December 7, 2021
De parte de Centro De Medios Libres
192 puntos de vista


Por Javier Hern谩ndez Alp铆zar

Como un emperador que marcha al exilio, me fui a calentar el biber贸n.鈥

Antonio Ortu帽o.

En los tres cuentos de esta selecci贸n (Material de Lectura 138, Cuento Contempor谩neo), Antonio Ortu帽o hace una s谩tira de diferentes formas de asumir la masculinidad y el desaf铆o que pueden plantearle diversas situaciones: la labor de S铆sifo que implica intentar ser un escritor exitoso, en un pa铆s donde la 鈥減romoci贸n de la lectura鈥 puede estar en manos de los promotores de la frivolidad y 茅stos pueden entrevistar a un autor sin haber le铆do su libro; el contador a quien su esposa le pone los cuernos con un mago, y c贸mo recupera con magia el objeto de deseo disputado; el jefe de redacci贸n o director de un diario que tiene que mantener su hombr铆a contra la mala suerte y contra la inseguridad y violencia urbana, porque 鈥渟oy un hombre鈥.

M谩s que la habilidad del autor para la s谩tira y el humor negro (sobre todo en el relato sobre el escritor y sus giras por ferias en provincias), resulta interesante que el rol masculino es cuestionado por la vida misma.

En el caso del primer cuento, 鈥淓l pr铆ncipe con mil enemigos鈥, por la necesidad de tener 茅xito y competir, como autor de novelas, con mujeres que tambi茅n escriben o con compositores (como El P谩jaro Cu) que cuentan con el arte de la canci贸n para ganar p煤blico, y enfrentar la ambig眉edad, desventajosa para lo verdaderamente literario (el espacio de cercan铆a entre texto y lector), en un medio farandulesco en el cual los libros son una noticia que necesita de un plus escandaloso para tratar de llamar la atenci贸n.

Lana susurr贸 en mi o铆do: Ahora quiero ver que les leas algo que les interese la mitad.鈥

En el caso del hombre enga帽ado por su esposa (en 鈥淓l grimorio de los vencidos鈥), la humillaci贸n, como 茅l vive el caso, ocurre mediante la seducci贸n de la magia, as铆 que 茅l tambi茅n se vale de la magia. Un recurso que se considera normalmente 鈥渇emenino鈥 es usado aqu铆 por los hombres, y, con ello, se invierte el modelo tradicional de relatos en que son las mujeres las que hacen ritos o p贸cimas m谩gicas para tener, como trofeo, a un hombre.

Probablemente el m谩s sencillo y anecd贸tico, 鈥淢asculinidad鈥, es m谩s directo: aqu铆 la hombr铆a est谩 siempre en el campo de juego de dominio entre hombres, aunque a veces cuente la suerte, como en una apuesta y el resultado de un partido de futbol. O en el hecho de resistirse a un asalto.

Si el humor es un corrosivo cuestionamiento, en este caso puede leerse, sin forzar los textos, como un cuestionamiento del hombre de 茅xito. Quiz谩 relatos donde esa masculinidad no resultara cuestionada podr铆an ser involuntariamente humor铆sticos e inveros铆miles. As铆 que mejor es irse riendo deliberadamente, y poniendo en epoj茅 esa m铆tica virilidad tradicional. Porque como dijo el Nobel de literatura Bob Dylan, 鈥渓os tiempos est谩n cambiando鈥.

Adem谩s, el humor puede cuestionar a quienes est谩n, real o supuestamente, en el poder, en lugar de lo que hacen los practicantes de la stand up comedy: humor clasista, sexista y racista contra las y los oprimidos. Por las muchas s谩tiras contra las mujeres, esta vez la mirada sat铆rica masculina puede ser autoir贸nica.

Antonio Ortu帽o, Material de Lectura 138, Cuento Contempor谩neo, nota introductoria de I. M. Oliveira, UNAM, M茅xico, 2020.




Fuente: Centrodemedioslibres.org