January 5, 2022
De parte de Avispa Midia
179 puntos de vista


La violencia sexual fue utilizada en el conflicto armado interno en Guatemala (1960-1996) como un arma de guerra, principalmente contra las mujeres del pueblo maya. El ej茅rcito y los patrulleros de autodefensa civil, conocidos como PAC, fueron los principales autores de estos hechos. La Comisi贸n para el Esclarecimiento Hist贸rico (CEH) le atribuye a las PAC el 18% de los cr铆menes cometidos en el conflicto armado.

Este 5 de enero inicia el juicio por el emblem谩tico caso de violencia sexual perpetrada por cinco ex miembros de la PAC 鈥 Francisco Cuxum Alvarado, Dami谩n Cuxum Alvarado, Gabriel Cuxum Alvarado, Benvenuto Ruiz y Bernardo Ruiz 鈥 contra 36 mujeres maya Achi, de Rabinal, departamento de Baja Verapaz, entre los a帽os 1981 y 1983. Esta es la segunda vez que un caso as铆 es juzgado en tribunales del pa铆s.

鈥淟os patrulleros y los soldados no solamente nos violaron, sino que tambi茅n mataron muchas de nuestras hermanas, primas, sobrinas鈥, relata Paulina Ixpat谩.

Las mujeres sufrieron de diferentes formas la violencia sexual durante el conflicto armado interno. En el caso espec铆fico de las 36 mujeres maya Achi, 鈥渉ay un grupo de mujeres que en 1983 fue detenida de manera ilegal y llevadas a un destacamento militar donde fueron v铆ctimas de violaciones sexuales p煤blicas y continuas鈥, explica una de las abogadas de las mujeres Achi, Lucia Xiloj.

El objetivo es que el Estado asuma su responsabilidad, porque 鈥渆stas estructuras fueron creadas por el Ej茅rcito de Guatemala鈥, dice la abogada.

Las PAC fueron creadas en 1981 durante la dictadura militar de Romeo Lucas, con el prop贸sito de involucrar a la poblaci贸n civil en la lucha contrainsurgente y para vigilar y controlar las comunidades rurales. Las patrullas fueron creadas y coordinadas por el Ej茅rcito de Guatemala y entrenadas por 茅l.

Estos grupos fueron sumamente violentos en Rabinal. Es el municipio donde se registr贸 el mayor porcentaje de violaciones de derechos humanos. Seg煤n la CEH, las PAC participaron en ejecuciones, desapariciones y violencias sexuales.

Relatos de otras sobrevivientes detallan que comunidades y aldeas enteras fueron arrasadas, las casas y hogares fueron quemados. 鈥淒ejaron vac铆as nuestras aldeas y comunidades. Dec铆an que 茅ramos guerrilleros. Si nosotros guerrilleros no conoc铆amos. No carg谩bamos armas, ni nada鈥, sostiene una sobreviviente. 鈥淒e la violaci贸n qued贸 dolor en el coraz贸n, dolor en nuestros lugares, qued贸 mucho sufrimiento鈥, completa.

Juicio

El inicio del juicio estaba programado para iniciar el martes (4). Sin embargo, el Tribunal suspendi贸 la audiencia al no presentarse el abogado de tres de los acusados, Julio Cesar Colindres Monterrosi. De manera que el Tribunal cit贸 nuevamente la audiencia para este mi茅rcoles (5).

El debate oral y p煤blico est谩 a cargo del Tribunal de Mayor Riesgo 鈥淎鈥, con la jueza Yasm铆n Barrios como presidenta del tribunal. Ella indic贸 que la ausencia del abogado defensor pueda tener como objetivo retrasar el proceso y de ser as铆, ser铆a 鈥渓itigio malicioso鈥.

Antecedentes

Hace 10 a帽os las mujeres denunciaron los hechos al Ministerio P煤blico, con el apoyo del Bufete Jur铆dico Popular de Rabinal. 鈥淚niciamos un largo camino para exigir justicia, en el que hemos enfrentado racismo, discriminaci贸n y revictimizaci贸n鈥, dijeron las mujeres Achi en un comunicado.

El 21 de junio de 2019, la jueza Claudette Dominguez del Juzgado de Mayor Riesgo A 鈥渘o crey贸 en nuestra palabra鈥 y dej贸 en libertad a los seis ex patrulleros de autodefensa civil. 鈥淎 pesar de la respuesta negativa de la jueza, hemos seguido buscando la justicia y hemos presentado varias acciones legales para que su decisi贸n fuera revisada y esto no quede impune鈥.

El 3 de septiembre de 2021, la C谩mara Penal de la Corte Suprema de Justicia conoci贸 el caso. El objetivo era que se corrigiera la decisi贸n de la Jueza. Al final, el Tribunal acept贸 en calidad de querellantes a las mujeres Achi.

鈥淓stamos convencidas de que la justicia para una es la justicia para todas, que hay compa帽eras que han abierto el camino y que iniciaremos este juicio con la frente en alto, hasta alcanzar justicia鈥, a帽aden las mujeres Achi en su comunicado.




Fuente: Avispa.org