July 1, 2021
De parte de Nodo50
124 puntos de vista


«Inditex es la segunda firma más sostenible del Ibex”, señala un titular de un importante medio de comunicación en un artículo publicado hace algunas semanas. “Inditex despide 2020 implementando nuevos avances hacia su versión más sostenible”, se puede leer en otro. Lo mismo en la propia web del grupo textil: “En Inditex estamos comprometidos con una producción sostenible”. La sostenibilidad se ha convertido en un concepto que la mayoría de las marcas quieren acaparar. Pero, ¿qué es la sostenibilidad para estas empresas?

Inditex, por ejemplo, ha sido catalogado como uno de los grupos de moda que más sintéticos usa por peso en sus prendas de ropa. Así lo asegura el informe internacional Sintéticos Anónimos: la adicción de las marcas de moda a los combustibles fósiles, elaborado por la Fundación Changing Markets. De acuerdo con los datos de la organización, la utilización de fibras sintéticas por parte de Inditex es comparable con el gigante deportivo Nike.

Según el documento, el grupo fundado por el multimillonario gallego Amancio Ortega utiliza este tipo de material a base de combustibles fósiles en más de un tercio de su ropa. En el estudio se explica que si la multinacional se ha comprometido a dejar de utilizar poliéster virgen, no hace lo propio con las fibras sintéticas en general. “La mayoría de las marcas tienen como objetivo abordar el problema de la moda fósil reemplazando el poliéster virgen con botellas de plástico PET de un solo uso que están siendo infrarrecicladas”, afirman. Desde CM, sin embargo, consideran que esta estrategia forma parte “del manual de soluciones falsas de la industria de usar y tirar” que se encamina hacia el vertedero, la incineración o la contaminación de mares y océanos.

El grupo textil español asegura que ha invertido tres millones de euros para financiar la innovación tecnológica que le permita alejarse de este tipo de prácticas. Como apuntan los autores del informe, esta cantidad es solo una “pequeña parte (0,08%) de las ganancias netas de Inditex en 2019” y reclaman inversiones significativamente mayores.

Inditex no es el único caso. Tanto en la moda rápida (fast fashion) como en la moda de lujo, la presencia de estos materiales se ha convertido en una constante, incluso en líneas de ropa calificadas como sostenibles: “Sus colecciones llamadas eco-conscientes a menudo contienen tanta fibra sintética como sus líneas principales”, denuncian. El caso de H&M es especialmente paradigmático y su ropa sostenible contiene una proporción aún mayor de textiles sintéticos que la de la colección principal, según denuncia el informe, que asegura que llega a contar con prendas elaboradas al 100% con este tipo de materiales, incluido el 94% de las chaquetas femeninas de esta coleccción. Una estrategia conocida como greenwashing o lavado de imagen verde.

Nike, por su parte, es uno de los mayores usuarios de sintéticos por tonelaje. Las cifras aportadas demuestran que utiliza mayor cantidad de este material que algodón, y ha crecido su uso en un 9% desde 2015. Este hecho atañe a la mayoría de las marcas deportivas analizadas, entre ellas Adidas, Asics o Reebok, las cuales informaron a la organización de que la mayoría de sus colecciones se basan en sintéticos. Ninguna presentó un plan para reducir su uso. 

Esta utilización de plásticos en la moda provoca que las fibras sintéticas representen más de dos tercios (69%) de todos los materiales que se utilizan en la fabricación de prendas textiles. Una cifra que se espera aumente hasta casi un 75% para el año 2030, la mayoría poliéster, un material que se produce a partir de petróleo y gas. En la actualidad, la producción de fibras sintéticas supone un 1,35% del consumo mundial de crudo; en otras palabras: 1.290 millones de barriles de petróleo al año, un consumo que supera el de España. “Las fibras sintéticas baratas no solo son dañinas porque permiten ropa de baja calidad que termina desperdiciada, sino que también perpetúan la dependencia de la industria de la moda de la extracción de combustibles fósiles durante la actual emergencia climática”, critican desde la organización.

Foto: CHANGING MARKETS

El informe también analiza la transparencia de estas grandes marcas de ropa. Tanto Zara como Gucci, explican, “hicieron la menor cantidad de declaraciones consideradas engañosas”. En el otro extremo, el 96% de las declaraciones de H&M y el 89% de las de ASOS incumplieron de alguna manera la guía proporcionada por Changing Markets. Primark, Patagonia, Nike y Gap, por su parte, se encuentran entre las 15 marcas con menor nivel de transparencia sobre el uso de sintéticos.

El estudio solicita a los legisladores la toma de medidas para abordar la gran cantidad de ropa de baja calidad producida por esta industria y garantizar una mayor transparencia y responsabilidad sobre sus cadenas de suministro.




Fuente: Lamarea.com