September 11, 2021
De parte de La Haine
207 puntos de vista


Fuga de palestinos demostró vulnerabilidad de cárceles israelíes :: Castigo colectivo a presos y familiares en venganza :: ¿Cómo ocultaron la tierra?

Cinco milicianos de la agrupación Jihad Islámica y otro del movimiento Fatah escaparon el lunes de la prisión de máxima seguridad de Gilboa, en el norte de Israel, a través de un túnel que construyeron durante meses.

Israel lanza un castigo colectivo a presos palestinos y familiares en venganza por la fuga

Israel ha lanzado un castigo colectivo contra los prisioneros palestinos tras la fuga de seis de ellos el pasado lunes. Además, ha reprimido con unidades militares las protestas de los presos por las restricciones, traslados y medidas de aislamiento. También varios familiares han sido detenidos.

Palizas, registros, traslados han elevado la tensión en las cárceles. Las incursiones más violentas, en las que han intervenido unidades especiales del Ejército, se han producido en las prisiones de Negev y Rimon.

EL régimen de Israel ha empezado dispersar a unos 400 prisioneros de Yihad Islámica entre varias cárceles con el objetivo de separarlos y que en cada celda no haya más de un preso del grupo.

Los presos internados se han opuesto a las medidas, que también incluyen limitaciones de horarios de salir a los patios, cierres de duchas y lavanderías, y se han enfrentado en algunos casos a las fuerzas israelíes, concretamente en la prisión de Ketziot, en el sur del país, donde han quemado varias celdas.

También han protestado en la cárcel de Ofer, en Cisjordania, donde, tras la intervención de las fuerzas israelíes, los presos han recibido nuevos castigos y han continuado los traslados. En ella han quedado aislados 34 prisioneros trasladados desde la prisión de Gilboa, donde se produjo la fuga.

200 dispersados

Según fuentes israelíes, se han dispersado así ya 200 presos y el resto serán trasladados al final de la semana. Ante la situación, el Club de Prisioneros Palestinos ha alertado de que lo que está sucediendo dentro de las prisiones es una «verdadera guerra« librada por la administración israelí contra los prisioneros indefensos que pone en peligro sus vidas, como actos deliberados de venganza colectiva por la fuga de los seis prisioneros. Además ha hecho un llamamiento urgente a la comunidad internacional para que intervenga y ponga fin a los ataques.

Policía, Ejército y cuerpos de inteligencia sionistas siguen la búsqueda de los fugados, la mayoría de los cuales cumplía cadena perpetua, con controles y drones en Cisjordania y las inmediaciones de Gaza, donde además ha desplegado más unidades de combate y observación aérea.

Los reos escaparon por un túnel de una de las prisiones de más alta seguridad del país, dejando al régimen en el más absoluto ridículo.

Detención de familiares

Pero la venganza israelí se ha dirigido también a sus familiares. De madrugada, las fuerzas terroristas israelíes detuvieron a cinco de ellos en la provincia de Jenín e hicieron redadas en casas y tierras de aldeas de la zona.

Dos hermanos de Mahmoud Ardah, encarcelado desde 1996, y presentados por los medios locales como el arquitecto de la fuga, han sido arrestados por el Ejército israelí, según el Club de Prisioneros Palestinos.

El primo de Mahmoud Ardah, Mohammad, también huyó de la prisión de Gilboa. Dos de los hermanos de este último fueron detenidos, así como el médico Nidal Ardah, miembro de su familia.

El padre de Munadel Infeiat, otro fugitivo, también fue detenido, según esta fuente que ha añadido que es posible que otros familiares de los fugitivos hayan sido arrestados. Según Amani Sarahneh, portavoz del Club de Prisioneros Palestinos, algunos familiares habían sido interrogados y liberados. 

EL régimen de apartheid ha prohibido publicar información sobre la fuga.

—-

Manifestación palestina: una barricada cerca de Nablús.

Calles palestinas entran en ebullición en respaldo a presos fugados

Prensa Latina

La masiva persecución de Israel contra seis presos palestinos fugados sigue en su estruendoso fracaso, mientras crece la tensión en Cisjordania y la Franja de Gaza, donde se reportaron numerosas manifestaciones en respaldo a sus compatriotas. La ribera occidental vivió estas noches una ola de protestas con epicentro en las ciudades de Hebrón, Belén, Jerusalén oriental, Ramala, Anabta, Jenín y Tubas.

Según diversos reportes de televisoras árabes, cientos de palestinos se enfrentaron con piedras a los matones militares israelíes en diversos puntos de Cisjordania, y durante las concentraciones fueron quemados varios neumáticos.

La Media Luna Roja Palestina informó de dos heridos por las balas de goma de la policía y otro por una granada paralizante durante los choques en la Puerta de Damasco, en Jerusalén este. Otros dos recibieron impacto de munición real disparada por los uniformados de Tel Aviv en la ciudad cisjordana de Beita.

En las próximas horas se esperan nuevas marchas en apoyo a los fugados y a los miles que continúan detenidos luego de conocerse de vejaciones y la aplicación de medidas punitivas contra ellos en los centros penitenciarios israelíes en venganza por el escape.

‘La mentalidad racista de ocupación colonial que opera y ataca a los prisioneros es la misma que aplica en ciudades, pueblos, aldeas y campamentos de refugiados’, denunció la cancillería palestina.

Ante esa situación, el miércoles el régimen sionista extendió el cierre de Cisjordania en medio de temores de un aumento de las protestas. Tel Aviv implementó el fin de semana pasado esa medida por la festividad del Rosh Hashaná (el nuevo año judío) celebrado el lunes, pero decidió mantenerla hasta el próximo sábado.

Hace unas horas el ejército terrorista intensificó la búsqueda de los fugados al sumarse a la operación dos batallones, seis compañías, dos grupos de reconocimiento, varios escuadrones de fuerzas especiales y equipos de vigilancia aérea.

—-

Fuerzas israelíes buscan entender la fuga de los presos palestinos fuera de la prisión Gilboa, 6 de septiembre de 2021.

¿Cómo ocultaron los prisioneros palestinos la tierra del túnel excavado?

HispanTV

La fuga de seis prisioneros palestinos de la presión de Gilboa, un centro penitenciario de máxima seguridad del régimen israelí, mediante la excavación de un túnel, continúa siendo los titulares de los medios sionistas, mundiales y árabes, especialmente porque esta operación ha asestado un duro golpe al sistema de seguridad del régimen de Tel Aviv.

Una pregunta que ha ocupado la mente de todo el mundo sobre la realización de esta fuga es que: ¿Dónde está la tierra de este túnel excavado y cómo lo ocultaron los prisioneros de los ojos de la guardia de la prisión?

En este sentido, el prisionero palestino liberado y el director del centro de investigación sobre detenidos palestinos, Rafat Hamduneh, en una entrevista concedida el martes a la agencia local de noticias Palestine Today señaló: “Ocultar la tierra del túnel de los ojos de los guardias sionistas de la prisión es una operación compleja, y los prisioneros palestinos deben haber pasado mucho tiempo tratando de sacarlo de una manera que nadie se daría cuenta”.

Hamdoneh planteó dos posibilidades sobre la manera de remover la tierra del túnel excavado al exterior, explicando que “los baños de las cárceles israelíes son diferentes de la conocida forma tradicional. En estos baños hay una gran tubería que transporta el agua al exterior. Los presos pueden haber expulsado gradualmente la tierra del túnel con agua”.

En cuanto a la segunda posibilidad, dijo, “también existe la sospecha de que los presos sacaron la tierra del túnel a través de bolsas de basura en pequeñas cantidades, lo que también tomaría mucho tiempo”.

Los seis encarcelados palestinos han podido escaparse de la presión de Gilboa gracias a su ingenio y tesón mostrado a la hora de cavar un largo y profundo túnel que les ha permitido escapar de su cautiverio la madrugada del lunes.




Fuente: Lahaine.org