April 20, 2021
De parte de Briega
274 puntos de vista


驴Hidr贸geno verde? Poniendo en cuesti贸n los optimismos renovables del plan de descarbonizaci贸n en Cantabria

El hidr贸geno verde es el que se genera mediante la electrolisis del agua con electricidad que proviene en un 100% de las llamadas energ铆as renovables. El hidr贸geno verde ser铆a entonces el tipo de hidr贸geno m谩s limpio, por encima del gris y el azul. Sin embargo, no es una fuente de energ铆a sino un vector -para almacenar energ铆a-. Espa帽a produce un gran excedente de energ铆a el茅ctrica y en los 煤ltimos a帽os el consumo ha ca铆do considerablemente. El problema es que el 80% de la energ铆a que se consume es de origen f贸sil y no el茅ctrica. Todo apunta a que la b煤squeda desesperada por un combustible alternativo al petr贸leo que pueda sustituir al diesel, el etanol y otros derivados, ya que la energ铆a el茅ctrica no sirve para mover maquinaria pesada, barcos, camiones…, sea uno de los motivos de la burbuja del hidr贸geno verde.

El estado espa帽ol se ha propuesto ser l铆der en el despliegue del hidr贸geno renovable en la UE. El declarado objetivo a nivel europeo es alcanzar lo que a nivel institucional llaman 鈥渘eutralidad clim谩tica鈥 para el a帽o 2050. El hidr贸geno 鈥渧erde鈥 es clave en este plan de descarbonizaci贸n. El Gobierno destinar谩 m谩s de 1.500 millones a su impulso hasta 2023 a trav茅s del Fondo Europeo de Recuperaci贸n.

En este contexto, creado en el a帽o 2011, Sea of Innovation Cantabria Cluster (SICC) es el primer cluster en Espa帽a en el sector de las energ铆as renovables marinas y el impulsor de Bah铆a H2, el proyecto que pretende posicionar a Cantabria como un una regi贸n que obtenga hidr贸geno verde en la mar. Esta iniciativa cuenta con la participaci贸n de instituciones y empresas como la UC o Repsol Technology Lab.

La supuesta descarbonizaci贸n de la econom铆a europea para 2050 se apoya en el sector e贸lico marino, en la energ铆a fotovoltaica flotante y, para ello, el hidr贸geno verde se adapta bien a este objetivo. El amoniaco funcionar铆a como 鈥渦n m茅todo id贸neo para su almacenamiento, transporte y distribuci贸n”

Concretamente, para la descarbonizaci贸n del sector industrial mar铆timo de Cantabria, el cluster mar铆timo (Marca) en colaboraci贸n con Soermar, ha presentado 鈥Green hidr贸geno Cantabria鈥, una especie de green new deal en lo concreto y lo local que plantea una promesa ambiciosa basada en la creaci贸n de puestos de trabajo, reactivaci贸n de la econom铆a y producci贸n de grandes beneficios econ贸micos, adem谩s de su definici贸n p煤blica principal; 鈥una oportunidad para hacer del hidr贸geno una parte importante de nuestro futuro energ茅tico

El marketing discursivo en concreto de las iniciativas Bah铆a h2 y Green hidr贸geno Cantabria, se basa en afirmar que para una fecha futura concreta, podremos prescindir de los combustibles f贸siles para mantener un mismo nivel de consumo a partir de energ铆as renovables. Se basa en afirmar que la producci贸n de hidr贸geno en el mar contribuir谩 eficazmente a este prop贸sito.

Un punto de partida que no advierte de la necesidad de reducir dr谩sticamente el consumo, ni de transformar el modelo socioecon贸mico. No es para nada extra帽o ni rese帽able, pues hacerlo significar铆a reconocer que cualquier salida ante el cambio clim谩tico y la contaminaci贸n del planeta no pasa por innovaciones t茅cnicas aplicables a un mismo modelo de consumo, sino por transformaciones pol铆ticas y sociales que no necesiten sostenerlo.

Pero el caso es que incluso en ese debate que incluye las cuestiones m谩s t茅cnicas del asunto, no todas las voces tienen las mismas 鈥ilusiones renovables鈥. No todas guardan ese optimismo en la efectividad del hidr贸geno verde, ni en la posibilidad de que esto conlleve la total ausencia de utilizaci贸n de recursos f贸siles. Para ello, recordamos el Informe Descarbonizaci贸n 100% con 100% renovables, de Pedro Prieto, que aunque est谩 en lengua inglesa, tiene una presentaci贸n lo suficientemente completa en la revista 151515 d贸nde expone sus motivos. Pedro dice que el hidr贸geno verde muestra bajos rendimientos en su producci贸n y sobre todo graves problemas para almacenarse de forma segura y viable (especialmente en los grandes almacenajes log铆sticos que requiere, por su car谩cter altamente inflamable, su baj铆sima densidad energ茅tica en peso y, sobre todo, en volumen, as铆 como por su gran reactividad, especialmente con los metales que deben contenerlo a altas presiones o baj铆simas temperaturas y a los que vuelve quebradizos en muy poco tiempo).

Adem谩s, en 鈥Un breve an谩lisis de la eficiencia de ciclo completo de la econom铆a del hidr贸geno verde鈥, encontrado en la misma revista, muestra c贸mo para la obtenci贸n de este recurso se gasta un mont贸n de energ铆a sin ni siquiera contar con los costes de fabricar, instalar y mantener todas las infraestructuras existentes.

*El hidr贸geno es un gas: A煤n cuando la densidad energ茅tica en peso del hidr贸geno sea muy alta, su densidad energ茅tica en volumen depende de a qu茅 presi贸n est茅 almacenado (m谩s mol茅culas de gas, m谩s presi贸n) y en general es mediocre. Hay que almacenar el hidr贸geno a alta presi贸n para conseguir densidades energ茅ticas en volumen medianamente decentes (750 bares de presi贸n, que es como la presi贸n del mar a 7.500 metros de profundidad). Eso implica usar dep贸sitos con paredes muy gruesas y resistentes (y por tanto muy pesados), y una grieta en el dep贸sito puede provocar una explosi贸n.

* El hidr贸geno es muy fugaz: La mol茅cula de hidr贸geno es una de las m谩s peque帽as en la naturaleza, y eso hace que sea muy fugaz: incluso en los mejores dep贸sitos, a las presiones de trabajo que se usan, p茅rdidas diarias del 2 o el 3% del gas contenido son normales. Eso, hablando de un gas invisible, inodoro y altamente inflamable hace que se deba tener especial cuidado con la ventilaci贸n en los alrededores de los dep贸sitos de hidr贸geno, aparte de que ese escape diario disminuye a煤n m谩s la eficiencia del hidr贸geno como combustible.

* El hidr贸geno corroe las conducciones: Es conocido que el hidr贸geno reacciona con el acero al carbono formando hidruros que las corroen, fragilizando as铆 las ca帽er铆as que lo trasportan (brittlening). Para evitar ese problema se deben revestir internamente las conducciones con un pol铆mero (un pl谩stico), lo cual a帽ade costes y dificulta usar las actuales conducciones de gas natural para su transporte. 

*La eficiencia final en veh铆culos es muy baja: Contando todas las p茅rdidas, la eficiencia energ茅tica desde la boca de producci贸n hasta el movimiento motor del veh铆culo (well to wheel) suele rondar el 25%, frente al 75% o incluso m谩s de los veh铆culos el茅ctricos. Encima, las pilas de combustible que se tienen que usar y que encarecen estos veh铆culos llevan materiales escasos como el platino.

Extracto del art铆culo: Asalto al tr茅n del hir贸geno

 

Otra voz que discrepa respecto al optimismo renovable es Antonio Turiel. Seg煤n 茅l, 鈥la mayor铆a de los proyectos que est谩n proliferando en Espa帽a al calor de los fondos europeos para la recuperaci贸n econ贸mica no tienen ninguna utilidad real. No tiene sentido sembrar el territorio nacional de nuevos parques e贸licos o fotovoltaicos en un pa铆s donde el consumo de electricidad se contrae desde 2008, porque la electricidad es una forma de energ铆a minoritaria (alrededor del 20% del consumo de energ铆a final) y subsidiaria del impulso que dan el resto de energ铆a final, sobre todo la alimentada con combustibles f贸siles.鈥 Mientras Turiel afirma que todas estas infraestructuras constru铆das pasar谩n al olvido y abandono en cuesti贸n de a帽os, apunta al doble drama que implica el gasto de toda esta inversi贸n en algo innecesario, as铆 como la correspondiente p茅rdida de oportunidades de invertir el gasto en algo realmente 煤til frente al cambio clim谩tico. Lo que 茅l llama 鈥淓l Gran Despilfarro鈥

Este entusiasmo de las 茅lites europeas que se materializan en proyectos como los nombrados en Cantabria y otros territorios, por una cuesti贸n que ni siquiera corresponde directamente a la extracci贸n de una fuente de energ铆a y que conlleva una baja eficiencia y riesgos tan elevados, podemos entenderlo mejor si conocemos los poderosos lobbies que lo est谩n impulsando con la excusa de luchar contra el cambio clim谩tico y por la llamada descarbonizaci贸n de la econom铆a. Los protagonistas de estos lobbies son algunos de las principales gigantes del gas f贸sil. -Repsol, Cepsa, Acciona etc

Como una investigaci贸n revela, la Estrategia europea del hidr贸geno de la Comisi贸n, publicada en julio de 2020, es preocupantemente similar a las demandas del grupo de presi贸n Hydrogen Europe, incluidos los objetivos y las inversiones necesarias para el hidr贸geno tanto dentro como fuera de la UE, cuya industria cuesta 430.000 millones de euros para 2030. Adem谩s, incluso la obtenci贸n de hidr贸geno verde a partir de energ铆as renovables no ser铆a suficiente a nivel europeo para satisfacer la demanda de su poblaci贸n, por lo que la l贸gica neocolonial vendr铆a a solucionar esta carencia a trav茅s de, entre otros territorios, 脕frica. El continente africano est谩 en el punto de mira a un medio-largo plazo para la extracci贸n y posterior tranporte hacia tierras europeas del hidr贸geno verde. Sin embargo, las soluciones m谩s cortoplacistas se corresponden con levantar proyectos en el propio territorio europeo y, para ello, las relaciones norte-sur se reproducen tambi茅n de fronteras para dentro, de tal manera que el estado espa帽ol es uno de los lugares estrat茅gicos para levantar proyectos renovables de dudosa utilidad. En conclusi贸n, para mantener maquinaria pesada durante un tiempo, primero Espa帽a, luego el Congo.

La simple constataci贸n de que la obtenci贸n de hidr贸geno verde, ya sea con renovables o no, se enmarca dentro de una estrategia europea para la descarbonizaci贸n (relativa) de la econom铆a promovida por los principales gobiernos europeos a trav茅s de grandes cantidades de dinero en fondos p煤blicos y grandes lobbies de la industria gas铆stica, adem谩s de los incovenientes t茅cnicos de su aplicaci贸n para emular el consumo energ茅tico actual, principal responsable de aquello que muchos llaman 鈥Capitaloceno鈥, es motivo suficiente para leer con lupa y escepticismo estos proyectos que con tanto entusiasmo se divulgan en los medios generalistas.

 




Fuente: Briega.org