October 22, 2022
De parte de Asociacion Germinal
164 puntos de vista

Por Geraldina Colotti

鈥淗enry fuera. No a la ocupaci贸n鈥. La protesta en las calles de Hait铆 se帽ala as铆 a los responsables de la devastadora crisis que atraviesa el pa铆s: crisis econ贸mica, sanitaria, institucional, humanitaria. El c贸lera que, entre 2010 y 2019, afect贸 a m谩s de 820.000 personas y caus贸 10.000 muertes, tambi茅n ha regresado.

Ya hay una veintena de muertos y la epidemia corre el riesgo de extenderse entre la poblaci贸n pobre que no puede comprar alimentos ni jab贸n. La desnutrici贸n severa, que afecta a un ni帽o o ni帽a de cada cinco, las malas condiciones higi茅nicas y la ausencia de agua potable, favorecen la propagaci贸n del c贸lera (y el enfado de la poblaci贸n). De un total de 11,5 millones de habitantes, 4,7 millones padecen hambre.

El 70% de los centros de salud est谩n cerrados o no funcionan, incluso por falta de combustible: a mediados de septiembre, el costo volvi贸 a duplicarse, como ya hab铆a sucedido el a帽o pasado, a pesar de la pandemia. Las bandas que responden a las distintas facciones de la oligarqu铆a local siembran el caos con fines pol铆ticos, cuyos hilos se dibujan desde afuera. Una importante pandilla ahora controla los dep贸sitos de combustible en el puerto de la capital, paralizando las actividades.

Seg煤n la ONU, 2020 fue el a帽o de la gangsterizaci贸n acelerada del pa铆s. Como en tiempos del dictador Duvalier que, en 1959, cre贸 la milicia tonton macoute y la convirti贸 en su polic铆a secreta, tambi茅n el ex presidente Jovenel Mo茂se hab铆a creado la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI), una fuerza parapolicial, para reprimir la protesta social.

El mayor n煤mero de muertes por la violencia de las bandas armadas se registra no por casualidad en los barrios populares, donde es m谩s frecuente el estallido de la ira social contra un sistema represivo y subordinado a los poderes neocoloniales. Pandillas financiadas por la Casa Blanca para desestabilizar el pa铆s y propiciar una nueva ocupaci贸n, denuncian las organizaciones populares que animan la protesta.

El 7 de julio de 2021, el presidente Jovenel Mo茂se fue asesinado por un grupo de mercenarios colombianos de marca estadounidense que gozaban de una evidente complicidad interna. Una 芦prejubilaci贸n禄 sangrienta que indicaba un cambio de caballo de los titiriteros para una nueva fase de reorganizaci贸n de poderes, seis meses despu茅s de la elecci贸n de Biden.

Mo茂se gobern贸 por decreto sin legitimidad real, con casi todos los cargos electivos caducados debido al continuo aplazamiento de las elecciones parlamentarias y regionales. Un gobierno de facto es tambi茅n el que preside el primer ministro Ariel Henry, instalado arbitrariamente, tras la muerte de Mo茂se, por representantes del Core Group, que desde hace a帽os 芦protegen禄 a Hait铆.

El Core Group es un sector designado por Naciones Unidas e integrado por los embajadores de Alemania, Brasil, Canad谩, Espa帽a, Estados Unidos, Francia, la Uni贸n Europea, por el Representante Especial de la Organizaci贸n de Estados Americanos y la Representante Especial del Secretario General de la ONU.

Solo diez senadores y Joseph Lamb茅rt, el presidente de la c谩mara alta, que se renueva por un tercio cada dos a帽os, permanecen en el cargo como autoridades elegidas por las urnas. En este contexto, el 7 de octubre, Ariel Henry se dirigi贸 a sus padrinos, solicitando el env铆o urgente de una fuerza de intervenci贸n externa: una nueva prevaricaci贸n para un pueblo que no olvida los abusos sufridos por la Minustah, la 芦misi贸n de estabilizaci贸n de las Naciones Unidas禄, estacionada entre 2004 y 2017, y considerada responsable de la introducci贸n del c贸lera.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, que calific贸 la situaci贸n de 芦catastr贸fica禄, propuso enviar una 芦fuerza de acci贸n r谩pida禄 compuesta por soldados de uno o m谩s pa铆ses: para ayudar al gobierno de facto a recuperar el control de la capital Puerto Pr铆ncipe y liberarla de bandas armadas. Aviones militares estadounidenses y canadienses ya llegaron a Hait铆, en medio de protestas populares, que son fuertemente reprimidas.

Una intervenci贸n militar disfrazada de ayuda humanitaria para continuar con la dominaci贸n de la perla negra del Caribe y robar sus recursos, manteni茅ndola en el abismo. Un patr贸n que se repite desde hace treinta a帽os, durante los cuales Hait铆 ha sufrido 10 intervenciones militares, y que perpet煤a la venganza colonial contra la primera rep煤blica de esclavos libres. Entre 1791 y 1804, la revuelta de los esclavos y una larga guerra de guerrillas contra el ej茅rcito colonial franc茅s y los proprietarios de seres humanos con la piel negra llevaron a la independencia de Hait铆, la segunda naci贸n de Am茅rica en obtenerla, despu茅s de Estados Unidos.

Un s铆mbolo de libertad para las Am茅ricas. Tras la victoria sobre los ej茅rcitos coloniales brit谩nico, espa帽ol y franc茅s, el presidente haitiano Alexandre P茅tion convierte a su pa铆s en una base de apoyo fundamental para todas las luchas de liberaci贸n del continente latinoamericano. Como recuerda el escritor Johari Gautier Carmona, en primer lugar, P茅tion ofrece a Francisco de Miranda la 芦Espada Libertadora de Hait铆禄 que simboliza la expulsi贸n de los franceses.

Tambi茅n all铆, en Hait铆, se confecciona la bandera amarilla, azul y roja que representar谩 el despertar de la Gran Colombia. El 12 de marzo de 1806, los colores de tres naciones latinoamericanas ondearon por primera vez en la bah铆a de Jacmel (Hait铆). En ese momento, Francisco de Miranda hace su famoso juramento: 芦Juro ser leal a los pueblos libres de la Am茅rica del Sur, independiente de Espa帽a, y servirles honesta y lealmente contra sus enemigos y adversarios y observar y obedecer las 贸rdenes del supremo gobierno de este pa铆s legalmente constituido y bajo las 贸rdenes del general y de los oficiales superiores a m铆鈥.

Casi diez a帽os despu茅s, en 1815, P茅tion culmina su estrategia geopol铆tica al dar asilo al pol铆tico argentino Manuel Dorrego 鈥 quien pronto se destac贸 como uno de los principales referentes del federalismo rioplatense (y en 1820 y 1828 se convirti贸 en gobernador de la provincia de Buenos Aires) -, e invitando a Sim贸n Bol铆var a retomar la lucha por la independencia americana. Bol铆var recibir谩 de P茅tion refugio, armas, veh铆culos y soldados a cambio de la promesa de decretar la abolici贸n de la esclavitud en Am茅rica, firmada por ambos.

Las palabras del Libertador confirman su eterna admiraci贸n y gratitud por Alexandre P茅tion: 芦Habiendo perdido Venezuela y la isla de Nueva Granada, la isla de Hait铆 me recibi贸 con hospitalidad: el magn谩nimo presidente P茅tion me prest贸 su protecci贸n y bajo sus auspicios form茅 una expedici贸n de trescientos hombres comparables en valor, patriotismo y virtud a los compa帽eros de Le贸nidas. 隆Gracias al pueblo de Hait铆, mis compatriotas volver谩n a ser libres!鈥. Un agradecimiento que el pueblo venezolano nunca ha dejado de sentir: primero con el Comandante Ch谩vez y luego con Nicol谩s Maduro.

Fuente: Resumen Latinoamericano

Share



Fuente: Asociaciongerminal.org