June 16, 2021
De parte de Kurdistan America Latina
169 puntos de vista


El 23 de abril de 2021, Turqu铆a inici贸 una operaci贸n militar transfronteriza en la regi贸n iraqu铆 de Kurdist谩n, la trig茅sima tercera vez en la zona, desde 1983. Estas operaciones turcas, en las 煤ltimas cuatro d茅cadas, han matado a m谩s de 40.000 personas en ambos lados de la frontera, forz贸 el abandono de 5.000 aldeas y desplaz贸 a cinco millones de personas. En 2015, las operaciones anti-kurdas en Turqu铆a destruyeron diez ciudades. El ej茅rcito turco ahora regularmente arrasa olivares y bosques. En cada operaci贸n, Turqu铆a promete eliminar al Partido de los Trabajadores de Kurdist谩n (PKK), pero nunca lo hace. Todo lo que logran las operaciones militares es desestabilizar a煤n m谩s la regi贸n y aumentar la agon铆a del pueblo kurdo dividido entre Turqu铆a, Irak, Ir谩n y Siria.

La operaci贸n m谩s reciente ha obligado a miles de personas a huir de sus aldeas. Se han vaciado 38 aldeas, incluidas algunas cristianas y yezid铆es. Las fuerzas turcas han destruido jardines y granjas que han pertenecido a las mismas familias durante generaciones. Si bien ni el gobierno iraqu铆 ni el gobierno regional de Kurdist谩n han contrarrestado la agresi贸n turca, algunos luchadores por la libertad kurdos defienden su tierra. Turqu铆a ha utilizado 13 veces gas (qu铆mico) para atravesar las l铆neas de defensa, lo que ha llevado a la masacre de decenas de nuestros camaradas. Tambi茅n ha desplegado, desde Libia, Siria y Nagorno-Karabaj, cientos de sus mercenarios yihadistas aliados.

El objetivo de Turqu铆a nunca ha sido sus 鈥減reocupaciones leg铆timas de seguridad鈥. M谩s bien, limpia 茅ticamente la regi贸n que toma y reasenta a los milicianos aliados y a sus familias en una tierra limpia de kurdos, cristianos y yezid铆es. No es casualidad que la 煤ltima operaci贸n turca comenz贸 tan s贸lo unas horas antes del 106潞 aniversario del Genocidio Armenio, y que entre sus v铆ctimas est谩n los descendientes de los sobrevivientes que se refugiaron en las monta帽as. Erdogan reconoci贸 efectivamente este plan en la Asamblea General de la ONU de 2019.

La cuesti贸n kurda tiene ra铆ces hist贸ricas, pol铆ticas y sociales. Al mismo tiempo, es una cuesti贸n humanitaria. Las potencias globales y los estados regionales no deber铆an sacrificar a los kurdos por ganancias a corto plazo en sus relaciones con Turqu铆a. La cuesti贸n kurda es una prueba de fuego para todos aquellos que afirman que se preocupan por los derechos humanos, la libertad y la democracia. El presidente Joe Biden ha dicho que respeta los derechos humanos, pero su reuni贸n durante la Cumbre de la OTAN con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha hecho poco para promover los derechos humanos y mucho para encubrir los continuos abusos de Erdogan.

Nuestro l铆der encarcelado Abdullah 脰calan ha propuesto una serie de soluciones que podr铆an llevar la paz a todas las partes dentro de las fronteras existentes de la regi贸n. En efecto, se ha convertido en un Nelson Mandela del siglo XXI, mientras Erdogan se ha convertido en una versi贸n moderna de PW Botha (Pieter Willem Botha, ex primer ministro de la Sud谩frica del apartheid).

La OTAN parece haber desperdiciado su oportunidad m谩s reciente de enfrentarse a Erdogan. El apaciguamiento no llevar谩 a Erdogan a abandonar sus agresivas pol铆ticas regionales y sus sue帽os neo-otomanos; s贸lo la claridad moral y la justicia hist贸rica lo har谩n.

FUENTE: Zagros Hiwa (portavoz del PKK) / 19fortyfive / Traducci贸n y edici贸n: Kurdist谩n Am茅rica Latina

<!–

–>




Fuente: Kurdistanamericalatina.org