November 15, 2020
De parte de La Haine
1,554 puntos de vista

M.H.: Se realiz贸 una elecci贸n en los EEUU y me gustar铆a que hicieras una reflexi贸n.

C.K.: Es sumamente complicado el an谩lisis previo porque las cartas ya est谩n jugadas, ahora tenemos que ver qu茅 pasa y c贸mo contin煤a esto. Hasta ahora lo llamativo es la enorme participaci贸n de los votantes. Un r茅cord en la historia estadounidense que tiene un sistema electoral que expulsa a los ciudadanos, que pr谩cticamente los induce a no concurrir a las urnas. Ac谩 viene una reacci贸n y lo m谩s llamativo parecer铆a ser la gran participaci贸n de la juventud. La pregunta es si eso volcar谩 o no la elecci贸n contra Trump. Es una elecci贸n altamente politizada, una verdadera grieta absoluta. Lo interesante de esta participaci贸n es que ya nos est谩 diciendo, m谩s all谩 del resultado, toda la experiencia acumulada por este 煤ltimo a帽o de gran rebeli贸n en las calles, de manifestaciones anti racistas con una participaci贸n multiracial, va a continuar.

El otro gran dato es que Trump ya dijo que 茅l gan贸. No le interesan demasiado los resultados, viene preparando una maniobra para perpetuarse en el gobierno y al menos que haya un aluvi贸n de votos para Biden que inclinen categ贸ricamente el resultado, especialmente en esos Estados que cambian tradicionalmente las elecciones. A menos que haya resultados muy contundentes, Trump tiene montada una estructura para violar los principios b谩sicos de cualquier elecci贸n. Ya tiene mayor铆a en la Corte Suprema, ya sugiri贸 que su gente saldr谩 a la calle. Un escenario latinoamericano en EEUU, as铆 que en los pr贸ximos d铆as vamos a tener mucho que hablar sobre el tema.

M.H.: No volvieron mejores, me refiero al Frente de Todos (FDT).

C.K.: Lo m谩s impactante es lo sucedido en Guernica, si bien hay muchas cosas, creo que esto tiene un impacto simb贸lico que lo convierte en un punto de inflexi贸n porque es la primera represi贸n del gobierno por exigencias del poder. Y no fue una improvisaci贸n o un desborde resultado de un conflicto que se descontrol贸. Fue una decisi贸n premeditada al m谩s alto nivel. Se estuvo negociando hasta 煤ltimo momento, hab铆a posibilidad de un acuerdo, se pod铆an postergar todas las decisiones, seguir acercando posiciones y se resolvi贸 un operativo represivo para mandar un mensaje a los poderosos, fue una decisi贸n de clase, palos a los pobres, derechos de propiedad a los acaudalados.

Y vimos esa terrible imagen, de balas de goma, gases lacrim贸genos. Una topadora contra modestas casillas de gente que demanda tierra para vivir, arrasando la casa de los humildes. Evidentemente no tienen la misma actitud con John Lewis que se apropi贸 del Lago Escondido, o con los due帽os de Vicent铆n que arrasaron con la empresa, o con los Bancos que fugaron capitales, con Caputo o con Macri.

Yo creo que el gobierno est谩 dando muestras de sumisi贸n a los poderosos. La empresa que pidi贸 desalojar Guernica se apropi贸 de esas tierras en la 茅poca de la dictadura c铆vico-militar, porque el empresario era funcionario de Videla. Y a esa gente se le protegen las tierras cuando el propio gobierno reconoce que hay infinidad de tierras usurpadas de los countries a los que a lo sumo se les dice “a ver c贸mo regularizamos la situaci贸n”.

Lo m谩s impactante es Berni, no cabe dudas. Berni haciendo gala de brutalidad, llevando a los periodistas al lugar como si fuera un campo de batalla y despu茅s como una especie de macartismo desatado que es el que ped铆a Pichetto, con una campa帽a burda, payasesca, acusando a la izquierda de tirar gases lacrim贸genos sin ninguna prueba.

Y f铆jate que no hubo grieta en la cobertura de los medios, todos actuaron como alcahuetes del poder, ninguno repudi贸 el desalojo. As铆 que es duro. Es muy impactante, es una hipocres铆a decir que cumplieron la orden de un juez. En Argentina sabemos que los jueces toman decisiones seg煤n el poder pol铆tico y si se hubiera enviado otro mensaje otro hubiera sido el mensaje de los jueces.

No hay que perder de vista lo central, aqu铆 se ha criminalizado una demanda social de una familia empobrecida que se mete en un terreno por necesidad y presentar a las v铆ctimas como culpables es una bajeza moral. En vez de solidaridad y dar auxilio, en vez de escuchar el grito de los excluidos se les manda palos.

驴Esto es definitivo? Veremos. Ahora tenemos una inc贸gnita, si esto es una represi贸n pasajera o inicia un giro. De lo que no tengo dudas es del papel de Berni. No me atrevo a hacer una evaluaci贸n de todo el gobierno, pero Berni calza a la perfecci贸n con el peronismo de derecha. Inclusive est谩 repitiendo la trayectoria de Sergio Massa cuando se plant贸 frente a Cristina. 脡l tiene un acumulado de poder propio, como una alternativa de la derecha. Como m铆nimo dan l谩stima los funcionarios que encubren lo que ocurri贸 diciendo que el operativo se hizo con cuidado y limpieza. Es vergonzoso. Sobre todo porque fue el punto de arranque para hacer lo mismo en Entre R铆os.

Y eso confirma una decisi贸n pol铆tica, porque dos operativos de la misma naturaleza pr谩cticamente en forma simult谩nea, porque en Guernica hubo un desalojo pero en Entre R铆os la familia Echevehere consigui贸 lo que quer铆a. Y el gobierno jug贸 todas las cartas para cortar lo que estaba pasando en Entre R铆os porque incluso ese hecho en esa estancia estaba empezando a generar un tipo de adhesi贸n subterr谩nea, el tipo de adhesi贸n que llev贸 en el 2001 a formar tantas empresas recuperadas y un apoyo a esa iniciativa.

Hubo un acto en la puerta de la Sociedad Rural que es el s铆mbolo de los latifundistas que ocupan tierras. Es una experiencia que empezaba a ganar simpat铆a y por eso es que todos decidieron cortarla de cuajo. Yo creo que esta experiencia, sin embargo, va a dejar un legado, fue importante lo que mostr贸, qui茅n es Echevehere, como Macri. Un retrato de qui茅nes son los poderosos en la Argentina, que no solo hacen estafas, despliegan violencia de g茅nero, arman estructuras de espionaje, incentivan patotas, defienden la propiedad de los ricos frente los desamparados.

En general la gente que ha estafado al pa铆s, empez贸 estafando a sus propias familias. Y eso se vio en el caso de Echevehere y en el caso del hermano de Macri. Creo que mostr贸 eso y fue muy ilustrativo, pero tambi茅n el Proyecto Artigas es una idea que da para hablar, ellos plantearon un modelo de producci贸n agraria sostenible, libre de agrot贸xicos y fue un primer embri贸n de un proyecto de repoblaci贸n agraria.

Yo creo que as铆 como el Movimiento de los Sin Tierra (MST) en Brasil combina cooperativas con compromiso de lucha, acci贸n concreta de recreaci贸n de estructuras agr铆colas con conductas valientes, de acci贸n, con un discurso human铆stico, es una idea que sembr贸 un tipo de sendero interesante.

Por lo tanto, creo que tuvimos dos importantes hechos en un contexto de luchas sociales, salariales y sindicales bastante alica铆das, en un escenario terrible de degradaci贸n de la vida popular. Entonces deja mucho para la acumulaci贸n de experiencias de lo que se viene.

El Presupuesto es parte del giro econ贸mico conservador en curso

M.H.: En Diputados se aprob贸 el Presupuesto. 驴Cu谩l es el contenido?

C.K.: El Presupuesto es parte del giro econ贸mico conservador en curso. En el Presupuesto ya se anticipa la eliminaci贸n del IFE, ya se sugieren mayores recortes para la f贸rmula de las jubilaciones. Est谩 en sinton铆a con otras cosas que aprob贸 el Parlamento, como los nuevos subsidios a los hidrocarburos. Esa nueva ley que simplemente es ganancia para empresas tipo Mercado Libre mientras el famoso impuesto a las grandes fortunas sigue durmiendo. Hace siete meses que se demora la aprobaci贸n, le cambiaron el nombre, le pusieron un nombre m谩s digerible “aporte solidario extraordinario” y sigue en la penumbra, porque el gobierno est谩 tratando de acordar con la oposici贸n derechista.

Primero lo cajone贸 para hacer el canje, despu茅s acot贸 el alcance del gravamen y a esta altura est谩 diluyendo el efecto pol铆tico. Porque ese impuesto era un mensaje de redistribuci贸n del ingreso, eso se fue licuando. Adem谩s se fue licuando el efecto pr谩ctico, porque con tantas concesiones que se les est谩 haciendo a los grandes grupos, como la reducci贸n de retenciones, la moratoria fiscal, el Estado est谩 perdiendo gran parte del dinero que pensaba recaudar con ese impuesto.

A m铆 me parece que vamos a ver c贸mo termina la gran pulseada del momento que es la pulseada cambiaria. Esa va a definir todo. Ya se lanzaron los grandes grupos al terrorismo de mercado, disparando la cotizaci贸n del d贸lar para forzar una gran devaluaci贸n. Eso es lo que ellos quieren. Ojo porque este es un escenario bastante raro. No hay cimientos objetivos, no hay compromisos inmediatos de la deuda, hay super谩vit comercial, no hay demanda del turismo porque est谩 enflaquecido por la pandemia, hay depresi贸n y bajaron las importaciones. Entonces, no es que la demanda de d贸lares viene por ese lado. La demanda de d贸lares tiene un gran determinante en los fondos de inversi贸n que es muy llamativo lo que est谩n haciendo, se quedaron entrampados con t铆tulos en pesos y quieren irse del pa铆s, quieren cambiarlos por d贸lares entonces empezaron una gran corrida cambiaria, quieren sacarle los 煤ltimos d贸lares que le queda a las reservas del Banco Central, hacer una operaci贸n bastante sofisticada en el mercado de bonos conectado con el tipo de cambio, que es el famoso contado por liquidaci贸n; y por esa v铆a sustraer los d贸lares que tiene el Banco Central.

Lo curioso es que esa misma gente es la que acord贸 hace muy poco tiempo el canje de la deuda. Y ellos aceptaron cambiar viejos t铆tulos en d贸lares por nuevos t铆tulos en d贸lares. Entonces, por un lado se deshacen de los t铆tulos en pesos, y aceptaron por otro cambiar t铆tulos en d贸lares. Qu茅 est谩 pasando, no est谩 claro. A m铆 me parece, y esto es una intuici贸n, hay muchos acreedores que est谩n desconfiando a futuro de la Argentina, porque el gran dato es que se est谩 cayendo la cotizaci贸n de los nuevos bonos que se emitieron por la deuda y est谩 volviendo a subir el riesgo pa铆s. Entonces quiz谩s los acreedores suponen que la Argentina no va a poder pagar la deuda dentro de cuatro a帽os. Est谩n anticipando un escenario negativo de largo plazo por el terrible colapso de la econom铆a que ha provocado la pandemia.

Cuando se negoci贸 el canje, mal negociado, in煤tilmente negociado, ya se ve铆a venir esto. El PBI va a caer 12% peor que en 2001 y 2002 y si tenemos suerte en el 2022 y 2023, igual no recuperamos este derrumbe. Con lo cual cuando la Argentina tenga que volver a la negociaci贸n de los nuevos t铆tulos dentro de 3 o 4 a帽os no va a tener super谩vit fiscal ni ingresos porque va a tener una econom铆a muy contra铆da. Yo creo que los acreedores est谩n viendo esto. Probablemente esto est茅 en el trasfondo del problema y por el momento el gobierno est谩 en un giro muy conservador, de muchas concesiones a la derecha. Cosa que la derecha lanza un griter铆o enorme y el gobierno empieza a concederle. Eso es lo que estamos viendo en este momento.

El FMI est谩 contento porque el gobierno de Fern谩ndez le convalid贸 la estafa que hizo con Macri

M.H.: Y el acuerdo con el FMI.

C.K.: Yo creo que eso puede tener consecuencias m谩s negativas que las que ya todos pensamos. Porque hasta ahora se pensaba que iba a haber un acuerdo con el FMI donde solo iba a posponer el pago de lo que la Argentina tiene que pagar, el FMI est谩 contento porque el gobierno de Fern谩ndez le convalid贸 la estafa que hizo con Macri. Ellos prestaron una cifra monumental para que Macri fuera reelegido, esto fall贸, todo ese dinero no se convirti贸 en puentes, escuelas o infraestructura sino que fue fugado, y el gobierno argentino reconoce esa estafa. El FMI est谩 contento con que le paguemos ese dinero que nunca ingres贸 efectivamente a la Argentina.

Eso es lo que iban a conversar y negociar hasta ahora, lo que ha cambiado es la pulseada cambiaria, eso ha cambiado todo. Porque con la brecha cambiaria, la presi贸n por la devaluaci贸n, la campa帽a que hace la derecha atemorizando a los peque帽os ahorristas de que no les van a poder pagar sus dep贸sitos porque el BC va a usar su dinero para proteger las reservas. Con todo ese clima ya hay muchas versiones que indican que si la cosa empeora el gobierno negociar铆a con el FMI no s贸lo postergar los pagos, sino aceptar un nuevo cr茅dito, esos millones que le iban a dar a Macri que al final no se lo dieron porque Fern谩ndez lo primero que hizo cuando asumi贸 fue decir “nosotros no aceptamos m谩s plata del FMI”.

M.H.: Trece mil millones de d贸lares.

C.K.: Claro, ahora est谩n pensando en tomarlos para utilizarlos como freno de la corrida cambiaria. El problema es que si hacen eso hay una contrapartida, el FMI no te da un nuevo pr茅stamo a cambio de nada. Y ya sabemos lo que va a pedir. Toda esta historia que cuenta que tenemos un nuevo FMI, bondadoso, sensible a los pobres es un cuento chino, ya lo vimos en el 2008, pasa la crisis y vuelven al ajuste. Adem谩s lo acabamos de ver ahora, el FMI celebr贸 el recorte de las pensiones que hizo Bolsonaro en Brasil, suscribi贸 con Ecuador una renegociaci贸n de la deuda que introduce enormes recortes al gasto social y creo que en la Argentina lo que tienen para poner sobre la mesa es la reforma laboral.

Lavagna, que es el economista predilecto de Fern谩ndez para ocupar el tim贸n de la econom铆a si tiene que hacer un cambio, ya lanz贸 un proyecto de reforma laboral que es generalizar el sistema de la construcci贸n a todos los trabajadores, sistema seg煤n el cual el patr贸n no pone la indemnizaci贸n sino que el propio trabajador va ahorrando su indemnizaci贸n a futuro.

El FMI prepara eso, prepara reforzar el perfil exportador de la Argentina con esta idea de las mega granjas porcinas, ahora no solo tenemos baja de retenciones sino que tenemos proyectos de mega granjas de cerdos que deterioran el medio ambiente, el ma铆z transg茅nico; una regresi贸n productiva impresionante. Es la convalidaci贸n del desmonte de los bosques, la fumigaci贸n de los campos.

Por lo tanto, si se va a un acuerdo con el FMI en esas condiciones, se afianzar铆a el giro que empez贸 con Vicent铆n, ese fue el punto de cambio. As铆 como Guernica es un punto de inflexi贸n en lo simb贸lico y pol铆tico, Vicent铆n fue un giro econ贸mico, porque fue un gran test, el gobierno abandon贸 el proyecto de expropiaci贸n, anul贸 la intervenci贸n, permiti贸 la continuidad del vaciamiento, el gobierno se desentendi贸 del problema, dijo estar arrepentido y que la sociedad no lo entendi贸.

En realidad la que no lo entendi贸 fue la derecha. La sociedad s铆 entendi贸 que necesit谩bamos poner un punto final a la estafa. Pero se le permiti贸 a los estafadores seguir en la conducci贸n de la empresa y ahora esa gente que son los que hicieron el vaciamiento, en lugar de ir presos ya est谩n desguazando la compa帽铆a. La est谩n entregando a un fondo de inversi贸n que est谩 empezando todo el proceso de venta de activos y a Glencore que se apoder贸 del puerto y de la l铆nea de aceite biodiesel. Cuando termine el concurso no va a quedar nada para repartir entre el Estado y los peque帽os acreedores.

As铆 que ese fue el punto de giro hacia una pol铆tica econ贸mica mucho m谩s conservadora, mucho m谩s af铆n al establishment. Al principio Alberto Fern谩ndez, cuando Techint no quiso aceptar la cuarentena e hizo despidos, los acus贸 de miserables, y ahora, pocos meses despu茅s, Alberto Fern谩ndez va a la reuni贸n de IDEA, se re煤ne todos los d铆as con alg煤n nuevo grupo empresario y tiene una pol铆tica pro mercado con todos los grupos, con los ganadores de la d茅cada del 90, con Rocca, Bulgheroni, con Galper铆n, ninguno queda afuera. Hay un gui帽o a todo esos grupos y el efecto es una pol铆tica econ贸mica cada vez m谩s conservadora y, por lo tanto, m谩s alejada del proyecto de redistribuci贸n del ingreso que fue el mensaje que envi贸 el gobierno en la campa帽a electoral y que despert贸 tanto entusiasmo entre la poblaci贸n.

Quiero concluir con un mensaje optimista. Creo que aunque el escenario se puso muy complicado por lo que estuvimos conversando, me parece importante no perder de vista que tenemos dos grandes noticias que est谩n cambiando el escenario sudamericano: Bolivia y Chile.

M.H.: Y lo de EEUU, porque aunque no creo que cambie su pol铆tica, desde el punto de vista psicol贸gico, que pierda Donald Trump ser铆a importante.

C.K.: Obviamente la pol铆tica de Dem贸cratas y Republicanos hacia Am茅rica Latina es una pol铆tica de Estado basada en la doctrina Monroe y no va a cambiar significativamente. Si gana Biden veremos el test b谩sico que es qu茅 dice frente a Venezuela y las declaraciones previas de la campa帽a electoral cuando fue a Florida para ganar el voto latino fueron terribles, hubo una competencia de discursos reaccionarios con Trump.

Pero igual pienso que en el escenario creado por Bolivia y Chile, una derrota de Trump debilitar铆a mucho m谩s a la derecha que est谩 muy shockeada por esos dos hechos. Lo de Bolivia fue tan arrollador, que todos los proyectos que ten铆an de hacer lo que est谩 pensando Trump que es perpetuarse con un golpe sobre el golpe no lo pudieron ni pensar. Ellos ten铆an previsto un golpe, fraude, desconocimiento de los resultados, hasta tentativa de secesi贸n de Santa Cruz y fue tan abrumador el resultado que quedaron neutralizados por completo y lo importante para nosotros, para la Argentina, es que esa es una victoria de la lucha, no es solo de las urnas, porque con 12 d铆as de bloqueos de ruta, con la COB participando activamente junto al movimiento campesino, lograron las elecciones y reconstruyeron ese gran poder articulador, ese archipi茅lago de organizaciones sociales que es el MAS que volvi贸 a emerger como una fuerza de gran potencia.

Y en Chile lo mismo, el triunfo del 78% del plebiscito se hizo por la lucha, porque no abandonaron las calles en ning煤n momento los j贸venes chilenos. Ese mensaje de Chile de “Borrar tu legado ser谩 nuestro legado” impacta sobre la Argentina, son dos pa铆ses muy pr贸ximos a nuestra realidad pol铆tica y van a influir en el 谩nimo de la poblaci贸n y la acci贸n de los movimientos sociales.

* P谩gina oficila de Claudio Kats: https://kats.lahaine.org

La Haine




Fuente: Lahaine.org