November 5, 2020
De parte de Red Nacional De Medios Alternativos
328 puntos de vista


Las familias desalojadas el jueves pasado les respondieron a los funcionarios bonaerenses que los responsabilizaron por no haber llegado a un acuerdo. Organizaciones de izquierda denunciaron el accionar violento de la polic铆a provincial. Qui茅nes est谩n detr谩s de los terrenos de Guernica.

鈥淟a actitud de les vecines siempre fue solucionar el conflicto, y la demanda impostergable siempre fue por tierra para vivir鈥, afirman desde la Coordinaci贸n de Delegades y organizaciones de la recuperaci贸n de tierras de Guernica.

A trav茅s de un comunicado, se帽alan que, por el contrario, desde el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires nunca presentaron propuestas reales, inmediatas, de tierras o viviendas para destrabar el conflicto, ni se sentaron a analizar t茅cnicamente la propuesta de soluci贸n integral que present贸 la Comisi贸n de Urbanismo, compuesta por profesionales universitarios y el cuerpo de delegades: 鈥淟a propuesta planteaba una alternativa habitacional y legal viable, en terrenos que hasta el d铆a de hoy no pueden demostrar propiedad efectiva. El Gobierno prefiri贸 defender el inter茅s de la ampliaci贸n de un barrio privado, donde se construir谩 una pileta de nataci贸n y canchas de rugby, e incluso el inter茅s de loteadores piratas que no tienen papeles, en contra de la constituci贸n de los cuatro barrios de familias trabajadoras鈥.

Respecto a las conversaciones en las horas previas al desalojo, desde la Coordinaci贸n explican que reci茅n el lunes 26 de octubre, por primera vez en tres meses, el Ministerio de Desarrollo, que encabeza Andr茅s Larroque, puso por escrito una propuesta, que orientaba a un acuerdo con terrenos transitorios, a la que se le realizaron varias modificaciones en el marco de consultas en asambleas y debates con las 1.450 familias que se encontraban en el predio.

鈥淟uego de enormes dilaciones por parte del gobierno, reci茅n el martes 27 a las 16 y 30 horas el Ministerio llev贸 a recorrer los terrenos donde se reasentar铆an temporalmente las familias. A las 18 y 30 horas termin贸 est谩 recorrida, y se pudo llevar la informaci贸n a las asambleas. Tres de estas asambleas pudieron hacerse esa misma noche, entre las 19 y las 23, pero otra debi贸 esperar hasta el otro d铆a por la ma帽ana.

De las asambleas de los cuatro barrios, tres aceptaron la propuesta, que en lo inmediato requer铆a la reubicaci贸n a terrenos transitorios del Barrio La Uni贸n, y la respuesta efectiva y homologada del lote con servicio para todas las familias censadas en un plazo de 6 meses, combinado con el pedido al Poder Judicial de la suspensi贸n del desalojo a los otros tres barrios, para buscar alternativas similares a la del Barrio La Uni贸n. Esta aceptaci贸n por la mayor铆a habilit贸 que les delegades concurrieran a firmar el acuerdo con las autoridades ministeriales, el mi茅rcoles temprano por la tarde. Sin embargo, Larroque y dem谩s funcionarios rechazaron firmarlo, argumentando que los plazos estaban vencidos, y que ya no hab铆a tiempo para el di谩logo.

Luego de todas sus maniobras dilatorias y desconociendo el enorme esfuerzo de participaci贸n popular para darle forma definitiva al acuerdo, el Gobierno rompi贸 el di谩logo, negando el acuerdo, y habilitando la salida represiva sin ninguna soluci贸n efectiva para les habitantes de los cuatro barrios, que hoy no cuentan con un espacio para poder asentarse鈥, relatan desde la Coordinaci贸n.

Como se sabe el desalojo del predio se llev贸 adelante de manera violenta, represi贸n, detenciones, quema de las precarias casillas, pero tambi茅n allanamientos arbitrarios a domicilios de vecinos y vecinas de la toma, detenci贸n de transe煤ntes, rastrillaje de las calles con camiones, e intimidaci贸n permanente con la circulaci贸n de motociclistas encapuchados y armados.

鈥淭enemos la sensaci贸n que las necesidades de los m谩s pobres fueron sacrificadas una vez m谩s, en el altar de los intereses de los poderosos de siempre. Algunos de ellos directamente vinculados a francos actos de corrupci贸n o acuerdos imp煤dicos con gobiernos genocidas. Es a ellos a quienes se les ha dado la soluci贸n. No a nosotres.

La tierra para vivir, la tierra para producir, la tierra en funci贸n de los intereses sociales , comunitarios del pueblo obrero o la tierra privada para la especulaci贸n ,los negocios inmobiliarios , para el desarrollo capitalista que est谩 poniendo en jaque a la humanidad entera en su destructivo af谩n de lucro a costa de la vida humana y la naturaleza entera del planeta. Ese es el debate que se dio. La ola de desalojos que recorri贸 el pa铆s que arranc贸 el 29 con recuperaciones de tierra desalojadas, muestra a las claras cu谩l fue la decisi贸n del gobierno鈥, expresan.

Finalmente, la Coordinaci贸n exige la inmediata renuncia de Berni y una pronta propuesta con soluciones reales para el conjunto de las 1.450 familias censadas, tomando como base los acuerdos alcanzados hasta el d铆a 28: 鈥淟as familias de Guernica nos seguimos organizando y reclamando una soluci贸n de fondo a la urgente necesidad de viviendas para todes鈥.

 

鈥淟os due帽os de la tierra鈥

En los 煤ltimos d铆as, el Equipo de Investigaci贸n Pol铆tica (EdIPo) difundi贸 los resultados de un trabajo realizado sobre los due帽os del terreno desalojado, poniendo el eje en la empresa Bellaco SA, que posee una parcela de 360 hect谩reas y solicit贸 el desalojo a la justicia, y su director y representante Gervasio P茅rez Pesado.

En estas tierras, Bellaco quiere llevar adelante un emprendimiento inmobiliario, con barrios privados, clubes exclusivos, canchas de golf y lagunas artificiales; sin embargo desde 2018 no paga los impuestos inmobiliarios, registrando deudas ante ARBA por casi un mill贸n de pesos.

Adem谩s, en junio de 2019 la empresa dej贸 de aportar al seguro y la obra social de sus empleados, motivo por el que en febrero de 2020 la aseguradora Experta ART rescindi贸 su cobertura.

Seg煤n datos del Registro de la Propiedad, Bellaco SA adquiri贸 la parcela el 20 de julio de 1983, escriturando el 24 de octubre del mismo a帽o. Es decir, durante la 煤ltima dictadura c铆vico militar. A su vez, la empresa fue creada el 10 de mayo de 1983, muy poco antes de la compra del terreno.

EdIPo averigu贸 adem谩s que C茅sar Emilio P茅rez Pesado, alias 鈥淐opete鈥, padre de Gervasio, fue funcionario de la dictadura por lo menos entre 1980 y 1982.

鈥淪eg煤n el Decreto Secreto 1173 de 1980, el 30/5/1980, 鈥榚l se帽or asesor de la Subsecretar铆a General doctor don C茅sar Emilio PEREZ PESADO, fue designado para acompa帽ar al presidente Videla en un viaje oficial a la Rep煤blica Popular China鈥. Copete P茅rez Pesado, quien presidi贸 El Bellaco SA hasta su muerte, tambi茅n fue socio de Abel Blas Rom谩n, intendente de facto de la ciudad de La Plata entre 1981 y 1983. Juntos fundaron el Estudio P茅rez Pesado 鈥 Rom谩n y asociados en 1964. Seg煤n la sucesi贸n iniciada en noviembre de 2013, Copete P茅rez Pesado pose铆a, adem谩s del campo de Guernica: 4 lotes en Berazategui, un predio en Dolores, tres propiedades en La Plata, otro predio en Pilar y 15 campos en Olavarria. Y esto es solo lo declarado hasta hoy鈥, detallaron desde EdIPo.

Denuncia de la izquierda

Organizaciones y partidos pol铆ticos presentaron ante el Ministerio de Seguridad de la Naci贸n, a cargo de Sabina Frederic, denuncias sobre las detenciones llevadas a cabo por las fuerzas policiales durante el desalojo de Guernica. Adelantaron que har谩n lo mismo ante organismos contra la violencia institucional y defensores de derechos humanos.

鈥淓l operativo tuvo como objetivo no solamente llevar a cabo el desalojo del lugar sino que tambi茅n se asisti贸 a una verdadera cacer铆a de las personas que se encontraban en el predio, aun cuando hab铆a sido cumplido el abandono del mismo. Esto, sin ning煤n tipo de justificaci贸n, ya que no emprend铆an ning煤n tipo de acci贸n contra las fuerzas de seguridad, cuyo accionar se extendi贸 m谩s all谩 de cualquier marco legal鈥, expresaron las organizaciones en la presentaci贸n.

All铆 se帽alaron que el 90% de los detenidos fue aprehendido hasta a diez cuadras de distancia del predio desalojado; incluso algunos testimonios dan cuenta de gente que tuvo que correr hasta Glew perseguida por agentes en moto y helic贸pteros.

鈥淭ambi茅n dejamos asentado que las detenciones se llevaron adelante violando infinidad de disposiciones legales: menores de edad fueron trasladadas con mayores y por personal de civil sin identificaci贸n; detenidos fueron mantenidos de rodillas durante casi dos horas sin poder moverse contra los que se ejecutaron torturas ya que la sola permanencia inm贸vil con los brazos por atr谩s provocaba calambres y dolores y el personal policial tironeaba haciendo fuerza para ejercer dolor. Los detenidos fueron mantenidos por m谩s de cuatro horas en camionetas peque帽as y cerradas sin ning煤n tipo de 鈥榙istanciamiento social鈥, posibilidad de ir al ba帽o ni provisi贸n de agua. La demora en el lugar solo parec铆a justificarse en que los miembros de las fuerzas policiales almorzaran. Se les neg贸 incluso una vez en la sede de la DDI la provisi贸n de alimentos y agua, que solo se suministr贸 a quienes tuvieron la valent铆a de solicitarlo鈥, afirmaron.

A su vez, en ning煤n momento se garantiz贸 la presencia de personal femenino para efectuar las detenciones de las mujeres: 鈥淭odas fueron detenidas por personal masculino que no ahorr贸 en expresiones de 铆ndole sexual hacia las m谩s j贸venes. La detenci贸n de las cinco mujeres -en el grupo que se encontraba una menor de edad- fue en el patio trasero de una casa del barrio aleda帽o al predio, donde se hab铆an tratado de esconder para preservarse de las balas de goma que les disparaban cuando eran perseguidas por motos policiales mientras corr铆an tratando de alejarse del lugar. Adem谩s, se le neg贸 la atenci贸n sanitaria inmediata a una de ellas que presentaba heridas sangrantes en la cabeza. Una joven fue arrastrada por el piso varios metros al ser detenida. En el lugar, la revisaci贸n m茅dica que se les ofreci贸 a los detenidos, hombres y mujeres, era al aire libre, sin una carpa que resguardara si deb铆an desnudarse, por lo cual la mayor铆a firm贸 que no ten铆a heridas sin ser revisado. A un detenido le bajaron los pantalones y profirieron amenazas sobre su integridad sexual鈥.

Las organizaciones realizaron adem谩s este lunes una conferencia de prensa en la que rechazaron las declaraciones del ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, sobre la participaci贸n de la izquierda en Guernica.

All铆 reclamaron que el funcionario 鈥渉aga p煤blicas las pruebas que sustentan sus acusaciones鈥 respecto a que las organizaciones poseen un arsenal de gases o que la propia gente quem贸 sus casillas donde perdieron sus pocas pertenencias. 鈥淪abemos que no las tiene, se demostrar谩 que miente y tomaremos las medidas legales que correspondan鈥, agregaron.

La lucha contin煤a

La Coordinaci贸n de Delegades de la Recuperaci贸n de Guernica  y organizaciones sociales realizar谩n este viernes 6 de noviembre una Jornada Pol铆tico Cultural por Tierra, H谩bitat y Vivienda, de 16 a 20, en el Obelisco de la Ciudad de Buenos Aires. El objetivo es debatir y visibilizar de las distintas experiencias de recuperaci贸n de tierras en Buenos Aires; adem谩s de seguir fortaleciendo la lucha de las familias de Guernica y de todas las recuperaciones, y seguir poniendo en agenda la problem谩tica de los vecinos y vecinas desalojados.

Durante la jornada habr谩 paneles de organismos de Derechos Humanos, la Comisi贸n de Urbanismo que realiz贸 el proyecto de urbanizaci贸n para Guernica, Comisiones de Salud y Ni帽eces que formaron parte del proceso, Comisi贸n de G茅neros, Mesa de Comunicaci贸n Popular. Tambi茅n habr谩 una transmisi贸n en vivo y radio abierta, y muestra fotogr谩fica de colectivo de fot贸grafes y periodistes que estuvieron haciendo cobertura durante estos tres meses.

En tanto, en otra de las recuperaciones de tierras que se registran en la provincia de Buenos Aires se realizar谩 este s谩bado 7 de noviembre una Jornada de Arte y Resistencia. Ser谩 en el Barrio Los Ceibos, km 32, ruta 3, La Matanza, donde a partir de las 16 los vecinos y vecinas har谩n charlas, juegos, to

rneos de f煤tbol, bingos solidarios, actividades para los chicos, adem谩s de compartir una olla popular. A su vez, se recibir谩n donaciones de alimentos, verduras, ropa y calzados para beb茅s y ni帽xs, pa帽ales, etc.

Fuentes: Indymedia / Resumen Latinoamericano / Revista Crisis




Fuente: Rnma.org.ar