May 20, 2022
De parte de Nodo50
156 puntos de vista

Cada cierto tiempo se resucita por Twitter el mismo mensaje
de mierda: 芦Catalu帽a. 鈥淪oy m茅dico, de C谩diz, con un 9,9 en la oposici贸n鈥.
鈥溌縏ienes el C1 de catal谩n?鈥 鈥淣o鈥. 鈥淧ues adi贸s鈥澛. Se trata de un supuesto
di谩logo donde se rechaza a un opositor excelente por no tener el nivel de
idiomas requerido, lo cual vendr铆a a demostrar lo absurdo que es exigir ese
nivel de idiomas. 隆Absurdo e, incluso, discriminatorio si nos ponemos! 驴C贸mo le
vas a negar el trabajo a un t铆o que ha sacado un 9,9 en la oposici贸n solo por
la minucia, la nader铆a de no saber catal谩n? Hombre, por favor.

Lo jodido es que este pensamiento se da incluso en personas
que se dicen de izquierdas. Hablas del tema y de repente todo es 芦bueno, pero
es que todos tenemos que tener los mismos derechos禄, y ese mantra se repite en
todas partes del espectro pol铆tico. Y luego ni siquiera afecta a tantas
oposiciones. S铆, hay algunas (como la de maestro o profesor) donde te piden
conocer la lengua cooficial; hay otras donde conocerla da puntos e incluso
las hay donde no se tiene en cuenta. Pero s铆, incluso en aquellos procesos
donde el idioma es obligatorio, ese requisito no es discriminatorio.

Para empezar 驴qu茅 es la cooficialidad? Simplemente significa
que hay varias lenguas oficiales. Una lengua oficial es aquella que emplean los
poderes p煤blicos: se emplea en el 谩mbito de la pol铆tica, de la Administraci贸n,
de la justicia, etc. Adem谩s, lo normal es que se intente que la escolarizaci贸n
sea en ese idioma (o, como m铆nimo, que se impartan clases del mismo en la
educaci贸n obligatoria) y que est茅 presente en la vida diaria por medio del
fomento de su uso en medios de comunicaci贸n, la subvenci贸n de cultura creada en
el idioma, etc.

El art铆culo 3 de la Constituci贸n establece que 芦El
castellano es la lengua espa帽ola oficial del Estado. Todos los espa帽oles tienen
el deber de conocerla y el derecho a usarla禄. Deber de conocimiento y derecho
de uso son dos caracter铆sticas propias de la oficialidad de un idioma. Pero la
Constituci贸n dice algo m谩s en este art铆culo, dice que 芦Las dem谩s lenguas
espa帽olas ser谩n tambi茅n oficiales en las respectivas Comunidades Aut贸nomas de
acuerdo con sus Estatutos禄 y que 芦La riqueza de las distintas modalidades
ling眉铆sticas de Espa帽a es un patrimonio cultural que ser谩 objeto de especial
respeto y protecci贸n禄.

En otras palabras, la Constituci贸n no menciona el catal谩n,
el euskera ni el gallego, ni explica qu茅 quiere decir la cooficialidad en su
caso. Deja el asunto en manos de los diversos Estatutos de Autonom铆a, siempre
con el m铆nimo previsto en el p谩rrafo 3 del art铆culo: considerarlas patrimonio
cultural que ser谩 objeto de especial respeto y protecci贸n. Eso quiere decir que
diversas Comunidades Aut贸nomas pueden regular de forma distinta su lengua
cooficial, como de hecho ha sucedido. El Estatuto de Autonom铆a de Catalu帽a, por
ejemplo, establece que todos los catalanes tienen el deber de conocer el
idioma, y eso es algo que en otras partes no se ha hecho.

Analizar ahora la pol铆tica ling眉铆stica en los Estatutos nos
llevar铆a demasiado. Lo que podemos decir es que, en general, las Comunidades
Aut贸nomas con lengua propia declaran la cooficialidad de los dos idiomas (el
castellano y la lengua regional que sea), establecen ciertos derechos (recibir
ense帽anza en ambas lenguas, usarlas, no sufrir discriminaci贸n por razones
ling眉铆sticas) y, a veces, prev茅n ciertas protecciones para la lengua regional,
a la que se entiende como m谩s vulnerable. Es en estos mimbres donde nos movemos.

Ahora, vamos a lo de 芦es que si estamos en el mismo pa铆s todos
debemos tener los mismos derechos禄. Y me temo que la respuesta es: no, no
necesariamente. En los Estados complejos, es decir, en aquellos que tienen
territorios con autonom铆a pol铆tica (como Espa帽a o como los Estados federales),
esa misma autonom铆a pol铆tica conlleva que habitantes de distintos territorios
pueden tener derechos diferentes. Porque para eso tenemos Gobiernos y
Parlamentos regionales (auton贸micos, estatales, cantonales, etc.): para que
aprueben normas propias para los habitantes de su territorio.

Hay, por supuesto, un n煤cleo b谩sico que es igual para todos
los espa帽oles: los derechos constitucionales y otros derechos y deberes
establecidos en leyes estatales. Hay, incluso, un p谩rrafo de la Constituci贸n
que le concede al Estado central la competencia para legislar sobre 芦las
condiciones b谩sicas que garanticen la igualdad de todos los espa帽oles en el
ejercicio de los derechos y en el cumplimiento de los deberes constitucionales禄
(1), es decir, para dictar normas que aseguren la igualdad de todos. Pero la
igualdad de todos en relaci贸n a los derechos y deberes constitucionales. Fuera
de eso, las Comunidades Aut贸nomas pueden dictar sus normas propias, y m谩s
cuando la propia Constituci贸n les concede esa competencia en materia
ling眉铆stica.

Toda esta idea de que 芦todos debemos ser iguales禄 (es decir,
que no me pueden pedir a m铆, siendo de Madrid, que aprenda catal谩n para ocupar
una plaza de funcionario en Catalu帽a) pilota sobre una confusi贸n fundamental.
No hay un derecho a ser funcionario. Cuando t煤 optas por una plaza de
funcionario, el objetivo no es darte a ti un sueldo, sino conseguir de ti
fuerza de trabajo que sirva para garantizar los derechos de otros. Entre ellos,
los derechos ling眉铆sticos, que est谩n protegidos tanto en la legislaci贸n
auton贸mica como, incluso, en la estatal.

As铆, el art铆culo 13.c de la Ley de Procedimiento Administrativo Com煤n establece el derecho del interesado a utilizar las
lenguas oficiales en el territorio de su Comunidad Aut贸noma. El art铆culo 15 de
la misma norma abunda: en general, los procedimientos ante la Administraci贸n
General del Estado son en castellano, pero los interesados que residan en una
Comunidad Aut贸noma con dos lenguas pueden usar la otra lengua oficial y, en ese
caso, el procedimiento se tramitar谩 en esa lengua. En cuanto a los
procedimientos ante las Administraciones auton贸micas y locales, se remite a lo
previsto en la legislaci贸n auton贸mica, que, l贸gicamente, tambi茅n implementar谩
el uso del idioma oficial distinto del castellano.

Esto en actuaciones administrativas, pero 驴y judiciales? Pues
es parecido. El art铆culo 231 LOPJ establece que todos los funcionarios
(desde el juez hasta el auxiliar procesal) usar谩n el castellano salvo que todas
las partes estuvieran de acuerdo en que se use la lengua oficial propia de la
Comunidad Aut贸noma. Adem谩s, las partes, testigos y peritos pueden usar cualquiera
de las dos lenguas, tanto oralmente como por escrito.

Ni siquiera he analizado a aquellos empleados p煤blicos que
trabajan directamente de cara al p煤blico, como, precisamente, sanitarios y
docentes. Algunos Estatutos directamente establecen el derecho de los alumnos a
recibir la ense帽anza en la lengua local. 驴C贸mo no va a exigirse a los profesores
que la hablen? Por lo dem谩s, el art铆culo 56.2 del Estatuto B谩sico del Empleado P煤blico obliga a todas las Administraciones a seleccionar 芦empleados
p煤blicos debidamente capacitados para cubrir los puestos de trabajo en las
Comunidades Aut贸nomas que gocen de dos lenguas oficiales禄.

Repetimos el argumento. No es discriminatorio seleccionar a
empleados p煤blicos de acuerdo con los idiomas que saben hablar si el puesto
requiere que hablen esos idiomas. Da igual lo bien que se te d茅 diagnosticar y
prescribir: si no puedes atender a los pacientes en una lengua que tienen
derecho a usar, no se te puede llamar buen m茅dico. Y esto no va solo de la
pobre abuelita de aldea que solo habla gallego (algo que se menciona con
frecuencia en estos debates), sino de cualquier persona que elige, porque le
sale de las narices o porque se siente m谩s c贸moda, emplear la lengua oficial
distinta del castellano.

Los idiomas pueden aprenderse. S铆, claro, las personas que
se han criado en ese territorio (o en otro donde se hable el mismo idioma) lo
tienen mucho m谩s f谩cil para acreditar el conocimiento requerido, pero eso sigue
sin ser discriminatorio porque, como ya hemos dicho, no hay un derecho a ser
funcionario. Hay unos requisitos de acceso, determinados en relaci贸n a lo que
necesita el puesto y que son iguales para todos. Algunos lo tendr谩n m谩s f谩cil
para cumplirlos y otros m谩s dif铆cil.

En este sentido, los requisitos de idioma son exactamente
iguales que otros requisitos t茅cnicos que puedan requerir en cualquier trabajo
u oposici贸n. Por ejemplo, en las oposiciones a administrativo o a auxiliar
administrativo se exige cierto conocimiento jur铆dico y, a veces, cierto
conocimiento inform谩tico. Son temas que el opositor no tiene por qu茅 conocer
antes de iniciar la preparaci贸n del temario. Pero, sin embargo, puede suceder
que se presenten personas con la carrera de derecho, personas que lleven toda
la vida usando aplicaciones ofim谩ticas, incluso personas que hayan trabajado en
puestos similares en la empresa privada o, incluso, en la Administraci贸n. Esas
personas est谩n por encima de los dem谩s opositores, porque sus circunstancias
personales les hacen dominar mejor el temario. Pero eso no quiere decir que sea
discriminatorio exigir un cierto conocimiento de la ley de procedimiento
administrativo o del paquete Office.

Pensar que hay alguna diferencia fundamental entre los
requisitos t茅cnicos y los ling眉铆sticos es considerar los idiomas un asunto
menor, un capricho de los pol铆ticos, algo que no afecta al desempe帽o del puesto
de trabajo. Pero no es as铆. Casi lo m谩s b谩sico de la oficialidad de un idioma
es la posibilidad de comunicarte con la Administraci贸n en este idioma. Decir
que no se debe garantizar que los funcionarios sepan los idiomas del sitio en
que trabajan es como decir que te parece mal que dichos idiomas sean oficiales.
Lo cual tampoco es que sea una sorpresa para nadie.

Hay un 煤ltimo tema. Cuando habl茅 de esto por Twitter hubo
bastantes personas que me dijeron que podr铆an estar de acuerdo con mi argumento
si en las Comunidades Aut贸nomas no biling眉es se estudiaran tambi茅n los dem谩s
idiomas cooficiales. Pero es que eso no tiene sentido. Cuando te enfrentas a
una oposici贸n, te va a tocar aprender materia desde cero, materia que quiz谩s no
estudiaste en tu vida o no de manera formal. Puede que te resulte m谩s f谩cil
debido a tu bagaje previo (los ejemplos que pon铆amos m谩s arriba), pero tienes
que hacer o comprar temarios, empollarlos y repasarlos. Es eso en lo que
consiste una oposici贸n.

Dicho esto, me parece de perlas que las Comunidades
Aut贸nomas con idiomas cooficiales, e incluso el Estado, dediquen dinero a que
estas lenguas sean conocidas en toda Espa帽a. No s茅 qu茅 opino en el debate sobre
si estas lenguas deber铆an incluso ser incluidas en el curr铆culo de Secundaria
de todo el pa铆s, pero tambi茅n es una opci贸n a plantear. Y todo esto no por
facilitarles la vida a los gaditanos que quieran ser m茅dicos en Catalu帽a, sino
porque los idiomas del Estado son patrimonio com煤n y todos deber铆amos aspirar a
conocerlos.

 

 

 

 

(1) M谩s de una vez el Estado central ha intentado aprobar
por esta v铆a leyes que invad铆an competencias auton贸micas, y m谩s de una vez el
Tribunal Constitucional le ha tenido que parar los pies. Vaya, que no es una
competencia absoluta ni que lo abarque todo.

 

        驴Te ha gustado esta entrada? 驴Quieres ayudar a que este blog siga adelante? Puedes convertirte en mi mecenas en la p谩gina de Patreon de As铆 Habl贸 Cicer贸n. A cambio podr谩s leer las entradas antes de que se publiquen, recibir谩s PDFs con recopilaciones de las mismas y otras recompensas. Si no puedes o no quieres hacer un pago mensual pero aun as铆 sigues queriendo apoyar este proyecto, en esta misma p谩gina a la derecha tienes un bot贸n de PayPal para que dones lo que te apetezca. 隆Muchas gracias!




Fuente: Asihablociceron.blogspot.com