ramos. Este camino fue abandonado y en pandemia la gente se abrió paso, con un grupo de personas a machete y hacha, ya que no podía pasar por territorio boliviano porque el ejército de ese país se lo impedía. Luego, Vialidad de Salta pasó máquinas para hacer transitable ese precario camino para vehículos 4×4, pero luego quedó en el abandono y las lluvias del verano hicieron su trabajo para volver a hacerlo intransitable. Nadie volvió a hacer nada a pesar de que existen en la zona de frontera dos máquinas que podrían trabajar en restaurar el camino. La otra opción y más laboriosa es llegar al Yacimiento San Pedrito, con el permiso de la petrolera Panamerican y, de ahí, Vialidad de Salta debería abrir un camino de tan solo 16 kilómetros de extensión para pasar con vehículos 4×4 hasta la Comunidad de Madrejones. Ambas opciones requieren una respuesta de Vialidad de Salta que hasta hoy no llega», sostienen.

También intentaron contactar al Intendente de General Mosconi, Isidoro Ruarte: «el funcionario se comunicó con nosotros vía telefónica y nos comentó las serias dificultades que el ha tenido para intentar resolver este problema, quedando comprometido en brindarnos ayuda para llegar por tierra o vía aérea. La conversación fue cordial, pero dada la experiencia que tenemos con funcionarios y políticos en general, seguimos trabajando en encontrar alguna solución que al parecer solo vendría si alguien nos traslada (ida y vuelta) en helicóptero a esa zona», cuentan.

Foto: ENASHU

«Hablamos de brindarle ayuda mediante la asistencia sanitaria básica a 350 familias abandonadas a su suerte en materia de salud en donde ENASHU llevaría un grupo de profesionales de la salud acompañados por una farmacia de campaña, material descartable y equipo biomédico. La provincia sólo tiene que llevarnos y luego ir a buscarnos para que nosotros realicemos el trabajo que el Ministerio de Salud y el Ministerio de Desarrollo Social de Salta no hacen», remarcan, y agregan: «enviamos esta nota a los medios de comunicación para informarles de la grave situación de estas personas y para pedirles la difusión acerca de la problemática que afrontamos intentando conseguir alguien que nos ayude para resolverla. Que complejo es llevar Asistencia Humanitaria a la Provincia de Salta, Argentina», concluye el comunicado grupo humanitario.

ENASHU es un grupo multidisciplinario de salud que brinda asistencia humanitaria a través de la realización de operativos sanitarios, fundamentalmente en tres provincias del norte argentino: Chaco, Salta y Formosa.


Contacto:





Fuente: Anred.org