November 18, 2021
De parte de Centro De Medios Libres
291 puntos de vista


Por Javier Hern谩ndez Alp铆zar

En la Sexta Declaraci贸n de la Selva Lacandona, los zapatistas contaron brevemente su historia hasta el momento de escribirla. Ah铆 se llamaron a s铆 mismos 鈥渓os zapatistas del EZLN鈥 porque reconocen que, adem谩s del Ej茅rcito Zapatista de Liberaci贸n Nacional y las comunidades aut贸nomas zapatistas, hay otras organizaciones, especialmente campesinas e ind铆genas, que leg铆timamente se reclaman zapatistas. Adem谩s, tenemos a los zapatistas hist贸ricos, los de la revoluci贸n mexicana de 1910, como el nombre de ese grupo de rock setentero: La revoluci贸n de Emiliano Zapata.

Desde hace algunos a帽os me refiero a los zapatistas mayas chiapanecos como los 鈥渮apatistas actuales鈥. Con ese 鈥渁ctuales鈥 quiero connotar no s贸lo su presencia, su contemporaneidad y actualidad, sino su vigencia. Que esa vigencia sea tema de una reflexi贸n colectiva me parece sumamente interesante y muy necesario.

Una de las consecuencias de los movimientos sociales importantes es que tienen repercusi贸n e influencia, es decir, se contagian. Generaciones mexicanas y latinoamericanas anteriores tuvieron influencia en su manera de pensar y de hacer la pol铆tica, por ejemplo, de la Revoluci贸n Cubana o del movimiento estudiantil de 1968.

Desde su alzamiento del 1 de enero de 1994, el EZLN ha tenido una repercusi贸n mundial, especialmente en los movimientos contra la globalizaci贸n capitalista y neoliberal. 驴Por qu茅? Me parece que por su radicalidad, con ello quiero decir que apuntan a la ra铆z de los problemas, no se andan por las ramas. Las demandas zapatistas son exigencias de derechos tan esenciales que desnudan al sistema capitalista, porque no brinda elementos tan b谩sicos como alimentaci贸n, techo, paz, libertad, justicia o democracia.

Adem谩s los zapatistas actuales jam谩s mendigaron nada como una d谩diva, lo exigieron siempre como un derecho. Asimismo, cuando el Estado mexicano se neg贸 a respetar los Acuerdos de San Andr茅s como un primer paso en el camino de la paz, ellos comenzaron a construirlos de manera unilateral, sin pedir permiso para ser libres, es decir de manera aut贸noma. Esa autonom铆a, dir铆a la periodista Laura Castellanos, es lo m谩s subversivo que tienen los zapatistas. En ese camino, fundaron, con otros pueblos, comunidades y organizaciones el Congreso Nacional Ind铆gena que acuerpa, entre otros, a nuestros anfitriones otom铆es de la Casa de los Pueblos 鈥淪amir Flores Soberanes鈥.

En un mundo en que el capitalismo destruye las autonom铆as, desmembra las comunidades, desarticula colectivos, coloniza civilizaciones y culturas, construir autonom铆a es profundamente antisist茅mico.

Lo radicalmente actual, no digo novedoso sino actual, esto es, vigente y desafiante de esa construcci贸n colectiva y comunitaria de los pueblos zapatistas lo es tanto, que quienes tienen sus ojos hegemonizados por el capitalismo no lo pueden ver. Desde otros pa铆ses, otras geograf铆as, lo ven m谩s claro, por ello no s贸lo en Europa sino en pa铆ses de otros continentes ya hay una expectativa para recibir a delegaciones zapatistas para dialogar.

Los actuales zapatistas tienen una mirada colectiva que articula las dos maneras en que los seres humanos podemos ver las cosas:

1) La mirada estrat茅gica, prospectiva, la mirada del spoiler, que les permite sobrevivir a la contrainsurgencia e insistir en que tenemos que organizarnos para sobrevivir juntos a la tormenta.

2) La mirada desde la cualidad humana profunda (que dir铆a Mari脿 Corb铆) que les permite ver a la Madre Tierra (la Madre Ceiba) en peligro de muerte frente al macho, el capitalismo feminicida-ecocida, como lo han expresado en su paso por la Europa insumisa.

La combinaci贸n de ambos saberes les permite a los zapatistas actuales concluir que en la lucha entre la vida y el sistema capitalista necr贸filo no se puede ser neutral: o nos ponemos del lado del sistema o defendemos la vida.

Esto es radicalmente actual, lo puede entender y suscribir quien quiera que no se oculte la realidad: la defensa de la Tierra, amenazada de muerte por el capital, es el 煤nico partido sensato que podemos abrazar.

La lucha zapatista en defensa de la tierra y el territorio se ha vuelto una lucha mundial en defensa de la Madre Tierra- planeta Tierra. Esa es una respuesta de verdad a la crisis clim谩tica y no la descafeinada COP 26.

En M茅xico, su convocatoria a apoyar a las v铆ctimas de la violencia organizada y estructural del capitalismo es una combinaci贸n l煤cida de ambas miradas: la estrat茅gica, que busca la unidad de la verdadera izquierda, y la humana: hacer lo correcto, apoyar a quienes el sistema ha violentado injusta y hasta ahora impunemente.

Los zapatistas mayas son ahora, a 38 a帽os de su fundaci贸n en la clandestinidad, un zapatismo mundial plenamente vigente. Eso es a lo que llamo los zapatistas actuales. Porque son una actualizaci贸n de la vigencia del zapatismo hist贸rico, con los actuales zapatistas, la revoluci贸n de Emiliano Zapata no s贸lo no ha muerto sino que creci贸 y se globaliz贸 en un Vot谩n Zapata al mismo tiempo maya, chiapaneco, mexicano y mundial, planetario.

Texto le铆do en el Foro global: 鈥38 a帽os EZLN. La lucha zapatista, 煤nica opci贸n de vida frente al despojo de un mundo globalizado鈥, convocado por la comunidad otom铆 en la Casa de los Pueblos 鈥淪amir Flores Soberanes鈥, el 17 de noviembre de 2021.




Fuente: Centrodemedioslibres.org