November 25, 2021
De parte de Kurdistan America Latina
206 puntos de vista


Uno de los logros de la Revoluci贸n en Rojava, tambi茅n conocida como la revoluci贸n de las mujeres, es el pueblo de Jinwar, que se inaugur贸 el 25 de noviembre de 2018. Jinwar, que fue construido para crear una vida libre gobernada por mujeres, una econom铆a ecol贸gica, una sociedad sana con compa帽erismo y amor, se encuentra en el oeste del distrito de Dirbesiy锚 de la ciudad de Hesek锚, en el norte y este de Siria.

El proyecto de Jinwar se inici贸 en el invierno de 2016 despu茅s de una discusi贸n a largo plazo con organizaciones relevantes del norte de Siria. Las bases de la aldea fueron colocadas por las mujeres el 10 de marzo de 2017. La puerta de la aldea se abri贸 el 25 de noviembre de 2018. El pueblo es espec铆fico porque solo las mujeres pueden quedarse all铆. Jinwar est谩 rodeada por la hist贸rica colina Gebz y los pueblos de Kerkend, Herba, Et卯艧an y Qeyrawan.

Cuando entras en el pueblo, te fascina la vida construida por las mujeres. Ves casas de adobe y sientes la vida comunitaria. Podemos decir que este lugar es el para铆so de las mujeres en la tierra. Las mujeres trabajan y toman decisiones de forma solidaria. Si quieres trabajo, vida comunitaria, poder y la existencia de las mujeres y la naturaleza, definitivamente deber铆as visitar la aldea de Jinwar.

Si bien todo en el pueblo est谩 inspirado en la historia, el hermel es el s铆mbolo de la fertilidad de la aldea. Hermel, com煤nmente llamada ruda salvaje, es una hierba utilizada en el tratamiento de muchas enfermedades, y tambi茅n se cree que elimina la energ铆a negativa. Los kurdos cuelgan hierbas arom谩ticas en las paredes de sus casas para protegerse del mal.

En esta aldea, las mujeres con diferentes identidades 茅tnicas han construido una vida en com煤n. En el pueblo viven mujeres de Dirbesiy锚, Kobane, Deir Ezzor, Shedad锚, Shengal, Shehba, Sulaymaniyah y Maxmhur.

Al llegar al pueblo, ver谩s un cartel que dice 鈥淗没n bix锚r hatin鈥 (Bienvenidas). Cuando entras, ves casas de adobe. Todas las mujeres del pueblo tienen un deber. Cocinan y comen en casa. Organizan actividades juntas. Todos los ni帽os y las ni帽as de la aldea son criadas por mujeres. Son los hijos y las hijas de todas las mujeres que viven en el pueblo. Los ni帽os y ni帽as van a la escuela primaria de Uveysh y reciben educaci贸n tanto en 谩rabe como en kurdo.

En el pueblo, las mujeres hornean el pan por turnos y utilizan las hierbas medicinales que utilizan en el centro de salud. Las mujeres reciben capacitaci贸n para aprender a preparar medicamentos a base de hierbas, por eso las cultivan en sus jardines. Las mujeres que viven en la aldea son v铆ctimas del sistema dominado por los hombres o perdieron a sus c贸nyuges. Los familiares de las mujeres pueden visitarlas. Pero los hombres no pueden entrar al pueblo. Hablamos con Ruken Rojda, integrante de la junta de Jinwar, sobre la vida en la aldea.

鈥淰ivimos en el siglo XXI  como lo dijo el l铆der Apo (Abullah 脰calan): es un siglo de la revoluci贸n de las mujeres y la voluntad 鈥揳firm贸 Rojda-. La construcci贸n de Jinwar ha llamado la atenci贸n de muchas mujeres y las ha empoderado. Las mujeres no pod铆an expresar sus pensamientos libremente. Al principio, el proyecto de Jinwar tuvo muchos desaf铆os. El pueblo es una respuesta a todos los desaf铆os. Las mujeres que no pueden expresar sus pensamientos pueden venir a este pueblo. Jinwar es el pueblo de la voluntad y la educaci贸n. El pueblo tambi茅n es un modelo peque帽o de la Naci贸n Democr谩tica. El sistema comunal en el pueblo lo demuestra鈥.

El pueblo tiene consejos de Mujeres, de Ni帽os y de Solidaridad. Ruken Rojda nos dijo que tratan de encontrar soluciones juntas a los problemas que enfrentan las mujeres.

Al se帽alar que las mujeres deben conocer su propia historia, Ruken explic贸: 鈥淐uando las mujeres son conscientes de su existencia, pueden fallar las pol铆ticas que intentan aniquilarlas. Debemos amar nuestra feminidad para eliminar las ruinas de la mentalidad patriarcal. Debemos seguir luchando con la ciencia para construir una vida libre, igualitaria y democr谩tica. Despu茅s de todo, la vida existe con la existencia de dos sexos. Ambos g茅neros se complementan. Necesitamos continuar nuestra lucha con mujeres conscientes鈥.

Al enfatizar que las mujeres 谩rabes y kurdas viven juntas en la aldea, Ruken indic贸: 鈥淟a puerta de la aldea est谩 abierta a todas las mujeres. Tenemos una secci贸n reservada para las mujeres que vienen del extranjero para visitar el pueblo e investigar. Estas mujeres quieren aprender el sistema en la aldea para practicarlo en sus propios pa铆ses. Cuando les preguntamos la raz贸n por la que vinieron a la aldea, vemos qu茅 tipo de crueldad enfrentaron. El amor por la vida de las mujeres es asombroso鈥.

鈥淛inwar es la primera aldea de mujeres de Oriente Medio 鈥揳firm贸 Ruken-. Es un espacio para mujeres, que son sometidas a todas las formas de violencia. Cuando las mujeres no eran aceptadas por sus familias, no ten铆an ad贸nde ir. Tuvieron que aceptar la esclavitud. Pero ahora ya no tienen que aceptar la esclavitud. Tienen un lugar adonde ir鈥.

Por 煤ltimo, asever贸 鈥淒ebemos seguir luchando por una vida libre, democr谩tica e igualitaria dondequiera que estemos. Con su solidaridad y unidad, las mujeres pueden crear personalidades libres y democr谩ticas y ser pioneras en la sociedad鈥.

FUENTE: Roj Hozan / JINHA / Traducci贸n y edici贸n: Kurdist谩n Am茅rica Latina

<!–

–>




Fuente: Kurdistanamericalatina.org