July 6, 2021
De parte de Kurdistan America Latina
161 puntos de vista


La ciudad de Amude, en Rojava (Kurdistán sirio), cuenta desde hace dos días con su primera unidad neonatal. La sala se ha instalado en el Hospital Popular de la localidad, y la atención médica y el seguimiento de los bebés son gratuitos para los padres y las madres.

Esta es la primera vez que esta ciudad cuenta con su propia unidad neonatal. Anteriormente, las mujeres embarazadas dependían de las parteras o tenían que viajar largas distancias para dar a luz a sus bebés en los hospitales de las grandes ciudades. También había que organizar la atención médica de los bebés en otros lugares. Pero esto ya es cosa del pasado.

La unidad neonatal de Amude es un proyecto del Comité de Salud de la región de Cizîrê. “A partir de ahora, los niños sanos y enfermos serán atendidos aquí antes y después del nacimiento”, explicó el médico Selim Şewket en la inauguración realizada el domingo.

Şewket señaló que la nueva sala ofrecerá desde el internamiento hasta una sala de monitorización en función de las necesidades de la madre y el niño. Dependiendo del estado de la madre, también existe la opción de poner al niño al cuidado de las enfermeras pediátricas, agregó.

La atención médica del niño durante su estancia en el hospital corre a cargo de un equipo de cuatro médicos y ocho enfermeras, y es gratuita. “Por supuesto, estamos preparados para tratar a los bebés prematuros según sus necesidades”, dijo Şewket.

El comité sanitario responsable trabajó durante casi seis meses para crear la unidad neonatal. Las mujeres de la región, en particular, están encantadas con la propuesta.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

<!–

–>




Fuente: Kurdistanamericalatina.org