November 20, 2021
De parte de A Las Barricadas
176 puntos de vista


La pluma de A. nos trae nuevas traducciones sobre la Op Sibila y escritos in茅ditos en castellano de  Alfredo C贸spito

驴La sibilla predice tormenta?

La madrugada del 11 de noviembre, se realizaron numerosos registros en varias ciudades italianas y se notificaron 贸rdenes de medidas cautelares a seis compa帽eros: en prisi贸n para Alfredo, en arresto domiciliario para Michele y con obligaci贸n de permanencia [obbligo di dimora] y firmar tres veces por semana para otros cuatro compa帽eros.

Los compa帽eros son sospechosos del delito del art. 270 bis (asociaci贸n con fines de terrorismo y subversi贸n del orden democr谩tico) por la dar vida, redactar, imprimir y difundir, tambi茅n mediante herramientas inform谩ticas y telem谩ticas, el peri贸dico anarquista 芦Vetriolo禄, por la realizaci贸n de pintadas consideradas ultrajantes e instigadoras, y provocar da帽os. Tambi茅n se les acusa del art铆culo 414 (instigaci贸n a la delincuencia), por la elaboraci贸n y difusi贸n de comunicados con contenido instigador a la comisi贸n de delitos contra el Estado, con fines terroristas y de subversi贸n del orden democr谩tico.

Adem谩s de esto, han cerrado [temporalmente, vuelven a estar online] dos sitios web de contrainformaci贸n, roundrobin.info y malacoda.noblogs.org, por considerarlos una circunstancia agravante del delito espec铆fico de instigaci贸n (a trav茅s de medios digitales).

La investigaci贸n parte del a帽o 2017 en Mil谩n, desde el inicio de la experiencia editorial del peri贸dico, luego pas贸 a la fiscal铆a de Perugia hasta la actualidad, y revisa el contenido de los art铆culos de propaganda anarquista que son declarados peligrosos por su eficacia comunicativa y por la difusi贸n del ideario radical.

No es un ataque a la libertad de prensa y de pensamiento. El Estado hace su trabajo de control y gesti贸n del enemigo interno para mantener su autoridad, y las publicaciones que afirman decididamente un determinado tipo de contenido que atenta contra sus intereses son claramente atacadas, como siempre ha ocurrido en la historia. En el actual r茅gimen democr谩tico y tecnocr谩tico caracterizado por un giro autoritario, lo 芦concedido禄 queda confinado dentro de los l铆mites del mantenimiento de los beneficios econ贸micos y capitalistas de la producci贸n y el consumo. Como es evidente en las plazas de la disidencia actual a las imposiciones pol铆ticas y sanitarias, el l铆mite de lo permisible lo definen las instituciones y el de la libertad de protesta se restringe cada vez m谩s.

Quien se encarga de publicar un peri贸dico como 芦Vetriolo禄, dando apoyo y voz a lxs presxs anarquistas y revolucionarixs, es consciente de que la represi贸n seguir谩 sus pasos, con investigaciones aderezadas con tonos sensacionalistas. Pero esto no significa que nos quejemos de la falta de libertad democr谩tica de expresi贸n y de prensa, que de hecho nunca ha existido y hoy a煤n menos.

Los investigadores afirman que lo que determina el delito 414 es la eficacia del mensaje. M谩s all谩 del contenido en s铆 mismo, es el grado de recepci贸n del mismo; por lo tanto en mayor medida en tiempos de tensi贸n social, cuando un determinado tipo de contenido es m谩s compartido.

Se puede detectar una distorsi贸n en la narrativa policial, a saber, aquella seg煤n la cual una relaci贸n inmediata y directa de causa-efecto caracteriza la propaganda y la acci贸n. Se trata de una simplificaci贸n trivial. Las ideas anarquistas se han abierto paso en la sociedad, en diferentes periodos hist贸ricos y de diferentes maneras, han animado los actos individuales y colectivos, los hechos han caracterizado las luchas por la liberaci贸n de los oprimidos, iluminando los pensamientos en una relaci贸n de reciprocidad y uni贸n, no una relaci贸n est谩tica de causalidad decodificable por los c贸digos interpretativos de la jurisprudencia.

El gui贸n criminaliza el espacio anarquista 芦Circolaccio禄 de Spoleto, considerado como sede organizativa de la asociaci贸n. Ciertamente, la actividad promovida por el espacio, incluso en tiempos de confinamiento, los numerosos encuentros para luchar contra el gaseoducto Snam, las discusiones contra el certificado verde digital y las pol铆ticas de la patronal, el an谩lisis de la crisis en Oriente Medio… siempre han estimulado el esp铆ritu cr铆tico y fomentado el pensamiento libre, y por ello se considera potencialmente peligroso.

Uno de los aspectos m谩s llamativos de esta investigaci贸n, tras el cierre de espacios y el intento de desmantelamiento de peri贸dicos y webs anarquistas, es la persistencia con la que el Estado perpetra su coacci贸n vengativa sobre los presos que mantienen vivas sus ideas anarquistas y revolucionarias. Los constantes esfuerzos por aislar a los compa帽eros encarcelados y promover la desolidarizaci贸n son prueba de ello. En esta investigaci贸n se aplica la medida de prisi贸n preventiva para Alfredo Cospito, ya en la c谩rcel desde 2012: un castigo para intentar abatir sus convicciones, una advertencia tambi茅n para todos los presos que, lejos de la l贸gica de distanciarse de las ideas y pr谩cticas anarquistas, mantienen la dignidad, la convicci贸n y la determinaci贸n vital.

脷ltimamente se han producido otros intentos contra los compa帽eros presos en este sentido, como la notificaci贸n en la c谩rcel de Messina de un nuevo 270 bis a Anna en febrero de 2021, b谩sicamente por la p茅rdida por parte de la polic铆a penitenciaria de un disco duro durante su traslado a la c谩rcel.

Est谩 claro que quien da su vida por el anarquismo y sigue manteniendo su posicionamiento da una bofetada al poder y sigue haci茅ndolo. Se ataca la intransigencia del compa帽ero Alfredo para intentar silenciarlo, acus谩ndolo del delito 414 por una contribuci贸n enviada a la iniciativa anticarcelaria celebrada en Bure en marzo de 2020 [1], una contribuci贸n enviada para una asamblea anticarcelaria de junio de 2019 en Bolonia [2] y por el libro-entrevista 芦驴Qu茅 Internacional?禄[3].

Volvemos a reiterar nuestra solidaridad y cercan铆a a nuestro compa帽ero Alfredo.

Expresamos nuestra cercan铆a a todxs lxs investigadxs.

El poder puede reprimir y encarcelar a individuos refractarixs a la autoridad, pero el demonio de la revuelta seguir谩 atormentando sus sue帽os de paz social.

La guerra social est谩 en marcha, entre el Estado, el capitalismo y sus enemigos…

隆LA LUCHA CONTIN脷A!

Algunxs investigadxs y compa帽erxs solidarixs

_____________________

1. https://anarchistburecross.noblogs.org/it/post/2020/03/12/lettre-dalfredo-cospito/ [IT],  En castellano al final.

2. https://anarquia.info/italia-contribucion-para-la-asamblea-del-9-de-junio-de-2019-en-bolonia-por-alfredo-cospito/ [ES]

3. 驴Qu茅 internacional? [ES]

Parte I: https://anarquia.info/que-internacional-dialogo-entre-la-publicacion-vetriolo-y-el-anarquista-alfredo-cospito-parte-i/

Parte II: https://anarquia.info/que-internacional-entrevista-y-dialogo-con-alfredo-cospito-desde-la-prision-de-ferrara-segunda-parte/

Parte II: https://anarquia.info/que-internacional-entrevista-y-dialogo-con-alfredo-cospito-desde-la-prision-de-ferrara-tercera-parte/

Op.Sibilla 鈥 “Simples Palabras” 鈥 Reflexi贸n sobre las declaraciones del fiscal Cantone

Preambulo鈥

La madrugada del 11 de noviembre de 2021. una decena de compa帽eros y compa帽eras anarquistas esparcidos por toda Italia han sido objeto de registros y detenciones cautelares. Esta operaci贸n dirigida por el Fiscal General Comodi con la ayuda de los ROS (Cuerpo especial de Carabinieri) se ha llamado Operaci贸n Sibilla.

Los principales cargos son: instigaci贸n a la violencia y a la comisi贸n de una asociaci贸n con finalidad terrorista de matiz anarco-insurreccionalista.

Hace unos d铆as, el Fiscal de Perugia, Raffaele Cantone, hizo unas declaraciones sobre la operaci贸n, que pretendemos analizar con el objetivo de entender, desenmascarar la fachada democr谩tico-legalista, que no es m谩s que la forma m谩s pura del poder del Estado, es decir, la represi贸n.

Las “simples palabras”

No estamos hablando de simples palabras, nadie quiere censurar el derecho a la libertad de expresi贸n de nadie, pero cuando este derecho a la libertad se convierte en un instrumento con el que, sobre todo el mundo joven, se involucra en actividades ilegales, obviamente estamos fuera del derecho a la libertad de expresi贸n..

Con estas palabras, el fiscal Cantone esboza la motivaci贸n de la consecuci贸n de la Op.Sibilla para el primero de los cargos mencionados.

Las palabras son la herramienta que utilizan los anarquistas para incitar a la violencia, palabras transcritas en p谩ginas web, blogs, revistas, peri贸dicos, y tales palabras llevan a las mentes j贸venes, muy a menudo moldeables siguiendo la ret贸rica burguesa del fiscal, a cometer actos il铆citos contra la propiedad estatal o privada, contra las instituciones financieras o las grandes multinacionales, contra los hombres o mujeres que dirigen este sistema.

Dichas palabras, hay que tenerlo en cuenta, no son como las “Simples Palabras” de las que habla el Fiscal Cantone, estas 煤ltimas est谩n protegidas y amparadas por los distintos 贸rganos judiciales y sus cacareados c贸digos, ya que forman parte de la libertad de expresi贸n y de palabra.

Por lo tanto, es justo y sabio reprimir a los que abusan de este derecho, a los que no se sacian disfrutando de la libertad que el Estado nos sirve en la mesa. Esta 煤ltima oveja negra que no encaja con la condici贸n com煤n de sus cong茅neres es un enemigo y debe ser eliminada del reba帽o, para que 茅ste pueda seguir pastando en la direcci贸n que el Estado le traza, el recinto de las libertades constitucionales.

Por tanto, cabe preguntarse,

驴Cu谩les son esas “simples palabras” de las que habla el fiscal?

驴Se transcribir谩n en alg煤n c贸digo civil o penal?

驴Se expresar谩n en la Constituci贸n?

O ser谩n simplemente las palabras que en un periodo hist贸rico, cultural y econ贸mico determinado sean de utilidad para el mismo sistema, que se alimenta de tales “palabras” y de sus portadores.

Las palabras que no debemos utilizar, por tanto, son las que hacen temblar los cimientos del poder econ贸mico o pol铆tico, porque si se utilizan podr铆an “incitar” a nuestros semejantes, que viven en una condici贸n de precariedad, explotaci贸n, incomodidad o esclavitud como nosotros a rebelarse, y para el sistema la rebeli贸n ideol贸gica a sus preconceptos ya es violencia.

No es incitaci贸n a la violencia lo que vivimos a diario.

No es incitaci贸n a la violencia, los innumerables programas de televisi贸n que recorren las manifestaciones, los barrios, los lugares de trabajo, buscando a los “fan谩ticos” del NO-VAX o No-Green-Pass, como una plaga a erradicar, incitando al odio hacia las personas que en un caso temen la vacuna, en otro temen al Estado.

No es incitaci贸n a la violencia, las innumerables armas que Italia, con la antigua Finmeccanica, ahora Leonardo, produce y vende a pa铆ses que extienden la pobreza y la miseria por todo el mundo, creando desesperaci贸n e inmigraci贸n masiva, que nuestros pol铆ticos tanto desprecian o utilizan a su antojo, todo ello sobre los cuerpos de miles de v铆ctimas inocentes de sus guerras.

No es la incitaci贸n a la violencia, la tortura en las c谩rceles italianas, la carnicer铆as que se producen cada d铆a dentro de las instituciones penitenciarias, donde no existen “SIMPLES PALABRAS” que puedan ayudar a esas personas, ya que est谩n condenadas a eliminar hasta lo m谩s m铆nimo de su humanidad.

No so incitaci贸n a la violencia la precariedad y el desempleo creados por d茅cadas de pol铆ticas estatales neoliberales, que siembran en los j贸venes (“mentes moldeables”) s贸lo la certeza de no tener certezas, y la incomodidad de tener que ser siempre las marionetas de su pr贸ximo empleador.

No es incitaci贸n a la violencia que figuras del Estado y diversos mafiosos/camorristas/’ndranghetistas hagan acuerdos por debajo de la mesa que aseguren el correcto equilibrio entre dos poderes dentro de un territorio, sembrando ignorancia, desempleo, muertes inocentes y fieles servidores del capital.

En todas las acciones anteriores, el protagonista no es un grupo anarquista, no son las palabras de un peri贸dico o una p谩gina web, sino que son acciones en las que el protagonista es siempre uno: el Estado de la mano de sus fieles servidores.

Si rebelarse, aunque s贸lo sea ideol贸gicamente, a este sistema es para el Estado una incitaci贸n a la violencia, las acciones que el propio Estado realiza a diario, son la propia violencia.

Por lo tanto, siempre seremos orgullosos rebeldes contra el poder, los tribunales, los cuarteles, las c谩rceles, las guerras y el capital.

Anarquistas dispuestxs a cambiar lo que les rodea, independientemente del pa铆s en el que se encuentren, de la lengua que hablen, de las diferencias culturales que existan, porque les une un intenso deseo de libertad.

Solidaridad a todxs lxs compa帽erxs que en este momento

luchan contra las injusticias, por la justicia real y no la de los tribunales.

Viva la anarqu铆a (A)

Contribuci贸n a las 3 jornadas contra la c谩rcel en Bure (Francia) del 2 al 8 de marzo de 2020

Publicamos un texto de Alfredo Cospito, tranferido a la c谩rcel de m谩xima seguridad de Ferrara (Italia) Como miembro de la guerrilla urbana informal FAI-FRI, Alfredo fu茅 acusado de disparar a las piernas de Roberto Adinolfi, jefe de ansaldo nucleare, en 2012, un a帽o despu茅s de Fukushima. Ese mismo a帽o fu茅 detenido con otro compa帽erop y condenado a 20 a帽os de c谩rcel en abril de 2019.

Aunque no compartamos la praxis pol铆tica de la FAI-FRI y la lucha armada est谩 lejos de la realidad cotidiana de nuestra resistencia contra un cementerio nuclear en Bure, queremos poner este texto a disposici贸n como contribuci贸n al debate. No es importante si compartimos las opiniones de Alfredo al detalle. En cualquier caso, el texto trata algunas cuestiones importantes respecto a la estrategia de movimiento de nuestra lucha (como la diversidad de t谩cticas) y el enfoque revolucionario del movimiento antinuclear en su conjunto y parece ser una buena base para la discusi贸n. Tambi茅n consideramos primordial dar espacio a las voces de lxs compa帽erxs que el Estado nuclear y sus vasallos intentan silenciar con toda su violencia.

Anarchist Bure Cross, marzo 2020

Contribuci贸n a las jornadas anticarcelarias en Bure

En el escrito que sigue, a煤n siendo vuestra iniciativa anticarcelaria, recordar茅 brevemente mi situaci贸n de preso anarquista. Por dos motivos, el primero porque no quiero perder la ocasi贸n de dar mi opini贸n sobre la lucha de “bure”, sabiendo que muchos de vosotros particip谩is en esta lucha y sinti茅ndola tambi茅n m铆a, como todas las luchas contra el monstruo nuclear. El otro motivo es que quiero subrayar el hecho que cuando uno de nosotros termina en la c谩rcel, la mejor forma de resistir es continuar con las luchas por las que se ha terminado dentro, y vosotros me ofrec茅is esta oportunidad. No conozco mucho la situaci贸n de la lucha anticarcelaria en Francia, as铆 que podr铆a decir tonter铆as, por eso adjunto una contribuci贸n a un encuentro anticarcelario que estos mismos d铆as tiene lugar en N谩poles. Quiz谩s las cosas no sean tan diferentes, y las mismas consideraciones (con la debida distinci贸n) puedan serviros. Os agradezco mucho la oportunidad que me ofrec茅is.

Es un gran honor para m铆 (terrorista anarquista preso en la celda de una c谩rcel italiana) contribuir con un esccrito (aunque modesto) a vuestra lucha, que siento m铆a. Empiezo present谩ndome. Hace 8 a帽os dispar茅 en las piernas al administrador delegado de ansaldo nucleare, progresista y constructor de centrales nucleares. Aunque Italia no tiene centrales nucleares, est谩 bien saber que las exporta a pa铆ses como Ruman铆a, Croacia, Albania… El objetivo de esa acci贸n era revitalizar el movimiento antinuclear en Italia, dando un impulso agresivo a la lucha contra el sistema ttecno-industrial. Con una acci贸n 芦 eclatante 禄 quer铆amos demostrar que lxs anarquistas pod铆an golpear en la “carne viva” de uno de los mayores responsables del repunte nuclear en “nuestro” pa铆s. Por una vez no “limitarnos” solo a la acci贸n destructiva contra las cosas, sino andar en otra direcci贸n golpeando directamente a los responsables de la destrucci贸n de “nuestro” planeta. Reivindicamos la acci贸n con el acr贸nimo “Nucleo Olga (FAI-FRI)”.

Pretend铆amos hacer evidente en su factibilidad diferentes enfoques y estimular una apertura a las diversas formas y pr谩cticas de la acci贸n ecologista anarquista. Rechazar el tab煤 seg煤n el cual solo quedan justificadas las acciones contra las cosas. Poner en discusi贸n la absurda convicci贸n de la inviolabilidad absoluta de la vida humana, tambi茅n la de aquellos que en nombre de la ciencia del progreso realizan masacres. El objetivo solo se consigui贸 marginalmente (aunque hiciese reflexionar a muchxs compa帽erxs) porque la pr谩ctica de la acci贸n “multiforme” todav铆a no se ha comprendido en su totalidad (al menos aqu铆 en Italia) y mucho menos se practica en toda su potencialidad. Sobreviven muchos prejuicios. Muchos ven de los “pac铆ficos” cortes de calle a los disturbios, los ataques a personas a los ataques a cosas, el uso de siglas persistentes en el tiempo para darlas continuidad (como FAI-FRI) a las siglas improvisadas… Pocos se dan cuenta que todas estas pr谩cticas tienen una raz贸n, un objetivo espec铆fico, y no est谩n necesariamente enfrentadas. Y en ciertas situaciones (como en Bure) si se practican dejando atr谩s ideas preconcebidas se complementan volvi茅ndose realmente eficaces, devastadoras y desorientadoras para el poder. Esto naturalmente si no se grita “excomuni贸n” cuando alguna acci贸n va mas all谩, golpeando con m谩s fuerza. Todas son pr谩cticas que si siguen adelante en paralelo, sin contradecirse ni enfrentarse entre ellas, pueden marcar la diferencia y alcanzar el objetivo. La falta de una sola de estas pr谩cticas debilita la fuerza de todas. Lo importante es que contengan el rechazo a cualquier contaminaci贸n institucional, si no se vuelve aceptaci贸n del sistema, solo paliativos contraproducentes. Una lucha espec铆fica sobre un territorio reducido como la de “Bure” se puede potenciar no solo con acciones en el resto del pa铆s, sino yendo mas all谩. Basta pensar a esa especie de “internacional negra” que sin necesidad de ninguna organizaci贸n centralizadora ha demostrado m谩s de una vez tener la fuerza de apoyar “nuestras” luchas desde el extranjero (de los cuatro puntos cardinales del planeta).

Nunca me cansar茅 de decirlo, a riesgo de volverme repetitivo, nosotrxs, anarquistas tenemos un arma poderosa y de una eficacia extraordinaria en su simplicidad: el “grupo de afinifad”. Compa帽erxs unidxs por afecto y confianza profundas que deciden pasar a la acci贸n, golpear y volver a casa sanxs y salvxs, para volver a golpear de nuevo. El “grupo de afinidad” cuando se vuelve “grupo de acci贸n” encuentra su m谩ximo sentido en la acci贸n ilegal, destructiva, arriesgada. Estos grupos no dependen de asambleas plenarias, son otra cosa, nada que ver con la organizaci贸n, viven de gestos liberadores, destructivos, y pueden volverse realmente peligrosos para el sistema. Sobretodo cuando no incluyen el desprecio o la superioridad hacia la gente y sus asambleas de lucha. Cuando la acci贸n individual o de peque帽os grupos no es antag贸nica a la lucha “popular” la refuerza, la impulsa. La acci贸n violenta, armada, es solo una parte (importante) de la vida de un-a anarquista y no hay nada de contradictorio si despu茅s de llevar a cabo una acci贸n nos encontramos entre la “gente” en una asamblea para dar nuestra opini贸n, o en una barricada o en un corte de calle. La 煤nica cosa a evitar a priori es el di谩logo con el poder, con las instituciones. Pero estas constataciones son in煤tiles, porque justo desde Francia en los 煤ltimos a帽os, me han llegado ejemplos muy claros sobre como poner en pr谩ctica la “informalidad” y la acci贸n directa generalizada. Las noticias de acciones en vuestra tierra nos llegan continuamente (tambi茅n dentro de estos cuatro muros) aport谩ndonos inspiraci贸n y alimentando nuestro entusiasmo. Concluyo mi intervenci贸n diciendo en Italia que tambi茅n hay cementerios nucleares dispersos, y en los 煤ltimos a帽os el Estado ha decidido reagruparlos en un mismo lugar. En el pasado hubo intentos de bloquear el transporte de residuos nucleares en Valsusa, provenientes de Francia. Estoy convencido que vuestro ejemplo ser谩 importante tambi茅n para nosotros. Est谩 claro que estamos hablando de una lucha por la supervivencia no s贸lo de nuestra especie, sino de la propia vida de “nuestro” planeta. D铆a atr谩s d铆a, la naturaleza corre el riesgo de volverse “monstruosa”. La ciencia y la tecnolog铆a nuclear est谩n alterando el orden ca贸tico de la naturaleza desde los cimientos. No tenemos mucho tiempo si realmente queremos cambiar las cosas y revertir este proceso autodestructivo. Debemos superar nuestros miedos y abandonar nuestros escr煤pulos, y seguir adelante.

Alfredo Cospito, Febrero 2020




Fuente: Alasbarricadas.org