October 13, 2020
De parte de Revista Rebeldias
2,229 puntos de vista

En memoria de Lucio Urtubia,

Compa帽ero anarquista y alba帽il

Los anarcosindicalistas en Chile adoptaron de sus pares espa帽oles el uso de la bandera rojinegra como forma de reconocimiento identitario. Dejando atr谩s el rojo que los hab铆a caracterizado[1], la aceptaci贸n de este nuevo estandarte implic贸 el surgimiento de una 鈥渋dentidad colectiva鈥 particular[2]. La utilizaci贸n de la bandera rojinegra, como parte de 鈥渦n peculiar entramado simb贸lico鈥, busc贸 鈥渃ohesionar la representaci贸n del colectivo trabajador, otorgarle una identidad y contribuir a la constituci贸n del imaginario social obrero鈥[3]. Por lo tanto, esto no fue solo el cambio de un color en la bandera, sino que expresaba el propio devenir de su transici贸n ideol贸gica hacia el anarcosindicalismo.

El rojo, que por mucho tiempo agrup贸 la amplia diversidad del movimiento obrero internacional (que inclu铆a dem贸cratas, socialistas y anarquistas)[4], dio paso a una representaci贸n propia del anarquismo: el negro[5], expresando, con esto, la necesidad de la gu铆a ideol贸gica en la organizaci贸n sindical. Esta nueva bandera hablaba de la conjunci贸n entre el anarquismo y el sindicalismo representados por los colores negro y rojo, respectivamente; sin embargo, no era una apelaci贸n a la unidad heterog茅nea, sino que fundada sobre bases ideol贸gicas claras.

Seg煤n relata Abel Paz, el origen de la bandera rojinegra se encontrar铆a en 1931, a ra铆z de la conmemoraci贸n del 1掳 de mayo. En la reuni贸n preparatoria, llevada a cabo el 27 de abril en el Sindicato de la Construcci贸n,

鈥渦no de los problemas que se present贸 fue decidir bajo qu茅 bandera se iba a desfilar. La cuesti贸n no era meramente de forma, ya que ten铆a un fondo te贸rico importante, que arrancaba de una pol茅mica surgida en 1919 entre los componentes del grupo anarquista 鈥淏andera Roja鈥 y el grupo anarquista 鈥淏andera Negra鈥. Los primeros, aunque anarquistas-puesto que fue desde su peri贸dico desde donde ya en 1919 se lanz贸 la idea de pasar a la constituci贸n de una Federaci贸n Comunista Anarquista Ib茅rica- pon铆an mayormente el acento en la cuesti贸n sindical obrera; los segundos, m谩s radicales, entre los que militaba Garc铆a Oliver, eran anarquistas m谩s principistas y, por tanto, m谩s distanciados (en aquella 茅poca) de las cuestiones puramente sindicales. Una viva controversia se entabl贸 entre los dos grupos, prolong谩ndose, pr谩cticamente hasta 1930. (鈥) Pero con la proclamaci贸n de la Rep煤blica, y a la vista de las perspectivas que facilitaban el movimiento de masas, dicha pol茅mica carec铆a de sentido. Sin embargo, era preciso dejar constancia del acuerdo mutuo. Y fue justamente Garc铆a Oliver quien propuso dar expresi贸n pl谩stica al acuerdo, haciendo de las dos banderas una sola; la bandera rojinegra. Por primera vez en la historia, la bandera rojinegra presidir铆a una manifestaci贸n de la CNT-FAI鈥[6].

El mismo Garc铆a Oliver presenta m谩s detalles en su autobiograf铆a El eco de los pasos. Su llegada a Barcelona le permiti贸 entrar en contacto con 鈥渓os compa帽eros que trataban de crear una oposici贸n ideol贸gica frente a la actitud claudicante de los viejos sindicalistas鈥. De este modo, pas贸 a formar parte de la FAI, agrupaci贸n ideol贸gica cuyo principal objetivo era 鈥渋mpedir que el aventurismo pol铆tico y reformista se apoderase de la CNT鈥. Esta posici贸n los llev贸 a enfrentarse al sector sindicalista agrupado en torno a 脕ngel Pesta帽a y Salvador Segu铆, quienes promov铆an la neutralidad ideol贸gica en los sindicatos. La divisi贸n de posturas deriv贸 en la conmemoraci贸n de dos actos paralelos, 鈥渁 la misma hora y muy pr贸ximos uno de otros鈥, lo que, sin duda, 鈥減rodujo cierta confusi贸n鈥. Uno de estos correspond铆a al 鈥渙ficial de la CNT鈥, mientras que el otro mitin reuni贸 a algunas individuales de la CNT, la 鈥淔AI y Comisiones de Inquilinos y de Mujeres del Servicio Dom茅stico鈥. Fue aqu铆 donde Garc铆a Oliver despleg贸 鈥渃inco enormes banderas rojinegras del anarcosindicalismo y la totalmente negra del anarquismo鈥. Adem谩s, se repartieron 鈥渄iez mil octavillas鈥 con 鈥渓a bandera rojinegra y las siglas CNT-FAI, rematadas con la declaraci贸n de: 鈥楶rimero de Mayo. Fiesta internacional de gimnasia revolucionaria鈥欌.

El nuevo s铆mbolo del anarcosindicalismo parece haber sido adoptado con entusiasmo, de acuerdo con Garc铆a Oliver. Seg煤n se帽ala en su autobiograf铆a:

鈥渓a rojinegra- un rect谩ngulo en dos escuadras-, por el vivo contraste del negro y el rojo, fue r谩pidamente admitida como ense帽a de una revoluci贸n largamente esperada por el proletariado espa帽ol. La gente, cuya mayor铆a saliera de sus casas con 谩nimo de no perderse el mitin sindicalista del palacio de Bellas Artes, como si de pronto se diera cuenta de que la promesa del futuro estaba estrechamente vinculada a la bandera rojinegra, se deten铆a ante nuestro cami贸n, flanqueado por las seis enormes banderas ondeando al viento鈥.

La 茅pica que acompa帽ar铆a pronto a los colores rojinegro, destellando en su confrontaci贸n contra el fascismo, estuvo presente, igualmente, en su jornada inaugural. Tras encendidos discursos, la manifestaci贸n march贸 hacia el Ayuntamiento y la Generalidad, guiada por 鈥済randes banderas鈥, cantando 鈥淗ijos del pueblo鈥. Fue ah铆 donde se desat贸 un tiroteo con 鈥渓os guardias de Seguridad y los mozos de la escuadra que custodiaban鈥 el lugar. La situaci贸n, que se mostraba favorable para los manifestantes, llev贸 a Garc铆a Oliver a declarar con orgullo que,

鈥渄e haber sido planeada la acci贸n, y no resultado de un incidente, aquel Primero de Mayo hubiera contemplado la toma del Ayuntamiento y del Palacio de la Generalidad.

(鈥) La conmoci贸n fue enorme. Se vio que, m谩s all谩 de los compromisos contra铆dos por los dirigentes sindicalistas, exist铆an fuerzas ind贸mitas. Los comentarios de los peri贸dicos y revistas de Barcelona, de Espa帽a y del mundo entero, daban cuenta de la impresi贸n producida por la aparici贸n de aquella nueva fuerza llamada por unos 鈥榣a FAI鈥 y por otros 鈥榣os anarcosindicalistas de las banderas rojinegras鈥欌[7].

As铆, la bandera rojinegra se difundi贸 como sin贸nimo del anarcosindicalismo, encarnado en las organizaciones CNT y FAI, y, como s铆mbolo de identificaci贸n, estuvo presente, desde entonces, en los m铆tines p煤blicos, en reuniones, marchas[8], documentos, e, incluso, en sus vestimentas y viviendas[9].

En Chile, al parecer, fue la Federaci贸n Anarquista de Santiago la que primero adopt贸 los colores rojinegros, proclamando en su 鈥渆structura org谩nica鈥 que 鈥渢endr谩 una bandera de lucha con los colores rojo y negro en sentido diagonal superpuestos鈥[10]. Sin embargo, la evocaci贸n directa a la lucha espa帽ola se manifest贸 a prop贸sito del segundo aniversario del comienzo de la Guerra Civil, organizado por la CGT y Solidaridad Internacional Antifascista en el Teatro Caupolic谩n. En dicha ocasi贸n, destacaron 鈥渄os grandes banderas rojinegras, colores que simbolizan el anarcosindicalismo; a un lado se exhib铆a un cuadro que simbolizaba la Espa帽a revolucionaria atacada por un monstruo fascista鈥[11]. Ese mismo a帽o tambi茅n se public贸 el libro 鈥淗acia un mundo nuevo. Teor铆a y pr谩ctica del anarco-sindicalismo鈥, que reuni贸 textos de Gregorio Ort煤zar, por parte de la CGT, y de Isaac Puentes, militante de la CNT, consolidando esta identificaci贸n en la presentaci贸n rojinegra de su portada. As铆, seg煤n constatar铆a un conocedor del tema, un pintor bajo el seud贸nimo de 鈥淧incelote鈥, 鈥渓a bandera 鈥渞ojo鈥 y 鈥渘egro鈥 del anarcosindicalismo (lucha) porque 鈥渋lumine鈥 para todos el 鈥渃laro鈥 d铆a de la libertad鈥[12].

En 1939, luego de la derrota republicana, la preocupaci贸n por la Espa帽a Revolucionaria no decay贸 entre los anarcos locales. Mantuvieron su ejemplo presente al declamar: 鈥溌mitemos a la heroica FAI!鈥, haciendo un llamado a 鈥渇ormar una organizaci贸n libertaria digna y capaz de llevar al pueblo a su total emancipaci贸n鈥[13]. Igualmente, se realizaron homenajes, se difundieron 鈥渄ocumentos y relatos important铆simos acerca de la Revoluci贸n espa帽ola鈥, y se ejerci贸 la solidaridad con sus pares, exiliados y perseguidos de Europa. De este modo, fue creado en Santiago, 鈥淓l comit茅 Anarquista Pro-Presos y Perseguidos鈥, con la concurrencia de la 鈥淔ederaci贸n Anarquista, Federaci贸n Juvenil Libertaria, grupos e individuos afines鈥, cuyo objetivo consist铆a en prestar 鈥渕utua cooperaci贸n y aunar los esfuerzos que tiendan a aliviar el dolor de nuestros compa帽eros鈥[14]. Cuando, en septiembre de 1939, arrib贸 al puerto de Valpara铆so el barco Winnipeg, con m谩s de 2.000 tripulantes arrojados al exilio, entre los que se encontraban algunos anarquistas[15], los esperaba en el mar una 鈥渓anchita de compa帽eros que agitaban banderas rojinegras鈥[16].

Francisco Acaso C.

Julio 2020

[1] En 1912, a ra铆z de la conmemoraci贸n del 1掳 de mayo, fue posible leer 鈥済ran n煤mero de estandartes, banderas rojas y pancartas con consignas t铆picamente anarquistas鈥. En Grez, Los anarquistas, 236. 鈥淟a masacre de Iquique鈥, La Protesta, Santiago, 1908. 鈥淓l gran meeting del Domingo鈥, La Batalla, primera quincena de septiembre de 1914. Tribuna Libertaria, n掳 28, 23 de enero de 1926. Para un an谩lisis de uso de la bandera roja en el caso del anarquismo en Argentina, ver Juan Suriano, 鈥淏anderas, h茅roes y fiestas proletarias. Ritualidad y simbolog铆a anarquista a comienzos de siglo鈥, Bolet铆n del Instituto de Historia Argentina y Americana 鈥淒r. Emilio Ravignani鈥, Tercera serie, n煤m. 15, 1掳 Semestre de 1997.

[2] Manuel P茅rez Ledesma, 鈥淟a formaci贸n de la clase obrera. Una creaci贸n cultural鈥, en Cultura y movilizaci贸n en la Espa帽a contempor谩nea, Madrid, Alianza Universidad, 1997, 226-227.

[3] Juan Suriano, Anarquistas, cultura y pol铆tica libertaria en Buenos Aires, 1890-1910, Buenos Aires, Manantial, 2001, 300.

[4] Suriano, Anarquistas, cultura y pol铆tica libertaria, 307. Lagos, 隆Viva la anarqu铆a!, 720-721.

[5] El color negro estuvo ligado al anarquismo desde su adopci贸n por Louise Michel durante los agitados d铆as de protestas en Par铆s, a fines del siglo XIX. Luego, en Rusia, hacia 1917, las fuerzas anarquistas de N茅stor Makhno fueron conocidas como 鈥渆j茅rcito negro鈥, en base al color de su bandera. Ernesto Toledo Br眉ckmann, 鈥溾楻oja y negra bandera nos cobija鈥︹ Los colores y el lenguaje crom谩tico de los emblemas revolucionarios鈥, Pacarina del Sur. Revista de Pensamiento Cr铆tico Latinoamericano. En Chile, tempranamente se identific贸 el color negro con el anarquismo. En 1903 El Diario Ilustrado informaba que 鈥渓os cabecillas鈥 de las protestas de Valpara铆so 鈥渓levaban (鈥) una bandera roja y negra, signo del anarquismo鈥. El Diario Ilustrado, 14 de mayo de 1903, citado en Lagos, 隆Viva la anarqu铆a!, 722. A su utilizaci贸n, vinculado al luto (Suriano, Anarquistas. Cultura y pol铆tica libertaria, 309), prontamente se impuso la acepci贸n m谩s conocida relacionada a la acci贸n anarquista. Lagos, 隆Viva la anarqu铆a!, 724.

[6] Abel Paz, Durruti en la revoluci贸n espa帽ola, Fundaci贸n de estudios libertarios Anselmo Lorenzo, Madrid, 1996, 254.

[7] Juan Garc铆a Oliver, El eco de los pasos, Ib茅rica de Ediciones y Publicaciones, Barcelona, 1978, 115-117.

[8] Suriano, Anarquistas. Cultura y pol铆tica libertaria, 306.

[9] Ernesto Toledo Br眉ckmann, 鈥溾楻oja y negra bandera nos cobija鈥︹ Los colores y el lenguaje crom谩tico de los emblemas revolucionarios鈥, Pacarina del Sur. Revista de Pensamiento Cr铆tico Latinoamericano.

[10] 鈥淔ederaci贸n Anarquista de Santiago de Chile. Declaraci贸n de Principios y Estructura Org谩nica鈥, La Protesta, n掳 78, Santiago, 2陋 quincena de diciembre de 1937.

[11] La Voz del Gr谩fico, Santiago, primera quincena de agosto de 1938. Citado en Sanhueza Toh谩, Anarcosindicalismo y anarquismo en Chile, 200. Por su parte, la portada del peri贸dico La Voz del Gr谩fico de 1944 trae una ilustraci贸n donde el rojo y negro adorna los lienzos de la CGT y de la FOIC. De igual modo, parece haber sido el gremio de la construcci贸n quien reivindic贸 con mayor entusiasmo los colores rojinegros, ya que estos fueron incluidos, en la d茅cada de los 50鈥, por la Uni贸n General de Trabajadores de la Construcci贸n, en sus banderas, y, durante un breve tiempo, en la portada del vocero El Andamio. En 1964, sabemos tambi茅n de la interpretaci贸n del himno 鈥淣uestro saludo a la Bandera Roja y Negro鈥, durante el Consultivo Regional Libertario del Movimiento Libertario 7 de Julio. Pe帽a, Anarcosindicalismo en Chile, 116 y 166.

[12] Pincelote, 鈥淕reguer铆as pintorescas鈥, El Pintor, n掳 29, Santiago, 22 de octubre de 1937.

[13] J. R. Aguirre, 鈥淛uventud鈥, Ariete, Santiago, n潞 23, primera quincena de julio de 1939. May煤sculas en el original.

[14] 鈥淐ircular a los antifascistas鈥, Ariete, Santiago, n潞 23, primera quincena de julio de 1939. May煤sculas en el original.

[15] Los pocos anarquistas que lograron viajar en el Winnipeg lo hicieron en calidad de polizontes, producto de la implacable selecci贸n realizada por Pablo Neruda, en su calidad agente consular, y que beneficiaba a los militantes del partido comunista. Godoy, 鈥淟as otras historias del Winnipeg y del exilio espa帽ol en Chile鈥, El Surco, n掳 39, septiembre-noviembre 2012.

[16] Mu帽oz, Sin Dios ni Patrones, 225.




Fuente: Revistarebeldias.wordpress.com