April 26, 2022
De parte de Ateneo Libertario Carabanchel Latina
62 puntos de vista

El nuevo libro de David Wengrow y David Graeber rechaza con astucia los mitos fatalistas sobre la historia humana: es una defensa de nuestra capacidad de rehacer el mundo.

Los mitos sobre los or铆genes del mundo tienen un efecto psicol贸gico fundamental: sin importar su validez cient铆fica, justifican la situaci贸n presente y limitan nuestra capacidad de imaginar mundos posibles. La sociedad capitalista moderna est谩 fundada sobre dos variantes de un mito 煤nico.

Una historia cuenta que nuestra vida como cazadores-recolectores era 芦desagradable, brutal y corta禄, hasta que lleg贸 el Estado y nos permiti贸 prosperar. La otra historia dice que los humanos, mientras viv铆an en un infantil estado de naturaleza, eran felices y libres, pero luego lleg贸 la civilizaci贸n y 芦todos corrieron al encuentro de sus cadenas禄.

Son dos variantes del mismo mito porque asumen un recorrido hist贸rico unilineal que comienza con igualitarios grupos de cazadores-recolectores y culmina con el desarrollo de la complejidad y la jerarqu铆a sociales. Tambi茅n alimentan la misma perspectiva fatalista sobre el futuro: sea que elijamos a Hobbes (el primero) o a Rousseau (el segundo), nos hacemos a la idea de que lo mejor que podemos hacer para abordar nuestros dilemas actuales es remendar ligeramente el pa帽o de la pol铆tica. La jerarqu铆a y la desigualdad son el precio inevitable de haber madurado.

Ambas versiones del mito nos presentan el pasado de la humanidad como una sopa primordial de peque帽os grupos de cazadores-recolectores, sin ninguna perspectiva ni pensamiento cr铆ticos, donde no sucedi贸 pr谩cticamente nada hasta que nos embarcamos en el proceso que, con el advenimiento de la agricultura y el nacimiento de las ciudades, culmin贸 en la Ilustraci贸n moderna. LEER M脕S

FUENTE: JACOBIN




Fuente: Ateneolibertariocarabanchellatina.wordpress.com