July 13, 2021
De parte de Kurdistan America Latina
300 puntos de vista


La organización terrorista Estado Islámico (ISIS) es una amenaza masiva para el pueblo de Irak y Siria, así como para más allá de la región, afirmó el comandante general de las Fuerzas Democráticas de Siria (FDS), Mazlum Abdi, en una entrevista con el canal kurdo Stêrk TV.

“Aunque ha habido éxitos, como el aplastamiento del dominio territorial de la milicia yihadista en sus zonas centrales, esto está lejos de que le demos el visto bueno”, indicó.

Abdi aseguró que en la actualidad “ISIS se está reorganizando”. “El principal campo de reorganización -dijo- es la zona ocupada por Turquía en el norte y noroeste de Siria”.

El comandante de las FDS explicó que “junto con las fuerzas de la Coalición Internacional, hemos llevado a cabo una operación contra ISIS en Serêkaniyê (Ras Al Ain) y Girê Spî (Tal Abyad) y matamos a sus miembros”.

Abdi describió la zona ocupada por el Estado turco como la “nueva sede de ISIS”, donde se planificaron los ataques contra las áreas autónomas y el resto del país. En el caso de Serêkaniyê y Girê Spî, ambas zonas han estado bajo ocupación turca desde octubre de 2019 en el marco del llamado Acuerdo de Sochi, impulsado por Rusia.

Con respecto a la crisis siria, que ya lleva más de diez años, Abdi estimó que aún no se vislumbra una solución política. Según el comandante de las FDS, esto se debe principalmente a los intereses militares de los actores regionales e internacionales que se encuentran en el país.

Abdi agregó que la intervención masiva de Turquía está impidiendo una gestión constructiva del conflicto. Otra razón importante es que el líder del régimen sirio, Bashar Al Assad, quiere volver a la época anterior a 2011. El representante de las FDS expresó que el formato de Astana “difícilmente puede influir en un proceso de paz sin la participación de la Administración Autónoma del Norte y Este de Siria”. Para Abdi, Damasco debería aceptar la idea de que se puede construir una Siria nueva y libre.

Otro tema de la entrevista fue el conflicto intra-kurdo, que amenaza con escalar en el sur de Kurdistán (Bashur, norte de Irak). “Una guerra nacional solo beneficia al Estado turco al despejar el camino para aplastar los logros kurdos”, indicó Abdi. “Los problemas deben resolverse mediante el diálogo para que el compromiso con la unidad intra-kurda tenga éxito”, apuntó.

Abdi remarcó que “solo como pueblo unido podremos defender los logros por los que hemos luchado. La acusación por los ataques del ejército turco en el sur de Kurdistán no logrará nada. Turquía no se quedará sin excusas para los intentos de ocupación e invasiones y siempre atacará a los kurdos donde tengan una fuerza o estatus”.

“No queremos y nunca aceptaremos una guerra entre kurdos. Y no importa quién comience una guerra así, tomaremos una posición contra ella”, finalizó Abdi.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

<!–

–>




Fuente: Kurdistanamericalatina.org