April 27, 2022
De parte de CNT Comarcal Sur Madrid
184 puntos de vista
BYRON MAHER

Si te llama una compa y te dice «¿oyes queréis contar en el periódico que ha pasado en Laboratoria?» eres consciente de repente en el proceso tan importante en el que estamos participando. Los primeros días se realizaron conferencias y debates bajo el título de:

  • Experiencias comunitarias en el conflicto capital vida
  • La experiencia de la huelga general y debate
  • Organización comunitaria, feminismo sindicalista
  • Las puertas giratorias de las trabajadoras pobres
  • Y después el fin de semana, la escuelita sindical, donde aprendimos cosas como los modelos sindicales, la acción sindical, las comunicaciones y los lemas, la negociación de conflictos.

Allí pudimos escuchar a ponentes como Rafaela Pimentel de Territorio Doméstico, a Luisa Campel (activista), Nuria Soto de Ridersxderecho, Valéry Alzaya (sindicalista chicana estadounidense,) junto con nuestras compañeras Alba Moreno y Jara Gonzales.

También participaron voces críticas del feminismo actual como la activista Justa Montero, o la abogada Pastora Filigrana que además dinamizó la asamblea general. Todas estas jornadas concluyen el día 20 en la sede de la FAL con una gran asamblea general.

Todo ello es fruto sin duda de las huelgas generales feministas, de los manifiestos de la asamblea 8M donde hemos estado presentes las compas del sindicato, elaborando y aportando discurso de clase a las reivindicaciones laborales, pero se quedaba pequeño para tanta voz deseosa de organizarse y luchar. Las más precarias, las abandonadas por el sistema y el   Ìˆsindicalismo burgués ̈, han decidido organizarse y dar duro al patrón. En Laboratoria se están juntando todas, mujeres y disidencias, racializadas, migradas, asociaciones de prostitutas y se han juntado y solicitan principalmente RESPETO, APOYO MUTUO, FORMACION Y COORDINACION.

Si durante el primer año estuvimos un poco de rebote, pero estando presentes en todo momento (nos han entrevistado, han estudiado nuestro modelo sindical), en este segundo año hemos tenido un papel importante. Nuestro modelo sindical encaja perfectamente en un mundo donde las mujeres se quieren organizar en torno al empleo. Por eso a las compañeras de la CNT nos escuchan y nos acogen con mucho cariño. Cuando hablamos de feminismo entre las mujeres hablamos de muchas violencias que nos atraviesan, violencias que no podemos separar en el mundo del trabajo y en nuestras vidas. En Laboratoria se habló desde el corazón, desde la desesperación de vidas muy precarias y muy castigadas. Y como lo hicimos desde las entrañas, quisiera reseñar una intervención que nos impactó a las compañeras del sindicato que estábamos presentes, cuando una compañera jornalera de Almería dijo «estamos tan cansadas que no podemos ni pensar». ¿Os imagináis a la compi currando al sol casi todo el día, criando, luchando y jodida para llegar a final de mes con el cuerpo lleno de dolores y teniendo que aguantar seguramente la persecución, de vete a saber quién, por ser una mujer organizada? A mí se me encoge el corazón y como mujer activista nadie puede imaginarse lo que con esa rabia se me pasa por la cabeza.

Eso es el feminismo sindicalista, eso es lo que intentamos hacer las mujeres de la CNT. Hablamos de transversalidad, porque nosotras no podemos separar nuestras vidas de nuestras luchas.

En Laboratoria tenemos que destacar las voces de las compañeras migras que dicen «el feminismo que no quiere tirar la ley de extranjería no es mi feminismo». Sin esa conquista social cómo vamos a combatir las desigualdades económicas que se sufren cuando no tienes ni los mismos ni apenas ningún derecho como persona humana, que a veces tienes que salir a escondidas para que la violencia policial y la persecución no te caiga encima, y que ese día puedas llevar tu sueldo a casa. Es muy fuerte que salgas a la venta ambulante, a la chatarra, a cuidar criaturas o personas mayores de otras familias, o que salgas a buscarte la vida al polígono de Marconi y vuelvas con una paliza, que te roben lo que has ganado y te señalen con más estigma del que tienes y además que no puedas hacer uso ni de la justicia burguesa, porque encima la que podrás ser represaliada serás tú, encarcelada o expulsada encima por ser «ilegal», y que no sepas si volverás a casa o caerás en un CIES.

Traducir nuestra propaganda, las formaciones, acompañar en los procesos de regularización de las personas migradas, cuidarlas ante las agresiones y persecuciones policiales, todas esas cuestiones son las que se necesitan para ir caminando hacia la interseccionalidad de las personas, que solo será una expresión si no ponemos en nuestras organizaciones estas cosas en práctica, nos quedaremos únicamente en teoría.

Fuimos a Laboratoria a aprender y no solo para exponer, pero nos faltó tiempo para escuchar más a las compañeras que asistieron. Tuvimos la oportunidad de participar en dos talleres de la escuelita sindical que fueron “Negociación de conflictos y modelos sindicales”: el perfil de las compañeras que asistieron a las jornadas como ponentes es con experiencia al haber estado en secciones sindicales en las empresas, viviendo conflictos sindicales, incluso por represión sindical, además de haber participado en la vida orgánica de la CNT de diferentes maneras, y también en los entornos feministas. Nadie se imagina la mochila que llevamos las compañeras de la CNT y el curro que por detrás tenemos para estar en esos espacios. La exposición de las compañeras en cuestión del modelo sindical fue espectacular en palabras de las asistentes a dicha formación, pero sí faltó tiempo sobre todo para escuchar a las asistentes. Compartieron mesa con las kellys que fue un super lujazo como siempre estar con ellas, y con CGT que expusieron la organización desde los comités de empresa.

Pudimos hablar del apoyo mutuo, de la acción directa, de funcionar de manera horizontal. Las compañeras mostraron mucho interés en la forma que tenemos de llevar los SP buscando siempre el relevo sin encadenarnos a la silla. También les pareció muy interesante el formato de grupos de trabajo que íbamos formando según necesidades y según territorio. Hablamos de nuestros recursos jurídicos y de los parámetros legales en los que nos movemos, tuvimos tiempo de despejar dudas y fantasmas sobre cómo luchar sin el comité de empresa, o incluso cómo hacer si lo tienes en contra, lo que por desgracia a veces pasa.

Nadie puede decir a las compañeras de otros territorios cómo serán a futuro las distintas Laboratorias que se vayan creando. Ya sabemos cómo son las distintas realidades. Decía una compi del 8M «nos han ido robando espacios donde escucharnos y donde hablar de todas esas violencias que nos atraviesan», por ejemplo las enfermedades laborales no reconocidas de las Kellys, provocadas por abusadores y acosadores cuando trabajas en empleo del hogar y los cuidados.

Y es que las mujeres y las disidencias hemos enfrentado muchas más luchas y conquistas laborales, luchas a las que poca publicidad se han dado, huelgas del textil, conserveras, cigarreras… Pero hay que reconocer que en los últimos tiempos las mujeres hemos experimentado con éxito organizar las huelgas generales feministas y eso no podemos olvidarlo. A veces tenemos la sensación en los diferentes feminismos que en realidad no nos quieren al frente por eso: compañeras precarias señalaban que no se enfrentaban solo a la patronal o a los compañeros más conservadores de las organizaciones, que muchas veces se topaban con las feministas blancas y burguesas que estaban en las organizaciones políticas o en los sindicatos, y denunciaban también que las mujeres académicas las estudian y escriben un libro o se sacan sus tesis y, después, si te he visto no me acuerdo.

Para finalizar contaros que se está estudiando el cómo crear una coordinación para todo el estado, que se están uniendo cada año más colectivos y animaros a que husmeéis en vuestras ciudades y conozcáis a estas mujeres y disidencias pues tenemos un COMUN que compartir, que luchar y que sacar adelante. Gracias Jarilla, Carri, Albita, Yolanda V. y Susana C., Susanilla V. porque en colectivo hemos construido este relato, bellas y queridas compañeras de la CNT, de Mujeres Libres y del 8M

Yolanda De la Torre, de CNT Comarcal Sur (Publicado en el periódico cnt de Abril)




Fuente: Comarcalsur.cnt.es