September 14, 2022
De parte de Asociacion Germinal
238 puntos de vista

El 8 de septiembre de 2022, tras 70 a├▒os de reinado, Isabel II de Inglaterra, falleci├│ a los 96 a├▒os. Monarca de la casta real brit├ínica, Isabel Alexandra Mary se convirti├│ en la lider politica de Gran Breta├▒a a los 26 a├▒os, el 2 de junio de 1953 y en la regente m├ís longeva en funciones de Estado de la corona brit├ínica. Su muerte significa un cambio de ├ępoca, con el fallecimiento de una de las ├║ltimas personalidades del siglo XX, despu├ęs de la muerte del traidor Michail Gorbachov, el pasado 30 de agosto. Isabel II representa una de las caras m├ís nefastas del imperialismo y la aristocracia del Norte.

La monarca se mantuvo en el poder por m├ís de 15 periodos de gobierno, perpetuando el enriquecimiento por desposesi├│n de las antiguas y actuales colonias brit├ínicas, como la usura de otras naciones colonialistas por medio de cr├ęditos de guerra de los bancos brit├ínicos. La reina Isabel II, como m├íxima autoridad pol├ştica, fue la terrateniente m├ís grande de Gran Breta├▒a, perteneci├ęndole a la corona brit├ínica la totalidad de las tierras arables del reino, un total de m├ís de dos mil millones de hect├íreas. Despu├ęs de la Primera Guerra Mundial, la corona brit├ínica se adjudic├│ la totalidad de las colonias alemanas, convirti├ęndose as├ş en la mayor familia terrateniente del planeta.

La relaci├│n entre la corona y el nazismo tambi├ęn se sostuvo a pesar de la final resoluci├│n de la guerra. La cu├▒ada de la reina -la princesa de Cecilia de Grecia y Dinamarca- se cas├│ con un oficial de alto nivel de la SS. As├ş mismo, existe material fotogr├ífico que muestra a la fallecida reina y su familia haciendo el saludo nazi. Por otro lado, como sucedi├│ en Estados Unidos, varios oficiales nazis se incorporaron a las filas del M16 despu├ęs de la ca├şda del F├╝hrer. El fascismo corre por las venas de la monarqu├şa: el pr├şncipe Harry, hijo menor de Carlos III ha sido fotografiado el m├║ltiples ocasiones haciendo el saludo nazi, y disfrazado de oficial de la SS, as├ş como particip├│ personalmente, junto con su hermano mayor William, en la guerra de Irak y Afganist├ín. Ambas guerras resaltan por la violaci├│n sistem├ítica de Derechos Humanos por parte del ej├ęrcito brit├ínico.

El compromiso de la corona brit├ínica con la continuidad del imperialismo y la profundizaci├│n del neoliberalismo es remarcable, iniciando por el sometimiento a su mismo pueblo. La Reina Isabel II nombr├│ personalmente a Margaret Thatcher, extendiendo el poder de la corona hacia el mundo de la pol├ştica, posicionando la violencia y crueldad neoliberal. Thatcher y la corona brit├ínica criminalizaron la organizaci├│n popular, eliminaron el derecho a la sindicalizaci├│n y generaron masacres bajo el discurso del enemigo interno. La negaci├│n de la corona a reconocer el conflicto con Irlanda del Norte como una guerra, gener├│ la posibilidad de cometer cr├şmenes de guerra no catalogados como tales por m├ís de 60 a├▒os. El conflicto en que particip├│ Isabel II, The Troubles, en contra de la IRA dur├│ 30 a├▒os, en el cual, en nombre de la guerra contra el comunismo, se cometieron masacres, encarcelamientos que no se reconocieron con el estatus de presos pol├şticos, y desapariciones forzadas. El colonialismo de la corona brit├ínica se ejecuta tambi├ęn a la interna.

Puertas afuera, la reina Isabel II estuvo al mando de 24 conflictos imperialistas brit├ínicos, entre ellos el genocidio a lxs Mau-Mau (1952-1960), la crisis del Canal de Suez (1956-1957), la campa├▒a fronteriza en Irlanda (1956-1962), la Guerra de Malvinas (1982), la primera Guerra del Golfo (1990-1991), la Guerra en Bosnia (1992-1995), la Guerra en Afganist├ín (2001-2021), la segunda Guerra de Irak (2003-2009), la Guerra Civil Libia (2011), entre un sinn├║mero de intervenciones y guerras imperialistas, principalmente en Oriente Medio y ├üfrica. La corona brit├ínica fue elemental en propiciar un territorio al sionismo israel├ş, promoviendo la doctrina Balfur y otorgando el estatus legal al Estado de Israel en 1949 por mandato de la ONU, despu├ęs de que Palestina fuese protectorado imperial de Gran Breta├▒a.

Las masacres y los cr├şmenes de lesa humanidad cometidos por la corona brit├ínica distan de ser acciones individuales de oficiales aislados. La pol├ştica colonial de la corona se caracteriz├│ hist├│ricamente por la extrema crueldad. En Kenia en la posguerra, la corona brit├ínica someti├│ sistem├íticamente a miles de personas a la esclavitud moderna. En respuesta, se gener├│ una revuelta que inici├│ en 1952 hasta el a├▒o 1960, en medio de la cual la corona brit├ínica tortur├│, viol├│, ejecut├│ y desapareci├│ a alrededor de 100 mil rebeldes, aunque la cifra reconocida es de 11 mil. Las pr├ícticas que resaltaron fueron la castraci├│n a varones, y la mutilaci├│n vaginal con agua hirviendo a las mujeres. Este genocidio fue reconocido por la corona brit├ínica, en contra del pueblo Mau-Mau.

La injerencia anti subversiva de la corona en el proceso de independencia en Nigeria, tambi├ęn dej├│ decenas de miles de muertes. La ocupaci├│n colonial del pa├şs africano registr├│ pr├ícticas de tortura y crueldad. Foreign Office es el brazo de la corona encargado de asuntos externos, encargado de perpetuar a cualquier costo el poder de la corona, practicando injerencia directa desde la colonia, o con pr├ícticas neocoloniales, c├│mo financiando la oposici├│n en momentos revolucionarios en antiguas colonias. En Ir├ín, un complot entre el Sha, el M16 y la CIA g├ęnero una inestabilidad que impidi├│ la nacionalizaci├│n de la Compa├▒├şa Anglobrit├ínica de petroleo. Una vez m├ís, la competencia por el control de recursos se posicion├│ por encima de la vida digna de los pueblos.

La brutalidad y los juegos pol├şticos a los que la corona brit├ínica someti├│ a la India, Cachemira y Pakist├ín, generando un conflicto que hasta este momento no se ha resuelto, y ha causado millones de muertes. La delimitaci├│n arbitraria de los territorios concedidos a distintos l├şderes para lograr negocios con la corona, han generado uno de los conflictos m├ís largos y sangrientos de la historia mundial. La partici├│n de Pakist├ín y la India, siendo muy conservadores con las cifras, cobr├│ m├ís de 2 millones de vidas, y mas de 100 mil violaciones a ni├▒as y mujeres.

La corona brit├ínica, imperialista y sanguinaria como todas, lamenta hoy la muerte de su reina, y nosotrxs, los pueblos del mundo, la celebramos. Una arp├şa monarca capitalista menos. El pat├şbulo es el destino hist├│rico que merecen semejantes criminales y enemigxs del pueblo desde hace siglos. Marcharemos firmes por la revoluci├│n, hasta que la ├║ltima monarqu├şa desaparezca, y los pueblos del mundo seamos libres de colonias y Estados-naci├│n capitalistas. Larga vida a los pueblos del mundo, memoria y fuego para las coronas.

Fuente: Revista Crisis

Share



Fuente: Asociaciongerminal.org