November 13, 2022
De parte de Centro De Medios Libres
200 puntos de vista

Por Javier Hern谩ndez Alp铆zar

Podr铆a sorprendernos que Andr茅s Manuel L贸pez Obrador haya profundizado el proceso de militarizaci贸n que emprendiera desde 2006 quien aparentemente es su ant铆poda: Felipe Calder贸n.

La narrativa, relato y tentativa de justificaci贸n, dir铆a que la militarizaci贸n fue iniciada por Calder贸n, despu茅s de un fraude en 2006, y tras dos sexenios de militarizaci贸n, a L贸pez Obrador no le qued贸 otra opci贸n que aceptar una herencia que no pod铆a modificar.

En esta narrativa, L贸pez Obrador era un civilista, quien tuvo que cambiar de opini贸n una vez en el poder, para aceptar y profundizar hechos consumados. Cuando lleg贸 los militares ya estaban ah铆. Su conversi贸n en un comprometido defensor de las fuerzas armadas se ver铆a contextualizada en un momento hist贸rico que no le dej贸 alternativa. Los excesos en su obsequiosidad con los militares de Rosario Piedra o Ad谩n Augusto solamente ser铆an anecd贸ticos en esta narrativa.

Aun si esto fuera cierto, quedar铆a como testimonio (contra s铆 mismo) el discurso civilista, amparado en Ju谩rez, como una argumentaci贸n que se帽al贸 en 2010: 鈥淓l ej茅rcito debe regresar a los cuarteles鈥.

Algunos extractos de este discurso civilista, tomados del canal de YouTube de su medio propagand铆stico oficial Regeneraci贸n TV (sic, en desagravio de los Mag贸n) muestran que es un discurso es vigente. Sirven como cr铆tica del personaje ahora en el poder.

Despu茅s de describir brevemente la guerra de Reforma y contra la intervenci贸n francesa, L贸pez Obrador se pronuncia por una pol铆tica civilista:

Lo primero que hace el presidente Ju谩rez, al regresar del norte a la ciudad de M茅xico, es ordenar a los militares que entreguen de nuevo el poder a los civiles, como estaba antes de la intervenci贸n armada extranjera.

Esto gener贸 mucha molestia entre los militares, porque muchos de ellos fueron los que dieron la cara, fueron los que enfrentaron a los invasores, y los civiles se replegaron.

Sin embargo, el presidente Ju谩rez sab铆a que no pod铆amos apostar a una rep煤blica militar sino a una rep煤blica civilista.

Esta es una ense帽anza mayor. Nos debe de servir para entender que no es con el ej茅rcito como de pueden resolver los problemas de inseguridad y de violencia. No es as铆. No es con medidas coercitivas. La violencia no se puede enfrentar con la violencia. Lo que tiene que hacerse es atender lo social: crear empleos, atender a los j贸venes, como siempre lo hemos venido diciendo. Crear mejores condiciones de vida y de trabajo en el pa铆s.鈥

Es una toma de posici贸n contra la militarizaci贸n del pa铆s, datada por el canal de YouTube el 26 de abril de 2010.

Muestra tambi茅n una comprensi贸n muy amplia de lo que deber铆a llamarse seguridad nacional, ajena a la que sigue el actual r茅gimen obradorista.

Cuando se habla del gabinete de seguridad, en vez de estar pensando, en que en ese gabinete est谩 el secretario de la Defensa, el secretario de Marina, el secretario de Gobernaci贸n, el secretario de Seguridad P煤blica, el Procurador, deber铆a de estar el secretario de Desarrollo Econ贸mico, el secretario de Educaci贸n, el secretario de Salud.鈥

Con base en esas premisas, el l铆der opositor propone impedir dar facultades excesivas al ej茅rcito, aludiendo a las violaciones a los derechos humanos, que entonces s铆 reconoc铆a.

鈥 鈥esta semana se est谩 discutiendo y seguramente se va a aprobar una ley para dar m谩s facultades al ej茅rcito en el combate al flagelo de la delincuencia.

Hay que ver estas cosas con cuidado. Yo voy a hablar con los legisladores de nuestro movimiento, del PRD, del PT de Convergencia, para que no se vayan a otorgar facultades excesivas al ej茅rcito. Ya estamos viendo c贸mo se est谩n violando derechos humanos, como inocentes est谩n perdiendo la vida.鈥

Se帽ala que esa situaci贸n, calificada de estrategia fallida, afecta a la imagen de la instituci贸n militar y esto tambi茅n la hace inaceptable.

No podemos nosotros aceptar un gobierno militarista. Adem谩s, esto no le conviene ni siquiera a la misma instituci贸n militar. En estos 煤ltimos tres a帽os se ha deteriorado mucho la imagen del ej茅rcito, porque los han lanzado a la calle a una aventura. Es toda una estrategia fallida.鈥

Cuidadosamente endosa la responsabilidad de todo a los gobernantes civiles, desde entonces, exculpando a los militares.

Hay que cuidar a esa instituci贸n que es el ej茅rcito: que no se utilice para suplir las incapacidades de los gobiernos civiles, que no se utilice al ej茅rcito con ese prop贸sito.鈥

Ya desde abril de 2010, desliza la afirmaci贸n ideol贸gica de que el ej茅rcito es 鈥減ueblo uniformado鈥, uno de los pocos vestigios de ese discurso que conserva, pero su conclusi贸n es diametralmente opuesta a lo que hoy dice y hace.

Que regresen los soldados a los cuarteles. Este es un asunto que se tiene que resolver de otra manera: con desarrollo, con bienestar, no con el uso de la fuerza. No desgastando m谩s a las instituciones de la rep煤blica.鈥

As铆 es, Obrador pide: 鈥淨ue regresen los soldados a los cuarteles.鈥 Esto en abril de 2010. El discurso est谩 en Regeneraci贸n TV: https://www.youtube.com/watch?v=Cmrsvp7MAYE&t=4s

Respecto a este discurso es que algunos cr铆ticos reprochan a L贸pez Obrador haber abandonado sus principios al estilo de Groucho Marx: 鈥渆stos son mis principios, y si no les gustan, tengo otros.鈥

La sola contradicci贸n entre el discurso del l铆der opositor y la pol铆tica del gobernante servir铆a como evidencia del giro de ciento ochenta grados del pol铆tico,

Sin embargo, desde 2011 y gracias al hackeo y la filtraci贸n por parte de Wiki Leaks, de Julian Assange, pudimos enterarnos de que, en privado, L贸pez Obrador propon铆a militarizar el combate a las drogas en M茅xico desde antes de la elecci贸n de 2006,.

El 5 de abril de 2011, aproximadamente un a帽o despu茅s del discurso civilista citado, Blanche Petrich public贸 en La Jornada, diario nada sospechoso de aversi贸n a Obrador, que Anthony Garza, embajador de Estados Unidos en M茅xico, se reuni贸 en secreto con AMLO y report贸 a su gobierno la opini贸n del candidato respecto al combate a las drogas en los siguientes t茅rminos.

En el tema de la seguridad, Garza se帽al贸 de entrada que la pr贸xima administraci贸n en M茅xico deb铆a dar prioridad al combate al narcotr谩fico y al terrorismo. L贸pez Obrador explic贸 su estrategia de dos carriles. Primero, una reforma constitucional para otorgar al Ej茅rcito m谩s poder y autoridad en la lucha contra los traficantes de drogas porque 鈥揹ijo, seg煤n este reporte鈥 los militares son menos corruptos que las dem谩s agencias de seguridad y pueden ser m谩s efectivos. Esto, a帽adi贸, tambi茅n acotar铆a la influencia de la PGR, demasiado corrupta, seg煤n la redacci贸n del cable.鈥

(La Jornada, enlace: http://www.jornada.unam.mx/2011/04/05/index.php?section=politica&article=002n1pol )

La misma nota, centrada en el tema de la militarizaci贸n fue publicada por El Financiero el 23 de febrero de 2022 (El Financiero https://www.elfinanciero.com.mx/nacional/2022/02/23/amlo-propuso-a-eu-militarizar-mexico-en-2006-wikileaks/) Posteriormente, con base en el cable de Wiki Leaks, fue retomada por Rub茅n Luengas en el espacio en YouTube de Julio Hern谩ndez, el 14 de septiembre de 2022. (Astillero, en YouTube https://www.youtube.com/watch?v=spmUDAKLzQk) Por esos d铆as, el cable de Garza en Ingl茅s estuvo posteado en el siguiente enlace, aunque ya ha sido borrado https://wikileaks.org/plusd/cables/06MEXICO505_a.html )

Cuando el actual presidente era l铆der opositor, esta informaci贸n no tuvo mayor atenci贸n. Hoy que la militarizaci贸n en M茅xico es la m谩s amplia, profunda e intensa en la historia reciente, es esencial para entender lo que est谩 pasando.

La existencia de estos documentos nos permite afirmar que L贸pez Obrador tuvo, desde 2006 hasta llegar al poder, dos discursos totalmente opuestos respecto a la militarizaci贸n: uno p煤blico, que propon铆a regresar a los militares a los cuarteles, y otro privado, secreto, tratado solamente ante el embajador de Washington en M茅xico, en el que desde antes del gobierno de Calder贸n, L贸pez Obrador propon铆a militarizar la lucha contra las drogas otorgando m谩s facultades a las fuerzas armadas, como est谩 haciendo. Sin duda los dobles discursos son parte de la estrategia de quien quiere ascender al poder.

No es descabellada la hip贸tesis de que estos discursos diametralmente opuestos se dirigen a dos tipos de interlocutores: el discurso civilista que propone regresar los militares a los cuarteles se dirige al electorado. Pero el discurso pro militarizaci贸n se dirige al poder, al gobierno de los Estados Unidos.

Este no es el 煤nico caso en el que la pol铆tica de Obrador contradice sus discursos de campa帽a. Por lo cual, es leg铆timo preguntarnos: 驴En cu谩ntos otros temas tuvo el l铆der opositor y candidato un discurso p煤blico electoral en un sentido y otro discurso, en un sentido diametralmente opuesto, ante los poderosos?

Finalmente, es una l谩stima que haya sido borrado el cable de Garza de la p谩gina web, porque conten铆a alguna otra informaci贸n de inter茅s p煤blico, por ejemplo sobre el gasto de campa帽a de L贸pez Obrador en televisi贸n. Al respecto report贸 Garza en su cable:

AMLO describi贸 su nuevo programa diario de televisi贸n en TV Azteca como un componente importante de la campa帽a. El espect谩culo de media hora se extiende de 6:00 am a 6:30 am de lunes a viernes. El programa se transmitir谩 todos los d铆as de la semana desde ahora hasta el final de la campa帽a a un costo total de 20 millones de pesos (aproximadamente 2 millones de d贸lares).鈥

Trat谩ndose de pol铆ticas que nos afectan a todos, los detalles importan.




Fuente: Centrodemedioslibres.org