October 17, 2021
De parte de Amor Y Rabia
335 puntos de vista


por Rafael Rodr铆guez Cruz

John Brown y un grupo de ciudadanos negros libres impulsaron en 1859 la idea de una insurrecci贸n armada en contra de la esclavitud.

Hace m谩s de siglo y medio, el 2 de diciembre de 1859, el gobierno de Estados Unidos ejecut贸 vilmente al abolicionista John Brown, uno de los personajes pol铆ticos m谩s significativos en la historia de las luchas progresistas de Estados Unidos. Brown, quien naci贸 en Torrington, Connecticut, es conocido, entre otras cosas, por sus v铆nculos ideol贸gicos y pol铆ticos con la ciudad de Springfield, Massachusetts, residencia hoy de decenas de miles de negros y boricuas pobres. De hecho, no muy lejos de donde vivo, en el n煤cleo de la comunidad negra de este pueblo, est谩 todav铆a la iglesia en que 茅l y un grupo de ciudadanos negros libres impulsaron en 1859 la idea, casi jacobina, de una insurrecci贸n armada en contra de la esclavitud.

Efectivamente, fue en Springfield, Massachusetts, que Brown, un blanco descendiente de un revolucionario de la guerra de independencia, vincul贸 su vida a la idea de una organizaci贸n de resistencia armada a la esclavitud. Lo que enlaza su pensamiento a la tradici贸n jacobina de Francia y Hait铆, es que 茅l cre铆a en la emancipaci贸n de los esclavos por la v铆a de una insurrecci贸n armada en el coraz贸n mismo de los estados esclavistas. Nada como eso se hab铆a dado en Estados Unidos, ni siquiera alrededor de la lucha en contra de Inglaterra: el levantamiento insurreccional de los m谩s oprimidos en contra de la clase dominante en el sur. No en balde Slavoj 沤i啪ek admira tanto a Brown.

John Brown vivi贸 en Springfield entre 1846 y 1849. La ciudad hab铆a sido desde finales del siglo XVIII un santuario para la poblaci贸n negra que hu铆a de la esclavitud. En 1849, Brown se muda a Nueva York con la idea de promover en ese estado la proliferaci贸n de ciudades santuarios, como Springfield. Pero en eso llega la ley federal de esclavos fugitivos de 1850. Bajo esta, todos los estados de la naci贸n (incluyendo los del norte) quedaban obligados a cooperar en la captura de esclavos fugitivos. Brown regresa enseguida a Springfield para organizar la resistencia no legal a los cazadores de esclavos. La organizaci贸n que crea, junto a la comunidad de negros de la ciudad, fue bautizada como la Liga de Galaaditas, en referencia al pasaje de la Biblia en que los jud铆os se organizan en una guardia o milicia para la autodefensa de los vados del Jord谩n (Jueces 12:5). El resultado es que, en Springfield, en la misma parada del tren que he tomado cantidad de veces, era com煤n ver en 1850 grupos de negros libres armados que preven铆an la entrada de los cazadores de esclavos fugitivos. Bajo la ley federal, la Liga era una organizaci贸n ilegal, una milicia o tropa antiesclavista, integrada por ciudadanos blancos y negros resistiendo el poder federal y en defensa de los negros.

En 1859 Brown dio el paso definitivo para la realizaci贸n de sus ideales: la toma de la armer铆a federal de Harpers Ferry en Virginia. Los datos son conocidos: El 16 de octubre de 1859, un grupo conformado por 5 hombres negros y 17 blancos, bajo el mando de Brown, tomaron control del segundo dep贸sito de armas m谩s grande de la naci贸n. La idea era, precisamente, tomar las armas y distribuirlas, para dar inicio a una rebeli贸n masiva de esclavos armados. El plan fracas贸, pues el norte y el sur se unieron para derrotarlo. Al d铆a siguiente, tropas federales (casi todas de Massachusetts) pusieron fin al operativo. Diez personas, incluyendo los dos hijos de Brown y un soldado federal, perdieron la vida. Brown fue capturado con vida y enjuiciado por tres cargos: asesinato, incitaci贸n a rebeli贸n de esclavos y traici贸n en contra del estado de Virginia. Fue encontrado culpable y condenado a muerte.

Resulta ir贸nico que el verdugo de John Brown fuera Robert E. Lee, el general sure帽o que vendr铆a a dirigir las tropas secesionistas durante la Guerra Civil. En defensa del r茅gimen de la esclavitud, este provoc贸 la muerte de m谩s de medio mill贸n de personas. Lee, y el otro criminal sanguinario que estuvo envuelto en las operaciones militares del sur, el general de caballer铆a Jeb Stuart, solo se detuvieron cuando Lincoln nombr贸 a Sherman para dirigir las tropas del norte. En lugar de la insurrecci贸n armada de esclavos que propon铆a Brown, el norte termin贸 desplegando una gigantesca fuerza militar, que, al igual que el sur, fue sanguinaria en sus m茅todos.

No solo la del sur, sino buena parte de la prensa liberal del noreste, critic贸 en 1859 la decisi贸n de Brown de recurrir a la violencia para poner fin a la esclavitud. La alternativa, dec铆an muchos pol铆ticos liberales, era esperar a que la opini贸n p煤blica evolucionara en contra de la esclavitud. Lo tildaron de lun谩tico, fan谩tico e irrealista.

Parad贸jicamente, la voz m谩s autoritativa que sali贸 en defensa de las virtudes de John Brown fue Henry David Thoreau, gestor originario de la desobediencia civil pac铆fica.

En un discurso pronunciado en Concord, Massachusetts, el 30 de octubre de 1859, Thoreau expres贸 su simpat铆a y admiraci贸n por John Brown. Incluso fue m谩s all谩 y lo compar贸 con Cristo, condenando a sus verdugos con un lenguaje fuerte: 芦Ustedes que pretenden importarles el Cristo crucificado, consideren lo que est谩n a punto de hacerle al que se ofreci贸 para ser el salvador de millones de personas禄. Despu茅s de elogiar los principios, valent铆a y devoci贸n al humanismo del condenando a muerte, Thoreau hizo una plegaria no por la vida de Brown, sino por sus virtudes: 芦No arguyo por su vida, sino por su car谩cter, por su inmortalidad禄. Imposible no ver aqu铆 un eco, sin duda no intencional, de la vida y pensamiento de Maximilien Robespierre. Brown fue tambi茅n una chispa de 芦divinidad禄 hecha acci贸n radical y de milicia a favor de los oprimidos. Al respecto nos dice 沤i啪ek: 芦John Brown es la figura pol铆tica clave en la historia de Estados Unidos: en su fervientemente cristianismo y abolicionismo radical, 茅l es quien ha estado m谩s cerca de introducir la l贸gica del jacobinismo en el escenario pol铆tico de Estados Unidos禄.

REFERENCIAS:

鈥 Dubois, W. E. B. John Brown. (1909). John Brown. Philadelphia: George Jacobs Publishers.

鈥 Thoreau, David (1859). A Plea for John Brown. (Internet)

鈥 沤i啪ek, Slavoj. (2017). Robespierre. London: Verso, 2017.

Este texto es parte de un dossier sobre Thoreau publicado en el n煤mero 35 de la revista Desde el Confinamiento, que puede descargarse gratuitamente aqu铆. Una introducci贸n puede leerse aqu铆.



Fuente: Noticiasayr.blogspot.com