November 11, 2022
De parte de Grup Antimilitarista Tortuga
151 puntos de vista

Por David Fernandez de Arriba

El género autobiográfico ha sido fundamental en las últimas décadas para comprender la evolución del cómic. Al mismo tiempo, el género periodístico cada vez tiene una mayor presencia, con autores tan consagrados como Joe Sacco, Guy Delisle o Sarah Glidden y con obras tan extraordinarias como La grieta o El fotógrafo. Intisar en el exilio, con Pedro Riera al guion y Sagar al dibujo, se nutre de ambas tradiciones para retratar uno de los conflictos bélicos más silenciados de la actualidad: la guerra de Yemen.

Fue en 2011 cuando Pedro Riera, tras haber estado viviendo unos meses en Yemen y entrevistarse con decenas de mujeres yemeníes, publicó junto a Nacho Casanova El coche de Intisar. Esta obra narraba de forma costumbrista cómo era la vida de las mujeres en Yemen. De la mano de Intisar, un personaje ficticio construido para proteger la identidad de las mujeres que se habían sincerado con Riera y su esposa, conocíamos los pequeños aspectos que configuraban su día a día en una sociedad abrumadoramente patriarcal. Los pequeños actos de rebeldía de Intisar y la complicidad con otras mujeres eran sus pequeñas válvulas de escape en un ambiente tan opresivo.

Ocho años después Riera ha recuperado a su personaje para mostrarnos una realidad todavía más dura, la del exilio de miles de yemeníes que han dejado su país huyendo de la guerra. La estructura, en forma de capítulos breves, permite a Riera tratar una gran variedad de temas: desde las dificultades para encontrar trabajo de los exiliados hasta la estructura familiar tradicional de Yemen, pasando por la explicación detallada del propio conflicto bélico. Intisar, desde Jordania, relata su día a día y nos hace reflexionar sobre la guerra que asola su país desde una perspectiva mucho más compleja y elaborada que la habitual en los grandes medios de comunicación.

El gran acierto del guion de Pedro Riera es combinar los capítulos en que Intisar nos habla de sus relaciones familiares, de su trabajo o de las reuniones con sus amigas yemeníes también exiliadas, con los capítulos más serios sobre la naturaleza política de la mal llamada Primavera Árabe, sobre el principal partido político islamista de Yemen, sobre el controvertido Premio Nobel de la Paz a una compatriota o, en el que es el episodio más importante del cómic, sobre las motivaciones de Arabia Saudí para bombardear su país con el armamento que compra a Occidente.

En nuestra sociedad, cada vez estamos más acostumbrados a ser meros receptores de la información que los grandes medios nos dan, sin cuestionarnos el reduccionismo simplista que nos llega constantemente sobre política internacional. El caso del Yemen es paradigmático, ya que, a diferencia de otros conflictos como los de Siria o Irak, tiene una presencia muy reducida en nuestros informativos y periódicos. Que Arabia Saudí, uno de los grandes aliados de Occidente y también uno de los principales importadores de armas del mundo, esté detrás de los bombardeos no es casualidad. La mirada de Intisar sobre esta cuestión y su detallada explicación de las divisiones internas de Yemen, convierten al cómic de Riera y Forniés en una obra de un gran valor.

El dibujo de Sagar Forniés permite que viajemos a Jordania y nos maravillemos con sus paisajes —es necesario detenerse y admirar el episodio situado en Petra—, pero al mismo tiempo consigue situarnos en medio de la crudeza y la desesperación que provocan la guerra y el exilio. Su trazo fluido y el uso del color, al que han contribuido Carlos Moreno y Alba Cardona, te atrapan, y complementan de forma muy acertada las reflexiones de Intisar. Pese a la densidad de algunos fragmentos, el dibujo y los toques de humor son el contrapunto perfecto y consiguen que la lectura sea muy agradable.

El cómic es un vehículo inmejorable para retratar la realidad, y el trabajo de Riera y Sagar vuelve a demostrarlo. El cómic está consolidado como artefacto periodístico, y cada vez son más los autores y autoras que nos muestran mediante viñetas cómo es el mundo en el que vivimos. Intisar en el exilio es una nueva prueba de la potencia del medio y, además, su protagonista se convierte por derecho propio en un personaje memorable. En mi memoria, Intisar y Yemen estarán unidos para siempre.

Fuente: https://comics.jotdown.es/esenciale…





Fuente: Grupotortuga.com