January 17, 2022
De parte de Nodo50
156 puntos de vista

Por Simón Antonio Ramón, Resumen Latinoamericano, 16 de enero de 2022. 

El sábado 15 de enero, llegó a la frontera El Corinto entre departamento de Izabal de Guatemala y Corinto, Honduras, una nueva caravana de migrantes conformada por unas 350 personas en su mayoría de origen hondureño y de otras nacionalidades centroamericanas, con el objetivo de llegar a Estados Unidos.

La caravana fue recibida por unos mil elementos de la Policía Nacional Civil (PNC) de Guatemala con unas cien autopatrullas y apoyo de las fuerzas del ejército.

El Procurador de los Derechos Humanos (PDH), Jordán Rodas Andrade, pidió a las autoridades del Gobierno del presidente Alejandro Giammattei, al Instituto Guatemalteco de Migración (IGM) y a las fuerzas de seguridad por medio de un comunicado de prensa, “Garantizar la seguridad y asistir humanitariamente las personas migrantes que se han apersonado en el puesto fronterizo de Corinto”.

Foto: Leonel Dubón.

Además, el PDH informó “se activó el Protocolo de Actuación de la Federación internacional de Ombusdman (FIO) de protección de los derechos humanos de las personas migrantes, en coordinación con instituciones públicas y organizaciones civiles de derechos humanos”.

La FIO es una entidad internacional que aglutina las instituciones estatales que velan por los derechos humanos de las poblaciones.

Entre las 350 personas que llegaron ayer en la frontera se encuentran encuentran unidades familiares y varios descansaron en el salón comunal de la comunidad Jimeritos que está a unos tres a cuatro kilómetros de la frontera de Corinto, donde las fuerzas de seguridad impidieron su avance sobre el puente que atraviesa el río Motagua.

Cerca de las siete de la noche de ayer, hubo un grupo de unas 20 personas que se enfrentaron a las fuerzas de seguridad de Guatemala. De manera oficial, la PNC informó que siete agentes y 8 elementos del ejército salieron heridos, pero no hubo datos sobre la situación de las personas migrantes .

“Fue un grupo muy reducido, nosotros preguntamos a las personas que estamos atendiendo si los conocías y nos dijeron que no los conocen por lo que creemos que pueden existir personas infiltradas en la caravana que provocan este tipo de situaciones” explicó Leonel Dubón de Refugio de la Niñez que en coordinación de la PDH, la Procuraduría General de la Nacional (PGN), Cruz Roja, las agencias de Naciones Unidas UNICEF y ACNUR, atienden a las personas en frontera con kit de higiene, alimentos, agua y atención médica.

Foto: Leonel Dubón.

En la mañana de este domingo 16 de enero, varios camiones de la PNC trasladaron a las familias y personas individuales a la frontera nuevamente. “Los únicos que han podido pasar son quienes traen su constancia de vacunación que son grupos reducidos de 10 a 15 personas” informó Leonel Dubón.

Las caravanas de migrantes comenzaron desde octubre de 2018, los gobiernos de Honduras y Guatemala únicamente han actuado para contenerlas a través de sus fuerzas de seguridad civil y militar. En enero del año pasado, el gobierno de Guatemala reprimió a las personas que venían en la caravana en Bado Hondo, Chiquimula.

El PDH en su comunicado del sábado recordó que el Código de Migración establece en su artículo 1 el derecho a migrar. “Que personas en situación de vulnerabilidad (con necesidades de protección internacional, niñez, adolescencia, mujeres, población LGBTI y otras) que forman parte de los grupos de migrantes, requieren una atención diferenciada y que les sean garantizados sus derechos en los países de tránsito y destino, además de que se les brinde la oportunidad de exponer sus condiciones particulares, sobre todo cuando la causa de la migración es la violencia”.

Para Dubón, el Estado guatemalteco asume un papel complicado en este tipo de situaciones. “Se prioriza la seguridad policial y no la seguridad humana, hemos identificado a personas que requieren protección internacional y deben ser atendidos inmediatamente” dijo.

Foto: Leonel Dubón.

Para Úrsula Roldán del Instituto de Dinámicas Globales y Territoriales (IDGT) de la Universidad Rafael Landívar (URL) las caravanas pueden estar ocurriendo por dos situaciones, tanto por las redes de tráfico de personas que no dan su brazo a torces dado a las políticas de contención de los gobiernos y la desesperación de las familias ante situación política de los países.

“Yo me pregunto por qué siguen ocurriendo las caravanas a pesar que ya sebe que las familias y los migrantes sufren en el tránsito, pero vemos la región como Nicaragua que no tiene una perspectiva de cambio a corto plazo igual que Venezuela, en Honduras hay un cambio de gobierno, pero las condiciones no serán en los inmediato, eso impulsa a las personas salir” analizó.

Además, dijo que los países de la región no han buscado e implementado acción en los países de origen para atender los condiciones donde se desplazan las personas. “Deben los gobiernos atender las condiciones de origen y negociar con el gobierno de Estados Unidos la atención a las personas que tienen necesidades de protección internacional y aumentar las visas de trabajo” dijo.

Según el IGM informó que fueron deportados de Guatemala a 40 personas, 37 provenientes de Honduras y otras 3 de origen salvadoreño.

Fuente: Prensa Comunitaria




Fuente: Resumenlatinoamericano.org