January 14, 2023
De parte de Nodo50
264 puntos de vista
  • El periodista ha sido juzgado por una demanda civil interpuesta por Marruecos para que se retracte de sus informaciones sobre el espionaje con el sistema Pegasus

Contramutis.-

Ignacio Cembrero, periodista demandado por Marruecos por relatar que su teléfono ha sido espiado por el régimen marroquí, se ha ratificado en todo lo que ha dicho sobre este caso. Ha sido en el juicio celebrado en el Juzgado de Primera Instancia número 72 de Madrid.

Marruecos interpuso una demanda civil contra Cembrero para que se retracte de las informaciones en las que relacionó al régimen de Mohamed VI con el presunto espionaje a teléfonos móviles de políticos, periodistas y activistas por medio del sistema israelí Pegasus.

Según investigaciones de Forbidden Stories y de Amnistía Internacional, en julio de 2021, los gobiernos de varios países, Marruecos entre ellos, habrían espiado miles de teléfonos celulares como clientes de la firma NSO Group, a la que pertenece Pegasus.

La demanda contra Cembrero fue por “acción de jactancia”, una reminiscencia del derecho medieval en el Código Civil por la que se le acusa de jactarse sin pruebas de haber sido víctima de espionaje marroquí.

Cembrero, entre otras informaciones, escribió en su cuenta de twitter que tanto las investigaciones de Forbidden Stories, como un informe del Parlamento Europeo, e incluso afirmaciones de la exministra Arancha González Laya, señalaron que Rabat espió con ese malware.

El periodista y su defensa han solicitado que sea rechazada la demanda del Reino de Marruecos, que pide que se retracte al considerar que no hay pruebas de que lo que ha dicho sea verdad.

Para la defensa de Cembrero, lo que pretende Marruecos es silenciarle y que los periodistas tomen nota, ante lo que se ha dirigido a la titular del juzgado para pedir que la sentencia deje claro que en España esas pretensiones no se admiten. El periodista es especialista en el mundo árabe, en especial en Marruecos, y lleva años escribiendo en importantes medios, tanto nacionales como internacionales.

En la explicación de Cembrero sobre el interés de Marruecos por piratear su teléfono móvil, ha citado su amplia agenda, en la que hay opositores al régimen marroquí, exiliados y personas que han ocupado puestos de relevancia, así como miembros del Gobierno de España.

En este sentido, ha declarado que el periódico digital Maroc- Diplomatic publicó dos mensajes suyos por WhatsApp con personalidades españolas, mensajes que los servicios secretos marroquíes pusieron a disposición de este medio.

En abril de 2014 fue objeto de suplantación en Facebook y recibió amenazas de muerte que fueron. Un año después sufrió seguimientos y se le fotografió en cafeterías de Madrid y París, instantáneas que fueron publicadas por diarios marroquíes afines al régimen. Sirvieron también para hacer un fotomontaje, publicado en la prensa marroquí, sentándole al lado del príncipe Moulay Hicham, considerado como el miembro díscolo de la familia real marroquí.

Esta es la cuarta vez que Marruecos demanda al periodista español: dos fueron por supuesto enaltecimiento del terrorismo, que quedaron archivadas, y una tercera la planteó un empresario relacionado con los servicios secretos marroquíes, de la que fue absuelto.

Cembrero ha dicho que ha sido víctima de acoso y hostigamiento por parte de las autoridades marroquíes y en la prensa deese pais.

Sobre las consecuencias de esta demanda marroquí, ha expresado que -lo mismo que las anteriores, aunque las haya ganado- le ha perjudicado, ya que a los medios les gusta tener buenos periodistas, pero no que vayan a los tribunales. Además, ahora tiene menos contacto con determinadas personas.

Al ser preguntado por los abogados de la demanda por qué no se querelló a raíz de los WhatsApp publicados en Marruecos y no desveló quienes eran esas personas, ha concretado que los borró por seguridad, lo que hace ahora siempre, y que no iba a desvelar sus fuentes.

Apoyo de los corresponsales extranjeros en España

Sobre el acoso de Marruecos a Cembrero, el Círculo de Corresponsales Extranjeros en España ha manifestado su apoyo al periodista español y ha condenado “cualquier intento de hostigar o amordazar periodistas que cumplen con su deber de informar a la sociedad».

La organización, que agrupa a más de 70 corresponsales de todo el mundo, ha recordado que es la cuarta vez que el periodista ha sido llevado a los tribunales por el reino alauita “por las informaciones publicadas en el ejercicio de su profesión, sin que hayan prosperado las anteriores demandas”.

Por otra parte, Francisco José Alonso Rodríguez, en representación de la Liga Española Pro Derechos Humanos, Federación Española Pro Derechos Humanos y Federación Internacional Pro Derechos Humanos-España, ha pedido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que en la próxima Reunión de Alto Nivel con Marruecos se incluya que este país abandone su acoso Judicial a Ignacio Cembrero.

También solicita que Marruecos deje de violar los Derechos Humanos del Pueblo Saharaui y que sean puestos en libertad todos los presos saharauis.




Fuente: Contramutis.wordpress.com