October 27, 2021
De parte de ANRed
318 puntos de vista


Foto: Germ谩n Romeo Pena (ANRed)

Investigadores e invesigadoras que integran un conjunto de equipos de investigaci贸n pertenecientes a diferentes Universidades, unidades ejecutoras y centros de investigaci贸n del CONICET, quienes trabajan con el pueblo originario Mapuche/Mapuche-Tehuelche, publicaron una carta acompa帽ada por mas de 2700 firmas para fijar una postura frente a los hechos de los 煤ltimos d铆as como el incendio producido en el Club Andino Piltriquitr贸n en El Bols贸n y a la vez repudiar la nueva operaci贸n de criminalizaci贸n, racista y estigmatizante contra los pueblos originarios en la patagonia. 芦Como es habitual en estas situaciones, comienzan a circular una serie de falacias, tergiversaciones y discursos estigmatizantes que buscan generar sentimientos de odio y racismo en vastos sectores de la poblaci贸n. Por todo lo expuesto, como especialistas en el tema en cuesti贸n, nos vemos en la obligaci贸n de responder a estas falacias que circulan por estas horas禄. Por ANRed


Investigadores e invesigadoras que integran un conjunto de equipos de investigaci贸n pertenecientes a diferentes Universidades, unidades ejecutoras y centros de investigaci贸n del CONICET, quienes trabajan con el pueblo originario Mapuche/Mapuche-Tehuelche, publicaron una carta acompa帽ada por mas de 2700 firmas para repudiar la nueva operaci贸n de criminalizaci贸n, racista y estigmatizante contra los pueblos originarios en la patagonia.

Repudiamos cualquier forma de violencia, como el incendio producido en el Club Andino Piltriquitr贸n en El Bols贸n, hecho que nada tiene que ver con las reivindicaciones hist贸ricas del pueblo mapuche/mapuche-tehuelche, cuyo di谩logo con la sociedad no ind铆gena, se ha construido a lo largo de d茅cadas sobre la base de mutuo enriquecimiento. Pero adem谩s, con relaci贸n a este caso concreto, nos preocupan algunas cuestiones espec铆ficas. En primer lugar, que aun cuando el gobierno provincial no cuenta con pruebas concretas respecto a quienes han sido los responsables del incendio del Club Andino, funcionarios y medios de prensa caracterizaron al acontecimiento como 鈥渢errorismo鈥 y acusaron a todo un pueblo (de m谩s de 300.000 integrantes distribuidos en varias provincias) del hecho. En segundo lugar, y ligado a lo anterior, nos preocupa el racismo, la ignorancia y los prejuicios que, tanto sectores del periodismo como de la funci贸n p煤blica sacaron a relucir contra todo el pueblo mapuche禄 explica la carta.

En relaci贸n al incendio producido en el Club Andino Piltriquitr贸n en El Bols贸n, los investigadores sugieren que este hecho adquiri贸 centralidad en los medios de comunicaci贸n bajo una operatoria similiar a la que ocurri贸 en el 2017, teniendo en cuenta que se da en un contexto en el que se est谩 debatiendo la pr贸rroga de la Ley 26.160 de 鈥渆mergencia territorial ind铆gena鈥 en el Congreso de la Naci贸n, pero adem谩s, a escasos d铆as de las elecciones.

芦Nos preguntamos si, en este particular contexto y frente a las enormes dificultades econ贸micas de vast铆simos sectores sociales en la regi贸n -tras a帽os de recesi贸n econ贸mica, con grandes problemas de trabajo, de precariedad laboral, dificultades para satisfacer las necesidades b谩sicas鈥, ciertos sectores no habr谩n encontrado en un hist贸rico 鈥渃hivo expiatorio鈥 la forma de sacar el foco sobre la falta de soluciones a los problemas antes descritos禄 afirma la carta y agrega 芦como es habitual en estas situaciones, comienzan a circular una serie de falacias, tergiversaciones y discursos estigmatizantes que buscan generar sentimientos de odio y racismo en vastos sectores de la poblaci贸n. Por todo lo expuesto, como especialistas en el tema en cuesti贸n, nos vemos en la obligaci贸n de responder a estas falacias que circulan por estas horas禄.

Asismimo los y las especialistas exponen los argumentos y evidencias cient铆ficas sobre la profundidad hist贸rica que demuestran la milenaria presencia de contactos entre los pueblos ind铆genas ubicados a ambos lados de la cordillera de los Andes, evidenciando complejos procesos de interacci贸n social de larga data.

芦Estudios hist贸rico-antropol贸gicos ponen de manifiesto que la cordillera pas贸 a erigirse como frontera varias d茅cadas despu茅s de la constituci贸n de los Estados nacionales. En efecto, la reiteraci贸n de muchos apellidos ind铆genas en lo que actualmente se conoce como Chile y Argentina y de familias que quedaron divididas con la conformaci贸n de la cordillera como frontera, son indicativas de la movilidad que ha existido en toda la Patagonia. De ah铆 la falacia en que incurren quienes niegan la presencia ancestral del pueblo mapuche, clasifican en t茅rminos nacionales a pueblos ind铆genas que exist铆an con anterioridad a la creaci贸n reciente de las naciones y hablan de una supuesta invasi贸n en sentido Oeste-Este, negando procesos muy complejos, de gran profundidad temporal禄 enfatizan.

La preexistencia del pueblo mapuche

Uno de los argumentos falaces que circularon por los de medios de comunicaci贸n ponen en duda la historia de los publos Mapuche y Tehuelches en la patagonia. Por tal motivo, en la carta presentada por los y las investigadoras ponen a disposici贸n las evidencias cient铆ficas de los estudios realizados en la zona.

Trancribimos parte de la carta

芦Existen tambi茅n citas de los partes de campa帽a escritos por los militares que efectuaron el avance violento sobre sus territorios a fines del suche/mapuche 鈥 tehuelche est谩 ampliamente documentada. Para citar solo algunos ejemplos, podemos recordar que cerca de la zona de conflicto, al norte del lago Nahuel Huapi hay testimonios escritos de la presencia de caciques pehuenches (parcialidad del pueblo mapuche) hacia fines del 1700. Los documentos del siglo XIX dan cuenta tambi茅n de la presencia de las actuales comunidades que hoy habitan el lugar. En la zona de Bariloche diferentes evidencias -memorias ind铆genas y documentos estatales- indican que desde 1870 ya estaban asentadas algunas de las actuales comunidades. Es decir, varias d茅cadas antes de la efectiva presencia del Estado y la consolidaci贸n de la frontera con siglo XIX -violando los pactos firmados entre el Estado y los caciques que se reconoc铆an como autoridades en la Pampa y la Patagonia argentina-, que testimonian c贸mo expulsaron hacia Chile a los mapuche que habitaban el sur argentino. Entre las explicaciones empleadas para poner en duda el car谩cter 鈥渙riginario鈥 del pueblo mapuche, se recurre al argumento largamente refutado que afirma que presuntamente 鈥渓os mapuche exterminaron a los tehuelche鈥. No hay ninguna evidencia cient铆fica que permita confirmar esta falacia, desmentida por diversas cr贸nicas hist贸ricas que aluden a sus relaciones comerciales y parentales y por la hist贸rica convivencia entre mapuches y tehuelches en las provincias de Chubut, R铆o Negro y Santa Cruz. De hecho, la Coordinadora del Parlamento Mapuche de R铆o Negro en los ultimos a帽os adopt贸 la denominacion mixta de Coordinadora del Parlamento Mapuche-Tehuelche de R铆o Negro, de una forma integradora, para representar mejor la composici贸n de sus comunidades芦.

Finalmente la comunidad cient铆fica expresa su preocupaci贸n sobre la campa帽a racista y estigmatizante sobre los pueblos Mapuche-Mapuche Tehuelche de la patagonia.

芦Como miembros de la comunidad cient铆fica instamos a la opini贸n p煤blica en general, a los medios masivos de comunicaci贸n y a las personas del gobierno involucradas a abordar la tem谩tica con la complejidad y responsabilidad 茅tica que se merece. Denunciamos la gravedad de algunos mensajes medi谩ticos que intentan imponer la idea de 芦amenaza禄 -que presuntamente incluir铆a al conjunto del pueblo mapuche- y son empleados para negar sus derechos, contribuyendo a las situaciones de violencia que se vienen registrando en estos d铆as. Para finalizar, denunciamos la violaci贸n de los derechos de ni帽os, ni帽as y adolescentes, que est谩n siendo vulnerados hoy, en particular en la comunidad Quemquemtrew en Cuesta del Ternero. Los hechos denunciados abarcan innumerables actos de violencia por parte de las fuerzas de seguridad contra pobladores pac铆ficos, incluyendo la violencia f铆sica contra mujeres, ni帽os y ni帽as, la ocupaci贸n y utilizaci贸n de la escuela 211 como base policial, generando una situaci贸n de avasallamiento de los derechos de las infancias y de toda la comunidad educativa que est谩 fuera de todo marco legal. Y especialmente el virtual sitio a la comunidad, ejecutado por las fuerzas de seguridad provinciales con el fin de acorralar por el hambre y el fr铆o a sus habitantes, provocando da帽os intencionales a un grupo de personas, atribuy茅ndose la potestad de castigar a un grupo humano sobre el cual no se ha expedido la justicia ni se visualiza tampoco un inter茅s genuino por parte del poder pol铆tico de dilucidar la situaci贸n. Reclamamos que cese toda forma de violencia y se haga efectivo lo estipulado en la Constituci贸n Nacional (art. 75 inc. 17), las constituciones provinciales, el Convenio 169 de la OIT, la Declaraci贸n de Naciones Unidas sobre los derechos de los Pueblos Ind铆genas, la Convenci贸n Internacional sobre los derechos de Ni帽os, Ni帽as y Adolescentes y todo el marco normativo nacional que refiere a los derechos del pueblo originario mapuche, mapuche tehuelche y los restantes pueblos. Alentamos tambi茅n a los legisladores nacionales a sancionar la pr贸rroga de la ley 26.160 actualmente en tratamiento en el Congreso y a dictar la ley de propiedad comunitaria ind铆gena禄.





Fuente: Anred.org