February 6, 2022
De parte de Anarquia.info
1,110 puntos de vista

HASTA LA DESTRUCCI脫N DE LA SOCIEDAD-PRISI脫N

(folleto de presentaci贸n del debate distribuido durante la iniciativa)

Esta iniciativa nace de la necesidad de enviar, a nuestra manera, un gesto de solidaridad a nuestros compa帽eros de prisi贸n en Chile, que en los primeros meses de este a帽o han realizado dos duras huelgas de hambre. Queremos apoyarles, tambi茅n a trav茅s de las traducciones de los folletos preparados para este encuentro, difundiendo la determinaci贸n con la que han llevado a cabo su lucha dentro de la c谩rcel, con el objetivo de sentirla m谩s cerca de nosotros que estamos fuera de esos muros y lejos de esos territorios. Aunque al final de su movilizaci贸n los presos no consiguieron todo lo que reclamaban, s铆 les permiti贸 construir y forjar lazos de complicidad, tanto dentro como fuera de la c谩rcel. Lazos que han hecho que esta lucha trascienda barreras y fronteras y que, al posicionarse claramente contra toda forma de coacci贸n y dominaci贸n, la han hecho reconocible y reivindicable por los refractarios de todo el mundo.

Pero no es por mero voyeurismo hacia rebeliones lejanas por lo que estamos hoy aqu铆. Con esta iniciativa tambi茅n queremos subrayar nuestra complicidad con nuestros compa帽eros que hoy est谩n encarcelados por el Estado, para que sepan que no est谩n solos. En esta parte del mundo tambi茅n tenemos presos an谩rquicos que recientemente han llevado a cabo varias luchas dentro de la prisi贸n. Luchas llevadas a cabo de forma individual o colectiva, huelgas y levantamientos masivos como los de marzo de 2020 contra la gesti贸n de la pandemia dentro de las prisiones. Luchas cuya calidad, por retomar un concepto expresado con 茅nfasis en la contribuci贸n que Juan, un preso de la c谩rcel de Terni, escribi贸 para esta iniciativa, est谩 estrechamente ligada a las relaciones que existen entre el interior y el exterior de la prisi贸n. Estas relaciones son las mismas en las que lxs presxs y lxs compa帽erxs chilenxs han insistido reiteradamente, afirmando que 芦la c谩rcel forma parte de las opciones de la lucha, es parte de ella y, por tanto, en lugar de ser un par茅ntesis o una pausa, se configura como un escenario m谩s en el que llevar a cabo la confrontaci贸n禄 y que es necesario entender 芦al presx como un compa帽erx activx, en lucha, que est谩 en esta en una condici贸n particular como resultado de un camino elegido que no termina entre [esas] cuatro paredes禄. Relaciones en las que es necesario invertir si queremos reconocer a al preso/a como nuestro/a compa帽erx, como complice en la lucha contra todo poder, especialmente en este momento en el que estas relaciones est谩n siendo atacadas. Las 煤ltimas operaciones represivas en Italia tienen, de hecho, entre otros, el objetivo de afectar a la comunicaci贸n entre el mundo exterior y el mundo interior de la prisi贸n, presionando la comunicaci贸n epistolar a trav茅s de la cual lxs presxs siguen formando parte del debate y la lucha anarquista, aportando reflexiones, contribuciones, propuestas de acci贸n y est铆mulos para la acci贸n. Ahora, m谩s que nunca, es el momento de redoblar nuestros esfuerzos en la direcci贸n de una mayor comunicaci贸n y complicidad con lxs presxs, con el objetivo no s贸lo de prestar asistencia, sino tambi茅n de reforzar nuestra capacidad ofensiva contra este sistema de dominaci贸n y explotaci贸n.

Teniendo esto en cuenta, nos parece importante afirmar con fuerza nuestra convicci贸n de que nuestras relaciones de complicidad y solidaridad son nuestra mayor fuerza, y son 茅stas las que debemos reforzar y cuidar, tanto a nivel local como internacional. En la declaraci贸n p煤blica al inicio de esta huelga de hambre, lxs compa帽rxs hicieron un llamamiento abierto a 芦todxs lxs solidarixs y a todxs lxs que se oponen a la prisi贸n y a la opresi贸n para que participen activamente en esta lucha禄. Queremos responder a esta llamada pregunt谩ndonos durante esta iniciativa c贸mo cultivar cualitativamente estas relaciones: c贸mo tejerlas y, sobre todo, c贸mo preservarlas y fortalecerlas en los 芦momentos calientes禄 de la lucha.

Tambi茅n sentimos la necesidad de interrogarnos sobre el concepto de solidaridad, concretamente la solidaridad con lxs presxs y las luchas que emprenden, sobre el sentido que le damos partiendo tambi茅n de los l铆mites y 茅xitos que han tenido las movilizaciones en Italia en los 煤ltimos tiempos, para intentar ir m谩s all谩 del simple apoyo a lxs presxs en la perspectiva de una convergencia entre dentro y fuera de la c谩rcel en la lucha com煤n contra esta instituci贸n y contra la sociedad que la necesita. Entonces, 驴qu茅 entendemos por solidaridad con lxs compa帽erxs an谩rquicos prisionerxs? 驴A trav茅s de qu茅 formas creemos que es necesario expresarlo?

Aporte de Alfredo Cospito para la iniciativa en solidaridad con los presos chilenos celebrada en la Bencivenga ocupada el 26 nov 2021

Cuando los compa帽eros me pidieron que escribiera algo sobre la solidaridad revolucionaria y Chile, y sobre lo que hacen los generosos presos chilenos, a煤n con mi limitada informaci贸n, me movilic茅 lleno de entusiasmo. No todos los d铆as puedo contribuir a un debate desde aqu铆. Iba por delante con mis escritos cuando un registro debido a otra orden de detenci贸n por apolog铆a del terrorismo me priv贸 de todo lo que hab铆a escrito. No me rindo y lo vuelvo a intentar, tard铆amente, con la esperanza de que estas palabras m铆as puedan atravesar la censura y lleguen a tiempo para la iniciativa, si no, encontrar谩n otro espacio, tarde o temprano ver谩n el sol. En mi antiguo escrito mis reflexiones sobre la situaci贸n en Chile y la pr谩ctica anarquista en el mundo giraban en torno a unos pocos pensamientos, que aqu铆 tratar茅 de resumir, para luego darle un sentido m谩s completo, m谩s concreto e inherente a nuestro discurso: 芦para aclarar los contextos de las cosas, hay que trabajar por sustracci贸n, no por adici贸n, para entender que la simplificaci贸n no tiene s贸lo un valor reaccionario禄.

Eliminando lo superfluo se llega a la sustancia, a la lucha armada contra los estados. Para m铆 la base de esta lucha s贸lo puede ser la guerra de clases y la lucha antitecnol贸gica. Partiendo de lo 芦peque帽o禄 (acciones sobre el terreno) se llega a lo 芦grande禄 (colapso del sistema). Por muy simplista que sea esta visi贸n, es la 煤nica posible para m铆 en este momento. A veces ciertas combinaciones de palabras parecen enga帽osas y faltas de concreci贸n: anarquismo nihilista, anarcosindicalismo, individualismo anarquista, insurreccionalismo anarquista, comunismo anarquista鈥 驴puede haber un anarquismo que no sea individual? 驴D贸nde m谩s que en la existencia del individuo puede surgir la voluntad de insubordinaci贸n? Y si el anarquismo no es en cierto modo ofensivo, 驴qu茅 clase de anarquismo es?

El anarquismo es o no es. Si no contempla el ataque al Estado, deja de ser 茅l mismo. El anarquismo para ser, debe producir algo, un hecho, una apariencia de acci贸n destructiva, un proyecto. Cada vez estoy m谩s convencido de que en esta 茅poca no es necesario construir y que la 芦salvaci贸n禄 est谩 en la destrucci贸n pura y dura, en quitar y no en a帽adir. Y cuando hablo de 芦salvaci贸n禄 hablo de la supervivencia de nuestra especie y de la vida misma en el planeta禄.

Estas extra帽as reflexiones m铆as son el fruto cerebral de tu petici贸n de que opine sobre el aporte que los compa帽eros chilenos han hecho desde dentro de las c谩rceles. Pero tambi茅n son producto de mi propia reflexi贸n sobre el des谩nimo que he detectado en algunas cartas de compa帽eros generosos llenas de pesimismo y sensaci贸n de derrota. Algunos de ellos se quejaron de que todos los esfuerzos dirigidos a la solidaridad con los rebeldes sublevados en las c谩rceles italianas fueron luego recuperados por los referentes parainstitucionales. En concreto, los familiares de los detenidos prefirieron acudir al 芦partido radical禄 antes que participar en las presencias de los compa帽eros. Este 芦des谩nimo禄 suyo deber铆a hacernos reflexionar. Aqu铆 es donde vuelvo al discurso que se acaba de hacer, sobre la 芦simplificaci贸n禄, sobre el hecho de que para aclarar los contornos de las cosas, hay que trabajar por sustracci贸n y no por adici贸n.

Pero, 驴qu茅 tenemos que 芦ofrecer禄 los anarquistas a los explotados? A falta de un cambio real, de una 芦revoluci贸n禄, s贸lo una cosa; violencia contra los patrones y venganza contra los torturadores. Es m谩s que normal que, en ausencia de violencia y venganza, los familiares de los presos, para obtener al menos alg煤n 芦beneficio禄 o 芦mejora禄 para sus seres queridos, se dirijan a quienes tendr铆an (al menos en el poder) el 芦poder禄 de satisfacer sus demandas, asociaciones humanitarias, sacerdotes y partidos. Es claramente la falta de violencia y venganza revolucionaria lo que hace que nuestros esfuerzos sean est茅riles y sin perspectiva. Estoy convencido de que en tiempos como estos de rebeliones incoherentes y a veces confusas, debemos ser claros y decididos. No limitarse al nivel general de conflicto, que es muy bajo, sino pasar al ataque. Como anarquistas, tenemos una gran experiencia acumulada durante a帽os y a帽os de acci贸n. Golpear y golpear y siempre golpear en peque帽os grupos, individualmente, esta es la 煤nica manera de obtener resultados y con suerte debilitar al 芦enemigo禄. S铆, creo que ha llegado el momento de volver (aunque parezca redundante y nauseabundo) a un lenguaje de guerra, porque es comprensible para todos, porque se帽ala una actitud clara de ataque. Y aqu铆 vuelvo al discurso que nos ocupa, la solidaridad revolucionaria y la situaci贸n en Chile. Una caracter铆stica no menor de ese pa铆s es que la ola de acciones que caracteriz贸 a la llamada 芦Internacional Negra禄 nunca ha cesado. Fermento y acciones que en Chile tambi茅n influyeron en las luchas sociales. Lo mismo, me parece, est谩 ocurriendo en Grecia, donde las acciones se est谩n reanudando cada vez con m谩s claridad y nitidez. Los compa帽eros encarcelados de estos dos pa铆ses han conseguido, gracias a su coherencia, relacionarse con el exterior con un movimiento de lucha. Y lo han hecho de forma l煤cida, rechazando el fanatismo y la rigidez ideol贸gica. Algo que su servidor no ha logrado hacer. Un ejemplo entre muchos de esta sana costumbre es la hermosa respuesta de Francisco y M贸nica a la rigidez semidemocr谩tica que viene de fuera. Me refiero a la distinci贸n esquem谩tica e insultante entre los presos 芦puros禄, 芦nihilistas禄, dignos de solidaridad, y los dem谩s, procedentes de otras experiencias revolucionarias, que hay que ignorar alegremente. Para mi desgracia, tambi茅n he sido incluido entre los 芦puros禄, lo que me ha causado cierto malestar. Por si sirve de algo, mi opini贸n sobre el tema est谩 en total sinton铆a con la de los dos compa帽eros, no podr铆an haber expresado mejor lo que yo tambi茅n pienso. Los compa帽eros chilenos han conseguido algo que los anarquistas dispersos y los presos anarquistas del Estado italiano no hemos podido hacer. Estimular la lucha en el exterior y coordinarla con otros presos mediante palabras de fuego y, sobre todo, hechos. En estos 煤ltimos diez a帽os de encarcelamiento yo y mis compa帽eros m谩s cercanos con todas nuestras limitaciones y contradicciones hemos 芦actuado禄, huelgas de hambre tambi茅n muy duras, diversos da帽os en solidaridad con presos y presas de otros pa铆ses. Hemos escrito, hecho libros, colaborado en peri贸dicos. Por no hablar de las declaraciones y reivindicaciones de acciones en los tribunales, declaraciones m谩s o menos acertadas y coherentes pero todas con la voluntad de comunicar fuerza y coherencia al exterior. Lo que quiero decir con esta perorata es que quiz谩s la 芦crisis禄 que atraviesa el movimiento aqu铆 se deba a la falta de intensidad y difusi贸n de las acciones. La m铆a es una visi贸n 芦simplista禄, puede que las cosas vayan muy bien fuera y mi visi贸n del mundo est茅 distorsionada por la realidad que me toca vivir, pero los s铆ntomas de una especie de crisis, de estancamiento, est谩n todos ah铆.

Buenos compa帽eros enfrentados por asuntos triviales, un aire general de resignaci贸n y confusi贸n, una teor铆a exasperada y 芦sofisticada禄 que se enrolla sobre s铆 misma, haci茅ndose cada vez m谩s incomprensible y descerebrada. Muy tristes 芦juicios p煤blicos禄 contra la falta de 芦coherencia禄 de algunos compa帽eros seguidos de mea-culpas a煤n m谩s tristes. Y luego la nada o casi la nada, pero no hay que desesperar porque en ese 芦casi禄 hay esperanza, hay felicidad y alegr铆a de luchar.

Nada se ha acabado, todo contin煤a, estoy convencido de que veremos grandes trastornos y ser铆a una pena quedarse atr谩s. Hacer como en Chile y Grecia, seguir en el camino de la Internacional Negra de la solidaridad revolucionaria que cruza fronteras y crea mundos. Con todas las imitaciones de nuestra historia, ciertas perspectivas han formado parte de nuestras vidas, y son hijas de experiencias a煤n m谩s lejanas. Los compa帽eros chilenos han sabido relacionarse con el movimiento sin ser sabihondos ni dogm谩ticos, y sin ceder nunca al conflicto ni a la coherencia. Tambi茅n consiguieron ser abiertos y proactivos con los movimientos del exterior y con las distintas asambleas de solidaridad. Sin duda, mi camino ha sido menos proactivo y ha estado plagado de 芦fanfarronadas禄 de sabelotodo. Basta con pensar en mis fuertes cr铆ticas a los directores y mi (soy consciente) inquietante exaltaci贸n de la pr谩ctica del 芦terrorismo禄. Siempre he dado mi opini贸n, tratando de 芦empujar禄, pero en esta 芦obsesi贸n禄 m铆a por relanzar continuamente est谩 la fuerza para seguir adelante, para seguir luchando. Siempre me siento insatisfecho, siempre me parece que no he hecho lo suficiente, y varias veces me he preguntado en estos 11 a帽os 驴qu茅 papel puedo jugar en la lucha como preso anarquista de 芦larga condena禄? 驴S贸lo resistir? Fuera las cosas cambian, mis propios compa帽eros cambian y yo sigo encontr谩ndome en el vientre del Leviat谩n en una especie de limbo. La prudencia nunca ha sido mi punto fuerte. Y cualquier escrito que haga, por muy cutre que sea, conlleva el riesgo de empeorar mi situaci贸n penal (por as铆 decirlo). Ciertamente, no es con un coraz贸n ligero que escribo cada vez, es m谩s bien una necesidad vital para comunicarme con el mundo exterior, y no hacerlo equivaldr铆a a encerrarme a la espera de una liberaci贸n que tal vez nunca se produzca. No cabe duda de que 11 a帽os fuera de los 芦juegos禄 hacen que mi visi贸n de la realidad sea problem谩tica. Hace unos d铆as los censores me enviaron una carta en la que dos compa帽eros (en respuesta a una cr铆tica m铆a, sin duda 芦fuerte禄 sobre la recuperaci贸n de la 芦nueva anarqu铆a禄 por parte del 芦viejo禄 anarquismo insurreccional) se帽alaban (entre otras cosas) que yo hablaba de cosas que no conozco, porque ahora est谩n lejos de m铆. Tendr茅 la oportunidad de responder de forma 芦dura禄 a estos compa帽eros sobre esta mi 芦reivindicaci贸n禄. Pero quiero aprovechar la oportunidad que me han dado para decir que el problema que han planteado estos compa帽eros es m谩s que nunca leg铆timo y tiene cierta concreci贸n.

Todos los compa帽eros que llevan muchos a帽os se hacen esta pregunta tarde o temprano. Los anarquistas nos ponemos inevitablemente de forma individual en relaci贸n con el mundo, en mi caso no tengo una organizaci贸n en la que delegar y confiar la continuaci贸n de mi lucha fuera. Tampoco tengo una clave 煤nica e inoxidable para leer la realidad exterior. Dicho esto, no cabe duda de que avanzo a tientas y que mi 煤nica br煤jula es una cierta intuici贸n dictada por la experiencia. Esto no impide, por supuesto, que cometa errores, aunque siempre trato de sopesar las palabras que utilizo, que soy consciente de que a veces pueden ser desagradables. Pero al fin y al cabo nadie tiene la verdad en el bolsillo, 驴verdad?

En conclusi贸n, creo que la ense帽anza de los compa帽eros presos chilenos est谩 toda en esta frase de M贸nica: 芦la c谩rcel es s贸lo otra forma de entender la lucha, el conflicto antiautoritario no ha terminado para m铆, s贸lo ha cambiado de forma禄.

Siempre por la anarqu铆a

Alfredo Cospito

preso anarquista

del Estado italiano

Aporte de Juan Sorroche para la iniciativa en solidaridad con los presos chilenos celebrada en la Bencivenga ocupada el 26 nov 2021

Hola compa帽ero,

Como contribuci贸n al debate de esta iniciativa, me gustar铆a hacer algunas reflexiones. Son reflexiones que surgen de la relaci贸n con las pr谩cticas compartidas, no s贸lo de palabra, y que creo que es beneficioso criticar de forma constructiva. Estoy convencido de que sin estas intenciones constructivas tiendo a hundirme en mis propios errores y frustraciones. As铆 que creo que estas intenciones fundamentales son fundamentales para el desarrollo, la evoluci贸n, tanto de m铆 mismo como de aquellos con los que me organizo para la lucha. Este es un enfoque v谩lido para el bienestar de uno mismo y del grupo, para las relaciones, para la calidad del hacer, para otra naturaleza y sustancia cualitativa. Otra visi贸n. Un enfoque que no es sin贸nimo de diluir la teor铆a-pr谩ctica ni de confrontaci贸n franca e incluso animada. Este enfoque pretende desarrollar relaciones concretas en la lucha. Las relaciones, como escriben Francisco y M贸nica, como una pr谩ctica de lucha anarquista basada en el choque con la autoridad en un conflicto permanente que tiene como fundamento la libertad individual. El planteamiento de confirmarse y afirmarse positivamente es una forma de crecer y desarrollar, de forma menos amarga-pesimista, la rebeld铆a y la lucha contra todo mi entorno (lo nocivo, lo da帽ino, el enemigo), la ciudad, la sociedad capitalista-estatal: 芦LO NEGATIVO禄. Como anarquista rebelde busco el bienestar, la liberaci贸n, pol铆tica, econ贸mica, social, psicol贸gica, intelectual y espiritual, que no se puede separar de liberarse de esta negatividad autodestructiva que son las relaciones capitalistas-estatales y actuando conscientemente se intenta liberarse de este pesimismo desfavorable en todos los contextos de nuestras vidas-luchas inculcadas por la sociedad capitalista-estatal-colonialista.

Hago esta intervenci贸n porque creo, estoy convencido, que es fundamental hoy, aqu铆 y ahora, una transformaci贸n paradigm谩tica en el trato de las relaciones, de los acercamientos entre compa帽erxs y no s贸lo, con todos y todo. No puedo decir que me solidarizo con la galaxia anarquista en Italia si no la respeto, no puedo llamar a la unidad de prop贸sitos a nivel internacional si luego en la vida y las relaciones no trato de practicarla. Claro que esto no es sencillo ni f谩cil, de hecho, pero creo que hay que ponerlo en pr谩ctica todos los d铆as, si no, de qu茅 sirve.

Me refiero a la negatividad de esta sociedad, de la que formamos parte, al hecho de que nos tratamos y nos relacionamos como nada, cosas, objetos, productos, posesiones, herramientas (de lucha, etc.), todo esto es la base fundamental que sostiene la sociedad, el sistema del capitalismo-estado-colonialismo. La negatividad, la nulidad, el ser objetos, el tratar nuestras interacciones y los dem谩s como objetos son din谩micas que nos han inculcado desde la infancia, por eso tengo que partir de una mirada sobre m铆 mismo, sobre mi ser racista, machista, autoritario, as铆 como sobre el nuevo problema de las relaciones tecnol贸gicas, asumi茅ndolo.

Estos problemas tienen muchas formas y muchas ramificaciones (en mi opini贸n, todas conectadas), problemas complicados de resolver que requerir铆an un an谩lisis profundo y mucha, mucha, lucha. Ahora. No creo que la cuesti贸n pueda resolverse, ni siquiera superficialmente, diciendo: 芦lo haremos m谩s tarde, cuando se produzca la revoluci贸n禄. O que tender hacia estos aspectos de la lucha no es parte de la lucha de clases. Creo que decir esto es una visi贸n estrecha de la lucha de clases. Pero tampoco podemos limitarnos a encerrarnos en 芦nuestras comunidades禄, o a hacer an谩lisis, autoan谩lisis y lidiar con el hecho de ser cosificados, racistas, hom贸fobos, etc. etc. por no pasar a la ofensiva contra la ra铆z general de la lucha: el capitalismo estatal-colonialista. Es necesaria la inclusi贸n de todos los niveles de la vida de la lucha.

Y creo, estoy convencido, que todo esto est谩 en interacci贸n. Por eso tiene que ver con la solidaridad activa, que es de lo que quer铆a hablar al principio del texto. Pero he divagado un poco. El crecimiento de las relaciones y el desarrollo de la solidaridad activa no deben ignorar estos an谩lisis y reflexiones. Al igual que no podemos prescindir de la acci贸n concreta y multiforme que, en la uni贸n de intenciones, intenta transformarse en pr谩cticas de la A a la Z. La multiplicidad es muy cualitativa si se practica de la A a la Z, de lo contrario se vuelve roma. En este sentido, la huelga de hambre planteada por los compa帽eros chilenos fue muy cualitativa, tanto en la multiplicidad de las pr谩cticas como en el esp铆ritu de cohesi贸n y complicidad en la pr谩ctica antiautoritaria, tanto dentro como fuera, y esto es calidad m谩s all谩 del resultado. Esto es lo que hay que mejorar y desarrollar. Porque s茅 que esa lucha no fue el final, sino el principio de las relaciones de solidaridad fraterna. Estoy orgulloso de haber participado en la lucha. Juntos. Aprovecho para enviar un saludo respetuoso y afectuoso a todos los gestos de solidaridad y a las personas que los han puesto en pr谩ctica, aqu铆 en Italia, en 芦su禄 ciudad, como en otros lugares del mundo. Es necesario seguir CREANDO relaciones con el objetivo del desarrollo de la lucha y la galaxia anarquista tanto en Italia, y s茅 que hay enormes dificultades, como a nivel general, a nivel internacional. La solidaridad es una visi贸n que requiere un equilibrio que puesto en pr谩ctica une alqu铆micamente lo universal con lo espec铆fico y viceversa. Las relaciones de Hermandad que se crean en la pr谩ctica concreta, con respeto, con diversidad, el afecto que nace hacia lxs compa帽erxs luchando juntos en solidaridad mutua es calidad y no ret贸rica. Esto no es una opini贸n: es un hecho nacido de la pr谩ctica.

Pero creo que para tener unidad de intenci贸n, tanto a nivel espec铆fico como general, hay que tener primero fuerza de prop贸sito. Creo en la unidad de prop贸sitos (y nunca me cansar茅 de discutirlo con x compa帽eros), pero tiene que darse cuando se est谩 fuerte y preparado, no desprevenido y fr谩gil, buscando la unidad a toda costa. Para la lucha y para liberarse hay que tener tanto caminos, m茅todos y medios, como voluntad, coraje, gran sensibilidad, fe en la lucha anarquista, pasi贸n y creencia en lo que eres y haces, con quien lo haces. Debemos tener una estrategia integral que provenga del an谩lisis de la historia y de las condiciones actuales, hemos visto en la pr谩ctica que s贸lo la voluntad, el coraje y la fe en la lucha no son suficientes. Para no estar desprevenidos, tenemos que organizarnos.

Por lo pronto, los saludo a todos, le mando un saludo solidario a Francisco que he escuchado que tiene un problema de salud, a Boris en Francia tambi茅n: 隆vamos! A Pablo Bahamondes condenado a 15 a帽os, 隆an铆mate! 隆A M贸nica, Marcelo y los compa帽eros chilenos, a Gabriel Pompo da Silva y a todos los compa帽eros presos del mundo! 隆Y a los de afuera que siguen luchando!

SALUD Y ANARQU脥A

Juan Sorroche

C谩rcel de Terni, secci贸n AS2

8/11/2021

FUENTE: INFERNO URBANO

TRADUCCI脫N: ANARQU脥A




Fuente: Anarquia.info