October 1, 2021
De parte de Nodo50
240 puntos de vista


Hago un llamado al mundo para que ayude a mi hijo, un trabajador humanitario encarcelado injustamente por Israel

Por Khalil El Halabi, trabaj贸 durante cuatro d茅cadas como supervisor de educaci贸n en la Franja de Gaza para UNRWA

The Guardian, 30 de septiembre de 2021

Los ni帽os de todo el mundo han regresado a las aulas de las escuelas en las 煤ltimas semanas, incluso aqu铆 en la Franja de Gaza. Para mi nieto de 10 a帽os, Faris, el nuevo a帽o escolar comenz贸 sin que su padre lo llevara a la escuela o lo ayudara con la tarea.

Su padre, mi hijo, Mohammad El Halabi, no ha estado en casa con su familia durante m谩s de cinco a帽os. En cambio, se sienta en una c谩rcel israel铆 sobre la base de cargos falsos.

Como inform贸 recientemente este peri贸dico, su caso es una historia verdaderamente extraordinaria. Es una acusaci贸n pactante del llamado sistema de “justicia” de Israel.

Mohammad trabaj贸 para World Vision, una organizaci贸n ben茅fica de ayuda mundial con sede en Estados Unidos, y se convirti贸 en el director de sus operaciones humanitarias en Gaza. Profundamente comprometido con ayudar a las familias y los ni帽os que lo necesitan desesperadamente, fue presentado como uno de los “h茅roes humanitarios” de la ONU.

A pesar de, o quiz谩s debido a, su trabajo desinteresado de apoyo al pueblo de Gaza, los funcionarios israel铆es ten铆an a mi hijo en la mira. El 15 de junio de 2016, Mohammad fue detenido en el cruce de Erez, despu茅s de regresar a casa de una reuni贸n en la oficina de World Vision en Jerusal茅n.

Estuvo recluido sin acceso a un abogado durante semanas, tiempo durante el cual dice que los interrogadores lo golpearon; la ONU ha dicho que el trato que recibi贸 durante los interrogatorios “puede equivaler a tortura”. Las acusaciones, publicitadas con gran fanfarria por funcionarios y diplom谩ticos israel铆es, fueron absurdas; mi hijo fue acusado de desviar hasta 50 millones de d贸lares de dinero de ayuda durante siete a帽os a Hamas. Adem谩s, la acusaci贸n lo acusaba de desviar miles de toneladas de hierro de 鈥渄oble uso鈥, tra铆do por World Vision a trav茅s del cruce de Kerem Shalom para sus proyectos, en beneficio de Hamas.

Las cifras involucradas excedieron ampliamente el presupuesto anual promedio de World Vision en Gaza . Adem谩s, la ONG dice que ni siquiera utiliz贸 el cruce de Kerem Shalom, ni import贸 hierro a Gaza.

Estos fueron solo algunos de los muchos agujeros en las acusaciones.

Despu茅s de que mi hijo fuera acusado, World Vision encarg贸 una auditor铆a de sus operaciones: no se encontr贸 evidencia para sustentar las afirmaciones israel铆es. De hecho, un portavoz de World Visi贸n dijo que sus investigaciones revelaron evidencia sustancial de que “Mohammad trabaj贸 para asegurar que esta organizaci贸n evitara interacciones inapropiadas con Hamas”. El gobierno australiano, un donante de World Vision, tambi茅n investig贸 y no encontr贸 evidencia de que se hubieran desviado fondos.

Durante cinco a帽os, los fiscales israel铆es no han presentado ninguna prueba concreta contra mi hijo. En cambio, se basan en el supuesto testimonio de un testigo que dice haber escuchado a Mohammad confesar y de un ex empleado de World Vision.

Los funcionarios israel铆es incluso se han negado a permitir que aquellos en Gaza que supuestamente ayudaron a Mohammad en la conspiraci贸n acudan a la corte para testificar como testigos de la defensa en pleno disparate.

Es revelador que, desde el segundo a帽o de su encarcelamiento, le han estado ofreciendo libertad si acepta un acuerdo con la fiscal铆a. Pero Mohammad se ha negado a admitir un crimen que no cometi贸.

Como padre que ha criado a mis hijos para trabajar por la paz y proporcionar trabajo humanitario, he trabajado d铆a y noche por su liberaci贸n. Defiendo a mi hijo porque estoy seguro de su inocencia y conf铆o en que las acusaciones falsas que se le hacen se deben a su labor humanitaria.

Mi hijo cree profundamente en el trabajo que estaba haciendo. World Vision en Gaza financi贸 proyectos humanitarios y ayuda psicol贸gica para ni帽os, proporcionando apoyo a agricultores y pescadores. Distribuy贸 煤tiles escolares a los ni帽os.

Cre铆a que el bloqueo econ贸mico de Gaza fomentaba la violencia y que el trabajo humanitario la reduce, un tema que abord贸 cuando fue invitado a hablar en el parlamento federal de Australia en 2014.

Como reflejo de qui茅n es Mohammed, y a la luz de la absoluta parodia que es su juicio, han aumentado los llamamientos para que se haga justicia y se ponga fin a este insoportable proceso judicial. El pasado mes de noviembre, expertos en derechos de la ONU pidieron a Israel que “libere a [Mohammad]… o le conceda inmediatamente un juicio justo“.

Los medios de comunicaci贸n israel铆es tambi茅n han se帽alado las “inusuales restricciones” impuestas al abogado de mi hijo, Maher Hanna. Como se帽al贸 un editorial del Jerusalem Post, a Hanna s贸lo se le han mostrado algunas de las supuestas pruebas, y lo que se le facilit贸 s贸lo pudo verlo sin tomar notas ni recibir una copia. Como dice Hanna, ni siquiera Kafka habr铆a concebido un juicio tan absurdo. 

Si existiera el debido proceso, estoy seguro de que Mohammad podr铆a demostrar su inocencia. Pero, desde el momento en que fue arrestado y detenido durante semanas sin un abogado, durante los a帽os de audiencias judiciales, toda la historia se ha caracterizado por la injusticia.

Tambi茅n ha sido inhumano. La fiscal铆a ha animado a Mohammad a admitir un delito menor que no ha cometido, lo que se ha negado a hacer. Mientras tanto, yo me veo privado de mi hijo, y sus hijos se ven privados de su padre.

Se espera el veredicto en las pr贸ximas semanas, y todav铆a creo que la justicia puede prevalecer. Cada vez hay m谩s conciencia de la situaci贸n de Mohammad. Cualquiera que alce la voz puede marcar la diferencia, desde los gobiernos y los trabajadores humanitarios hasta todas las personas de buena conciencia. Alza la voz, acaba con esta injusticia y trae a Mohammad a casa.

 Mohammad El Halabi, director of World Vision鈥檚 humanitarian operations in Gaza.




Fuente: Causaarabeblog.blogspot.com