April 8, 2022
De parte de SAS Madrid
2,071 puntos de vista

Rosa tiene seis a帽os y apenas recuerda lo que es ir al cole sin limitaciones pand茅micas. 鈥淨uiero que ya me quiten la mascarilla y tambi茅n ya poder dar abrazos a los amigos鈥, responde cuando se le pregunta qu茅 restricciones quiere que desaparezcan de las clases. Mikel, de siete a帽os, asegura que lo que m谩s le molesta es llevar mascarilla porque se agobia. Parecido opina Leo, de ocho. 鈥淟a mascarilla me molesta mucho para respirar bien y para estar c贸modo鈥, relata quien tambi茅n se queja de no poder llevar mochila con ruedas. 鈥淣o entiendo eso, se supone que es porque puedes traer enfermedades de fuera鈥, acierta a explicar. Lamenta que, durante un tiempo, han estado comiendo de catering, que ven铆a en cajas como medida de prevenci贸n del covid. 鈥淟a comida est谩 mucho m谩s rica ahora porque ya viene directa de la olla y est谩 caliente鈥, describe. Sus hermanas, Lola e In茅s, que tienen seis a帽os, han crecido hechas a estas restricciones, y solo se quejan de que no pueden llevar mochilas de ruedas.

Mientras los ni帽os y ni帽as llevan dos a帽os con estas limitaciones, un estudio elaborado por profesionales del Instituto Catal谩n de Salud y varias universidades catalanas, presentado el 7 de marzo, concluye que las mascarillas dentro de las clases no han sido eficaces. Los investigadores han comparado datos de 600.000 alumnos y alumnas que acuden a Primaria, donde la mascarilla es obligatoria, y a Infantil, donde no lo es. El resultado es que la obligatoriedad de llevar este material de protecci贸n en la escuela no se asocia con una menor incidencia o transmisi贸n del SARS-CoV-2, 鈥渓o que sugiere que esta medida no es efectiva鈥. Antes de esto, el 15 de febrero, la Asociaci贸n Espa帽ola de Pediatr铆a (AEP) lanzaba un plan para desescalar en el uso de mascarillas en el interior de las clases. Hasta primeros de abril el gobierno no ha dado los primeros pasos para eliminar las mascarillas de interiores, medida que se aprobar谩 el pr贸ximo 19 de abril. Expertos esperan que los colegios no queden fuera de esta relajaci贸n en la norma.

Las medidas que a煤n perduran en los colegios, en conjunto, dibujan un estado de alerta que repercute en la salud mental de la infancia, con consecuencias a medio y largo plazo. Gorka Saitua es pedagogo y trabaja como educador familiar de protecci贸n a la infancia en una entidad del tercer sector. Explica que existen dos tipos de estreses: el tolerable, que es aquel que nos ayuda a activarnos para afrontar peligros y tiene una duraci贸n limitada, con una liberaci贸n de cortisol que es reabsorbido por el cuerpo, y el estr茅s t贸xico, aquel sostenido en el tiempo, en el que el cortisol permanece mucho tiempo en nuestro organismo.

鈥淪i los ni帽os y ni帽as est谩n expuestos a niveles de estr茅s muy prolongados en el tiempo, esto va a tener implicaciones en su desarrollo neurol贸gico y en su regulaci贸n emocional鈥, dice el pedagogo Gorka Saitua

鈥淪i los ni帽os y ni帽as est谩n expuestos a niveles de estr茅s muy prolongados en el tiempo, esto va a tener implicaciones en su desarrollo neurol贸gico, a nivel de las conexiones neuronales, y en su regulaci贸n emocional. Tendr谩 consecuencias en el 谩rea cognitiva y en el 谩rea social鈥, explica Saitua, quien promovi贸 un manifiesto, firmado por m谩s de 2.000 profesionales que trabajan con la infancia, que pide reactivar el debate acerca de algunas medidas sanitarias todav铆a vigentes en el contexto escolar y sanitario.

Saitua a帽ade que el acompa帽amiento y el contacto social son los principales reguladores del estr茅s para los ni帽os y las ni帽as, 鈥測 precisamente eso tambi茅n se est谩 restringiendo鈥. 鈥淎bogamos por una revisi贸n que implique ser conscientes de qu茅 medidas que para los adultos no nos suponen demasiado estr茅s para los ni帽os y ni帽as s铆 lo suponen. Queremos que se estudie este tema desde la perspectiva de la infancia. No estamos teniendo en cuenta el impacto de esto en cerebros inmaduros鈥. Y vaticina una generaci贸n de ni帽os y ni帽as que, o bien estar谩n hiperactivados para protegerse, o estar谩n mucho m谩s apagados, m谩s 鈥渧enidos hacia dentro鈥.

En su d铆a a d铆a y en el del resto de compa帽eras y compa帽eros del sector, que han creado un grupo conectado a trav茅s de las redes sociales, ya est谩n empezando a detectar cambios. 鈥淟o que m谩s est谩 empezando a preocupar son ni帽os y ni帽as que en edades muy tempranas no quieren explorar. Est谩n desarrollando sintomatolog铆as para aislarse del mundo. Eso es muy peligroso, les estamos situando en la desesperanza鈥.

Retroceso en la salud mental

Los datos de diversas investigaciones apuntan ya hacia ese camino. No en vano, la investigaci贸n de Save The Children La mente no espera. Crecer saludablemente, realizada a partir de una encuesta a 2.000 padres y madres, indica que los trastornos mentales han aumentado del 1% al 3% en ni帽os, ni帽as y adolescentes de entre cuatro y 14 a帽os y del 4% al 7% en el caso de los trastornos de conducta, en comparaci贸n con los 煤ltimos datos oficiales de 2017. Adem谩s, los ni帽os, ni帽as y adolescentes que viven en hogares con bajos ingresos tienen una probabilidad cuatro veces mayor (13%) de sufrir ambos tipos de trastornos.

Los ni帽os, ni帽as y adolescentes que viven en hogares con bajos ingresos tienen una probabilidad cuatro veces mayor de sufrir trastornos mentales y de conducta

鈥淟o que hicimos fue replicar la Encuesta Nacional de Salud de 2017, clonando las preguntas. Y el resultado es que los trastornos mentales, en el 煤ltimo trimestre de 2021, se han cuatriplicado y los trastornos de conducta se han triplicado: consultas desafiantes, d茅ficit de atenci贸n, trastornos del espectro autista鈥, explica Alexander Elu Ter谩n, especialista en pobreza de Save The Children y coordinador del informe, quien destaca un dato que corrobora lo alarmante de la situaci贸n: hasta un 3% de ni帽os, ni帽as y adolescentes ha manifestado pensamientos suicidas.

Elu habla de una mirada cortoplacista en la que las prioridades iban marcadas por el shock de la pandemia y lo prioritario era proteger a los sectores m谩s vulnerables donde no estaba incluida la infancia. Y celebra que cada vez se vayan introduciendo m谩s puntos al debate. 鈥淓n el caso de la salud mental, este impacto nos ha pillado con una situaci贸n de desventaja clara, es una de las 谩reas m谩s desprotegidas en la sanidad p煤blica. La ratio de psic贸logos es muy baja. No est谩bamos preparados para afrontar un problema as铆鈥.

Mientras, la AEP alerta: se han duplicado los casos de urgencias psiqui谩tricas infantiles. Adem谩s, la Fundaci贸n ANAR, que gestiona el tel茅fono de ayuda a la infancia, atendi贸 un 244% m谩s de llamadas de menores de edad con ideas o intentos de suicidio durante el confinamiento, y un 246% m谩s de autolesiones en la vuelta al cole. En el a帽o 2020 se suicidaron en Espa帽a 14 ni帽os menores de 15 a帽os, el doble que el a帽o anterior. Entre el grupo de j贸venes de 15 a 29 a帽os el suicidio es ya la segunda causa de fallecimiento, solo superada por los tumores malignos. Tambi茅n se ha incrementado la violencia sobre las ni帽as y ni帽os, el maltrato, los abusos y se ha disparado el consumo de pantallas.

En el a帽o 2020 se suicidaron en Espa帽a 14 ni帽os menores de 15 a帽os, el doble que el a帽o anterior. Entre el grupo de j贸venes de 15 a 29 a帽os el suicidio es ya la segunda causa de fallecimiento, solo superada por los tumores malignos

Acompa帽ar y escuchar

鈥淎 nosotros este virus no nos va a hacer nada pero, si se mueren todos los grandes, 驴nos vamos a quedar solitos?鈥. Beatriz Jan铆n es psic贸loga, psicoanalista y profesora universitaria, especialista en infancia. Atiende a infancia en Argentina, su pa铆s natal, y tambi茅n en Espa帽a, y alerta de que durante los meses m谩s duros escuch贸 razonamientos como este. 鈥淒urante la pandemia a los ni帽os y ni帽as no se les ha tenido en cuenta en ning煤n pa铆s. Ahora hay ni帽os con dificultades de conducta, dificultades en el aprendizaje, que no atienden en clase, que est谩n desbordados. Todo este tipo de fen贸menos, muy habitualmente son ubicados como un problema del ni帽o o la ni帽a, como si trajeran biol贸gicamente problemas, sin darse cuenta de que todos nos constituimos ps铆quicamente en un contexto鈥, explica Jan铆n.

Y, frente al aumento de trastornos ps铆quicos y conductuales, insiste en que la soluci贸n est谩 m谩s all谩 de los f谩rmacos. 鈥淣o es momento de medicar a ni帽os y ni帽as cuando en realidad lo que hay que hacer es cambiarles el contexto, cuando hay que sostenerlos, cuando hay que contenerlos y cuando hay que pensar que es bastante l贸gico que no atiendan en clase porque en este momento hay un desfase entre lo que la escuela da y lo que los ni帽os y ni帽as quieren saber鈥, explica esta especialista para quien la funci贸n del adulto para reconducir estas situaciones debe basarse en el acompa帽amiento y la escucha. 鈥淗ay que escucharles, jugar con ellos y tratar de ayudarles a elaborar todas las situaciones por las que hemos atravesado. Y no hay que suponer que nacieron con un trastorno y empastillarles de por vida鈥, afirma esta psic贸loga.

鈥淗ay que escucharles, jugar con ellos y tratar de ayudarles a elaborar todas las situaciones por las que hemos atravesado. Y no hay que suponer que nacieron con un trastorno y empastillarles de por vida鈥

Para Jan铆n, es fundamental darles un espacio para que se expresen. 鈥淭enemos que cambiar el foco. Ahora decimos: se mueve mucho, hagamos que se quede quieto con pastillas. Pero no, lo que hay que ver es por qu茅 se mueve mucho. Hay que escucharlos, hay que darles espacio y entender que est谩n asustados鈥, insiste.

La infancia m谩s vulnerable

La pandemia ha abierto una brecha m谩s grande con la infancia m谩s vulnerable, que es adem谩s la que m谩s est谩 sufriendo. Seg煤n datos recogidos en el 煤ltimo informe de Unicef sobre el impacto del covid, al menos dos terceras partes de los hogares con ni帽os y ni帽as han sufrido una p茅rdida de ingresos desde que el covid sacudi贸 el mundo. Adem谩s, los hogares con tres o m谩s hijos son los que m谩s probabilidades tienen de haber perdido ingresos, ya que m谩s de tres cuartas partes de estos hogares han sufrido una reducci贸n de su renta, en comparaci贸n con el 68% de los hogares con uno o dos hijos.

鈥淓spa帽a es el tercer pa铆s en Europa en pobreza infantil鈥, destaca Mar铆a Lafuente, especialista en pol铆ticas de infancia de Unicef Espa帽a, quien incide en que la situaci贸n econ贸mica ha salpicado m谩s duramente en la infancia m谩s vulnerable que es, adem谩s, la que menos acceso tiene a los programas de salud mental, insuficientes por la v铆a p煤blica.  

Lafuente denuncia que durante mucho tiempo las medidas que se iban tomando 鈥渘o pusieron a la infancia en el centro鈥 y destaca el gran esfuerzo por parte de las familias y los centros educativos para limitar estos impactos. 鈥淓spa帽a es uno de los pa铆ses que tuvo menos tiempo los colegios cerrados pero la brecha educativa creci贸, depend铆an del apoyo de familias en ocasiones con pocos recursos鈥. Para la portavoz de Unicef Espa帽a, la clave para prevenir los problemas de salud mental est谩 en un 鈥渁compa帽amiento multisectorial鈥. 鈥淓sto involucra a los centros educativos, que tienen que poder derivar a los centros de salud y hospitales, y tiene que haber mucho contacto con las familias鈥, describe.

鈥淒esde el inicio de la pandemia pedimos que en los equipos hubiera personas expertas en salud mental y esto no se ha logrado. Todav铆a est谩n con medidas, como la limitaci贸n de contactos de los grupos burbujas, que a nivel de poblaci贸n adulta ya no existen鈥, explica Mar铆a Lafuente, especialista en pol铆ticas de infancia en Unicef Espa帽a

Y, por otro lado, pide una necesaria relajaci贸n de las medidas en los colegios, donde la desescalada ha ido mucho m谩s lenta. 鈥淒esde el inicio de la pandemia pedimos que en los equipos hubiera personas expertas en salud mental y esto no se ha logrado. Todav铆a est谩n con medidas, como la limitaci贸n de contactos de los grupos burbuja, que a nivel de poblaci贸n adulta ya no existen鈥, insiste.

Sire, de cinco a帽os, asegura que no conoce la cara de su profesora. Pero afirma que no le importa, ya se ha acostumbrado a verla con mascarilla. No recuerda c贸mo era la vida antes del covid y, mientras su madre le prepara el desayuno para el recreo, observa preocupado que ha puesto demasiados cereales. 鈥淏ueno, pues los compartes con los amigos鈥, dice su madre. 鈥淢am谩, es que no se puede compartir鈥, responde Sire, dejando en el aire una muestra de los parad贸jicos d铆as en los que le ha tocado crecer.

Enlace relacionado ElSaltoDiario.com (08/04/2022).




Fuente: Sasmadrid.org