November 22, 2022
De parte de Anarquia.info
185 puntos de vista

El 20 de octubre, Alfredo Cospito, en la prisi贸n de Bancali (SS), inici贸 una huelga de hambre total contra el r茅gimen del 41 bis y la hostil cadena perpetua. Se encuentra bajo el r茅gimen del 41 bis o.p. desde mayo de este a帽o, culpable de mantener, desde las secciones de alta seguridad en las que ha estado encarcelado durante a帽os, correspondencia y actividad editorial con el movimiento anarquista, a trav茅s de escritos e intervenciones p煤blicas.

Es probable que la cadena perpetua sea el resultado del aplazamiento en apelaci贸n 鈥 operado por la sentencia de Casaci贸n de julio de 2022 en el juicio Scripta Manent 鈥 para el rec谩lculo de la condena dictada por 285 c.p., 芦masacre pol铆tica禄, por un doble atentado contra la escuela de cadetes de los Carabinieri en Fossano, firmado FAI-RAT. La condena por 285 c.p. es la clave de b贸veda de una arquitectura acusatoria que ha sancionado la existencia de una 芦asociaci贸n subversiva con fines terroristas禄 (formada por s贸lo tres promotores y con una existencia de no continua, para obviar las contradicciones por los resultados de los juicios anteriores) y la actividad de 芦instigaci贸n禄 de los blogs y peri贸dicos anarquistas publicados por los condenados en los 煤ltimos 20 a帽os.

En definitiva, una sentencia monstruosa en la que se es l铆der/militante de una 芦asociaci贸n禄 incierta, as铆 como instigadores y autores de una 芦masacre禄 que nunca tuvo lugar y sobre todo nunca se defendi贸 como tal. En otras palabras, como he afirmado repetidamente en tiempos insospechados, la violencia revolucionaria es defendida por los anarquistas, y por m铆 entre ellos, la masacre no.

Lo que los papeles de los tribunales y las directivas de los Servicios y aparatos de prevenci贸n denominan diversamente subversi贸n interna o terrorismo, y que se encapsula en una serie de delitos (asociaci贸n subversiva, masacre, devastaci贸n y saqueo鈥) tomados del C贸digo Rocco a煤n vigente, son en realidad piezas de la tensi贸n revolucionaria y de la b煤squeda de la libertad y la justicia social. Que esta 煤ltima y la justicia administrada por los tribunales son mundos antit茅ticos no es ninguna novedad para cualquiera que conozca m铆nimamente los avatares hist贸ricos y pol铆ticos de los movimientos, ideas y pr谩cticas refractarias al statu quo: cuanto mayor y m谩s compleja es la acusaci贸n, m谩s dif铆cil es reconducir los hechos al plano de la realidad. En esta l铆nea, una se encuentra como acusada en juicios con 芦verdades禄 farsantes, donde es la identidad pol铆tica, y no los hechos, la que construye el crimen, con la que te entierran viva.

El 41 bis es la forma m谩s refinada de aniquilaci贸n psicof铆sica, entre las diversas gradaciones que ofrece la prisi贸n. Una tortura de guante blanco basada en la privaci贸n f铆sica, sensorial e intelectual, en la ruptura de los lazos de amistad y sentimentales: una hora de entrevistas al mes, con cristal, con familiares que a menudo se ven obligados a viajar cientos de kil贸metros para llevarlas a cabo, con familiares y afectos que a menudo se ven como los propios asociados de la 芦asociaci贸n禄, con todo lo que ello conlleva de distanciamiento; severas restricciones al estudio y a la lectura, que por s铆 solas podr铆an proteger al individuo de la 芦desconexi贸n禄 cerebral, con una lucidez ya probada por la falta de confrontaci贸n y la m铆nima socializaci贸n, en un cuasi-aislamiento que se prolonga durante a帽os, a menudo de por vida; peri贸dicos censurados total o parcialmente, 10 canales de televisi贸n y psicof谩rmacos como posibles 芦paliativos禄 para perfeccionar el tratamiento. Por otro lado, la televisi贸n y los psicof谩rmacos son los pilares del mantenimiento del control penitenciario en su totalidad: secciones comunales superpobladas, piscinas de almas donde reinan la medicalizaci贸n y la infantilizaci贸n del individuo.

Debido a su manifiesta dureza, destinada a quebrantar al individuo, los propios legisladores hab铆an otorgado al 41 bis una duraci贸n limitada a cuatro a帽os (incluso el aislamiento admite pausas鈥 隆bajo pena de ahogar al desafortunado!), que luego, con un procedimiento burocr谩tico propio de la ferocidad democr谩tica de baja intensidad, de una pr贸rroga a otra, pas贸 a ser de emergencia a ordinaria.

Santificada por la incultura de la horca y manectaria, la 芦c谩rcel dura禄 es el fetiche/instrumento de una sociedad que querr铆a, seg煤n la vulgata medi谩tica, estar cada vez m谩s asustada por las 芦emergencias禄 y necesitada de 芦seguridad禄, para aplacarse con un progresivo y descarado endurecimiento de las penas y la exageraci贸n de la narraci贸n del alcance de los delitos. El fetiche de la 芦seguridad禄 se utiliza para desviar la atenci贸n de una sociedad en colapso pol铆tico, econ贸mico y social.

He compartido a帽os de vida, de ideas, de discusiones, de rabia, de risas y de amor a la libertad con un compa帽ero anarquista, con anarquistas鈥 no ser谩n los reg铆menes diferenciales de una c谩rcel ni las infamias de un juicio los que seguramente los empa帽en.

Por estas razones, porque la solidaridad y la justicia son un cad谩ver en la boca de los legisladores, una flor en los dientes de los individuos libres. Porque para quien ama la vida, reaccionar cuando se convierte en supervivencia es un acto debido, a partir del lunes 7 de noviembre iniciar茅 una huelga de hambre.

Contra el 41 bis.

En solidaridad con Alfredo en huelga de hambre desde el 20 de octubre, Juan de la c谩rcel de Terni desde el 25 de octubre, e Iv谩n de la c谩rcel de Villepinte en Francia desde el 27 de octubre, que est谩n en huelga por los mismos motivos.

Con amor y respeto a todos los compa帽eros que han luchado, luchan y luchar谩n por los caminos ut贸picos de la libertad y la negaci贸n de la autoridad, sin vender sus sue帽os al mejor postor.

Anna Beniamino




Fuente: Anarquia.info