February 18, 2021
De parte de SAS Madrid
365 puntos de vista


La de Helados Alacant es una historia de 茅xito empresarial, de una marca que se ha configurado como un referente en el sector desde unos or铆genes modestos. Comenz贸 cuando, en 1972, 35 artesanos heladeros pusieron 60 pesetas cada uno para configurarse como sociedad. El n煤mero de socios fue creciendo con el tiempo; desde 2009 la empresa mantiene el liderazgo en ventas en el mercado espa帽ol y tampoco le va mal en las exportaciones. Las cifras de 茅xito, no obstante, no han sido lo 煤nico de Helados Alacant que ha ocupado titulares en los recortes de prensa de los 煤ltimos a帽os: la muerte de un trabajador subcontratado en 2017, las problem谩ticas derivadas de la negociaci贸n del convenio colectivo, la convocatoria de una huelga indefinida de fines de semana y despidos de trabajadores con, al menos, 10 a帽os de antig眉edad ensombrecen los resultados econ贸micos de la empresa. 

Ferm铆n Hern谩ndez, secretario general del sindicato Solidaridad Obrera en Alicante, denuncia haber recibido recientemente una querella por parte del due帽o de Helados Alacant por delitos contra el derecho al honor. 鈥淥 no ha recibido la resoluci贸n de Inspecci贸n de Trabajo o no la ha le铆do, porque 茅l hace alusi贸n a ataques personales y no hab铆a nada opinativo, eran p谩rrafos pegados del documento鈥, expone el Hern谩ndez. Se refiere al acta de infracci贸n que Inspecci贸n de Trabajo firm贸 en agosto de 2018, despu茅s de que un trabajador subcontratado muriera al ser atrapado por un carro automatizado en la f谩brica de Sant Vicent del Raspeig (Alacant). Desde el sindicato aseguran que, despu茅s de dos a帽os, las medidas de seguridad que se exig铆an en un informe realizado por el Instituto Valenciano de Seguridad y Salud en el Trabajo (INVASSAT) segu铆an sin cumplirse.

Helados Alacant asegura a El Salto que 鈥渓a empresa siempre ha cumplido y cumple con todas las certificaciones y normativa en vigor en cuanto a medidas de seguridad laboral鈥 y matiza que la sanci贸n de Inspecci贸n de Trabajo 鈥渘o es firme al encontrarse recurrida鈥, pero Hern谩ndez hace alusi贸n a un informe del Ministerio de Trabajo, a fecha de marzo de 2020, al cual ha tenido acceso El Salto, y en el que se refleja que 鈥渜ueda constatada la omisi贸n absoluta de la empresa de su deber de diligencia y celeridad a la hora de evitar otro accidente mortal como el sucedido el 30/11/17鈥. 鈥淎 pesar de haber sido objeto de un procedimiento sancionador derivado de un acta de infracci贸n 鈥攃ontin煤a el escrito鈥, y a pesar de haber realizado el INVASSAT las oportunas recomendaciones t茅cnicas hasta en dos ocasiones, la empresa ha decidido realizar caso omiso y continuar la actividad laboral en el silo frigor铆fico perpetuando la situaci贸n de riesgo y asumiendo la posible repetici贸n de los da帽os producidos en su d铆a鈥.

Si bien algunas recomendaciones t茅cnicas derivadas de Inspecci贸n de Trabajo fueron realizadas y se acredit贸 formaci贸n preventiva de nivel b谩sico en Riesgos Laborales, desde Solidaridad Obrera critican la tardanza de la puesta en marcha de medidas de protecci贸n laboral, en la actualidad subsanadas seg煤n la 煤ltima comprobaci贸n de los t茅cnicos. La empresa justifica el plazo de implementaci贸n de 鈥渄eterminadas acciones relacionadas con el accidente acontecido en nuestra planta鈥 haciendo alusi贸n a que 鈥渁nte una mera recomendaci贸n en tal sentido del INVASSAT鈥, la empresa decidi贸 retrasarlas con el fin de permitir que el Juzgado de Instrucci贸n de San Vicente que se hallaba 鈥攜 se halla鈥 investigando el accidente de la v铆ctima, 鈥渄ecidiera si atend铆a la petici贸n de alguna de las partes personadas en el proceso de llevar a cabo una pericial acerca del funcionamiento de la m谩quina donde sucedi贸 el accidente鈥.

Frente a la justificaci贸n de Helados Alacant, que argumenta que 鈥渓a empresa opt贸 por no llevar a cabo modificaci贸n alguna de la m谩quina en un ejercicio de prudencia鈥 y con el 煤nico fin de 鈥渘o impedir una pericial con cuya realizaci贸n la empresa鈥, el citado informe del inspector de trabajo rechazaba el argumento exponiendo que 鈥渘o se puede perpetuar [manteniendo la actividad en el lugar de trabajo] la situaci贸n de riesgo y permitir la posible repetici贸n del fatal desenlace […] porque no existe norma procesal que permita la perpetuaci贸n de un riesgo contra la seguridad manteniendo la actividad laboral a resultas de una reconstrucci贸n de los hechos鈥.

Para Hern谩ndez, la cuesti贸n m谩s grave al respecto de esta tardanza es otra a la que hace alusi贸n el inspector de trabajo firmante, que expone que, al ser preguntados los comparecientes si la subsanaci贸n pedida ser铆a ejecutada de inmediato, 鈥渞esponden que no ser铆a posible hasta dentro, al menos, de siete meses supeditando la seguridad de los trabajadores a una necesidad comercial y productiva de la empresa, al estar en curso la temporada alta de actividad de la misma鈥. 鈥 No nos parece razonable que se prime la producci贸n a la salud de los trabajadores, aparte de que por ley eso no puede hacerse鈥, sentencia el secretario de Solidaridad Obrera.

Convenio colectivo

El cap铆tulo de la muerte del trabajador y lo que sigui贸 al fallecimiento se suma a varias situaciones m谩s denunciadas por Solidaridad Obrera vinculadas con la empresa, entre las que destaca la negociaci贸n del convenio colectivo. Para contextualizarlo hacen referencia a finales de 2016 cuando, aseguran, los trabajadores accedieron a que se congelaran las tablas salariales ante el anuncio de p茅rdidas de la empresa. Casi dos a帽os m谩s tarde, la prensa local se hac铆a eco de los 鈥90,7 millones de facturaci贸n鈥 de la marca, que hab铆a multiplicado por cinco sus beneficios. 

La negociaci贸n del convenio colectivo en la empresa se inici贸 ahora hace dos a帽os. En junio de 2019, la direcci贸n de la empresa quiso incluir el turno de fin de semana en el convenio colectivo de la empresa, que llevaba negoci谩ndose medio a帽o sin lograr un acuerdo. El comit茅 de empresa se opuso y los trabajadores se negaron a hacer horas extras los fines de semana. 鈥淯n d铆a fuimos a la reuni贸n convocada por la empresa, pero el due帽o no negociaba; al d铆a siguiente nos volvi贸 a convocar y hab铆a firmado con un sindicato amarillo un contrato extratuario, y la empresa se qued贸 sin convenio salvo los que se quisieran adherir鈥, asegura Hern谩ndez. Ayessa Voces Macias, presidenta del comit茅 de empresa, asegura no obstante que estas adhesiones no fueron 鈥渞ealmente voluntarias鈥 ya que 鈥渉ubo muchas coacciones鈥. Desde la empresa se limitan a afirmar, al respecto de la cuesti贸n del convenio colectivo, que 鈥渟e firm贸 en 2020 y est谩 actualmente en vigor, acord谩ndose una subida del 1,7% para 2021 y una subida del 1,7% para 2022鈥. Sin embargo, para Voces 鈥渓a empresa dice que la mayor铆a de trabajadores lo han firmado voluntariamente y se ha hecho todo bien, pero lo que no cuentan son las presiones o los despidos鈥.

La presidenta del comit茅 afirma que, durante la negociaci贸n del convenio colectivo, la empresa despidi贸 a cuatro empleados fijos discontinuos con al menos diez a帽os de antig眉edad. Todos ellos acudieron a la justicia para recurrir las causas del despido 鈥斺渘o dar el perfil鈥 u 鈥渙frecer un bajo rendimiento鈥濃. 鈥淓n realidad todos son nulos, lo que pasa es que la mayor铆a no han querido volver a entrar, as铆 que tres llegaron a acuerdos鈥, asegura Voces. En enero del 2020, el juez le dio la raz贸n al que s铆 lleg贸 a los tribunales, obligando a la empresa a readmitir al empleado, abonarle los salarios que hab铆a dejado de percibir desde junio hasta la fecha, y a indemnizarle. La empresa recurri贸 la sentencia e, informan desde su departamento de comunicaci贸n, 鈥渞ecientemente el TSJ de la Comunidad Valenciana ha dado la raz贸n a Helados Alacant, dejando sin efecto la nulidad declarada del 煤nico [despido] que se declar贸 nulo en primera instancia鈥. Desde Solidaridad Obrera apuntan que, a fecha de publicaci贸n de este art铆culo, no tienen constancia de tal dictamen.  

Desde enero del a帽o pasado, Solidaridad Obrera ha convocado una huelga indefinida los fines de semana. Preguntada su valoraci贸n, desde la empresa responden 煤nicamente que 鈥渆n 2020 no se comput贸 ni una sola hora de huelga鈥. 鈥淟a funci贸n final de la huelga es que no te obliguen a ir un fin de semana a trabajar鈥, recuerda Hern谩ndez, quien a帽ade que entiende 鈥渓a situaci贸n de cada persona鈥 que decide no secundarla. En este sentido, desde el sindicato recuerdan que la plantilla est谩 formada mayoritariamente por mujeres, y hacen alusi贸n en este punto a lo que aseguran que son unas insuficientes pol铆ticas de conciliaci贸n. 

Seg煤n Solidaridad Obrera, actualmente existen cuatro demandas interpuestas contra la empresa adem谩s de siete denuncias a Inspecci贸n de Trabajo, una relacionada con los equipos de protecci贸n individual contra el coronavirus. Sobre la cuesti贸n de la crisis sanitaria, Helados Alacant garantiza que 鈥渟e han implantado todas las medidas generales recomendadas por las autoridades sanitarias as铆 como otras muchas espec铆ficas para el desarrollo de nuestra actividad鈥 y niega la existencia de brotes activos en la empresa, si bien Ayessa Voces asegura que ha habido 鈥渕ucho descontrol鈥 en la empresa despu茅s de que varios trabajadores dieran positivo el pasado mes de enero.

鈥淕rupo Alacant ha sido un generador de empleo en los 煤ltimos a帽os con un crecimiento de puestos de trabajo y n煤mero de personas contratadas en las dos 煤ltimas temporadas que se sit煤a en un 15%鈥, rese帽a Helados Alacant en la comunicaci贸n mantenida con El Salto. Solidaridad Obrera critica, no obstante, que todav铆a existan trabajadores fijos discontinuos: 鈥淓l convenio colectivo obliga a priorizar a la plantilla y mejorar su situaci贸n, y ya despu茅s vendr谩n las nuevas incorporaciones鈥, resume Hern谩ndez. 

Desde Helados Alacant se muestran 鈥渙ptimistas con respecto al futuro teniendo una previsi贸n alcista para la presente temporada鈥. Si las denuncias de Solidaridad Obrera llegan a puerto, las buenas cifras no van a ser, un a帽o m谩s, la 煤nica referencia a la empresa en los titulares de los pr贸ximos meses.

Enlace relacionado ElSaltoDiario.com (17/02/2021).




Fuente: Sasmadrid.org