September 3, 2022
De parte de Diario De Burgos
188 puntos de vista

Cuando la intoxicaci贸n medi谩tica, la de los medios de comunicaci贸n, ya no es suficiente o se ve quebrada. Sale al rescate su fiel compa帽era, la intoxicaci贸n institucional. Tristes tiempos para encontrar la verdad.

Paseaba por Burgos una ma帽ana cualquiera de un Septiembre de 2022 cuando me top茅 con esto. Tuve que leer dos veces el texto y repasar concienzudamente quienes eran los firmantes para terminar de creerme que lo que ve铆a y le铆a era cierto. Llegu茅 a pensar que el cartel era algo ir贸nico, un mensaje 谩cido para recordarnos uno de nuestros principales problemas. Pero no, el mensaje es simple, certero y va cargado de veneno. Lo firman la asociaci贸n de periodistas local, la regional y el Ayuntamiento. Claramente es un capote a lo que, probablemente, sean las horas m谩s bajas de los medios de comunicaci贸n.

Esta clase de mensajes buscan que la gente siga confiando en los medios de comunicaci贸n como agentes de la verdad, cuando son precisamente los medios de comunicaci贸n los que llevan a帽os manipulando a la sociedad. El anuncio contribuye al efecto de falso consenso, al sesgo medi谩tico y legitima el status quo de los que manejan los hilos de los medios de comunicaci贸n.

Es evidente que quienes lo firman tienen mucho que callar y no nos deber铆amos fiar para nada ni de sus consejos, ni de sus tretas, se tenga la ideolog铆a que se tenga. Uno de los firmantes es el Ayuntamiento de Burgos. Los pol铆ticos son los primeros necesitados de los medios de comunicaci贸n, sin su connivencia sus carreras podr铆an ir al traste. Necesitan que alguien nos recuerde constantemente sus actos, su presencia y obviamente replique sus discursos y los intensifique. Los 鈥think tanks鈥, las l铆neas editoriales y el sesgo medi谩tico son el principal baluarte de los partidos pol铆ticos. En 2019 los medios de comunicaci贸n comenzaron a dar el espaldarazo al partido pol铆tico Ciudadanos. En tan solo 5 meses el partido, que gozaba de casi un 16% de votos bajo a un 7% y hoy est谩 pr谩cticamente desaparecido. Que los medios jugaron un papel esencial en esto lo cont贸 ni m谩s ni menos que Juan Carlos Girauta en una entrevista de Esradio poco despu茅s de anunciar su dimisi贸n.

Otro de los firmantes es la Asociaci贸n de Periodistas de Burgos, los auto-erigidos poseedores de la verdad, los que nunca cuentan bulos ni se hacen eco de 鈥fake news鈥 amparados por los medios de comunicaci贸n. Poco s茅 de esta asociaci贸n pero su Junta Directiva puede darnos una peque帽a visi贸n de a quienes representan. La componen voces muy sonadas en la Cadena SER, directores de fotograf铆a del Diario de Burgos, plumas estrellas del Grupo Vocento de Burgos Conecta o directivas en relevantes empresas burgalesas. Que tal vez, dicho as铆, no suene muy mal. Pero si te dijese que son compa帽eros de la 鈥cloaquera鈥 Ana Terradillos, periodistas a sueldo de un cacique o escribanos del clero, la cosa ya puede no ser tan bonita.

Medios como la Cadena SER, La Sexta o Burgos conecta, son tremendamente peligrosos. Bajo la falsa premisa de ser medios progresistas o independientes y ofrecer, obviamente, contenidos y visiones quurgose cuidan su imagen cuando la noticia interese no dubitar谩n en torcerla. Esto se lo explica Ferreras a sus amigos la mar de claro:

Monedero a nosotros nos odia, porque nosotros fuimos los que matamos a Monedero con aquello, con la pasta. Porque, adem谩s, cuando nosotros le damos una hostia a ellos, ellos sufren de cojones鈥

Ferreras

De cojones, claro, porque no se la ha dado La Raz贸n. (refiri茅ndose al peri贸dico de derechas La Raz贸n)

Olivera

Incluso periodistas inmaculados, c贸mo I帽aki Gabilondo, han tenido serios deslices que nos podr铆an hacer sospechar que hasta el m谩s integro est谩 ah铆 por lo que est谩.

No es posible ser imparcial, no es posible encontrar la objetividad. Deber铆amos desconfiar de todo aquello que venda la verdad. Necesitamos cargarnos de escepticismo, poner en duda toda la informaci贸n que nos llega ya que eso nos har谩 menos manipulables. Antes de informarnos en un medio deber铆amos saber qui茅n controla el medio, qui茅n escribe y qu茅 intereses tiene en informarnos. Los movimientos sociales deber铆amos girar la espalda a los medios controlados por 茅lites econ贸micas y grupos de poder. Ninguna rueda de prensa, ning煤n comunicado, ninguna entrevista, no m谩s fotos ni revelar informaci贸n a medios cuyo inter茅s est谩 contra nuestro inter茅s. De lo contrario estaremos, lo queramos o no, contribuyendo a su pernicioso negocio y haci茅ndonos un flaco favor para alcanzar nuestras metas.




Fuente: Diariodevurgos.com