December 30, 2021
De parte de ANRed
1,831 puntos de vista

Foto: Horacio Mansilla

El fuego arrasa en unas 1600 hect谩reas de pajonales, avanzando hacia el sur en la zona del R铆o Paran谩 Min铆 y el Arroyo Felicaria en la Segunda Secci贸n del Delta, correspondiente al partido de San Fernando. Desde las redes sociales de la Biblioteca Genoveva Felicaria alertaban desde las primeras horas del d铆a mi茅rcoles en relaci贸n al avance del fuego: 鈥渆n la segunda secci贸n del Delta de San Fernando, en una zona que abarca el Paran谩 Min铆 y los arroyos Fredes, Romero y Felicaria, en el coraz贸n de la Reserva de la Bi贸sfera declarada por la UNESCO patrimonio de la humanidad ya se han consumido m谩s de 1000 hect谩reas de vida silvestre a causa de un incendio de grandes proporciones. La sequ铆a, el agua baja y las condiciones clim谩ticas no dan tregua. La comunidad vive horas de angustia y desesperaci贸n tratando de contener la situaci贸n para que no afecte a sus viviendas鈥. Por Gonzalo Falzari y Paula Daporta, para ANRed.


Sandra Tomaselli, vecina del arroyo Paycarab铆, sostiene que no puede pensarse este incendio en forma aislada a otros eventos similares que vienen d谩ndose, sobre todo en los 煤ltimos dos a帽os. Si bien la fuerte sequ铆a que azota a la zona actualmente es un detonante, hace hincapi茅 en pr谩cticas culturales de 鈥渓impieza鈥 de los montes, que no pueden catalogarse m谩s que como negligentes.

En primera instancia, Sandra plantea: 鈥減or qu茅 hay que desmontar tanto, por qu茅 no podemos convivir con el monte鈥. Interrogante que a los emprendimientos extractivistas claramente no les interesa plantear. En segunda instancia, afirma que a煤n dentro de estas l贸gicas de limpieza 鈥el fuego es la manera menos eficiente de descomponer la materia org谩nica que se le quita al ambiente. Lo que se desmonta se deber铆a, en todo caso, apilar en el fondo del lugar que se quiere despejar, dejar que se pudra y que todo ese carbono vuelva a hacer su ciclo en la tierra鈥.

Marisa Negri, vecina del arroyo Estudiante, poeta y docente, asegura que 鈥una emergencia de estas caracter铆sticas expone el abandono hist贸rico en el que est谩n sumergidas las islas. Sin se帽al telef贸nica, sin luz tantas veces, sin saneamiento de los arroyos, sin estaciones de servicio ni gesti贸n de residuos (uno de los motivos por los que se quema la basura a cielo abierto), con muelles y casas truchas que aparecen de la noche a la ma帽ana en plena zona protegida y d贸nde nadie ve nada鈥.

En este sentido, la aplicaci贸n efectiva de la ley de educaci贸n ambiental se vuelve urgente y una de las trincheras en las que debemos plantar y plantarnos en efectos de sentidos que impliquen paradigmas cr铆ticos al sistema productivo extractivista: 鈥necesitamos educaci贸n ambiental en las escuelas para concientizar sobre el uso de agrot贸xicos, el respeto por la biodiversidad y el cuidado del agua y la tierra que habitamos鈥, sostiene Marisa.

Los incendios que avanzan en varias zonas del pa铆s, como Santa Fe, Santa Cruz, R铆o Negro, Neuqu茅n, Chubut, Misiones, Corrientes, Tierra del Fuego, Entre R铆os y Formosa, vuelven a poner foco en la urgencia de la Ley de Humedales, la cual el pasado 21 de diciembre perdi贸 nuevamente estado parlamentario. La ley de humedales es una demanda que lleva m谩s de 10 a帽os en Argentina, presentada ya en tres oportunidades.

Ivo Peruggino, integrante de la Multisectorial Humedales, en di谩logo con ANRed explica que en el Delta del Paran谩 en los 煤ltimos dos a帽os se perdieron un mill贸n de hect谩reas, y 40% del delta fue arrasado por el fuego. La ley de humedales no implicar铆a solo la protecci贸n del Delta del Paran谩 sino proteger todos los humedales del pa铆s, el 21,5% del territorio. Ivo sostiene que 鈥渓a idea es que se regule la producci贸n para que se adapte a las caracter铆sticas ecol贸gicas y no al rev茅s, que la producci贸n est茅 al servicio de la reproducci贸n de la vida y no de la multiplicaci贸n de las ganancias de unos pocos que someten a todo el pueblo a la destrucci贸n del ambiente鈥.

芦La voz del ciervo禄, de Marisa Negri

En el susurro de la hierba

y en el grito de la pavas

que hacen girar los engranajes del mundo

se quema la isla

en el ondular de los peces

que dejan apenas un trazo en el agua

y en el hueco que la ranita saltadora cav贸 debajo del ing谩

se quema la isla

y m谩s profundo

y m谩s leve

en el encaje de 帽andut铆 que revel贸 el roc铆o

y en los mil huevos rosados que esperan en los tallos

se quema la isla

bajo la sombra de las hojas duermen su sue帽o las cris谩lidas

y el colibr铆 va veloz hacia el perfume

hay humo en el aire.

驴Qu茅 haremos con lo que arde,

con lo que oprime y pavimenta lo no domesticado?

Escucha

La voz del ciervo.

Escucha

la voz del ciervo:

no somos tan distintos

tambi茅n tu vida

lleva su porci贸n de muerte.





Fuente: Anred.org