April 7, 2021
De parte de Nodo50
125 puntos de vista


Hoy a las 12.10 h ha muerto el activista y amigo Arcadi Oliveres. Aun sabiendo que nos dejar铆a pronto, la noticia ha afecctado fuertemente a quienes le trataron y de alguna manera u otra fueron part铆cipes de sus actividades. Reproducimos a continuaci贸n la semblanza escrita por Artur Domingo y publicada en P煤blico y recordamos la entrevista que le realiz贸 Albert Portillo y public贸 Viento Sur el pasado 15 de marzo: https://vientosur.info/la-monarquia-es-una-institucion-ajena-a-los-derechos-humanos/ Red. ]

Art铆culo original en catal谩n

He de confesar que no hago ninguna distinci贸n entre econom铆a y 茅tica. Las econom铆as que perjudican el bienestar moral de un individuo o de una naci贸n son inmorales y, por tanto, pecaminosas. Por consiguiente, la econom铆a que permite a un pa铆s aprovecharse de otro es inmoral.

M.K. Gandhi, Young India, 13/10/1921

Conoc铆 personalmente a Arcadi Oliveres en Mumbai en 2004, durante el W.S.F. (Foro Social Mundial). Fue mi primera estancia en India, aprovechando que algunos de los temas planteados durante las sesiones del Foro estaban relacionados con la vida y el legado de Mahatma Gandhi. Tambi茅n era una oportunidad de conocer un pa铆s por el cual me siento atra铆do desde hace a帽os y de asistir a reuniones y conferencias dedicadas a una de las personalidades que me han interesado y me interesan m谩s, y a la cual he dedicado 鈥搚 dedico todav铆a鈥 mi estudio.

All铆 encontr茅 a Arcadi, acompa帽ado de otros miembros de Just铆cia i Pau, una entidad que 茅l presid铆a, en medio de un ambiente de cierta euforia colectiva, que era la que se viv铆a en aquellos a帽os en los movimientos altermundialistas. A帽os de afanes para buscar alternativas de alcance mundial en un mundo cada vez m谩s en crisis. Fue mi primer contacto directo con su afabilidad.

Despu茅s de esto fuimos coincidiendo en determinadas ocasiones, muchas menos de las que me habr铆a gustado. Entre otras muchas afinidades, ten铆amos en com煤n el inter茅s por Gandhi. Arcadi era un pacifista convencido. Seg煤n ha explicado en su 煤ltima entrevista, hab铆a heredado esta convicci贸n profunda de su entorno familiar, especialmente de su padre, y tambi茅n de Llu铆s Maria Xirinachs, que fue profesor suyo. Se implic贸 pronto en los movimientos de protesta contra el franquismo, participando en la fundaci贸n del SDEUB (el Sindicat Democr脿tic de la Universitat de Barcelona). Su conciencia, de ra铆z cristiana progresista, lo llev贸 a rechazar claramente el militarismo, una actitud que ha mantenido hasta el final de su vida.

Pero su pacifismo 鈥搚 en esto hay alg煤n punto de comparaci贸n con Gandhi鈥 ten铆a tambi茅n una base profundamente social. A menudo afirmaba que no puede haber paz sin justicia, si hay explotaci贸n. Una de las entidades que presidi贸, como he dicho, fue Just铆cia i Pau, que combina estos dos aspectos. Su cr铆tica radical del capitalismo lo llev贸 a estudiar el entramado del poder econ贸mico y las complicidades que existen dentro de las instituciones y entre sus cargos dirigentes. Era un placer, aparte de muy instructivo, o铆rle explicar, sin renunciar a cierta iron铆a, las conexiones entre los poderes econ贸micos y las instituciones pol铆ticas, tanto a nivel del Estado espa帽ol, como de Europa y el mundo. Y lo hac铆a de una manera did谩ctica, abierta y amena, cautivando como pocos lo sab铆an hacer. Por eso era tan solicitado en los institutos y centros de ense帽anza: por esta combinaci贸n de rigor, informaci贸n y did谩ctica.

Arcadi Oliveres ha sido una persona comprometida con todas las causas que ha considerado justas. Uno de los momentos en los que su actividad transcendi贸 m谩s fue durante el 15-M y el movimiento de los indignados, en 2011. Hablando en las plazas, en los institutos, a las entidades vecinales, y de todo tipo. Desarroll贸 una actividad fren茅tica, propugnando siempre la importancia de la no violencia, de la cual era un convencido defensor.

Su figura, de apariencia f铆sica fr谩gil pero de una gran firmeza 茅tica, se hizo familiar para miles de personas. Dos a帽os m谩s tarde fue el principal impulsor, junto con la monja benedictina Teresa Forcades, de la entidad Proc茅s Constituent, que pretend铆a vincular la defensa de los derechos y la justicia social con el derecho a la autodeterminaci贸n de Catalunya, en la mejor tradici贸n de los movimientos y teor铆as que han sido conscientes que derechos sociales y derechos democr谩ticos no pueden ir separados.

Arcadi se hab铆a declarado independentista, pero su independentismo no era del tipo del nacionalismo conservador que se proyecta a menudo con un lenguaje agresivo en relaci贸n a otros pueblos, sino que buscaba la libre fraternidad entre todas las comunidades y pa铆ses, en cualquier contexto. Y para 茅l, ninguna liberaci贸n nacional se pod铆a llevar a cabo al margen de la justicia social, o posponi茅ndola.

Hay otras muchas causas que Arcadi abraz贸 e ideas que defendi贸. Por supuesto, la defensa de los derechos humanos en general, pero tambi茅n la necesidad de avanzar hacia una sociedad sensible con el medio ambiente y la ecolog铆a, y que abandone el despilfarro. En definitiva, que aborde los retos ecol贸gicos y clim谩ticos que tenemos planteados. Por eso hab铆a asumido y defend铆a, tambi茅n, las teor铆as sobre el decrecimiento econ贸mico, junto a una redistribuci贸n de la riqueza que cubra las necesidades b谩sicas de toda la gente. Y se podr铆an destacar todav铆a muchas m谩s.

A diferencia de otras personas p煤blicas vinculadas a todos estos movimientos sociales, Arcadi no ten铆a ambiciones pol铆ticas. De hecho, parec铆a interesarle bien poco la pol铆tica partidista y, mucho menos todav铆a, la burocracia de los aparatos. Recuerdo, de primera mano, el alivio que indisimuladamente experiment贸 cuando en una asamblea de Proc茅s Constituent se decidi贸 no formar parte de una candidatura para las elecciones al Parlament del a帽o 2015, dentro de una coalici贸n para la cual 茅l estaba propuesto para encabezar la lista.

Confes贸 que hab铆a pasado algunas noches sin dormir ante esta expectativa que, por otro lado, hubiera asumido sin duda por razones de responsabilidad, pero que no persegu铆a. 脡l prefer铆a la libertad de aquel que se encuentra comprometido en la difusi贸n de la defensa de la justicia social y los derechos y deberes fundamentales m谩s que la vida pol铆tica partidaria, a menudo tan decepcionante. Seguramente por eso todas las fuerzas sociales y pol铆ticas con vocaci贸n transformadora, lo ten铆an como un referente a qui茅n acudir y pedir colaboraci贸n, lejos del sectarismo y con una gran autoridad moral.

Su car谩cter bondadoso y sencillo hac铆a que no buscara el protagonismo; no ten铆a ning煤n af谩n en este sentido, no cabe duda. Esto no quiere decir que no estuviera satisfecho e incluso contento de verse tan valorado y querido. Los seres humanos necesitamos y nos gusta ser reconocidos y valorados. Negarlo ser铆a incurrir en una falsa humildad. Pero una cosa es este sentimiento leg铆timo y otra es la desmesura o la obsesi贸n por estar en primera p谩gina. Si se me permite el lenguaje llano, Arcadi no hubiera dado nunca codazos ni conspirado para lograr protagonismo. Tampoco lo necesitaba. Es lo que tiene poder sentirse querido y valorado de manera espont谩nea. He tenido la suerte de conocer y compartir experiencias con algunas personas con este talante, desgraciadamente demasiado pocas.

Todo el mundo hablar谩 de Arcadi como de un referente que echaremos de menos, y es muy cierto. Vivimos tiempos convulsos, inciertos y de cierta pobreza moral y 茅tica. En momentos as铆 se hacen m谩s necesarias que nunca las personas como 茅l. En periodos de desconcierto aparecen liderazgos demag贸gicos y poco honestos en todas partes; en unos casos declaradamente deshumanizadores y de ideolog铆as totalitarias y xen贸fobas, predicadoras del odio. En otros, seudoliderazgos caracterizados por la mediocridad y el tacticismo, para ara帽ar algunos apoyos y votos que les lleven a esferas de poder o de influencia. Y en estas situaciones, el papel de los testimonios rigurosos en favor de la justicia social, la libertad y la paz, as铆 como de activistas cargados de humanidad y liberados de sectarismos, se vuelve indispensable para buscar las salidas que nos hagan avanzar como humanidad.

Arcadi Oliveres destacaba entre estos. Por eso lo echaremos tanto en falta.

06/04/2021

https://blogs.publico.es/otrasmiradas/47871/arcadi-oliveres-la-lucha-por-la-paz-y-la-justicia/

Artur Domingo i Barnils es historiador y especialista en la obra y legado de Gandhi.

(Visited 85 times, 72 visits today)



Fuente: Vientosur.info