December 30, 2020
De parte de ANRed
204 puntos de vista


Foto: Virginia Chaile

Tras una sesi贸n que se extendi贸 12 horas, con 38 votos a favor, 29 en contra y una abstenci贸n, el Senado aprob贸 en la madrugada de hoy la Ley de Interrupci贸n Voluntaria del Embarazo (IVE). Afuera, en las calles, la vigilia de la marea verde estall贸 en abrazos, llanto y alegr铆a por el esperado logro. 芦Despu茅s de 15 a帽os de Campa帽a. Despu茅s de d茅cadas de compa帽eras feministas de la Argentina luchando por el aborto legal, inclusive antes de la existencia de la Campa帽a, hoy tenemos ley. Hoy empieza una nueva batalla, compa帽eras y compa帽eres, por la implementaci贸n de la interrupci贸n voluntaria del embarazo. Pero hoy tambi茅n, despu茅s de esta lucha incansable, hermosa, feminista, nos merecemos un descanso. Nos merecemos irnos con este triunfo de nuestro lado. El primero de enero, en dos d铆as, empieza la otra lucha禄, remarc贸 la Campa帽a Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito. La sanci贸n es el fruto colectivo de la lucha de diferentes generaciones de feministas, que se reconocieron como sujeto hist贸rico y desafiaron a una sociedad patriarcal y a la Iglesia Cat贸lica, para que las mujeres y las personas con capacidad de gestar puedan decidir sobre sus cuerpos y dejen de morir en abortos clandestinos. Por ANRed.


El Senado argentino, la c谩mara m谩s tradicional y conservadora del Congreso, la misma que hace dos a帽os fren贸 la misma iniciativa por 38 votos en contra 31 a favor, ahora vot贸 a favor del aborto legal en Argentina, con 38 votos a favor, 29 en contra y una abstenci贸n. El debate, que dur贸 12 horas, comenz贸 este martes a las 16 cuando, a pesar del sofocante d铆a de calor, las calles se fueron ti帽endo de verde del lado donde se cruzan Avenida de Mayo y Callao, y la marea verde fue copando con banderas, carpas, gazebos e intervenciones los alrededores del Congreso Nacional.

El Congreso se visti贸 de verde. | Foto: drone de Mat铆as Cervilla

Foto: Virginia Chaile

Luego, a medida que avanzaban las intervenciones de los y las senadoras, se fue acercando la noche, con lo cual comenz贸 la 茅pica e inolvidable vigilia, no s贸lo en los alrededores del Congreso, epicentro nacional del debate, sino tambi茅n en las principales plazas de diferentes puntos del pa铆s.

Finalmente, el ansiado anuncio lleg贸 por la madrugada de este mi茅rcoles, a las 4.12 exactamente. Las pantallas principales explotaban con la leyenda 芦Lo conquistamos: !Es ley禄, y las calles se fund铆an en un emotivo abrazo colectivo verde aborto.

Foto: ANRed

Tras la sanci贸n de la ley, la Campa帽a Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito remarc贸: 芦despu茅s de 15 a帽os de Campa帽a. Despu茅s de d茅cadas de compa帽eras feministas de la Argentina luchando por el aborto legal, inclusive antes de la existencia de la Campa帽a, hoy tenemos ley. Hoy empieza una nueva batalla, compa帽eras y compa帽eres, por la implementaci贸n de la interrupci贸n voluntaria del embarazo. Pero hoy tambi茅n, despu茅s de esta lucha incansable, hermosa, feminista, nos merecemos un descanso. Nos merecemos irnos con este triunfo de nuestro lado. El primero de enero, en dos d铆as, empieza la otra lucha芦, anunciaron referentas de la campa帽a desde el escenario frente al Congreso Nacional.

Aborto legal: frenos, avances y desaf铆os 

La sanci贸n de la ley es el fruto colectivo de la lucha de diferentes generaciones de feministas, que se reconocieron como sujeto hist贸rico y desafiaron a una sociedad patriarcal, para que las mujeres y las personas con capacidad de gestar puedan decidir sobre sus cuerpos y dejen de morir en abortos clandestinos.

Es cierto que la ley no es la original presentada y militada por la Campa帽a Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito. El proyecto de ley contempla la interrupci贸n voluntaria del embarazo hasta la semana 14. Tambi茅n dispone que, en el caso de las personas menores de 16 a帽os que decidan abortar, se requerir谩 su consentimiento y que sean acompa帽adas por un familiar o un referente afectivo. Y, principalmente, habilita la objeci贸n de conciencia de los y las profesionales de salud que no est茅n de acuerdo con esta pr谩ctica m茅dica, por lo que si una instituci贸n no cuenta con profesionales que quieran realizar la interrupci贸n voluntaria del embarazo, deber谩 derivarla a una instituci贸n que s铆 cuente con esa opci贸n. Ah铆 es donde ahora la militancia de la campa帽a apuntar谩a sus ca帽ones: hacia la efectiva aplicaci贸n de la ley en la pr谩ctica, en las instituciones de salud.

Dos pu帽os. Dos generaciones. Finalmente, es ley. | Foto: Danisa Morales

Pero que haya una ley que contempla la interrupci贸n voluntaria del embarazo representa todo un hito en el derecho de las mujeres y personas con capacidad de gestar a decidir sobre sus cuerpos, y deja atr谩s una legislaci贸n de 99 a帽os de existencia que castigaba con cuatro a帽os de prisi贸n a las personas que abortaban y s贸lo permit铆a la interrupci贸n de los embarazos en casos de violaci贸n o de peligro de vida para las personas gestantes. Todo esto en un pa铆s donde se estima que hoy hay 39.025 internaciones por abortos inseguros por a帽o, donde se realizan aproximadamente 54 abortos por hora. Es decir, 1300 por d铆a. Por a帽o, llegan a una cifra que oscila entre 370.000 y 520.000 abortos. Tambi茅n donde cada 10 horas una ni帽a entre 10 y 14 a帽os es forzada a gestar, parir y criar. Finalmente, un pa铆s donde desde que recuperamos la democracia hasta el 2019, al menos 3200 mujeres murieron a causa de un aborto inseguro.

Las hist贸ricas de la campa帽a estuvieron presentes ayer y hoy, acompa帽ando el debate y celebrando la sanci贸n de la Ley de IVE. | Foto: Virginia chaile

Adem谩s de representar otro avance democr谩tico en la ampliaci贸n de derechos, haber logrado el aborto legal tambi茅n es un paso m谩s en el laicismo del pa铆s, ya que significa un duro golpe para el poder de la Iglesia Cat贸lica, un paso m谩s en la separaci贸n de la Iglesia y el Estado. Tambi茅n ofrece un faro y camino para que este avance se replique en el resto de Am茅rica Latina. Finalmente, adem谩s significa un duro golpe al patriarcado que, como bien dice el movimiento feminista, se va a caer.





Fuente: Anred.org