December 28, 2021
De parte de Centro De Medios Libres
1,725 puntos de vista

Por Javier Hern谩ndez Alp铆zar

Al compa帽ero Diego Vilchis, in memoriam

Nos han acostumbrado a un mal uso de la palabra 鈥渕ito鈥 como sin贸nimo de falsedad. Sin embargo, los mitos son en realidad narraciones, relatos, piezas de sabidur铆a de nuestros pueblos y culturas. Son los primeros intentos de explicaci贸n e incluso de una cierta racionalizaci贸n de nuestra experiencia humana, anteriores a la filosof铆a y a la ciencia. Es muy simplista verlos como meras falsedades y negar lo que conservan de saberes.

En estas fechas deber铆a recordarse, olvidado en medio del consumismo, el mito del nacimiento de Cristo, que tiene semejanzas no s贸lo con el de Horus, sino con el de muchos otros dioses o h茅roes, y con sus vidas; ll谩mense Gilgamesh, Huitzilopochtli o Quetzalc贸atl.

Un pasaje de la infancia del ni帽o Jes煤s es de total actualidad: Jos茅 el carpintero, su padre adoptivo, en sue帽os recibe la revelaci贸n de que la vida del ni帽o corre peligro. As铆 que Jos茅, con Mar铆a y el ni帽o Jes煤s salen de su pa铆s y se van a vivir por a帽os a Egipto.

Herodes comete una masacre de ni帽os menores de dos a帽os que hasta la fecha se recuerda como d铆a de los Santos Inocentes. La fecha se ha trivializado con bromas, pero originalmente recuerda una masacre de ni帽os asesinados por militares bajo las 贸rdenes de un gobernante romano.

El hecho de que familias con hijos tengan que huir de sus pa铆ses a buscar asilo, refugio, en otros pa铆ses, porque sus vidas corren peligro ante la violencia, los cr铆menes, las persecuciones y las guerras es hoy no s贸lo vigente sino masivo. Vemos caravanas enteras de hombres, mujeres y ni帽os buscando salvar su vida en metr贸polis y ex metr贸polis como Jes煤s y su familia en Egipto. No es necesario ser creyente para entender estas historias.

Las madres cuyos hijos han sido asesinados, desaparecidos o est谩n injustamente presos o exiliados pueden entender la historia de Mar铆a, cuyo hijo fue injustamente detenido y ejecutado por los romanos bajo acusaciones falsas. Asimismo, las madres, hermanas e hijas que buscan a sus desaparecidos con la esperanza de reencontrarlos vivos, o al menos de poder dar sepultura a sus restos y saber que est谩n inhumados y d贸nde, se identificar铆an muy bien con la Ant铆gona griega. Simone Weil pensaba que las y los trabajadores pueden comprender muy bien los mitos y tragedias griegos, porque les hablan de esas verdades humanas profundas.

Hoy recordamos un mito referido por Leonardo Boff y antes por Martin Heidegger. Es la llamada f谩bula del fil贸sofo romano Cayo Julio Higinio seg煤n la cual el Cuidado form贸 al primer hombre de tierra humedecida, luego J煤piter le insufl贸 vida. El Cuidado, J煤piter y la Tierra disputaban sobre qui茅n ten铆a que darle nombre al nuevo ser. Saturno, dios del tiempo, dio a cada uno un reconocimiento: J煤piter recibir谩 el esp铆ritu de regreso cuando muera la criatura quien dio aliento de vida; la Tierra que dio la arcilla recibir谩 de regreso el cuerpo; y Cuidado lo tendr谩 para s铆 mientras viva. Saturno lo llam贸 鈥渉ombre鈥 (homo), porque est谩 hecho de tierra (humus).

Heidegger, y luego Leonardo Boff, reflexiona por ello que el Cuidado es esencial al ser humano.

Este mito vino a mi memoria al ver la pel铆cula De hombres y ratoncitos: la fuerza bruta (Of Mice and Men, 1992, dirigida por Gary Sinise y basada en una novela de John Steinbeck). Es la historia tr谩gica de Lennie, un hombre de fuerza descomunal, con un bajo nivel de desarrollo intelectual que le impide controlar esa fuerza bruta. El mayor deseo de Lennie es poder cuidar unos conejos, sue帽a con poder hacerlo, pero teme no poder hacerlo si 鈥渟e mete en problemas鈥 o 鈥渉ace algo malo鈥, La combinaci贸n entre su fuerza bruta y su incapacidad de controlarla, por su deficiente desarrollo intelectual. es su drama, su tragedia.

El triste caso relatado en De hombres y ratoncitos me record贸 la f谩bula de Higino: para los seres humanos es esencial el Cuidado, est谩 en nosotros el impulso a cuidar la vida, cuidar el mundo, no s贸lo debemos hacerlo sino que necesitamos hacerlo, tenemos que hacerlo. Que algo lo impida, que algo desv铆e y extrav铆e nuestras facultades impidi茅ndonos cuidar nuestro mundo, la vida (a nosotros mismos, a nuestros semejantes, al entorno vivo todo) es una muy grande desgracia.

Leonardo Boff explica que nuestra especie humana necesita el Cuidado para la sobrevivencia de todos y cada uno de nosotros. Necesitamos que nos cuiden y cuidar a otros.

Un sistema capitalista y patriarcal que impide el Cuidado, y en su lugar fomenta el descuido e incluso la destrucci贸n de la vida, es criminal.

Solamente un ejemplo: en 脕frica, estudiosos y defensores de la megafauna han observado que ah铆 donde esa fauna se extingue, se duplica el n煤mero de roedores, ratas, y con ellas el n煤mero de pulgas que transmiten enfermedades, epidemias. Estos estudiosos y defensores de la vida intentan que los seres humanos tengan conciencia de c贸mo la extinci贸n de las grandes especies acarrea un desastre. Faltan acci贸n y conciencia: recuperar el Cuidado esencial.

El mito del Cuidado no necesita ser calificado de 鈥渧erdadero鈥 o 鈥渇also鈥. Su sabia ense帽anza es compatible con las modernas ciencias que nos ense帽an lo complejo del sistema planeta Tierra. El Cuidado es esencial, de la Tierra venimos y a ella regresaremos, pero mientras vivamos necesitamos, debemos, estamos obligados a cuidarnos y a cuidar.

Los pueblos ind铆genas lo saben, por ello defienden la vida. Hoy todos tenemos que hacerlo. Regresar al Cuidado esencial.




Fuente: Centrodemedioslibres.org