May 21, 2022
De parte de CNT
194 puntos de vista
DOSIER Represi贸n | VITORIA | Ilustraci贸n de Javi Kaos | Extra铆do del cnt n潞 430

芦LA PRISI脫N no puede ser entendida si no como una herramienta represiva del aparato gobernante, mediante la cual 茅ste afianza su poder. Asimismo, podemos afirmar que surge de la necesidad de ese poder de controlar al pueblo, de la necesidad de regularlo, de ordenarlo, de mantenerlo, en diminutiva, bajo una libertad condicionada, sujeta a un c贸digo penal, con la amenaza constante de la prisi贸n pendiente sobre su cabeza.禄 XOSE TARRIO

La instituci贸n punitiva del Estado por excelencia es la c谩rcel, una estructura jer谩rquica de dominaci贸n y privaci贸n de libertad sobre el cual se sostiene el sistema econ贸mico capitalista. Existen con el objetivo de reformar, aunque 2 de cada 3 personas presas vuelve a cometer un delito cuando sale a la calle, y 8 de cada 10 personas que han pisado una celda con 20 a帽os lo volver谩 a hacer como m铆nimo cuatro veces m谩s a lo largo de su vida. El fracaso de la supuesta rehabilitaci贸n social es claro. Y es que adem谩s, 驴Qui茅n es el Estado para permitirse rehabilitar a un individuo violando su libertad y autonom铆a? El principio de la rehabilitaci贸n, es una forma deliberada de intromisi贸n del Estado, para reeducar a los individuos que el poder y el capital considera problem谩ticos.

La instituci贸n punitiva del Estado por excelencia es la c谩rcel, una estructura jer谩rquica de dominaci贸n y privaci贸n de libertad sobre el cual se sostiene el sistema econ贸mico capitalista.

鈥9 de cada 10 delitos podr铆an achacarse, directa o indirectamente, a nuestras inequidades econ贸micas y sociales, a nuestro sistema de explotaci贸n y robo despiadado鈥(Goldman). Y estos da帽os colaterales, son el problema.

Estamos viviendo el auge del discurso de la tolerancia cero frente a la delincuencia, que es en realidad limpieza de clase y penalizaci贸n de la miseria (Mu帽oz). En gran medida gracias a la pornograf铆a de la seguridad: cr贸nicas de p谩nico moral, mercantilizaci贸n morbosa de hechos intolerables鈥 que resultan en la exigencia de respuestas contundentes que realimentan el discurso penal del Estado y su endurecimiento (Mu帽agorri).

Mientras miramos a otro lado, las c谩rceles matan y criminalizan millones de personas a lo largo y ancho del mundo. Esto va para todas ellas, y para todos los cuerpos rotos, que murieron como v铆ctimas de la venganza social.




Fuente: Cnt.es