July 29, 2021
De parte de SAS Madrid
139 puntos de vista


Consideran que la situación de la Atención Primaria en la Comunidad de Madrid es ya “insostenible” y que es el momento de ir a por todas. Las y los trabajadores de la sanidad pública, agrupados en la Plataforma de Centros de Salud, anuncian un otoño caliente para “conseguir situar a la Atención Primaria al nivel que le corresponde a una autonomía como la madrileña”. Prometen un septiembre cargado de acciones, por lo que han comenzado una recogida de fondos y de fuerzas. Hablamos con Joaquín Villena, portavoz de la agrupación y enfermero en un centro de salud de Getafe, quien afirma que entre las acciones no se descarta una posible huelga.

Desde la Plataformas de Centros de Salud afirmáis que a partir de septiembre vais a ir a por todas ¿Cómo lo vais a hacer?

Tenemos toda una estrategia basada en los siguientes objetivos. Lo primero es concienciar a los trabajadores que hemos de estar unidos todas las categorías juntas y que si queremos mejorar la sanidad pública debemos estar unidos a la población, no podemos ir cada uno a nuestro lado. Tenemos que respetar el papel de cada organización, los sindicatos tienen su labor, defender a los trabajadores, los partidos la suya, gestionar o presionar para que se gestione bien, y las organizaciones civiles la suya.

Pensamos que hay que centrar la lucha en exigir la financiación adecuada de la sanidad. Sin poner más dinero todo lo que pretendamos hacer es parchear. Los parches dan lugar a división y enfrentamientos entre las partes. No puede ser que la comunidad con mayor PIB sea la que menos recursos destine a la sanidad pública. Pero ya sabemos que la presidenta, Isabel Díaz Ayuso, ha apostado por una reducción de impuestos y esto conlleva detraer dinero para los servicios esenciales.

Otra medida tiene que ser cambiar la semántica a utilizar. Usar el término profesionales sanitarios nos trae más perjuicios que beneficios, se pierde la conciencia de trabajador. En un centro de salud, no todo el mundo es profesional sanitario, estamos descartando a un montón de trabajadores. Recuperar la conciencia de trabajador nos hará unirnos todos.

No hay que olvidarse también de que somos empleados públicos, personal estatutario asimilado a funcionarios públicos que nos regimos por normativas propias, el Estatuto Básico del Empleado Público, EBEP y el Estatuto Marco del personal estatutario de los servicios de salud, EM. Hay políticos que defienden que debemos ser personal laboral de acuerdo al artículo 1.3 del Estatuto de los trabajadores; hacer esto supondría rebajar las garantías que pueda tener la población. Un empleado público tiene derechos (art.14 EBEP), que no tiene el personal laboral del Estatuto de los Trabajadores. Un empleado público puede hacer una crítica mientras el personal laboral puede ir de patitas en la calle. Son garantías para el ciudadano. Nuestros propios estatutos recogen que tenemos la obligación de denunciar y poner en conocimiento de las autoridades competentes cualquier deficiencia del servicio: por la vía interna y ante la opinión pública (Art. 52 a 54 del EBEP y art. 19 del EM).

Pretendéis sensibilizar a la gente

Una parte importante va a ser una campaña de sensibilización.  Es muy importante influir en la sociedad para que sean ellos los que exijan una sanidad pública de calidad.

Madrid es la comunidad que más porcentaje destina a la atención hospitalaria frente a la primaria y esto hay que revertirlo.

Además siempre nos cuesta mucho a los trabajadores de Atención Primaria decir que el modelo sanitario basado en el hospitalocentrismo hay que cambiarlo. El modelo debe de ser primarista, pero nos cuesta decirlo porque tenemos cierto miedo a molestar a la gente del hospital. Madrid es la comunidad que más porcentaje destina  a la atención hospitalaria frente a la primaria y esto hay que revertirlo.

También tenemos que cambiar la manera en la que protestamos. Si seguimos haciendo siempre lo mismo, el resultado va a ser siempre el mismo. Proponemos unos cambios a nivel de concienciación pero hay otros: incorporar a la lucha a los mandos intermedios. Los ejecutores de los altos cargos que se convierten en colaboradores necesarios, son tan culpables como los que provocan estas normas. Queremos tratar de ponerlos en evidencia y que la gente los pueda señalar. Hasta ahora estos mandos, una gran mayoría, son bastante sumisos.

Las protestas también hay que cambiarlas, siempre las enfocamos a la presidenta y al consejero y nos hemos dejado de por medio a las direcciones asistenciales, que en Madrid hay siete. Cambiar un poco la diana a la que vamos a disparar. Y hacer movilizaciones específicas de Atención Primaria.

Necesitáis una caja de resistencia y estáis recaudando fondos. Y os ha sorprendido la reacción de la gente

No es una caja de resistencia como tal, se trata de tener medios con los que poder llevar a cabo determinadas campañas. No tenemos cuotas, no somos un sindicato, lo que hemos empezado a hacer es para comprar carteles, pegatinas, pancartas, equipos de sonido…

Poníamos una cantidad simbólica por donante, unos cinco euros. Y nos ha sorprendido que casi todas las donaciones son mayores de 5 euros. Hay donaciones de 10, de 20 y algunas de 50 o más. Esto se abrió no solo a los trabajadores sino también a los usuarios. Y la población está respondiendo.

En los pocos días que llevamos recaudando (una semana) ya hemos superado las expectativas que teníamos y nos hemos planteado parar. Fue ponerla en marcha y en el instante empezar a recibir donativos, por parte de los trabajadores y de la población y no se ha difundido más allá de Whats App. Esto nos anima mucho.

Cuáles son los principales problemas de la Atención Primaria en Madrid

Desde el gobierno de la Comunidad de Madrid no es que no crean en la Atención Primaria, el problema es que ellos tienen una estrategia inicial que es acabar con ella. Cuanto menos servicio público haya, más privada será. Intentaron conseguir esto por la vía rápida, a través de la privatización de hospitales y el 10% de los centros de salud en 2012-13, hubo una respuesta ciudadana y gracias a la presión en la calle, los jueces paralizaron la forma en la que se intentaba hacer la privatización. Y esto hizo que Javier Fernández Lasquetty— antaño consejero de Sanidad y hoy consejero de Hacienda— tuviera que dimitir, cada vez con menos seguidores dentro del PP, su partido. Y esto que funcionó en 2012 pensamos que por qué no va a funcionar otra vez.

Estamos en un escenario parecido a 2012, cuando se intentaron los planes privatizadores de Lasquetty.  Ahora quieren acabar con la Atención Primaria de una forma más subliminal. Quieren reducirla a cero.

¿Estamos igual que en 2012, con la amenaza de la privatización sobrevolando la sanidad pública?

Efectivamente, estamos en un escenario parecido al de los planes privatizadores de Lasquetty.  Ahora quieren acabar con la Atención Primaria de una forma más subliminal. Quieren reducir la Atención Primaria a cero para poder derivar los recursos que deberían ir a lo público a la privada.

Lo estamos viendo con las vacunas, ya no se permiten poner primeras dosis en los centros de salud pero la privada se está hinchando a vacunar. Nosotros estamos diciendo desde el primer momento que queremos vacunar y en ningún momento han demostrado voluntad para que vacunemos desde los centros de salud. Y mientras un millón de dosis guardadas en el frigorífico. Ayuso no quiere que el posible éxito de la vacunación se lo anoten los centros de salud. Necesitan demostrar a la población que la Atención Primaria no funciona para poder prescindir de ella y demostrar que no funciona. Solo falta la puntilla para acabar con la primaria.

Y hay un problema grande de profesionales

Las condiciones laborales de los médicos son las peores de toda España, no solo en retribución sino en tipología de contratos. Contratan a un médico por días, cada día para un centro de salud. Dicen que no hay profesionales; primero fueron los pediatras, luego los médicos y ahora tampoco hay enfermeros y enfermeras en la bolsa. Pero, ¿por qué no los hay? Porque tú te has encargado de expulsarlos. Hay profesionales sanitarios costeados por España trabajando en muchos países de Europa.

Las condiciones laborales de los médicos son las peores de toda España, no solo en retribución sino en tipología de contratos.

Yo pertenezco a un centro de salud de Getafe y llevamos años en los que en ningún momento ha estado la plantilla al 100% en pediatras y médicos y ahora estamos empezando en esta situación los enfermeros. A los enfermeros nunca se nos había permitido doblar y ahora han reconocido que no hay nadie en la bolsa y nos permiten doblar, hacer dos turnos.

Habéis participado en dos encierros en gerencia en Atención Primaria. Conseguisteis reuniros con máximos responsables ¿Habéis conseguido que se comprometan a algo?

No, ellos a lo único que se han dedicado es a echar balones fuera. Todo depende de la consejería de Hacienda capitaneada curiosamente por Fernández Lasquetty. Todo depende de ese señor, no decide el consejero de Sanidad sino el de Hacienda, que es el que está manejando toda la política de la CAM.

Reconocen los problemas pero no pueden hacer nada, entonces lo que tienen que hacer es irse a su casa y los que sean médicos que se pongan a trabajar en los centros de salud.

Hacer huelga está entre vuestros objetivos

Sí, claro que sí. Una medida como esta es de las últimas pero está dentro de las posibilidades de presión. La idea es cambiar el concepto de huelga en los servicios esenciales. No es lo mismo hacer huelga en una fábrica que en Atención Primaria.

Existe la idea equivocada de que la huelga se hace contra la población. Aquí el objetivo no es perjudicar a la población, es poner en evidencia a los políticos de turno. No es hacer una huelga contra la población sino con la población y trabajar en la medida de presión de forma conjunta. De tal manera que sea la población la que exija a los políticos.

Otro error del planteamiento de las huelgas son los servicios mínimos, que las últimas convocadas tenían unos servicios mínimos del 95%. Esto desanima a los trabajadores. Hay que darle una vuelta a eso y ver lo positivo que pongan los servicios mínimos, pues genera menos costo para los trabajadores y más tiempo podrán estar de huelga. Si pudiéramos hacer huelga el 100% un mes sería dejar de percibir un mes de sueldo. Pero si ponen unos servicios mínimos, si lo organizas bien y lo repartes entre los trabajadores solo habrías perdido el 30% al acabar el mes y puedes mantener la huelga cuatro meses en lugar de uno.

La Comunidad de Madrid ponía de servicios mínimos al personal fijo. ¿Quién podía hacer huelga? El personal no fijo y esta gente no hace huelga porque tienen miedo a que no les contraten más.

Otra cosa a tener en cuenta es que la Comunidad de Madrid ponía de servicios mínimos al personal fijo. ¿Quién podía hacer huelga? El personal no fijo, esta gente no hace huelga porque tienen miedo a que no les contraten más. Son los que menos estabilidad tienen y menos seguridad tienen en el trabajo, son más jóvenes, necesitan trabajar para puntuar y situarse en las bolsas. Ellos sabían que poniendo a esa gente de mínimos no iban a hacer huelga. Pero lo que hay que saber es que la ley permite cambiar los servicios mínimos y que sea el centro de salud el que los organice.

Otra posibilidad sería retomar la vía de los encierros que ya funcionó en 2012. Todas estas medidas no tendrían mucho sentido si no somos capaces de visibilizarlas. Y a ello nos pondremos en septiembre.

Enlace relacionado ElSaltoDiario.com (28/07/2021).




Fuente: Sasmadrid.org