September 7, 2021
De parte de Amor Y Rabia
152 puntos de vista


por S. Geist

Diccionario Bompiani de Autores Literarios (1987)

Naci贸 el 12 de julio de 1817 en Concord, donde muri贸 el 6 de mayo de 1862. A lo largo de toda su vida profes贸 un gran afecto a su localidad natal, 芦cuna de la Revoluci贸n norteamericana禄; este sentimiento es el 煤nico susceptible de ser denominado amor en un temperamento como el de Thoreau, que parec铆a a cualquier v铆nculo afectivo. Su padre era un modesto fabricante de l谩pices, y su madre una mujer de origen noble que ten铆a establecida una especie de pensi贸n. La visi贸n de los campos, los bosques, los r铆os y torrentes de Nueva Inglaterra y los libros influyeron m谩s que nada en su formaci贸n. Fueron sus lecturas los textos cl谩sicos griegos, latinos e ingleses, y, entre estos 煤ltimos, los de los poetas metaf铆sicos en particular, en cuyas parad贸jicas fusiones de los sentidos con el esp铆ritu y de lo cotidiano con lo c贸smico reconoci贸se en gran parte.

Pocos literatos norteamericanos han actuado como Thoreau sobre un conocimiento de la literatura tan amplio y profundamente asimilado. La educaci贸n formal de nuestro autor acab贸 en Harvard. Vuelto a Concord, gan贸se las simpat铆as de su vecino Emerson, entonces en el punto culminante de sus facultades. El sabio del pueblo tom贸 al jovencito bajo su protecci贸n, y luego, durante alg煤n tiempo, le tuvo en su casa. Pero al contrario de lo que ocurri贸 con Emerson, Thoreau posey贸 unos sentidos (todos, salvo los del campo sexual) tan agudos como los de un vig铆a indio o de un tuberculoso; lleg贸 al conocimiento del esp铆ritu mediante la vista, el tacto, el o铆do y el olfato. Para este naturalista metaf铆sico las pe帽as de Concord fueron, al mismo tiempo, rocas, milagros y revelaciones, y no recobraron su verdadera condici贸n hasta m谩s tarde, cuando Thoreau reconoci贸 que la historia natural era un 芦ciencia禄.

Durante algunos a帽os se gan贸 la vida mediante el ejercicio de la ense帽anza; sin embargo, rebel谩base contra las restricciones puestas a la libertad de estudiar, meditar y observar. Estas actividades, junto con la composici贸n literaria, constitu铆an sus verdaderas vocaciones naturales; y as铆, en beneficio de su cultivo se content贸 con las ganancias que pod铆a obtener de la fabricaci贸n de l谩pices. Frugal hasta el ascetismo, pose铆a unas necesidades materiales m铆nimas. Era uno de aquellos hombres, no raros en Nueva Inglaterra, para quienes el vino es simplemente una bebida alcoh贸lica que aturde, en tanto el agua pura y fresca una fuente de indescriptible voluptuosidad sensual. Salvo en lo referente a un breve idilio, formado esencialmente por silencios, las mujeres no tuvieron parte alguna en la existencia de Thoreau; lo mismo cabe afirmar de los hombres, considerados s贸lo extra帽os motivos de observaci贸n y reflexi贸n. Sus 煤nicas amistades 铆ntimas fueron las palabras y las cosas.

Las reflexivas exploraciones de la regi贸n situada en torno a Concord se vieron interrumpidas por ocasionales Excursiones llevadas a cabo mucho m谩s lejos. Una de ellas dio lugar, en 1849, a Una semana en los r铆os Concord y Merrimae; otras inspiraron los libros que sus amigos sacaron de las p谩ginas del Diario tras la muerte del poeta: Los bosques del Maine, Un yanqui en Canad谩, Primavera temprana en Massachusetts, etc. Los 煤nicos acontecimientos importantes de la existencia de Thoreau fueron los anuales retornos del verano, el oto帽o, el invierno y la primavera. No obstante, algunas de sus actividades han alcanzado en todo el mundo un car谩cter de s铆mbolo y ejemplo.

Su experiencia (1845-47) respecto del individualismo aut贸nomo, referida en Walden, llev贸 hasta sus l铆mites extremos el principio tradicional de Nueva Inglaterra de 芦vida sencilla y elevados pensamientos禄, y acab贸 pareciendo (lo fue en parte) una afirmaci贸n general de los derechos del esp铆ritu individual frente a todas las instituciones sociales, pol铆ticas o intelectuales, tendentes a la limitaci贸n de su autonom铆a absoluta.

La negativa de Thoreau (1846) al pago del impuesto electoral a un gobierno al que moralmente no aprobaba, y su conferencia de 1847 sobre la 芦desobediencia civil禄, han inspirado a los dirigentes de varias revoluciones; y su denuncia (1854) tanto del esclavismo del sur como de la complicidad nordista en el mismo se ha esgrimido repetidamente como ejemplo de valor pol铆tico.

A causa de una ir贸nica paradoja, Thoreau, quien tendi贸 siempre a la universalidad de la verdad espiritual, ha llegado casi siempre a ser universal precisamente en un 谩mbito 鈥攅l de las relaciones de los hombres entre s铆鈥 en el cual se mostr贸 menos competente. La vida de este hirsuto provinciano 鈥攗na existencia que, desde el principio hasta el fin, no fue sino una persistencia en una posici贸n espiritual angulosa, provincial y extra帽amente noble鈥 conoci贸 un final prematuro; el poeta muri贸 a los cuarenta y cuatro a帽os, v铆ctima de tuberculosis. Dej贸 varios centenares de p谩ginas, entre millares de otras escrupulosamente escritas, cuya punzante y casta belleza no ha sido superada.




Fuente: Noticiasayr.blogspot.com