February 22, 2021
De parte de Kurdistan America Latina
359 puntos de vista


El Consejo de Mando de las Fuerzas de Defensa del Pueblo (Hêzên Parastina Gel, HPG) celebró su reunión general anual en las Zonas de Defensa de Medya a finales de enero. La agencia de noticias ANF tuvo la oportunidad de hablar con el comandante guerrillero Rizgar Êrsî sobre los temas tratados y los objetivos para el presente año.

A continuación una síntesis de las declaraciones del miembro de la HPG:

Reunión anual en un momento extremadamente difícil

Es un momento importante e histórico. Hemos tratado muchos temas en detalle y hemos mantenido profundas discusiones. Como saben, el Estado turco colonial fascista-genocida llevó a cabo un ataque integral contra los valores del pueblo kurdo en 2020, con el objetivo de liquidar el movimiento de liberación. Este proceso de liquidación comenzó reforzando el aislamiento (de Abdullah Öcalan). A continuación, los ataques se dirigieron contra las actividades en la esfera política y social. Además, hubo una hostilidad generalizada hacia los jóvenes y las mujeres kurdas. El dictador Erdogan y su socio fascista Bahçeli han convertido el Kurdistán en una prisión al aire libre. Dudo que todavía haya patriotas que no hayan sido atrapados en esta ola de represión. Toda persona con conciencia nacional kurda se verá perseguida tarde o temprano por esta mentalidad de ocupación. Esto forma parte de la política especial de guerra.

Los guerrilleros hicieron grandes sacrificios y resistieron los ataques. Desde Dersim hasta Xinere y Xakurke, pasando por Serhed, hasta las montañas de Amanos, nuestro generoso pueblo luchó desinteresadamente. Sin duda, es esta valiente postura de los guerrilleros la que socavó el plan de liquidación del enemigo. Porque el enemigo está desarrollando nuevos conceptos y haciendo grandes esfuerzos para revivir y, sobre todo, poner en práctica su política corrosiva y genocida. En nuestra reunión hicimos especial hincapié en un punto: como movimiento de liberación, hemos estado en guerra con este Estado ocupante durante más de cuatro décadas, y nuestra experiencia es claramente grande. Muchos jóvenes se han entrenado con la guerrilla sobre la base de estos 40 años de práctica de guerra y han adquirido habilidades. Para que estas habilidades den sus frutos en la práctica, debe haber una voluntad total de vencer a los ocupantes. El objetivo que nos hemos fijado es llevar la lucha hasta la victoria. Nuestro objetivo es claro y el mejor ejemplo es Heftanîn.

Planes de destrucción frustrados

Desde principios del año pasado, el enemigo ha intentado presionar a nuestro pueblo con métodos de guerra especial y mediante operaciones como Blitz, Kralle y, actualmente, Eren, para conseguir resultados. Pero también aquí han fracasado estrepitosamente. Siempre decimos que el enemigo sólo puede luchar contra nosotros con la tecnología, pero eso carece tanto de voluntad como de valor sobre el terreno. Tal y como están las cosas, incluso la tecnología del enemigo apenas consigue resultados. ¿A qué se debe esto? Echemos un vistazo a los grupos de tropas mercenarias reunidas por el Estado turco y desplegadas contra nosotros en todas las regiones fuera de Bakur (Kurdistán turco): kurdos corruptos y restos de milicias como ISIS, Al Nusra y otras. No son las fuerzas armadas oficiales de Turquía las que nos combaten. El Estado depende de estos remanentes, de estos mercenarios, ya que su tecnología no es suficiente. Para eliminar nuestro movimiento por la libertad, se venden todos los recursos de Turquía. Ciertamente, la resistencia que ofrecemos provoca víctimas, pero como movimiento hemos pasado por fases mucho más difíciles y extremadamente críticas en el pasado. Fuimos capaces de hacer frente a todas las situaciones con éxito y conquistaremos y ganaremos este proceso también.

En este sentido, nuestro Consejo de Comando califica el año 2020 como un año en el que la guerrilla, con gran resistencia y disposición al sacrificio, impidió que el enemigo lograra su objetivo. La guerrilla de la libertad en las montañas de Kurdistán tiene una gran confianza y una firme determinación. No importa lo que haga el enemigo, estos ataques fascistas no pueden producir resultados. Eso es seguro. A medida que la guerra avanza, los guerrilleros maduran y ganan en experiencia. Adquirimos los fundamentos de la lucha moderna, nos profesionalizamos y ampliamos nuestros horizontes ideológicos y militares. Aunque un movimiento esté en inferioridad numérica, si cuenta con una fuerza hábil y mayor, puede derrotar al enemigo. Adaptándose a las condiciones de la nueva era -ya sea el camuflaje o el estilo de los movimientos-, mientras la guerrilla tenga ventaja en el terreno, el enemigo no tendrá ninguna posibilidad. Estamos seguros de ello.

¿Cuáles son los objetivos para 2021?

En primer lugar, hay que subrayar una vez más que el Estado turco está librando una guerra especial. Cuando la guerrilla de la libertad de Kurdistán hizo su primera aparición el 15 de agosto de 1984, dijeron: “Esto es sólo un puñado de gente, los destruiremos”. Llevamos 37 años de lucha guerrillera, pero sigue apareciendo esta frase, que por supuesto tiene que ver con la motivación de los nacionalistas. Sí, con el apoyo de la OTAN, el Estado turco lleva años librando una guerra, pero no puede ganarla. Se trata de una guerra de cifras. Hemos escuchado muchas veces el estribillo según el cual “sólo quedan tantos combatientes” en la misma zona de la guerrilla durante años. El hecho es que la guerrilla, en contra de los deseos del Estado, que cree que puede predecir nuestra vida, crece en fuerza cada año, realizando acciones más eficaces. Todos deberíamos tenerlo en cuenta.

Por supuesto, también tenemos déficits. Si hubiéramos analizado a fondo nuestras acciones de acuerdo con las perspectivas de Reber Apo (Abdullah Öcalan) con respecto a las guerrillas modernas, habríamos logrado éxitos mucho mayores en esta guerra hoy. Somos conscientes de estas deficiencias. En nuestra reunión anual pusimos sobre la mesa una gran autocrítica al respecto. Personalmente, creo firmemente que nosotros, como guerrilla, lograremos grandes cosas mientras nuestro autoanálisis se base en las perspectivas de Abdullah Öcalan. Desde este punto de vista, 2021 será sin duda un año muy importante para nosotros. También creemos firmemente en el apoyo popular a la guerrilla, así como en la estrategia de guerra popular revolucionaria para la victoria. Nuestro objetivo principal es romper el aislamiento y liberar a Reber Apo. Podemos y debemos tener éxito. Porque sin él no habrá solución a los problemas del pueblo kurdo, nuestro pueblo lo sabe. Sin embargo, en este momento, nuestro presidente está siendo aislado del mundo exterior y no hay ningún tipo de contacto con él. El enemigo trata de desmoralizar a nuestro pueblo y a la guerrilla mediante el aislamiento y trata de separarlos unos de otros. Tratar con Reber Apo está directamente relacionado con tratar con toda la población kurda. Actualmente, está aislado y el pueblo siente el mismo aislamiento. Hay una resistencia contra este aislamiento en las cárceles y está en curso. Hay una huelga de hambre. Me gustaría saludar la lucha de estos compañeros. También saben que si el presidente Apo está aislado, ellos también lo están. Porque la dignidad del pueblo kurdo está representada por ellos.

Por esta razón, nuestra principal tarea en 2021 es la liberación de Abdullah Öcalan. Vemos su libertad como la base de nuestra lucha. Esta lucha continuará hasta que Reber Apo sea liberado. Este año de resistencia lo configuraremos sobre la base de tácticas de guerrilla modernas y expulsaremos al enemigo de Kurdistán. Sabemos que este enemigo seguirá trabajando en la aplicación de su plan de exterminio y llevará a cabo nuevos ataques contra la guerrilla mediante la represión de nuestro pueblo. Sin embargo, no obtendrá ningún resultado. Aunque sólo quede la sombra de la guerrilla, el Estado turco en Kurdistán ya no podrá pasar.

En 2020, nuestra resistencia estuvo dirigida por amigos generosos como los comandantes Egîd Civyan, Zin Cizre, Yılmaz Dersim, Agit Garzan, Amara Batman, Bargiran Erkendî, Kasım Engin y Leyla Van. Con tácticas y métodos modernos, la victoria será nuestra. Porque no hay otro camino para nosotros que la victoria. Es el ejército de ocupación turco el que ha invadido nuestra patria y al que hay que expulsar.

Defender los valores de nuestro pueblo

El enemigo está llevando a cabo una dura política de guerra contra nuestro pueblo, cuya fase final es una serie de episodios violentos. Además, hay intentos de reclutamiento de espías. Con estos métodos, el enemigo quiere insultar la dignidad del pueblo kurdo bajo sus pies y robarle sus sentimientos revolucionarios y patrióticos. Los cuerpos de nuestros amigos y compañeros caídos fueron secuestrados por este enemigo y enterrados bajo una acera en Estambul. Una madre recibió los restos de su hijo por correo. Todos estos actos tienen como objetivo eliminar los valores existenciales del pueblo kurdo.

Como guerrilla de la libertad de Kurdistán, nuestro mensaje es que hay que hacer todo lo posible para proteger los valores fundamentales del pueblo kurdo. El enemigo mata cada día a miembros de nuestra sociedad y ataca sus valores. El pueblo debe rebelarse contra él. No puede aceptar estos crímenes. Mientras nuestro pueblo apoye plenamente la resistencia de la guerrilla, es sólo cuestión de tiempo que expulsemos al enemigo de Kurdistán de una vez por todas.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

<!–

–>




Fuente: Kurdistanamericalatina.org