February 23, 2021
De parte de Kurdistan America Latina
401 puntos de vista


Ciwana Sine, integrante de la Coordinadora de Mujeres del Kurdistán Oriental (KJAR), fue entrevistada por la agencia de noticias ANF y habló sobre la política de ejecución del Estado iraní hacia las mujeres.

Sine explicó que en Irá, “para mantener el sistema gobernante, se espera que la sociedad iraní siga siendo débil, por lo que las mujeres y los jóvenes son el objetivo”.

“Además, los suicidios de mujeres aumentan en esos periodos –agregó-. Porque los hombres se imponen a las mujeres como representantes del Estado en el hogar. La presión se mantiene del mismo modo en casa por parte de los hombres”.

Al referirse a la asunción de Joe Biden como presidente de Irán y un posible cambio en la relación con Irán, la representante de la KJAR señaló que “en nuestra opinión, es una expectativa sin sentido. Porque a medida que se acercan las elecciones presidenciales en Irán, aumenta el número de personas detenidas. Más de 140 personas han sido detenidas en los últimos días. En relación con esto, hay un notable aumento del número de mujeres tanto suicidadas como ejecutadas”.

Sine explicó que en particular las mujeres fueron ejecutadas en las regiones del Kurdistán Oriental (Rojhilat) y de Baluchistán, al mismo tiempo que se hicieron acusaciones de que los opositores se rebelarían durante el aniversario de la Revolución Islámica de Irán, que se celebró recientemente.

“Una de las razones del aumento de las ejecuciones es crear una atmósfera de miedo e impedir la revuelta del pueblo. Esta es la táctica de guerra especial del régimen iraní”, sintetizó.

Sine recordó que en los últimos tres meses, 11 mujeres fueron ejecutadas por el Estado. “En la Edad Media, las mujeres eran quemadas con la afirmación de que eran brujas, y ahora las mujeres son ejecutadas de forma similar en Irán –aseveró la dirigente-. Permítanme darles un ejemplo sorprendente: una mujer llamada Zehra Ismaili fue condenada a muerte 16 veces bajo la acusación de haber matado a su marido. Zehra murió de un ataque al corazón el día de su ejecución, que se llevó a cabo sobre su cadáver. El marido de Zehra era un oficial de inteligencia que la torturaba sistemáticamente a ella y a su hija”.

La representante de la KJAR explicó que la sociedad en Irán “se siente intimidada por la ejecución de las mujeres. Por eso las mujeres deben salir a la calle por Zehra Ismaili y condenar esta política del régimen iraní el 8 de marzo, durante Día Internacional de la Mujer”.

“Es hora de que las mujeres se levanten de nuevo, sólo así podremos detener la ejecución de mujeres”, finalizó Sine.

FUENTE: Rebaz Hesen Shaho / ANF / Edición: Kurdistán América Latina

<!–

–>




Fuente: Kurdistanamericalatina.org